El Amarna

Colección de artículos sobre filosofía primordial, sophia perennis, ocultismo, esoterismo, geometría sagrada, mitología, historia oculta y misticismo.

Archive for the ‘Reencarnación’ Category

INMORTALIDAD

Posted by cosmoxenus en 15 marzo 2009

 

Por José Schlosser

De su libro “Cosmos e Inmortalidad”

Hemos dedicado los Trazados anteriores al Macrocosmos. Dediquémonos ahora al Microcosmos y veamos lo que hay dentro de ese Todo representado por una esfera cósmica.

¿DE QUÉ ESTÁ COMPUESTO EL UNIVERSO?

Aristóteles creía que el Universo estaba formado por materia y por fuerzas: agua y tierra, que tendían a bajar; fuego y aire, que tendían a subir. Agregaba que la materia era divisible ¿En qué partes? El no lo sabía. Demócrito usó por primera vez la palabra ATOMO (indivisible) y sostuvo que al llegar a él, la materia ya no era divisible. Recién en 1911 Rutherford demostró que el átomo estaba formado por un núcleo positivo y electrones que giran a su alrededor. En 1932 Chadwik descubrió que el núcleo positivo lo forman protones positivos y neutrones sin carga. En 1969 Murray Gell-Mann nos dijo que los protones y neutrones los formaban partículas más pequeñas, los QUARKS. (1996: Investigadores del Laboratorio Fermi, Illinois, USA, creen haber encontrado en su Acelerador de Partículas, unidades "sub-quárkicas". Esta podría ser una nueva revolución en las teorías referentes al origen de la materia en el Universo).

Hoy, la Hipótesis Cuántica, la Teoría de la Incertidumbre y la combinación de ambas en las Teorías de la Mecánica Cuántica, nos llevan a la conclusión de que el mundo ya no se puede describir como una combinación de partículas y ondas, sino que ambas son de la misma naturaleza. Es más: en los últimos, años la física tiende a formalizan a los "quarks", a identificarlos con cuerdas virtuales, a través de las cuales pasa la vibración, las ondas de la energía, esencia tanto de la materia como de las fuerzas interactuantes. Todo en el Universo se reduciría a ondas y si se conoce el estado de una onda en un instante determinado, podremos predecir su comportamiento en cualquier otro instante. Dirac por su parte llevó a la ciencia a concluir que cada partícula tiene su antipartícula con la que puede aniquilarse. Volvamos a una imagen del Universo formada por implosiones y explosiones sucesivas, en un ciclo esférico perenne.

LA ESFERA DE UN SOLO POLO

La propuesta original que aquí hago es la de que, en el punto de la esfera cósmica donde se ubica el BIG BANG pudo haber habido un instante en el que los "quarks" se unieran con los "antiquarks" y se anularan mutuamente, como si se tratara de valores eléctricos negativos y positivos cuyas sumas se compensan y neutralizan. Debería haber pues un instante de Nada, que coincide con el principio del Todo. Y si así fuera, la conclusión de mi propuesta lleva a corregir la imagen de la esfera cósmica con dos polos, uno el BIG BANG y el otro el BIG CRUNCH, para visualizarla como una esfera con un solo polo ambivalente en el que coexistirían ambos fenómenos, el BIG BANG junto con el BIG CRUNCH. (Ver carta a Hawking 1 y luego la ilustración siguiente.)

1 CARTA A STEPHEN W. HAWKING

Prof. Stephen W.Hawking Cátedra de Matemáticas "Lucasian" Universidad de Cambridge Gran Bretaña

Ramat Gan, 2. de febrero de 1992

De mi mayor consideración: Soy un uruguayo, hay ciudadano israelí, dedicado al estudio de temas humanísticos. Sin embargo, para esbozar una teoría personal sobre La existencia de Dios y La inmortalidad del alma con base científica, tuve el placer intelectual de estudiar a fonda su libro "A BRIEF HISTORY OF TIME".

El hecho de que el mundo entero lo haya alabado no me impide transmitirle mi modesto agradecimiento por haber abierto mi mente a un mundo desconocido y apasionante. Pero mi interés aquí no es sólo reconocer su genio, sino además atreverme a agregar una propuesta original, que entiendo soluciona las contradicciones existentes en La Teoría Cuántica de La Gravedad, aplicada al origen del Universo: Ud. explica que La solución es considerar La ecuación Espacio-Tiempo como una esfera en La que no existirían fronteras y por lo tanto tampoco singularidades. Tanto en el Polo Norte, – donde Ud. ubica el Big Bang, – como en el Polo Sur, – donde Ud. ubica el Big Crunch, – las leyes generales subsistirían.

He tenido el gran atrevimiento de pensar que encontré una contradicción en esta Teoría: Después de producido el Big Bang, el Universo comienza a expandirse. ¿Hasta dónde? Siguiendo su representación gráfica, La expansión podría llegar hasta el Ecuador, pues de allí en adelante comenzaría a contraerse, – ordenadamente, – hasta llegar finalmente al Big Crunch, ubicado gráficamente en el Polo Sur.

¿Pero qué pasa en este caso con la FLECHA DEL TIEMPO? Ella, por definición, siempre debe apuntar al futuro. Pero en esta representación esférica, al llegar al Ecuador, – y comenzar el proceso de implosión, – la Flecha Cosmológica y La Flecha Termodinámica, deben invertirse, cambiar de sentido. Porque su sentido hacia abajo sólo se justifica mientras haya expansión, mientras aumente la entropía y el desorden. Ud. dice que ello no es necesariamente así, porque la existencia de seres inteligentes sólo es posible en la fase expansiva, según el Principio Antrópico débil. Pero lo invito a pensar en otra posibilidad. Propongamos que el Big Bang y el Big Crunch coinciden, coexisten en el mismo punto de la esfera, en el Polo Norte. En ese caso, La etapa contractiva no comenzaría en el Ecuador, sino en el Polo Sur. Par lo tanto, las Flechas Termodinámica, Psicológica y Cosmológica no deberían invertirse: seguirían una Iínea recta geodésica, que circunvalaría

La esfera, sin cambiar de sentido. Naturalmente, al pasar por el Polo Sur, comenzaría a apuntar hacia arriba, pero sin haberse invertido. Esto nos liberaría de la necesidad de aplicar los Principios Antrópicos, tanto el débil como el fuerte.

Con su eliminación, también dejaría de existir la limitación que ello nos impone, de pensar en el Universo como función del Hombre. Los Principios Antrópicos consideran al Hombre como factor condicionante. Si los eliminamos, – y mi atrevida Teoría lo permite, – el Hombre sería una consecuencia y no un generador. Y con ello nuestra mente podría concebir al Universo en su infinita proporción, sin limitarlo o condicionarlo a la existencia de Seres Inteligentes. Finalmente: ¿como es que el Big Bang y el Big Crunch coexistirían en un mismo punto de la esfera? Mi propuesta es la siguiente: en el punto de la esfera cósmica donde se ubica el Big Bang, – el superior, – pudo haber habido un instante en el que los quarks se unieran con los "anti-quarks" y se anularan mutuamente, como si se tratara de valores eléctricos positivos y negativos, cuyas sumas se compensan y neutralizan. Debería haber allí pues, un instante de Nada, coincidente con el principio del Todo. Y así se daría en la esfera un solo punto.

Y con ese punto único se explicaría como dentro de la Nada, en el cual ya esta inmerso el Todo, se mantiene existente el Principio Universal. Es mas: este punto de Todo-Nada es perenne y sigue manteniéndose en todo el proceso de expansión y contracción sucesivas. ¿Cómo? Porque la suma total de la energía del Universo es siempre cero. Expliquémonos: la materia, formada por partículas reales, tiene energía positiva. Pero cada quark real, – aquellos que forman la materia real, – esta atrayéndose a sí mismo, por su gravedad intrínseca. Este campo gravitatorio tiene energía negativa, de igual intensidad que la energía positiva que forma la materia. Ambas energías se igualan pues permanentemente y esto es lo que constituye en definitiva el Gran Principio Universal, el Gran Equilibrio del Todo. Hasta aquí mis modestas lucubraciones. Si ellas tienen algún interés para usted, todo mi propósito esta cumplido.

Reciba Ud. las expresiones de mi admiración por su persona y por su genio científico.

Atte.

José Schlosser

Esta hipótesis permitiría explicar cómo dentro de la Nada, en la cual ya está inmerso el Todo, se mantiene existente el Principio del Universo. También permitiría solucionar el problema que plantea la coordinación de la imagen del Universo esférico con la FLECHA TERMODINAMICA DEL TIEMPO: Si aceptamos la esfera con dos polos, desde el momento del BIG BANG el Universo comienza a expandirse y la flecha sigue la dirección de esa expansión. Pero ello solo es posible hasta el ecuador, porque allí el universo debería comenzar a contraerse y en consecuencia la flecha debería cambiar de sentido. Al aceptarse mi propuesta, la flecha no cambia de sentido al llegar al polo sur, sino que al seguir la línea recta geodésica y pasar por ese punto, sigue el mismo sentido, solo que por el lado contrario de la esfera, lo que regulariza el proceso del Universo, al seguirse cumpliendo las Leyes de la Termodinámica.

EL UNIVERSO ES CERO

Pero no sólo en ese instante crucial del Todo y Nada ocurre que la suma total de energía del Universo es "0". Esto, aunque difícil de imaginar, es el resultado permanente de la interacción entre las fuerzas universales? ¿Cómo? Porque la materia, formada por partículas reales, tiene energía positiva. Pero cada Quark real, de aquellos que forman la materia real, está atrayéndose a sí mismo, por su gravedad intrínseca. Este campo gravitatorio tiene energía negativa de igual intensidad que la energía positiva que forma la materia. Por lo tanto, aún hoy existimos en un Todo que es Nada, como consecuencia del equilibrio entre partículas y antipartículas.

¿CÓMO ES QUE SIN EMBARGO EXISTIMOS EN UN TODO?

¿Cómo se desarrolla el Universo? El desarrollo se explica pon un principio matemático:

2 × 0 = 0 también -2 × 0 = 0

En consecuencia, partiendo de esa Nada, puede comenzar a multiplicarse la materia y por lo tanto también la gravedad negativa, sin violar la ley de la conservación de la energía: al duplicarse la materia, por expansión del Universo, también se duplica la energía gravitatoria negativa, por lo que la suma de energía total sigue siendo 0.

Algo para meditar al respecto: 1. – Si aceptamos la teoría de que la energía total del Universo es cero. 2. – Si nosotros somos parte de ese Universo y por lo tanto somos la suma de materia y energía. 3. – ¿Somos pues nada? ¿Somos una ilusión? ¿Somos una ilusión dentro de una total ilusión?

Ahora, volvamos a la Esfera Total. Si el Todo es en sí mismo el G:.A:.D:.U:., todopoderoso, infinito, esencial, ¿qué es lo que subsiste en ese instante de cero absoluto, cuando coinciden el fin del CRUNCH y el principio del BANG? Sólo puede existir una Voluntad de crear, un instinto genético, una vibración espiritual cuya potencia se traducirá finalmente en luz y esta a su vez en materia, tal como lo idealizamos antes.

Actualización para relacionar este material con el Acelerador de Partículas:

¿Los sabios que construyeron y ahora manejan el LHC están sustituyendo esa “Voluntad de Crear”? La escalada por hacerlo comenzó por la clonación, constituida hoy en la más sencilla de las operaciones de laboratorio: su conversión en hechos seguramente ya se está practicando en algún sofisticado y neo-alquímico recinto escondido del conocimiento público. Nuestra pasión por conocer la verdad sobre el origen de la materia sólo será legítima si con los secretos que descubramos seamos capaces de erradicar del mundo parte del dolor, la miseria, y los esquizofrénicos intentos de dominio del hombre por el hombre.

¿CUÁL ES EL LUGAR DEL HOMBRE DENTRO DEL TODO AUTOSUFICIENTE? 

Lo maravilloso del Universo es que sus valores de materia y energía, parecen haber sido ajustados sutilmente para hacen posible el desarrollo de la vida y dentro de la misma para la existencia del hombre. ¿Podemos concluir de aquí que el hálito genético inicial tuvo objetivos ya fijados desde el momento de la creación? Mi respuesta personal es que sí, porque los hechos en la naturaleza, en el Universo, no ocurren en forma arbitraria, sino que reflejan un orden ("Dios no juega a los dados", dijo Einstein). No es aceptable que el objetivo no exista si se fijaron leyes inmutables y ordenadas que conducen al mismo. Por lo tanto el objetivo existe, el Gran Plan funciona y el Hálito Inicial es su única explicación.

¿POR QUÉ EL UNIVERSO ES COMO LO VEMOS?

Hay un principio fisico-filosófico, llamado el de la Antropía, que nos permite dar una respuesta: vemos al Universo en la forma que es porque nosotros existimos. Si no existiéramos, no lo veríamos. Y si el Universo fuera distinto, nosotros no existiríamos tal como somos hoy. Par lo tanto, el hombre es a la vez parte del proceso y objetivo del mismo.

ENTONCES ¿HAY RELACIÓN ENTRE EL GRAN HÁLITO INICIAL Y EL HOMBRE TAL COMO EXISTE?

Si volvemos a la referencia de que el TODO/NADA original contenía en Sí mismo materia y antimateria. Si aceptamos también que de allí surgió el Universo evolucionado y dentro de él, nosotros. Entonces deberemos concluir que en nosotros existe parte de ese TODO/NADA original, pues todo lo que se formó a partir de él, es autogenerado. Ahora bien: vimos que en el TODO/NADA hubo materia y energía. Entonces, también nosotros estamos formados par iguales componentes. Por lo tanto nuestro cuerpo es materia cósmica y nuestro espíritu es fuerza original.  

PERO EL HOMBRE ES MORTAL ¿QUÉ PASA CON ÉL (materia + espíritu) AL MORIR SU CUERPO?

El cuerpo está formado por moléculas de CHON, – carbono, hidrogeno, oxigeno y nitrógeno. En su origen ellas formaron células, cuya aptitud era dominar el entorno: hace 3000 millones

de años éramos microorganismos esparcidos pon el mar. Un real paraíso donde un día esos microorganismos aprendieron a usar la energía solar, la verdadera manzana de la sabiduría. Y hace 500 mil años aparecieron los primeros peces. Y hace solo 100 mil años apareció el hombre, un joven recién llegado a la vida cósmica. Y el cuerpo de ese hombre, al morir, se transforma, y la materia de sus células pasan a formar parte del gran proceso de constante evolución que sufre la materia. No desaparece. De esta materia estamos formados. Vimos antes que toda materia en la naturaleza logra su equilibrio existencial mediante la fuerza compensadora. Si el hombre es materia más espíritu, y la materia subsiste, el espíritu tampoco puede desaparecer, porque debe guardarse el equilibrio. Y entonces, se nos plantea el gran interrogante.

¿ES POSIBLE QUE EL ESPÍRITU CONSERVE SU IDENTIDAD?

Otra vez, mi respuesta personal: si, basándonos en la Teoría del Espín y en el Principio de la exclusión de Pauli: El Espín es una propiedad de las partículas, – ya sean estas quarks o cuerdas, – por cuya propiedad cada partícula adquiere su identidad. En forma muy burda: hay partículas que tienen Espín 1/2 y se identifican, se ven, se presentan como la materia del Universo. Y hay partículas con Espín 0, 1 y 2, que son las que se manifiestan como fuerzas. Las partículas con Espín 1/2, materia, se atienen al Principio de Exclusión, por el cual no pueden tener la misma posición y la misma velocidad en el espacio y en el tiempo. Es por eso que la materia no se colapsa, no forma una sopa densa más a menos uniforme. Pero las partículas con Espín 1, 2 o 0, no se ciñen a este principio: en realidad no ocupan ninguna posición en el espacio, porque su función es la de interaccionar, como fuerzas, entre las partículas 1/2. Par lo tanto sus posibilidades de individualizarse, de poseer una individualidad, una singularidad, son infinitas, porque al no acupar ningún lugar en el espacio, coexisten con todas las demás. En consecuencia también el espíritu que estas partículas de fuerza componen, es individual y único.

Mi propuesta, pues, es la de aceptar que el espíritu de cada hambre es imperecedera y subsiste en el espacio y en el tiempo eternamente. ¿Que quizá encuentre su ubicación en otro cuerpo? ¿Que algún día alcanzaremos el método para recibir señales de su existencia? ¿Que hasta nos sea posible algún tipo de comunicación con él? Son preguntas que a nuestro nivel actual de conocimientos no podemos responder. En esta etapa, a mí mesatisface la conclusión básica de la permanencia del espíritu. Y la de que la vida del hombre es un largo camino de perfección, en el que todo lo que haga para enriquecer ese espíritu le agregará fuerza y brillo en su existencia eterna.

Con esta seguridad y la paz que ella me brinda; con la fe de formar parte de un Todo maravilloso, equilibrado, luminoso y perfecto como el Espíritu Divino del cual ese Todo se informa, concluyo esta especulación, que espero aporte material a nuestras meditaciones.

Posted in Ciencia y Religion, Fisica Cuantica, Muerte, Reencarnación, Vibraciones | Leave a Comment »

ORÍGENES DE LA CREENCIA EN LA REENCARNACIÓN

Posted by cosmoxenus en 3 noviembre 2008

Escribe el Dr. Antonio LAS HERAS

La reencarnación, palingenesia o metempsicosis es la creencia de que tras fallecer hay “algo” de la persona que subsiste en otra esfera imperceptible – el Más Allá – con la características especialísima de que ese “algo” mantiene consciencia de quien hubo sido durante la vida terrena.

Ideas reencarnacionistas se encuentran ya en la más antigua Tradición Hermética que afirma la existencia de un principio perenne e individualizado que habita y anima al cuerpo humano y que, ocurrida la muerte, transcurre un tiempo indefinido en el Más Allá, hasta encontrar un nuevo cuerpo conveniente, reencarnando en éste.

Para todas las escuela iniciáticas, esotéricas y de sabiduría, la reencarnación es un hecho cierto y comprobado, siendo, por lo demás, la causa primera por la cual cada persona durante su tránsito terreno debe procurar mejorar en sus facetas espirituales e intelectuales en vista a un crecimiento trascendente que lo ligue – de manera definitiva y trasmutadora – con el plan del trazado por el Gran Arquitecto del Universo.

La reencarnación es una de las creencias más antiguas. Forma parte del hinduismo, el budismo y otras filosofías orientales. En Occidente, la reencarnación tuvo adeptos entre algunos filósofos griegos. En nuestros tiempos se encuentra entre las enseñanzas de las sociedades teosóficas, los gurús indios, los psíquicos y el movimiento de la Nueva Era por el cual se han importado muchas creencias orientales, casi nunca comprometiéndose a serios cambios de vida, sino como algo que está de moda.

Las más antiguas civilizaciones como la sumeria, egipcia, china y persa, la conocieron en profundidad, pero esos saberes quedaban restringidos a los iniciados. Es por ello que los cultores de la historia oficial prejuzgan suponiendo que no creían en la reencarnación. Lo cual es absolutamente falso puesto que los sacerdotes dedicaban sus días a progresar espiritualmente y desentrañar lo más que les fuera posible las leyes universales, a efectos de estar preparados para una futura vida mejor. El enorme esfuerzo que dedicaron a la edificación de pirámides, tumbas y demás construcciones funerarias, no demuestra en absoluto que creyeran en una sola existencia terrestre. Puesto que dichos monumentos tuvieron otras finalidades y nunca fueron tumbas. Así sucede con las pirámides de Kheops, Kefren y Micerino, en las que, si bien jamás fue hallado un esqueleto humano o una momia, los egiptólogos ortodoxos siguen insistiendo en que fueron tumbas. En verdad son monumentos a la sabiduría científica y esotérica.

Cuando apareció el Budismo en la India, en el siglo V a. J., adoptó la creencia en la reencarnación. Y por él se extendió en la China, Japón, el Tíbet, y más tarde en Grecia y Roma. Y así, penetró también en otras religiones, que la asumieron entre los elementos básicos de su fe. La primera vez que aparece la idea de la reencarnación es en la India, en el siglo VII a. J.

Si rastreamos el tema de la reencarnación, que en una de sus definiciones es que el alma de una persona muerta sea transferida al cuerpo de otro ser, no aparece en ninguna de las fuentes básicas del judaísmo. Recién el "Zohar" y la mística cabalística proveen al judaísmo de una idea tal como la reencarnación. El judaísmo jamás aceptó la idea de una reencarnación. Así en el Salmo 29 leemos: “Señor, no me mires con enojo, para que pueda alegrarme, antes de que me vaya y ya no exista más” (v.14). Y el Libro de la Sabiduría, dice: “El hombre, en su maldad, puede quitar la vida, es cierto; pero no puede hacer volver al espíritu que se fue, ni liberar el alma arrebatada por la muerte’’ (16,14).

Fue recién en el año 200 a. J. cuando entró en el pueblo judío la fe en la resurrección, y quedó definitivamente descartada la posibilidad de la reencarnación. Algunos eruditos creen encontrar el origen de estas ideas fuera del judaísmo, quizás en las religiones extremo orientales, que de algún modo llegaron a influir y ser parte de las creencias de reducidos grupos de judíos..El cristianismo, nacido del judaísmo mismo, es igualmente resurreccionista y no acepta la reencarnación.

El cuerpo más abundante de evidencia que apoya la doctrina de la reencarnación ha sido reunido por el doctor Ian Stevenson, médico psiquiatra y parapsicólogo de la Universidad de Virginia, que desde los años sesenta del Siglo XX, se dedicó a indagar en casos de presunta “memoria extracerebral” atribuible a presuntas reencarnaciones. Y así como una imagen vale por mil palabras, un relato extraído de las publicaciones hechas por Stevenson nos eximirá de mayores aclaraciones.

El caso que hemos elegido es el de Indika Guneratne, un niño di Sri Lanka – allá donde decidió radicarse Arthur Clarke – nacido en 1962 y que Stevenson comenzó a estudiar seis años después.

Indika por primera vez comenzó a hablar cuando tenía unos dos años y uno o dos años después empezó a describir una supuesta vida anterior en la que había sido un acaudalado residente de Matara, ciudad en la costa sur de Sri Lanka. Entre sus recuerdos se encontraban las características de la suntuosa mansión en que había residido, el auto Mercedes Benz que poseía como así también algunos de sus objetos preferidos y los elefantes que eran de su propiedad. Y otros datos muy precisos, como que el nombre de su chofer había sido Premdasa.

El padre de Indika, G. D. Guneratne, indagó en las declaraciones de su hijo descubriendo que un hombre de esas condiciones realmente había vivido en la ciudad indicada por su hijo. Pero no llevó adelante ninguna investigación más; esto sí le cupo a Stevenson.

Así pudo determinar que se trataba de K. G. J. Weerasinghe, un acaudalado comerciante de maderas, fallecido en 1960 dos años antes del nacimiento de Indika.

Stevenson pudo constatar que todos los dichos del niño coincidían, salvo algunos detalles. El fallecido sólo tenía un elefante y no varios. Tampoco había sido dueño de un Mercedes. Pero, y esto es igualmente extraordinario, la patente recordada por Indika coincidía con un automóvil de esa marca cuyo propietario había sido un vecino de un pueblo cercano. Los recuerdos coincidían en un 90% con la realidad histórica. Había algunos desaciertos, es verdad, ¿pero puede la memoria – sobre todo la de un reencarnado – ser perfecta? Cabe aquí suponer que precisamente el hecho de que haya habido errores brinda mayor credibilidad a los dichos de Indika. Stevenson presenta a este caso como uno de los más sugestivos a favor de la reencarnación.

La creencia en la reencarnación va en franco crecimiento en todo Occidente. Así resulta asombroso comprobar cómo cada vez es mayor el número de los que, aún siendo católicos, aceptan la reencarnación. Una encuesta realizada en la Argentina por la empresa Gallup, reveló que el 33% de los encuestados cree en ella. En Europa, el 40% de la población se adhiere gustoso a esa creencia. Y en el Brasil, nada menos que el 70% de sus habitantes son reencarnacionistas. Por su parte, el 34% de los católicos, el 29% de los protestantes, y el 20% de los no creyentes, hoy en día la profesan.

Dr. Antonio LAS HERAS

www.antoniolasheras.com.ar

www.escritoresarg.com.ar

Etiquetas de Technorati: ,

Posted in Muerte, Reencarnación | Leave a Comment »

Técnicas de Regresión a Vidas Pasadas

Posted by cosmoxenus en 8 septiembre 2008

Regresion

Technorati Tags: ,,

Posted in Muerte, Reencarnación, Rosacruz | Leave a Comment »

Técnicas de Regresión a Vidas Pasadas

Posted by cosmoxenus en 8 septiembre 2008

Regresion

Technorati Tags: ,,

Posted in Muerte, Reencarnación, Rosacruz | Leave a Comment »

Tutankhamon Ritual Màgico de Resurrecciòn

Posted by cosmoxenus en 22 mayo 2008

Tutankhamon Ritual Màgico de Resurrecciòn 1

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=YSRAgRMq13o&hl=es”>

Tutankhamon Ritual Màgico de Resurrecciòn 2

Tutankhamon Ritual Màgico de Resurrecciòn 3

Posted in Egipto, Muerte, Reencarnación | Leave a Comment »