El Amarna

Colección de artículos sobre filosofía primordial, sophia perennis, ocultismo, esoterismo, geometría sagrada, mitología, historia oculta y misticismo.

Archive for the ‘Logia’ Category

La Balaustrada de nuestros Templos Masónicos y el Balaustre como comunicación del R:. E:. A:. y A:. y de los Altos Grados

Posted by cosmoxenus en 3 agosto 2007

A:. L:. G:. D:. G:. A:. D:. U:.

S:. F:. U:.

Por el R:. H:. José Guzmán Estrada
Vall:. de Lima, 24 de julio del 2007 E:. V:.

Habitualmente hemos oído en nuestras Logias las palabras “balaustre” y “balaustrada” , es por ello la concepción de este breve trazado, él mismo que trata de explicar su origen y significado de ambos términos.

. Introducción.

(…) Tradicionalmente nuestros Templos Masónicos están orientados al igual como eran los antiguos Templos Griegos, que a su vez tenían la forma geométrica arquitectónica de un paralelepípedo tan igual como deben ser los nuestros.

Asimismo, sabemos que las Logias desarrollan sus trabajos en un espacio o lugar sagrado dedicado a la Gloria del Gran Arquitecto del Universo.

Respecto del simbolismo de la Masonería , habrá que declarar que éste se ha tomado esencialmente de la “Arquitectura” y, particularmente, de la tradición de los constructores de las catedrales góticas de le Edad Media europea.

Por estos motivos principales anteriormente expuestos, no debe extrañarnos que muchas de nuestras denominaciones masónicas, nombres y palabras en general para comunicarnos entre nosotros o sobre determinado objeto y/o situación tenga la influencia o algún origen arquitectónico.

Es en virtud de ello, que en un principio apreciaremos la definición de los términos “balaustre” y “balaustrada” desde el punto de vista de la Arquitectura , para luego ver su denominación Masónica.

Un balaustre (del griego, βαλαυστιον = balaustion) es una forma moldeada en piedra o madera, y algunas veces en metal, que soporta el remate de un parapeto o la baranda de una escalera. El conjunto de balaustres se denomina balaustrada.

Los ejemplos más antiguos se muestran en bajorrelieves de los palacios asirios , donde se empleaban como balaustradas de ventanas, con lo que en apariencia parecen capiteles de orden jónico.

No parecen haber sido utilizados en Grecia antigua ni en el imperio romano, pero ejemplos de fines del Siglo XV se encuentran en balcones de Palazzi en Venecia y Verona. Estas balaustradas del quattroccento no tienen aún precedentes identificados en la arquitectura gótica y forman columnatas como alternativa a las arcadas en miniatura.

Según Rudolf Wittkower, historiador de principios del Siglo XX, no es posible atribuir el invento del balaustre, pero resalta el antecedente de Giuliano da Sangallo quien las usó consistentemente en las terrazas de la Villa Médici, en Poggio a Caiano, alrededor de 1480, las empleó en la reconstrucción de edificios antiguos, y legó el motivo a Bramante y Miguel Ángel. Con este último las balaustradas ganaron popularidad ya en el Siglo XVI.

Wittkower distingue dos tipos, uno de perfil simétrico que invierte una forma bulbosa básica sobre otra, separando ambas partes con un anillo cóncavo, y otra con forma simple de vaso, que fueron empleadas por primera vez, según Wittkower, por Miguel Ángel.

. Uso en la identificación histórica.

El balaustre es a menudo una forma de datar mobiliario antiguo o detalles arquitectónicos. Por ejemplo, el diseño torneado de balaustres en los muebles de roble del período de Carlos II de España, es característico de principios del Siglo XVII.

El término moderno, “forma de balaustre” se aplica a los montantes que dividen una ventana en la arquitectura anglo-sajona. En el transepto sur de la abadía de San Albán, en Inglaterra, se aprecian algunos de estos montantes, que se supone pueden haber sido tomados de la vieja iglesia sajona. En la arquitectura normanda se agregaron basamentos y capiteles, además de utilizar formas cilíndricas simples para los balaustres, asemejándolos, en consecuencia, a pequeñas columnas.

Referencias Bibliográficas: De Wikipedia, la enciclopedia libre.

. Enciclopedia Británica, Edición 1911.

. Rudolf Wittkower. “The Renaissance baluster and Palladio”, en Palladio and English Palladianism (Lonres, ed. Thames and Hudson, 1974).

. Algunas definiciones adicionales provenientes de un Glosario de Arquitectura:

Balaustrada [Arquitectura]: Barandal o antepecho que consiste en una sucesión de balaustres alineados en hilera y recubiertos con un pasamanos que los une, generalmente a la al…

Balaustrada [Arquitectura]: 1) Serie u orden de balaustres colocados entre los barandales. 2) Por ext., muro calado de poca altura, o petril que cumple con la misma función. …

Balaustrado-a [Arquitectura]: 1) De figura de balaustre. 2) Dícese del antepecho calado con balaustres. …

Balaustral [Arquitectura]: Balaustrado. …

Balaustre [Arquitectura]: Cada una de las columnitas que con los brandales forman las barandillas o antepechos de balcones. …

Balaustrería [Arquitectura]: Balaustrada. …

Balaustrillo [Arquitectura]: Derivado de balaustre. …

Balaustrillo [Arquitectura]: Balaustre pequeño. …

Baldaquín [Arquitectura]: 1) Especie de dosel o palio hecho de tela de seda. 2) Pabellón que cubre el altar. …

Baldaquín o Baldaquino [Arquitectura]: Colgadura plegadiza soportada por columnas sobre un altar, trono o cama. …

. El Balaustre y la Balaustrada según la Masonería.

Revisamos para este trabajo primero la Enciclopedia de la Francmasonería de Albert Gallatin Mackey, Editorial Grijalbo S. A., México, 1981, Tomo I, página 197 en su versión en el idioma castellano, encontrando lo siguiente:

“Balaustre: Nombre de una pequeña columna o pilastra, siendo una corrupción del idioma francés, balustré, y bannister en inglés. Tomando esta voz de la idea arquitectónica, los Masones del Rito Escocés aplican la palabra balaustre, a cualquier circular u otro documento emitido por un Concilio Supremo “.

Pero si verificamos la primera versión de esta misma Enciclopedia de la Francmasonería de Albert Gallatin, que fue elaborada en lengua inglesa, podremos apreciar que se ha realizado una traducción deficiente en la versión en idioma castellano en su primer reglón, donde mal nos aducen o determinan que el término “Balaustre” es una corrupción del idioma francés, sino que más bien es del vocablo inglés “banister” = baranda o pasamano, tal como si lo indica el texto original:

“A small column or pilaster, corruptly called a banister; in French, balustré” = “Una pequeña columna o pilastra, corrupción de la voz banister; en francés, balustré”.

(…) BALUSTER: A small column or pilaster, corruptly called a banister; in French, balustre. Borrowing the architectural idea, the Freemasons of the Scottish Rite apply the word baluster to any official circular or other document issuing from a Supreme Council . (Mackey, Albert Gallatin. Encyclopedia of Freemasonry and its Kindred Sciences).

De otro lado, la mayoría de los textos de la Masonería española nos indican lo siguiente sobre el Balaustre:

“Balaustre: Documento redactado por los altos Grados”.

En el idioma francés ubicamos una interesante definición arquitectónica de lo que es un balaustre.

« Un balustre est une colonnette de forme renflée, généralement assemblée à d’autres colonnettes par une tablette à hauteur d’appui.

Dans le domaine des éléments d’architecture, un balustre est un ornement de balustrade offrant l’aspect de petite colonne terminée au col par une demi-sphère ou panse, à laquelle elle se rattache par un évasement en forme de congé.

Les balustres de fermeture sont des balustres souvent en bois, de formes très allongées formant des barreaux dans les grillages de clôture.

Le terme de balustre désigne également un ensemble de colonnettes soutenant la main-courante d’un escalier » .

« Un balaustre es una columnita de forma hinchada (inflada), generalmente reunida con otras columnitas por una tabla a lo alto como apoyo o sostén.

Dentro del dominio de los elementos de arquitectura, un balaustre es un ornamento de balustrada ofreciendo el aspecto de pequeña columna terminada en cuello por una media esfera o panza, a la cual ella se anuda (reata) por un ensanchamiento en forma de descanso.

Los balaustres de cierre o clausura son balaustres frecuentemente en madera, de formas muy alargadas formando barrotes dentro de la estructura de la cerca o valla.

El término balaustre designa igualmente un ensamblaje de columnitas sosteniendo el pasamano de una escalera ».

Y, con relación a los textos de la Masonería francesa, hayamos entre otras dos acepciones para tomarse en cuenta:

1. – Balustre: Procès-verbal des tenues des ateliers des hauts grades.

Balustre: Informe de las tenidas de los talleres de los altos grados.

2.- Pour la franc-maçonnerie, dans certains hauts grades, un balustre signifie « planche » ou « planche à tracer » (Ligou, Daniel. Dictionnaire de la Franc-Maçonnerie , PUF 1998 p.108).

Para la francmasonería, dentro de ciertos altos grados, un balustre significa « plancha » o « plancha de trazar » (Ligou, Daniel, Diccionario de la Francmasonería , PUF 1998 página 108).

Finalmente debo indicar que en los Templos de nuestras Logias Simbólicas se haya generalmente ubicada una balaustrada arquitectónica de madera con una abertura al centro, que sirve para separar el Oriente de lo que denominamos Valle o Logia.

Bibliografía Principal Consultada:

. Enciclopedia Británica, Edición 1911.

. Glosario de Arquitectura.

. Ligou, Daniel. Dictionnaire de la Franc-Maçonnerie , PUF 1998.

. Mackey, Albert Gallatin. Encyclopedia of Freemasonry and its Kindred Sciences.

. Mackey, Albert Gallatin. Enciclopedia de la Francmasonería de, Editorial Grijalbo S. A., México, 1981

. Wikipédia, la enciclopedia libre.

. Wittkower, Rudolf. “The Renaissance baluster and Palladio”, en Palladio and English Palladianism (Lonres, ed. Thames and Hudson, 1974).

Posted in Aprendiz, Logia, REAA | Leave a Comment »

PASOS PERDIDOS

Posted by cosmoxenus en 3 agosto 2007

Pasos Perdidos es aquel lugar y tiempo que simboliza nuestros estados de conciencia. Es ese aquí y ahora en el que transitamos de una vivencia a otra; es como caminar sobre el pavimento bicolor, donde pasamos de una emoción a otra, de una sensación a otra.

Pasos Perdidos es a su vez, la imagen del Morador en el Umbral o el “Terrible”, ese personaje que nos asusta con sus ropajes oscuros y su puñal; ese personaje, que nosotros mismos hemos creado a lo largo de eones de tiempo y que hemos alimentado al acrecentar nuestras oscilaciones emocionales, y que nos provoca miedos, angustias, estados depresivos, o contrariamente eufóricos y desenfrenados, de modo tal que así “perdamos nuestros pasos”.

Enfrentarnos a esta entidad, es enfrentarnos a nosotros mismos; es “recuperar nuestros pasos”, reorientarnos hacia una gradual liberación de su dominio.

Pero este enemigo, al que debemos enfrentar, y que cotidianamente nos hace frente sin que lo sepamos, porque al fin y al cabo es parte de nosotros mismos, se opondrá a cada avance en el correcto sendero, que nosotros hagamos. Y reconciliarnos con nosotros mismos, es reconciliarnos con esta entidad, de modo tal, que a medida que avanzamos en la Luz, lo vamos diluyendo, disipando y desterrando de su influencia.

En Pasos Perdidos nos debatimos en el mundo de las dualidades, en tanto en el Templo se fusionan éstas en la Unidad esencial.

Pasos Perdidos es entonces, un lugar-momento de tránsito entre las dualidades, pero no es las dualidades en sí, sino sólo el intérvalo entre éstas.

Pasos Perdidos simboliza además ese mundo intermedio entre lo masónico y lo profano; es esa línea que divide y une a ambos mundos.

Dos estados de conciencia me vienen a la mente, que bien pueden implicar Pasos Perdidos:

a) El tránsito de la vida a la muerte, cuando no se está vivo, porque la conciencia causal ha retirado ya su atención a la triple personalidad inferior que lucha por mantenerse y perpetuarse dentro de la forma ya decadente y así aparentemente todavía se está con vida;

b) El feto dentro del vientre de la madre, que no tiene ni identidad ni autonomía propia. Está retornando a la materia, revistiéndose de ella y entra en oscuración, para volver a ver la Luz cuando nazca. No ha nacido y sin embargo vive.

Recuerdo también que en la Casa Rosada existe un salón denominado “Salón de los Pasos Perdidos” –denominación muy evidentemente masónica- que es la antesala del Despacho Principal de la Casa de Gobierno.

Por ende, Pasos Perdidos, es la antesala del Templo, que conduce y convoca a la charla amena y es el ámbito y momento de espera para entrar al espacio-tiempo consagrado, que es nuestro Templo.

Posted in Aprendiz, Educación Masónica, Logia | Leave a Comment »

DECALOGO PARA EL ÉXITO DE UNA LOGIA

Posted by cosmoxenus en 3 junio 2007

  1. ASISTE CONSTANTEMENTE Y CON PUNTUALIDAD A LAS TENIDAS DE TU LOGIA.
  2. COTIZA SIN ATRASOS.
  3. CONCURRE CON LA CONFIANZA DE QUE SI YA NADA PUEDES APRENDER PUEDES EN CAMBIO TENER ALGO QUE ENSEÑAR. ASÍ TODAS LAS TENIDAS SERÁN INTERESANTES CON TU COLABORACIÓN.
  4. PARTICIPA CON ÁNIMO DE AYUDAR, DISCULPAR, DIRIGIR, PROTEGER O ACONSEJAR SINCERA Y LEALMENTE.
  5. SE GENEROSO CON EL SACO DE BENEFICENCIA, TRAS EL, HAY DOLORES Y MISERIAS QUE ESPERAN TU AYUDA.
  6. SE DISCRETO Y RESERVADO FUERA DEL TEMPLO. AMPLIO, EXPANSIVO Y SINCERO DENTRO DE EL. FUERA Y DENTRO, SIEMPRE FRATERNAL.
  7. EVITA LA CRÍTICA SI NO ES CONSTRUCTIVA. AUXILIA. NO TE QUEJES. COOPERA A LA OBRA COMÚN.
  8. SE TOLERANTE CON LAS IDEAS AJENAS. ASÍ HABRÁ PAZ. SE PONDERADO EN TUS JUICIOS Y SERÁS RESPETADO. SE BONDADOSO EN TUS ACTOS Y SERÁS AMADO.
  9. COOPERA CON LAS OBRAS DE LA ORDEN, EL BRILLO Y EL ÉXITO DE AQUELLAS CONSOLIDARA SU PRESTIGIO.
  10. SI TIENES UN PUESTO EN LA LOGIA AYUDA CON CELO Y FERVOR AL VENERABLE MAESTRO. SI NO LO TIENES, AYUDA CON ACTIVIDAD Y CONSTANCIA A TU VIGILANTE. ESTUDIA Y PERSEVERA.

Posted in Educación Masónica, Logia | Leave a Comment »

SIGNIFICADO E IMPORTANCIA DE LA CONSAGRACIÓN DEL TEMPLO

Posted by cosmoxenus en 26 mayo 2007

Creo que en primer lugar es conveniente definir lo que se entiende por Consagración, y en tal sentido nos referiremos al concepto de Mackey, quien la menciona como el acto de aplicar o dedicar, con ciertas ceremonias cualquier cosa a los fines u oficios sagrados, separándola así del uso común.

Juan Carlos Daza, en el Diccionario de la Francmasonería, señala que “este acto confiere a un local profano el carácter de templo, destinándose este espacio al ejercicio de la verdad y de la virtud”. A partir de la Consagración no se deben provocar grandes perturbaciones en este espacio (Obras de construcción, remodelación, entrada y salida constante de profanos, etc.). Durante la ceremonia de Consagración del Templo, La Luz (luz eterna que desde ese momento no se apagara jamás) es transportada por una Comisión, generalmente presidida por el Gran Maestro, desde otra Logia, la Logia Madre que la auspicio, y el recinto es purificado por medio de los cuatro elementos, Agua, Tierra, Aire y Fuego, durante las ofrendas del Trigo, la Sal, el Vino y el Aceite”.

Se dice que el acto de Consagración de un Templo Masónico es realizado en forma Amplia, cuando este es realizado por el Gran Maestro, en forma Debida cuando es presidida por el Gran Maestro Adjunto y en forma cuando se realiza por medio de un poder conferido por el Gran Maestro. Una vez concluido el acto de Consagración del Templo, este queda dedicado constituido como tal para el uso de todos los hermanos Masones, para el culto y ejercicio de la Verdad y Virtud.

Revisando la interesante obra, “Escuelas Secretas de Masonería”, cuyo autor en C. W. Leadbeater, observamos que el autor dedica gran parte de su obra a la explicación de la Consagración del Templo, de donde pudimos extraer estos interesantes conceptos para su debido estudio e investigación. El ritual de la Consagración cuando es ejecutado debidamente, produce estupendos resultados en los mundos internos, ya que equivale a una llamada que se hace a los Espíritus Planetarios que están al frente de las cuatro líneas, para que la Logia sea reconocida y dedicada al servicio del Gran Arquitecto del Universo. Es de interés conocer que los Espíritus Planetarios, ante señalados, según el Diccionario Esotérico Zaniath, son siete espíritus de carácter triple, que proceden de Dios y tienen a su cargo la evolución de la vida en cada uno de los siete planetas de nuestro sistema solar, y en relación con las cuatro líneas, el mismo Diccionario, manifiesta: “el cuatro representa la materia o forma de las cosas terrestres y los cuatro elementos básicos, Tierra, Agua, Fuego y Aire”.

Los elementos antes indicados, son esparcidos en los cuatro puntos cardinales dentro del templo de manera progresiva. Cuando se esparce el Trigo, “Un Ángel dorado, desciende majestuosamente, seguido por un sequito de Ángeles, algunos de los cuales vienen detrás de el, para seguir como canales del poder de su jerarquía, cuando la Logia se inicia en la Antigua y debida Forma. Al derramar el Vino, se invoca al Gran Ángel Azul del Agua, el que también esta asistido por tres Ángeles de menor jerarquía. De modo semejante la ofrenda del Aceite, llama hacia nosotros un poderoso Ángel color Carmesí, es el Ángel del fuego, que derrama sobre la Logia el más esplendido poder rítmico del más terrible y a la vez adorable de los elementos. Finalmente cuando la sal es esparcida, el Ángel del Aire, baja como relámpago sobre el plano terrestre, el y sus asistentes son de una tonalidad plateada con visos de madreperla. (C. W. Leadbetar, Escuelas Secretas de la Masonería).

En conclusión, la Consagración del Templo se circunscribe , a la transformación de un espacio construido de materiales comunes, en un espacio verdaderamente glorificado preparado espiritualmente, para poder realizar nuestros trabajos y tenidas, bajo el manto protector y de infinita sabiduría del Gran Arquitecto del Universo, realizando una verdadera conexión con la divinidad.

Es Cuanto

O:. de Antimano, Caracas 16 de Mayo de 2006 (e:.v:.)

Fraternalmente

A:.M:. Luis Capecchi

Posted in Logia, Rituales, Simbolismo | Leave a Comment »

El Hospitalario en el R:. E:. A:. y A:.

Posted by cosmoxenus en 26 mayo 2007

Entre los Oficiales que componen una Logia masónica, el H:. Hospitalario encarna la virtud de la Caridad, como lo testimonia el corazón que figura en la joya de su collar (en el R:.E:.R:. es un corazón inflamado).

Es el depositario del “Tronco de la Viuda” o “de Beneficencia” destinado a socorrer las necesidades pecuniarias de los miembros de la Logia y de sus familias impedidos por motivos de salud o de otra índole.

Él es asimismo el lazo que la Logia mantiene con los HH:. enfermos que no pueden asistir a los Trabajos. Transcribimos lo siguiente, perteneciente al A:. y:. R:.

Después de haber sido revestido con el mandil y devuelto al Este ante el V. M., éste le dice:

“H. Gabe, de acuerdo a una antigua costumbre, adoptada entre los masones, es necesario que se os solicite donéis alguna cosa de tipo o naturaleza metálica, no por su valor intrínseco, sino para que pueda ser depositado entre las reliquias en los archivos de esta Logia, como un recuerdo de cuando habéis sido hecho masón.

Cualquier cosa, Hermano, que podáis tener con vos, de naturaleza metálica, será recibida agradecidamente: un botón, un alfiler, una pieza de cinco o diez centavos, o cualquier cosa, Hermano mío”.

El candidato observa que no lleva nada sobre sí, que se encuentra totalmente desprovisto, pues su conductor lo había despojado de todo antes de entrar en la Logia. Tal vez solicite poder ir donde se hallan sus ropas para poder contribuir, lo que el V. M. rechaza, desde luego.

Después de algunos momentos de suspenso éste dice: – H. Gabe, sois en verdad un objeto de caridad: Casi desnudo, sin un centavo, ni siquiera un botón o alfiler que ofrecer a esta Logia. Permitid, Hermano mío, que esto tenga un último efecto sobre vuestra mente y vuestra conciencia; y recordad, si alguna vez véis a un amigo, pero más especialmente a un Hermano, en una condición semejante de desamparo, que debéis contribuir tan liberalmente a su sostén y socorro, como sus necesidades parezcan exigir y vuestra capacidad os permita, sin ninguna ofensa material para vos o vuestra familia”.

Después de esto el candidato es “devuelto al lugar de donde vino e investido de lo que antes había sido desvestido” antes de volver a la Logia y ser colocado en el Nordeste, punto cardinal donde era depositada antiguamente la primera piedra de la construcción.

Se trata del simbolismo del despojamiento, imagen de la dependencia de todo ser con respecto al Principio, representado en el espacio sagrado de la Logia, vinculado asimismo con el simbolismo de la caridad en tanto que ésta corresponde al “vértice superior del triángulo iniciático”.

Se añade en nota, en el Duncan’s Ritual: “El Maestro, asistido por el 1er Vig., (que ha revestido al Neófito con el mandil y le ha enseñado cómo se lleva) deposita la primera piedra de ángulo de una bella fábrica” (el subrayado se halla así en el texto). Ver R. Guénon: “La piedra angular”, “Lapsit Exillis”, “El-Arkàn”, caps. XLIII a XLV de Símbolos Fundamentales…

Fuente Consultada:

Ritual de la Logia Thebah donde se afilió el R:. H:. René Guénon.

………………………………………………………………………………………………..

RITUALES DE LA LOGIA THEBAH
NOTA COMPLEMENTARIA

René Guénon fue afiliado a la Logia Thébah, de la Gran Logia de Francia, hacia 1910, asistiendo hasta probablemente 1912. Según indica J. Baylot (Planète Plus, 1970) durante su estancia en ella leyó un trazado cuyo frontispicio era “La Enseñanza Iniciática” (publicado más tarde en Le Symbolisme, enero de 1913), cuyo contenido sería desarrollado en su libro Aperçus sur l’Initiation.

Posted in Educación Masónica, Fraternidad, Logia | Leave a Comment »