El Amarna

Colección de artículos sobre filosofía primordial, sophia perennis, ocultismo, esoterismo, geometría sagrada, mitología, historia oculta y misticismo.

Archive for the ‘Fisica Cuantica’ Category

La Matriz de la Vida (VIDEO)

Posted by cosmoxenus en 14 diciembre 2009

 

 

 

 

 

Anuncios

Posted in Ciencia Oculta, Fisica Cuantica, Medicina Alternativa | Leave a Comment »

¿INÁLAMBRICIDAD? ¡BIENVENIDOS AL MUNDO DEL MAÑANA!

Posted by cosmoxenus en 28 julio 2009

 

Llegó la energía inalámbrica para las masas, lo que comenzó como un proyecto del MIT hace dos años ahora se ha convertido en toda una prometedora empresa llamada WiTricity Corp. De la cual estaría orgulloso Tesla.

Durante la Conferencia TED Global 2009 en Oxford  (Reino Unido) el CEO de la empresa Eric Giler mostró sus planes para lograr que la energía inalámbrica llegue a todos.  Mostró un sistema de carga inalámbrica que puede alimentar a un celular o bien  una televisión de pantalla plana. Este sistema que podría sustituir la actual infraestructura que incluye un sinnúmero de kilómetros de cable de alimentación y las pilas alcalinas desechables.

Basada en la inducción magnética usa ondas electromagnéticas (“resonancia”) de baja frecuencia (10Hz) para transmitir energía de un lugar a otro a través de una bobina en cada extremo.

Cada una de las bobinas está diseñada para tener la misma frecuencia de resonancia. La energía que llega a la bobina receptora conviértelas ondas en el voltaje necesario para  cargar de manera automática los gadgets equipados, de forma que nunca habrá la necesidad de conectarlo a un enchufe.  La energía se transfiere a través de campos magnéticos por lo que no hay peligro o interferencia con otros dispositivos

Eric Giler contempla que la tecnología de su empresa sea utilizada para cargar todo tipo de dispositivos, desde teléfonos móviles y portátiles hasta marcapasos y coches eléctricos, una tecnología que podría ver sus resultados en 18 meses de manera comercial.

Link: Wireless power system shown off (BBC News)

Etiquetas de Technorati: ,,

Posted in Ciencia Oculta, Fisica Cuantica, Vibraciones | Leave a Comment »

EL CEREBRO GENERA TODO EL TIEMPO UN MODELO DEL MUNDO.

Posted by cosmoxenus en 20 mayo 2009

por MARIANO SIGMAN

Las nuevas tecnologías pueden establecer transformaciones enormes en pilares muy fundamentales de nuestra existencia

El cerebro genera todo el tiempo un modelo del mundo, explica el neurólogo Mariano Sigman, miembro del Consejo Editorial de Tendencias21, en esta entrevista. Fluye en ambos sentidos vía sensaciones, acciones y círculos que se generan en el ambiente, en el sujeto y en otros cerebros. La plasticidad cerebral es mucho mayor de lo que generalmente se piensa, si bien la comunidad neurocientífica, que estudia las sensaciones, las percepciones, el conocimiento y sus respectivas maquinarias, es sumamente conservadora. Para este investigador de la arquitectura de los pensamientos, las nuevas tecnologías pueden provocar profundas transformaciones en pilares fundamentales de nuestra existencia. De hecho, en cierta forma ya estamos cyborgizados, asegura. Por Verónica Castro.

Mariano Sigman se licenció en Física en la Universidad de Buenos Aires e inició una prolífica carrera por distintos lugares y ramas de la ciencia. Se doctoró en Neurociencias en Nueva York, y en la actualidad es investigador en Ciencias Cognitivas en París. Además, este argentino de 32 años es un excelente divulgador científico, como lo demuestra en su libro El breve lapso entre el huevo y la gallina. En esta entrevista –entre ovejas con complejo de Edipo y un marciano que llega a la estratosfera– nos conduce en un viaje para entender algo del mundo del cerebro y la tarea de los científicos.

-Ud. se dedica a la neurociencia integrativa. ¿Podría contarnos de qué trata esta especialidad?

-La neurociencia es la ciencia que estudia el funcionamiento del cerebro. No es demasiado "chovinista" darle un nombre al estudio de un órgano –nadie se jactaría de estudiar higadociencia–, sino más bien el reflejo de una verdadera explosión de un campo. En el congreso de la sociedad estadounidense de neurociencias participan cerca de 30.000 personas cada año. Todas estudian el cerebro. Otra diferencia es la naturaleza recursiva de este estudio (estudiamos el órgano que nos permite estudiar) y el control del cerebro sobre el resto de los órganos, que hace que casi todo, aún la "higadociencia", sea de alguna manera neurociencia. De la misma manera que el estudio de la materia puede hacerse a distintas escalas (físicos estudiando partículas; químicos, moléculas; biólogos, células; físicos otra vez, materiales extensos; meteorólogos, tormentas, y físicos (están por todos lados), los planetas y el universo), el cerebro puede estudiarse a distintas escalas. La neurociencia integrativa es el estudio a gran escala del cerebro. La termodinámica de los estados cerebrales. Pero integrativo quiere decir muchas veces (y en mi caso también vale) no la integración en el espacio, sino la integración metodológica: de experimentos, modelos, computación, matemática. Siendo que los problemas a gran escala son difíciles incluso de postular, ambas versiones de neurociencia integrativa terminan pareciéndose.

-¿Qué es lo que más le interesa investigar, en qué ha estado trabajando en los últimos tiempos?

-Grosso modo yo trato de entender la arquitectura de los pensamientos. Descomponer un flujo de actividad de estados neuronales en estados estables y estudiar la transición de estos estados, a la manera en que lo hizo Freud en su momento, tratando de entender el lenguaje de los pensamientos, los que se superponen, los que se implican (y los mecanismos de superposición e implicación), pero un poco más fierrero. Creo que casi todos los que estamos en este asunto empezamos a trabajar en una metáfora, en una idea general sobre la cual nos da gusto circular. Después uno vive obsesionado por detalles menos importantes y cada tanto viene bien recordarse por qué uno se metió en esto.

-A nivel cerebral, ¿cuáles son las diferencias sustantivas con nuestros antepasados?

-Muchas y pocas. Hay viejos clichés que son ciertos, pero que no dejan de formar parte de mitos del pasado, o de argumentos simplistas que en otros escenarios nadie defendería. Tales como: la corteza cerebral humana está más desarrollada – la corteza cerebral participa de los procesos cognitivos más elevados (a diferencia de controlar la homeostasis que es papita para el loro), luego, es normal que seamos mucho más inteligentes que los canguros. Hace pocos días, un tal Asafa Powell corrió los 100 metros en 9.77 segundos y se convirtió en el hombre más rápido del planeta. ¡Una diferencia de 10 milisegundos! El punto es que en una obsesión por marcar récords se establecen diferencias que son ínfimas y que lo que denotan es un enorme empate. Con el cerebro pasa algo parecido. El punto tal vez más remarcable es cuánto nos parecemos a los ratones o a las ovejas con su complejo de Edipo. Dicho esto, hay un punto importante y es que los ratones y las ovejas no leen, ni hablan sueco, ni juegan al Go (lo cual probablemente no es mucho más difícil que hacer lo que hacen). Esto lo que muestra es la profunda capacidad de reciclaje (en la escala corta del aprendizaje en vida de cada uno, y en la más larga del aprendizaje cultural) del cerebro para adecuarse a distintas funciones.

"Fluir el cerebro de maneras alternativas, vía drogas nuevas, cables o lectores que puedan leer estados mentales mejor que nuestros propios músculos (como muchos cyborgs lo hacen), abre un panorama de cambios importantes. Esta posibilidad, la de puentear el músculo para fluir al espacio exterior, es para mí uno de los cambios más trascendentes. "

-Recientemente se dio a conocer un nuevo sistema de cálculo desarrollado por matemáticos suizos, que unido a la potencia de una súper computadora de IBM, llamada Cerebro Azul (un modelo en tres dimensiones del cerebro humano) permitirá que los científicos puedan observar el código eléctrico cerebral. ¿Qué significará poder observar el código cerebral? ¿Cuál es la diferencia entre esta tecnología y la resonancia magnética funcional, que era la única manera de ver el cerebro hasta ahora? ¿Cuáles son los futuros alcances que promete?

-Sobre Cerebro Azul deberían entrevistar a Guillermo Cecchi, mi compañero, que ahí anda metido. Visualizar el código es entender el lenguaje. Imaginen que llega un marciano a la estratosfera y ve que hay un montón de gente que hace cosas más o menos repetibles, que se maneja en vehículos parecidos y que emite sonidos más o menos coherentes. El tipo quiere entender qué somos y empieza a sacar conclusiones. Primero escribe que hay un montón de gente, de altura más o menos variable. Caracteriza nuestro día, nuestra noche, nuestra anatomía. El tipo en algún momento se da cuenta de que nos hablamos los unos a los otros (que emitimos mensajes auditivos con significado). Que frente a ciertos sonidos respondemos siempre (o seguido) de la misma manera. El tipo se da cuenta de que hay sonidos que se repiten. Si es astuto se dará cuenta de que hay palabras. Y si es más astuto entenderá el significado de cada palabra, y si es un marciano campeón se dará cuenta de que hay estructura: gramática y sintaxis, de que los verbos se conjugan, que existe el género, el plural, el sujeto, el predicado. Entonces habrá entendido el código. Nosotros tratamos de entender el lenguaje de las neuronas, o de grupos neuronales. Cuáles son las palabras, las frases, las unidades en las que se descomponen los estados neuronales y las reglas en este espacio de unidades. El campeón de la biología moderna (pese a su gran fracaso en este rubro) es Francis Crick, precisamente porque entendió el código de la genética. Y a partir de ahí el resto fue dar vuelta a la manivela. Dedicarse a escuchar cintas y reescribir la biblioteca de Babel. La neurobiología es de alguna manera el gran fracaso de la época y en parte por eso se ha vuelto una obsesión. A fuerza bruta se meten 10, 100 o 500 electrodos (como si nuestro supuesto marciano dejase colgar 500 micrófonos de finos hilos transparentes para multiplicar sus datos y escuchar así, no a una, sino a cientos de personas) o de manera análoga los resonadores magnéticos (utilizados para obtener imágenes de la actividad neuronal en todo el cerebro) se vuelven más potentes (yendo a campos magnéticos que hacen levitar a pequeños animales), como si la foto meteorológica de nuestro marciano mejorase notablemente de resolución hasta convertirse en el mapa de Google, un panóptico capaz de escuchar el cerebro entero al unísono a una resolución espeluznante. Y en el camino se caracterizan rasgos del lenguaje del cerebro y de cómo cambia a lo largo de su estructura. Como que los alemanes utilizan palabras más largas, que los suecos más fonemas, que los polacos más declinaciones o que París tiene una arquitectura uniformemente haussmaniana y que Buenos Aires le da la espalda al río. Así nuestro marciano será capaz de generar incluso Parises o Buenos Aires, y canciones que suenen al idioma que quiera, pero, tal vez, como decía Héctor Pena, no haya entendido una goma.

Cada uno de nosotros somos el resto del mundo

-¿Qué hay de las ya enormes posibilidades detrás de la cyborgización del ser humano normal? ¿Se trata de una sustitución o una verdadera transformación de la acotada inteligencia humana?

-En el fondo hay que hacer un esfuerzo para no caer del todo en el delirio. Para mantenerse en la buena senda. El cerebro genera todo el tiempo un modelo del mundo. Infiere. Por eso, aun cuando a veces no hay nada afuera, soñamos o imaginamos, o escuchamos nuestras propias voces aun cuando no seamos esquizofrénicos. Lo que quiero decir, sin que sea demasiado new age, es que de alguna manera estamos en un equilibrio, que es dinámico, con el resto del mundo. Equilibrio un poco particular porque nosotros (cada uno) también somos el resto del mundo. La noción de identidad es complicada y los ejemplos son clásicos y enseguida se vuelven cartesianos. Si trasplanto íntegramente mi cerebro al cuerpo de mi vecino, ¿quién soy? Por suerte, como siempre nos salva el Diego y el argumento cartesiano se estrella. Imagínenlo sin su cuerpo o sin su cerebro. En cualquiera de los dos casos, no es él. La cyborgización es parecida. De alguna manera ya estamos cyborgizados, de la misma forma que el control de la agricultura es una técnica ancestral de manipulación genética. Los organismos genéticamente modificados, o los clones, son exacerbaciones tecnológicas del mismo fenómeno. Usar asiduamente un martillo o un caballo es estar cyborgizado. De cualquier manera, los cambios de escala seguidos se vuelven cualitativos y este puede ser el caso. El cerebro fluye (en ambos sentidos) vía sensaciones, acciones y círculos que se generan en el camino con el ambiente, con él mismo, con el cuerpo, con martillos y con otros cerebros. Fluir el cerebro de maneras alternativas, vía drogas nuevas, cables o lectores que puedan leer estados mentales mejor que nuestros propios músculos (como muchos cyborgs lo hacen), abre un panorama de cambios importantes. Y dirán los mejores conservadores, los cautos: tal vez con razón, por lo tanto hay que estar atentos. Esta posibilidad, la de puentear el músculo para fluir al espacio exterior, es para mí uno de los cambios más trascendentes.

-Estamos hablando de un sistema cooperativo hombre- máquina, o un hombre con dos cerebros ( uno humano y el otro artificial). ¿Cómo cree que este fenómeno transformará los conceptos de enseñanza y de aprendizaje en las próximas generaciones?

-Quién sabe. La vieja pregunta del Dormilón, o de Matrix , o de tantos otros que la volcaron antes sigue abierta y es una pregunta de fondo, me parece, para la filosofía y la política. Si todos vivimos dopados en un estado de permanente felicidad, pero sólo aparente, porque en el fondo un ciudadano externo a este mundo que no ha tomado la pastilla ve que nuestros cuerpos viven vidas miserables. ¿Estamos de acuerdo? Yo creo, como dije antes, que el cerebro tiene una plasticidad mucho más grande de la que se cree, y de la misma manera que hemos logrado llegar a un punto del cual muchos chovinistas se enorgullecen, como el lenguaje, Bach, los impresionistas y Fontanarrosa, creo que las nuevas tecnologías pueden establecer transformaciones enormes en pilares muy fundamentales de nuestra existencia. La estabilidad tiene un valor que para casi todo el mundo es agradable. Casi todos los jaques a la realidad (los delirios de la infancia, los sueños, las drogas alucinógenas, la esquizofrenia) tienen un factor común que son los malos viajes: la posibilidad no despreciable de caer del lado de la angustia. Generar un marco de coherencia, donde los objetos no dejan de ser rígidos, donde nada se mueve aunque la retina se esté moviendo todo el tiempo, donde los cuadrados son cuadrados aunque nunca sus lados sean iguales, es una especie de defensa. Con las nuevas tecnologías, como ya pasó con las drogas, sucederá probablemente algo parecido. Se convertirá a la vez en un objeto preciado, en un tabú, en un instrumento de poder.

Equilibrio de fuerzas

Y si efectivamente afectaran la identidad del ser humano, ¿cuáles serían las probables consecuencias para los seres humanos de sobrevivir con una forma de vida más inteligente y/ o más compleja?

-Sin duda que afectarán la identidad, como la afectan transformaciones mucho menores, como por ejemplo el cambio de idioma. Las probables consecuencias son todas. Los científicos que intentan encontrar vida extraterrestre inteligente tienen un estimativo que es completamente especulativo. Pero el punto importante es que intervienen distintos factores, la probabilidad de que haya un planeta, de que este tenga temperatura adecuada, de que se desarrolle la vida, etc. El último es que la civilización inteligente no se destruya a sí misma. Todo esto no es nuevo y no será la neurociencia quien decida el juego. Sin embargo, hay preguntas pertinentes. Un grupo grande de investigadores se dedican a estudiar la conciencia. Asumamos, en el mejor (o peor) de los casos que les va bien. Que encuentran un sustrato material que es una base causal de los estados conscientes. ¿Qué hacemos? Asumamos que en unos años se generan pistolas magnéticas capaces de inducir corrientes donde se les dé la gana y por lo tanto de generar o destruir los estados que vuelven conscientes. Entonces, algún loco ambicioso podrá lanzarnos pistoletazos anticonciencia a todo el mundo, volvernos zombies y tener al universo hipnotizado. Cierto. El único argumento en defensa de este posible escenario catastrófico (sin dejar de lado el fatalismo) es que ya estamos del otro lado. Que si el lado oscuro enloquece del todo y no se contenta con destruir algunos puntos precisos del planeta sino el planeta entero, ya cuenta en sus manos con un arsenal adecuado y que la pistola magnética que alterara los estados conscientes no cambiará demasiado la capacidad de barbarie. Los físicos de principios del siglo pasado estuvieron muy atentitos a estos factores de escala y se dieron cuenta de que una bomba un poco más y un poco más y un poco más potente alcanzaba un punto en el que se volvía inmanejable. Y a conciencia, en un ejemplo casi único en la historia, buscaron una solución para este problema que fue una especie de preludio de la guerra fría. Equilibrar las fuerzas bajo la confianza de que ningún grupo demasiado grande es enteramente suicida. Los neurobiólogos más de avanzada no deberían ser completamente ingenuos en estos menesteres. En fin, me fui lejísimos, volvamos al cerebro.

-Ud. afirma que la llamada década del cerebro ha sido más prolífica en datos y avances tecnológicos que en ideas. ¿Cuáles han sido los avances más significativos y, dentro de las pocas ideas, cuáles las más visionarias?

-Es que justamente, no las hay. Es como si me preguntan cuál fue la mejor lluvia de una temporada de sequías. Hay conceptos importantes que se han ido trillando lentamente. Uno es de la extrema plasticidad del cerebro. Encontrar la plasticidad material, la regeneración neuronal, después de romper el mito falso de que el cerebro no renueva su sustrato (las neuronas) a partir de la adultez. Mostrar que esto tiene una relevancia cognitiva. Al mismo tiempo, y por las mismas vías, la plasticidad de la identidad, la capacidad de una neurona (o incluso de células que no son neuronas) de volver a incorporarse a un ambiente extraño y comenzar un nuevo ciclo. Y la plasticidad a gran escala, de cortezas auditivas que se vuelven visuales si son correctamente estimuladas o viceversa. En fin, la moldeabilidad del cerebro a todas sus escalas, si se cuenta con las recetas adecuadas.

Un paseo por la ciencia

-Si tuviera que hacer un mapa mundial del patrón de desarrollo científico de los últimos años, ¿cómo sería?. Y específicamente en neurociencias ¿cuál es el país más avanzado? ¿Existe una coherencia interna dentro de las neurociencias a nivel mundial?

-Seguramente se parece al mapa de la energía eléctrica consumida, que a su vez se parece a todos los mapas que se correlacionan con el desarrollo. Es decir, Estados Unidos es por lejos el país más avanzado. En cuanto a la coherencia yo diría que más bien hay demasiada, en parte por lo que pasa en todos los otros rubros: que hay que estar adecuado a las normas. La comunidad neurocientífica, que estudia las sensaciones, las percepciones, el conocimiento y sus respectivas maquinarias es sumamente conservadora.

-Ud., además de científico, es un excelente divulgador científico, como lo demuestra en su libro "El breve lapso entre el huevo y la gallina" con historias interesantísimas. Divulgar la ciencia requiere intentar explicar la complejidad de los conocimientos científicos en lenguaje cotidiano, para el que no sabe. Y Ud. mismo afirma –haciendo referencia a la trayectoria de Isaac Asimov que la manera de contar la ciencia admite infinitas categorías, que en el fondo es una cuestión de gustos. ¿Cuál elige Ud.?

-Sí, los caminos que se pueden elegir son infinitos… Yo he elegido hasta ahora, o tratado de elegir en la medida de lo posible, el de la crónica. El del paseo. La ciencia para mí tiene que ver con un aspecto muy fundamental de la curiosidad, de abrir puertas a escalas extrañas, de mezclar líquidos para que salgan humos, de observar hormigas, estrellas. Yo trato de contar crónicas de estas aventuras como manera de divulgar la ciencia.

-¿Qué libros de divulgación científica y sitios de internet recomendaría para conocer más del mundo que nos rodea?

-En casa de herrero, cuchillo de palo. Yo casi no leo libros de divulgación. Hace un buen tiempo, antes de entrar a la facultad, los grandes clásicos de la divulgación de la colección gris de Tusquets (Metatemas) fueron para mí muy motivantes. Creo que es hora de renovarlos y generar un espacio de divulgación menos vetusto. Diego Golombek, con su colección "Ciencia que ladra…" está haciendo un muy buen esfuerzo por hacer una divulgación fresca. Eduardo Martínez tiene un sitio, tendencias21, que está haciendo con mucho esfuerzo propio y con mucha generosidad. Creo que puede ser un espacio interesante para que se vuelque y se aprovechen sectores del pensamiento crítico de la ciencia del mundo hispano.

Posted in Ciencia Oculta, Ciencia y Religion, Fisica Cuantica | Leave a Comment »

Universo físico y universo psíquico

Posted by cosmoxenus en 12 abril 2009

por Weimar Muniz de Oliveira

Uno de los asuntos de ciencia hoy en boga versa sobre el origen del Universo, del Universo físico. Es evidente que no se trata de asunto atinente sólo a la ciencia experimental, particularmente a la Astrofísica, pero, y, sobre todo, a la Filosofía, ciencia especulativa.

Puede parecer una tontería, pero, reflejando cuánto al discutido y momentos o tema, nos parece que las divergencias entre las diversas teorías, hasta hoy levantadas, se justifican, por el simple hecho de que sean construidas donde la verdad jamás estará.

No obstante el gran avance de la ciencia en ese campo, en su investigación orgánica, necesario se hace también su avance en el campo de la experimentación y análisis extra física.

Con miras a la infinitu de del Universo que, además de eso, insiste en permanente y intrépida expansión, tal no induce que se ha lanzado mano de métodos inadecuados en la persecución del objetivo buscado, o sea, de su conocimiento?

En lo que se refiere a la expansión del Universo, el pensamiento que más se aproxima de la realidad cósmica, y con lo cual la Doctrina Espirisista concuerda, está inserto en "La Gran Síntesis", cuando afirma:

"El movimiento que existe en el Universo no es jamás un desplazamiento unilateral, efectivo y definitivo, pero la mitad de un ciclo que regresa al punto de partida después de haber cumplido determinado devenir, una vibración de ida y vuelta, completa en su contraparte inversa y complementaria. …Así la espiral, que antes era abierta, ahora se cierra; la pulsación de regreso completa el ciclo iniciado por lo de ida".

Todo eso no nos lleva a la ecuación lógica y final de que el Universo fuera concebido y concretizado por alguien?!Alguien hay de, primero, haberlo concebido, para, después, materializarlo. Y quien sería ese alguien? La obra dice de su autor. Si la obra dice de su autor, quien sería el autor de esa obra, el Universo?

No hay duda de que la búsqueda del origen del Universo, de la obra, envuelve a de su autor. La búsqueda del origen del Universo implica, pues, necesariamente, en la búsqueda también de su autor, bajo pena de pretenderse procedimiento incompleto.

Por otro lado, la investigación del origen del Universo debe envolver también la investigación de su extensión. Por lo tanto, la búsqueda del origen del Universo debe envolver también la búsqueda de su extensión y, consecuentemente, a de su autor. De ahí que se pueda, entonces, sospechar de que los métodos científicos hasta hoy empleados, con sus respetables teorías, relativas al origen del Universo y de su extensión, están escondiéndose por sendas tortuosas.

Es de buena lógica que los métodos científicos usados en las investigaciones de la materia, en sus diversas gradaciones, no pueden ser los mismos que serían empleados en investigaciones en el campo de la antimatéria, o campo de la imponderabilidad, que no se detecta por los instrumentos de investigación científica, por más sofisticados que sean, por situarse además de la tridimensionalidad.

Si se busca descubrir el origen del Universo, bien así su extensión y si esa busca impone también a de su autor, los métodos tienen que ser, necesariamente, otros: no sólo los métodos tenidos por científicos, conforme, por tradición, se convencion, pero métodos más purificados y complejos, capaces de explorar y detectar la naturaleza dúplice de todos los seres y de todas cosas, es decir, no sólo en lo que concierne a la materia, pero también a la antimatéria, o principio espiritual.

Ya no es secreto para los científicos que los fenómenos naturales que aún no fueron detectados por los aparatos más perfeccionados, no dejan, por eso, de que existan. Continúan desafiando la mente científica de este siglo y, tal vez, de todo el milenio que se inicia, hasta que haya, por parte de la ciencia oficial, el acatamiento de métodos capaces de probarles la existencia y la autoría…

Autor: Weimar Muniz de Oliveira

Fuente: Diário da Manhã, link:

http://www.dm.com.br/impresso/7791/opiniao/66175,universo_fisico_e__universo_psiquico_i

Etiquetas de Technorati: ,,

Posted in Ciencia Oculta, Fisica Cuantica, Noticias | 2 Comments »

INMORTALIDAD

Posted by cosmoxenus en 15 marzo 2009

 

Por José Schlosser

De su libro “Cosmos e Inmortalidad”

Hemos dedicado los Trazados anteriores al Macrocosmos. Dediquémonos ahora al Microcosmos y veamos lo que hay dentro de ese Todo representado por una esfera cósmica.

¿DE QUÉ ESTÁ COMPUESTO EL UNIVERSO?

Aristóteles creía que el Universo estaba formado por materia y por fuerzas: agua y tierra, que tendían a bajar; fuego y aire, que tendían a subir. Agregaba que la materia era divisible ¿En qué partes? El no lo sabía. Demócrito usó por primera vez la palabra ATOMO (indivisible) y sostuvo que al llegar a él, la materia ya no era divisible. Recién en 1911 Rutherford demostró que el átomo estaba formado por un núcleo positivo y electrones que giran a su alrededor. En 1932 Chadwik descubrió que el núcleo positivo lo forman protones positivos y neutrones sin carga. En 1969 Murray Gell-Mann nos dijo que los protones y neutrones los formaban partículas más pequeñas, los QUARKS. (1996: Investigadores del Laboratorio Fermi, Illinois, USA, creen haber encontrado en su Acelerador de Partículas, unidades "sub-quárkicas". Esta podría ser una nueva revolución en las teorías referentes al origen de la materia en el Universo).

Hoy, la Hipótesis Cuántica, la Teoría de la Incertidumbre y la combinación de ambas en las Teorías de la Mecánica Cuántica, nos llevan a la conclusión de que el mundo ya no se puede describir como una combinación de partículas y ondas, sino que ambas son de la misma naturaleza. Es más: en los últimos, años la física tiende a formalizan a los "quarks", a identificarlos con cuerdas virtuales, a través de las cuales pasa la vibración, las ondas de la energía, esencia tanto de la materia como de las fuerzas interactuantes. Todo en el Universo se reduciría a ondas y si se conoce el estado de una onda en un instante determinado, podremos predecir su comportamiento en cualquier otro instante. Dirac por su parte llevó a la ciencia a concluir que cada partícula tiene su antipartícula con la que puede aniquilarse. Volvamos a una imagen del Universo formada por implosiones y explosiones sucesivas, en un ciclo esférico perenne.

LA ESFERA DE UN SOLO POLO

La propuesta original que aquí hago es la de que, en el punto de la esfera cósmica donde se ubica el BIG BANG pudo haber habido un instante en el que los "quarks" se unieran con los "antiquarks" y se anularan mutuamente, como si se tratara de valores eléctricos negativos y positivos cuyas sumas se compensan y neutralizan. Debería haber pues un instante de Nada, que coincide con el principio del Todo. Y si así fuera, la conclusión de mi propuesta lleva a corregir la imagen de la esfera cósmica con dos polos, uno el BIG BANG y el otro el BIG CRUNCH, para visualizarla como una esfera con un solo polo ambivalente en el que coexistirían ambos fenómenos, el BIG BANG junto con el BIG CRUNCH. (Ver carta a Hawking 1 y luego la ilustración siguiente.)

1 CARTA A STEPHEN W. HAWKING

Prof. Stephen W.Hawking Cátedra de Matemáticas "Lucasian" Universidad de Cambridge Gran Bretaña

Ramat Gan, 2. de febrero de 1992

De mi mayor consideración: Soy un uruguayo, hay ciudadano israelí, dedicado al estudio de temas humanísticos. Sin embargo, para esbozar una teoría personal sobre La existencia de Dios y La inmortalidad del alma con base científica, tuve el placer intelectual de estudiar a fonda su libro "A BRIEF HISTORY OF TIME".

El hecho de que el mundo entero lo haya alabado no me impide transmitirle mi modesto agradecimiento por haber abierto mi mente a un mundo desconocido y apasionante. Pero mi interés aquí no es sólo reconocer su genio, sino además atreverme a agregar una propuesta original, que entiendo soluciona las contradicciones existentes en La Teoría Cuántica de La Gravedad, aplicada al origen del Universo: Ud. explica que La solución es considerar La ecuación Espacio-Tiempo como una esfera en La que no existirían fronteras y por lo tanto tampoco singularidades. Tanto en el Polo Norte, – donde Ud. ubica el Big Bang, – como en el Polo Sur, – donde Ud. ubica el Big Crunch, – las leyes generales subsistirían.

He tenido el gran atrevimiento de pensar que encontré una contradicción en esta Teoría: Después de producido el Big Bang, el Universo comienza a expandirse. ¿Hasta dónde? Siguiendo su representación gráfica, La expansión podría llegar hasta el Ecuador, pues de allí en adelante comenzaría a contraerse, – ordenadamente, – hasta llegar finalmente al Big Crunch, ubicado gráficamente en el Polo Sur.

¿Pero qué pasa en este caso con la FLECHA DEL TIEMPO? Ella, por definición, siempre debe apuntar al futuro. Pero en esta representación esférica, al llegar al Ecuador, – y comenzar el proceso de implosión, – la Flecha Cosmológica y La Flecha Termodinámica, deben invertirse, cambiar de sentido. Porque su sentido hacia abajo sólo se justifica mientras haya expansión, mientras aumente la entropía y el desorden. Ud. dice que ello no es necesariamente así, porque la existencia de seres inteligentes sólo es posible en la fase expansiva, según el Principio Antrópico débil. Pero lo invito a pensar en otra posibilidad. Propongamos que el Big Bang y el Big Crunch coinciden, coexisten en el mismo punto de la esfera, en el Polo Norte. En ese caso, La etapa contractiva no comenzaría en el Ecuador, sino en el Polo Sur. Par lo tanto, las Flechas Termodinámica, Psicológica y Cosmológica no deberían invertirse: seguirían una Iínea recta geodésica, que circunvalaría

La esfera, sin cambiar de sentido. Naturalmente, al pasar por el Polo Sur, comenzaría a apuntar hacia arriba, pero sin haberse invertido. Esto nos liberaría de la necesidad de aplicar los Principios Antrópicos, tanto el débil como el fuerte.

Con su eliminación, también dejaría de existir la limitación que ello nos impone, de pensar en el Universo como función del Hombre. Los Principios Antrópicos consideran al Hombre como factor condicionante. Si los eliminamos, – y mi atrevida Teoría lo permite, – el Hombre sería una consecuencia y no un generador. Y con ello nuestra mente podría concebir al Universo en su infinita proporción, sin limitarlo o condicionarlo a la existencia de Seres Inteligentes. Finalmente: ¿como es que el Big Bang y el Big Crunch coexistirían en un mismo punto de la esfera? Mi propuesta es la siguiente: en el punto de la esfera cósmica donde se ubica el Big Bang, – el superior, – pudo haber habido un instante en el que los quarks se unieran con los "anti-quarks" y se anularan mutuamente, como si se tratara de valores eléctricos positivos y negativos, cuyas sumas se compensan y neutralizan. Debería haber allí pues, un instante de Nada, coincidente con el principio del Todo. Y así se daría en la esfera un solo punto.

Y con ese punto único se explicaría como dentro de la Nada, en el cual ya esta inmerso el Todo, se mantiene existente el Principio Universal. Es mas: este punto de Todo-Nada es perenne y sigue manteniéndose en todo el proceso de expansión y contracción sucesivas. ¿Cómo? Porque la suma total de la energía del Universo es siempre cero. Expliquémonos: la materia, formada por partículas reales, tiene energía positiva. Pero cada quark real, – aquellos que forman la materia real, – esta atrayéndose a sí mismo, por su gravedad intrínseca. Este campo gravitatorio tiene energía negativa, de igual intensidad que la energía positiva que forma la materia. Ambas energías se igualan pues permanentemente y esto es lo que constituye en definitiva el Gran Principio Universal, el Gran Equilibrio del Todo. Hasta aquí mis modestas lucubraciones. Si ellas tienen algún interés para usted, todo mi propósito esta cumplido.

Reciba Ud. las expresiones de mi admiración por su persona y por su genio científico.

Atte.

José Schlosser

Esta hipótesis permitiría explicar cómo dentro de la Nada, en la cual ya está inmerso el Todo, se mantiene existente el Principio del Universo. También permitiría solucionar el problema que plantea la coordinación de la imagen del Universo esférico con la FLECHA TERMODINAMICA DEL TIEMPO: Si aceptamos la esfera con dos polos, desde el momento del BIG BANG el Universo comienza a expandirse y la flecha sigue la dirección de esa expansión. Pero ello solo es posible hasta el ecuador, porque allí el universo debería comenzar a contraerse y en consecuencia la flecha debería cambiar de sentido. Al aceptarse mi propuesta, la flecha no cambia de sentido al llegar al polo sur, sino que al seguir la línea recta geodésica y pasar por ese punto, sigue el mismo sentido, solo que por el lado contrario de la esfera, lo que regulariza el proceso del Universo, al seguirse cumpliendo las Leyes de la Termodinámica.

EL UNIVERSO ES CERO

Pero no sólo en ese instante crucial del Todo y Nada ocurre que la suma total de energía del Universo es "0". Esto, aunque difícil de imaginar, es el resultado permanente de la interacción entre las fuerzas universales? ¿Cómo? Porque la materia, formada por partículas reales, tiene energía positiva. Pero cada Quark real, de aquellos que forman la materia real, está atrayéndose a sí mismo, por su gravedad intrínseca. Este campo gravitatorio tiene energía negativa de igual intensidad que la energía positiva que forma la materia. Por lo tanto, aún hoy existimos en un Todo que es Nada, como consecuencia del equilibrio entre partículas y antipartículas.

¿CÓMO ES QUE SIN EMBARGO EXISTIMOS EN UN TODO?

¿Cómo se desarrolla el Universo? El desarrollo se explica pon un principio matemático:

2 × 0 = 0 también -2 × 0 = 0

En consecuencia, partiendo de esa Nada, puede comenzar a multiplicarse la materia y por lo tanto también la gravedad negativa, sin violar la ley de la conservación de la energía: al duplicarse la materia, por expansión del Universo, también se duplica la energía gravitatoria negativa, por lo que la suma de energía total sigue siendo 0.

Algo para meditar al respecto: 1. – Si aceptamos la teoría de que la energía total del Universo es cero. 2. – Si nosotros somos parte de ese Universo y por lo tanto somos la suma de materia y energía. 3. – ¿Somos pues nada? ¿Somos una ilusión? ¿Somos una ilusión dentro de una total ilusión?

Ahora, volvamos a la Esfera Total. Si el Todo es en sí mismo el G:.A:.D:.U:., todopoderoso, infinito, esencial, ¿qué es lo que subsiste en ese instante de cero absoluto, cuando coinciden el fin del CRUNCH y el principio del BANG? Sólo puede existir una Voluntad de crear, un instinto genético, una vibración espiritual cuya potencia se traducirá finalmente en luz y esta a su vez en materia, tal como lo idealizamos antes.

Actualización para relacionar este material con el Acelerador de Partículas:

¿Los sabios que construyeron y ahora manejan el LHC están sustituyendo esa “Voluntad de Crear”? La escalada por hacerlo comenzó por la clonación, constituida hoy en la más sencilla de las operaciones de laboratorio: su conversión en hechos seguramente ya se está practicando en algún sofisticado y neo-alquímico recinto escondido del conocimiento público. Nuestra pasión por conocer la verdad sobre el origen de la materia sólo será legítima si con los secretos que descubramos seamos capaces de erradicar del mundo parte del dolor, la miseria, y los esquizofrénicos intentos de dominio del hombre por el hombre.

¿CUÁL ES EL LUGAR DEL HOMBRE DENTRO DEL TODO AUTOSUFICIENTE? 

Lo maravilloso del Universo es que sus valores de materia y energía, parecen haber sido ajustados sutilmente para hacen posible el desarrollo de la vida y dentro de la misma para la existencia del hombre. ¿Podemos concluir de aquí que el hálito genético inicial tuvo objetivos ya fijados desde el momento de la creación? Mi respuesta personal es que sí, porque los hechos en la naturaleza, en el Universo, no ocurren en forma arbitraria, sino que reflejan un orden ("Dios no juega a los dados", dijo Einstein). No es aceptable que el objetivo no exista si se fijaron leyes inmutables y ordenadas que conducen al mismo. Por lo tanto el objetivo existe, el Gran Plan funciona y el Hálito Inicial es su única explicación.

¿POR QUÉ EL UNIVERSO ES COMO LO VEMOS?

Hay un principio fisico-filosófico, llamado el de la Antropía, que nos permite dar una respuesta: vemos al Universo en la forma que es porque nosotros existimos. Si no existiéramos, no lo veríamos. Y si el Universo fuera distinto, nosotros no existiríamos tal como somos hoy. Par lo tanto, el hombre es a la vez parte del proceso y objetivo del mismo.

ENTONCES ¿HAY RELACIÓN ENTRE EL GRAN HÁLITO INICIAL Y EL HOMBRE TAL COMO EXISTE?

Si volvemos a la referencia de que el TODO/NADA original contenía en Sí mismo materia y antimateria. Si aceptamos también que de allí surgió el Universo evolucionado y dentro de él, nosotros. Entonces deberemos concluir que en nosotros existe parte de ese TODO/NADA original, pues todo lo que se formó a partir de él, es autogenerado. Ahora bien: vimos que en el TODO/NADA hubo materia y energía. Entonces, también nosotros estamos formados par iguales componentes. Por lo tanto nuestro cuerpo es materia cósmica y nuestro espíritu es fuerza original.  

PERO EL HOMBRE ES MORTAL ¿QUÉ PASA CON ÉL (materia + espíritu) AL MORIR SU CUERPO?

El cuerpo está formado por moléculas de CHON, – carbono, hidrogeno, oxigeno y nitrógeno. En su origen ellas formaron células, cuya aptitud era dominar el entorno: hace 3000 millones

de años éramos microorganismos esparcidos pon el mar. Un real paraíso donde un día esos microorganismos aprendieron a usar la energía solar, la verdadera manzana de la sabiduría. Y hace 500 mil años aparecieron los primeros peces. Y hace solo 100 mil años apareció el hombre, un joven recién llegado a la vida cósmica. Y el cuerpo de ese hombre, al morir, se transforma, y la materia de sus células pasan a formar parte del gran proceso de constante evolución que sufre la materia. No desaparece. De esta materia estamos formados. Vimos antes que toda materia en la naturaleza logra su equilibrio existencial mediante la fuerza compensadora. Si el hombre es materia más espíritu, y la materia subsiste, el espíritu tampoco puede desaparecer, porque debe guardarse el equilibrio. Y entonces, se nos plantea el gran interrogante.

¿ES POSIBLE QUE EL ESPÍRITU CONSERVE SU IDENTIDAD?

Otra vez, mi respuesta personal: si, basándonos en la Teoría del Espín y en el Principio de la exclusión de Pauli: El Espín es una propiedad de las partículas, – ya sean estas quarks o cuerdas, – por cuya propiedad cada partícula adquiere su identidad. En forma muy burda: hay partículas que tienen Espín 1/2 y se identifican, se ven, se presentan como la materia del Universo. Y hay partículas con Espín 0, 1 y 2, que son las que se manifiestan como fuerzas. Las partículas con Espín 1/2, materia, se atienen al Principio de Exclusión, por el cual no pueden tener la misma posición y la misma velocidad en el espacio y en el tiempo. Es por eso que la materia no se colapsa, no forma una sopa densa más a menos uniforme. Pero las partículas con Espín 1, 2 o 0, no se ciñen a este principio: en realidad no ocupan ninguna posición en el espacio, porque su función es la de interaccionar, como fuerzas, entre las partículas 1/2. Par lo tanto sus posibilidades de individualizarse, de poseer una individualidad, una singularidad, son infinitas, porque al no acupar ningún lugar en el espacio, coexisten con todas las demás. En consecuencia también el espíritu que estas partículas de fuerza componen, es individual y único.

Mi propuesta, pues, es la de aceptar que el espíritu de cada hambre es imperecedera y subsiste en el espacio y en el tiempo eternamente. ¿Que quizá encuentre su ubicación en otro cuerpo? ¿Que algún día alcanzaremos el método para recibir señales de su existencia? ¿Que hasta nos sea posible algún tipo de comunicación con él? Son preguntas que a nuestro nivel actual de conocimientos no podemos responder. En esta etapa, a mí mesatisface la conclusión básica de la permanencia del espíritu. Y la de que la vida del hombre es un largo camino de perfección, en el que todo lo que haga para enriquecer ese espíritu le agregará fuerza y brillo en su existencia eterna.

Con esta seguridad y la paz que ella me brinda; con la fe de formar parte de un Todo maravilloso, equilibrado, luminoso y perfecto como el Espíritu Divino del cual ese Todo se informa, concluyo esta especulación, que espero aporte material a nuestras meditaciones.

Posted in Ciencia y Religion, Fisica Cuantica, Muerte, Reencarnación, Vibraciones | Leave a Comment »