El Amarna

Colección de artículos sobre filosofía primordial, sophia perennis, ocultismo, esoterismo, geometría sagrada, mitología, historia oculta y misticismo.

La jerarquía de los seres

Posted by cosmoxenus en 20 mayo 2009

Publicado por Adrián Pérez de Vera F.R.C. en Cábala y misticismo

Los Santos Patronos y la jerarquía de los seres

En toda la literatura bíblica encontramos numerosas alusiones a seres no carnales que ejercen una función específica a lo largo de la vida consciente e inconsciente de los hombres. Los hay de luz, mensajeros, patrones de diversas funciones, etc. Nos estamos refiriendo al término genérico de ángeles, aunque como es sabido, entre ellos los hay de múltiples categorías y titulaciones. En la definición enciclopédica vemos que el término ángel se refiere a “ser espiritual, creado por Dios, inmortal y de naturaleza superior a la humana. En la Biblia y en diversos textos asirios, babilónicos, persas, etc., hay una variada profusión de ellos referidos siempre a poderes complementarios del ser humano en su incapacidad para asumir con éxito ciertas tareas…” No estoy de acuerdo con parte de la definición. No es cierto que un ángel sea de naturaleza superior al humano, de hecho ellos solo pueden ejercer una sola función, mientras que el ser humano puede realizar varias funciones a la vez. Si aceptáramos que un ángel es superior al hombre, negaríamos, por la misma razón, el aserto bíblico de que estamos hechos a imagen y semejanza de Dios. Por otra parte, en lo relativo a la incapacidad del hombre de asumir ciertas tareas, creo que es el hombre el dueño y señor del karma y que el éxito o fracaso de lo que hace está en relación a su aprendizaje y a las fuerzas o ángeles que use o que no use; de manera que un ser humano armonizado con las fuerzas de la naturaleza y con su maestro interno está capacitado para realizar con éxito lo que se proponga. Es posible que lo que llamamos maestro interno esté en comunicación constante con los seres espirituales, de ahí que ellos, siendo muchos y con distintas funciones, sean usados con maestría por nuestro ser interno.

Hay muchas clases de seres o fuerzas espirituales y naturales. Dionisio el Areopagita describe el siguiente orden: Serafines, Querubines, Tronos, Dominaciones, Virtudes, Poderes, Principalidades, Arcángeles y Ángeles. También Santo Tomás de Aquino desarrolla teorías angélicas que encuentran paralelismo con las de Dionisio, cuyas hipótesis, las de Dionisio, se ven más detalladas en los textos cabalísticos y que inclusive Papus recoge en algunos escritos. También Jacobo Boehme hace alusión a que en la luz del alma está el entendimiento de estas fuerzas.

Hay que tener en cuenta que existen tres reinos o niveles donde las fuerzas se manifiestan. Uno es el de las esferas, es decir, el plano físico de la tierra y demás planetas. Otro es el que llamamos plano astral. Y el tercer plano es el que llamamos mundo espiritual.

Los cuentos y los mitos nos hace imaginar luchas entre fuerzas creando nombres y condiciones morales para las fuerzas que son en si naturales, esto nos hace realizar una serie de aspectos que no están más allá de nuestra propia imaginación. Para hacerme entender pondré un ejemplo a través de dos narraciones cortas que querrán decir lo mismo, pero que por el lenguaje utilizado hará que lo veamos como cosas distintas: 1.- Las ondinas del agua fueron atacadas por las salamandras que en su fuerza poderosa las debilitaba. Ellas, las ondinas, comandada por su reina Tharsis, que es inmortal, buscaron refugio entre los elfos. Allí, en el reino de los elfos, esperarán las ondinas un mejor momento para aparecer de nuevo. Pero las salamandras insistían en su ataque a pesar de que ya no quedaba ni una sola ondina. Al final, los gnomos se apropiaron del espacio dejado por ellas, y a más ataque de las salamandras, mayor proliferación de gnomos aparecía en el campo de batalla. (Noten la diferencia de lenguaje para expresar lo mismo) 2.- En una olla se puso agua a hervir, la acción de un vivo fuego olvidado hizo que el agua se evaporara. Como ya no había agua y el fuego seguía encendido, se produjo una costra en el fondo de la olla.

No creo que necesitemos mayor explicación sobre los textos expuestos arriba. En el lenguaje alquimista también vemos como al explicarnos cosas naturales, debido al lenguaje, nuestra imaginación se va por otro lado apartándonos del sentido natural de la explicación. La transformación del agua, la cual pasa por tres estados, es algo natural, pero podemos decirlo con otros nombres al hacer uso de la poesía imaginativa.

En cábala, y más específicamente en el libro “La Ciencia Cabalística o el Arte de Conocer a los Genios Buenos”, las letras del alfabeto hebreo se relacionan con tres planos principales:

  • La primera década (de alef a yod), se refiere al mundo angélico o jerarquía de las inteligencias soberanas derivadas de la Primera Luz Eterna.
  • El óctuplo (de kaf a tsade) representa los diversos órdenes de los ángeles que habitan los mundos visibles (astronómicos). Cada esfera individual queda bajo la protección de una inteligencia gobernante.
  • La tétrada (de qof a tau) está en correspondencia arcana con el mundo elemental.

Según Dionisio el Areopagita cada una de las diez primeras letras hebreas tiene su correspondencia angélica. Así, alef está ligada a los ángeles llamados hayot kodesh. Serían los motores de la creación. Beth está ligada a los aufanim. Gimel a los arelim. Daleth a los chasmalim. He a los poderes. Vau a las virtudes. Zain a los hijos cabalistas de Elohim. Heth a los ángeles llamados hijos de Dios. Teth a los querubines. Yod a los llamados ishim, es decir, los hombres fuertes, felices y benditos ubicados en la esfera espiritual. El resto del alfabeto corresponde a los principios individuales de la inteligencia y gobernadores de innumerables huestes, y que por separado, ejercen un papel importante en la economía del universo místico. En otras relaciones que sería muy largo detallar aquí, aparecen las letras con sus correspondencias particulares, todas ellas separadas en dos grupos relativos al mundo astronómico y al mundo elemental, y que también recoge a los Ángeles Olímpicos o espíritus gobernantes de las regiones del universo que son los astras los cuales están subdivididos a su vez en mayores y menores.

En el cristianismo se ha desarrollado la idea de un ángel guardián para cada persona comúnmente llamado el ángel de la guarda. Pero tal idea parece provenir del judaísmo que en tiempos remotos invocaban la ayuda de los arcángeles según se desprende de esta antigua oración:

A Dios todopoderoso,

Señor de Israel,

Que Miguel esté a mi derecha,

Gabriel a mi izquierda,

Rafael delante de mí y

Detrás de mí Uriel,

Y por encima de mí la divina Presencia de Dios.

Algunos practicantes de rituales mágicos, a veces adivinatorios, establecen sus peticiones usando el mismo orden de los arcángeles que aparece en la oración judía. En nuestro círculo también se invoca la presencia de Dios utilizando las cuatro direcciones que en un plano geográfico corresponde al norte, sur, este y oeste. Y en el centro, el sagrado templo o shej’inah, solo que en vez de ángeles se invoca a Dios en todas las direcciones.

Es difícil no especular con el tema de los ángeles, pues al no entender ni conocer las causas de la mayoría de las cosas de la creación, al ver que una semilla puede desarrollarse en un enorme árbol, o que el mundo de las vibraciones tiene más de invisible que de ostensible, así como de los miles de fenómenos de los distintos reinos que no es otra cosa que la moción del Ser, su cambio o perenne mutación aparente de aquello que en Sí mismo es inmutable, por todo ello, decía, no es difícil que el ser humano haya buscado muchas explicaciones a través de la existencia de seres espirituales a los que asumimos el gobierno del mundo de las causas y del mundo de los efectos. Si uno tiene una visión o escucha un mensaje en sueños o meditación, no lo achaca a su propio ser, pues no se siente capaz de pensar que en él reside todo el poder y conocimiento. Es más fácil pensar que otro ser le trajo el mensaje. Nuestra educación religiosa nos ha sacado a Dios de dentro y nos ha colocado al diablo, de manera que cuando queremos algo miramos hacia fuera, hacia lo alto, buscando a Dios. Pero cuando cometemos errores estamos muy seguros de que algo maligno en nosotros nos ha impulsado a actuar así. En muchas historias infantiles aparecen dos entidades, una buena y una mala aconsejando al individuo, por tanto, con este tema de los ángeles estamos imbuidos de nuestra cultura y educación. La educación recibida, nuestras creencias, va a ser determinante en el uso o aplicación de estas fuerzas, de manera que o no las usamos o las aplicamos dándole otro nombre. En literatura más cercana a nosotros se habla de los maestros, inclusive tenemos invocaciones dirigidas a ellos. En otros casos hablamos de nuestro ser interno. También decimos fuerzas cósmicas o poderes regenerativos, y en otros casos hablamos de energías. El nombre es lo de menos, lo importante es que usemos esas Inteligencias en nuestro auxilio y dirigiéndolas hacia los demás.

Ello quiere decir que existen fuerzas naturales que están actuando en todos los planos que nuestra mente pueda vislumbrar. Por tanto, habría que separar las creencias imaginativas de una comprensiva sobre las fuerzas de la naturaleza, sean dichas fuerzas físicas o espirituales. Hay además otra cuestión. Si usted necesita apoyarse en fuerzas o seres o quiere darle denominaciones a estas fuerzas para usarlas en su provecho, está en todo su derecho de hacerlo. Este es un punto importante de buena influencia religiosa. Me estoy refiriendo a aquella relacionada con la práctica de la mediación. En algunas religiones hay muchos santos, vírgenes y ángeles que son utilizados por las personas que buscan algún bien, sea de salud para él o un familiar, para resolver un problema o de cualquier otro tipo. Si usted tiene fe o buena creencia en que a través de un mediador puede llegar a Dios ¿por qué no usarlo? De modo que un conocimiento de los ángeles es más que probable que le sirva a usted para invocar fuerzas que quiera manejar o para ir en socorro de alguien. En las profesiones también se ha extendido la idea de los santos patronos. Por si le sirve, a continuación nos referiremos a las funciones de los arcángeles.

Para conocer las medidas de las cosas se recurre a Metatrón. Este arcángel se relaciona con Enoc. Con este nombre podemos entender el hombre multiplicado, es decir, es el tercer nombre de las palabras que designa al hombre en hebreo (Adam, Geber, Enoc e Ish). Es también el séptimo patriarca contando desde Adán y que según la Biblia fue sacado de la tierra y llevado al cielo. Podemos decir que Metatrón es un hombre “arcangelizado”.

Miguel o Mikael significa “semejante a Dios” y lo podemos invocar para eliminar la negatividad. La leyenda de San Jorge y su lucha con el dragón se deriva de este arcángel. El dragón son nuestras pasiones negativas, nuestra ignorancia e impulsos erróneos.

Gabriel es el mensajero de Dios, por tanto, representa la pureza y la verdad. Su nombre significa “Dios es mi fortaleza”. Es el que anunció a María que iba a ser concebida. Es el arcángel regente de la guarda y protege a todos los niños en su pureza, luego cada ser tiene su ángel de la guarda.

Rafael es el sanador divino, de hecho en su nombre se encuentra la polaridad positiva y regeneradora de Dios del más alto poder.

Uriel como su nombre indica es la “Luz de Dios”. Por tanto, el conocimiento de Dios y de la Sabiduría Infinita se puede invocar a través de él. Se dice que fue Uriel quien previno a Noé del diluvio. Para entender las leyes del karma, también podemos recurrir a este arcángel. Fue también el que se le apareció a Esdras y le motivó a rescribir la Tora.

Todos los arcángeles tienen su correspondiente ángel, de manera que para cada función específica usted puede invocar al que corresponda en cada situación. Esto trae a colación el aludido tema de los maestros. Cuando vamos a hablar en público podemos invocar al maestro de la oratoria y del conocimiento. Si necesitamos resolver un tema de salud, invocamos al maestro sanador. Si el problema es legal recurriremos al maestro de justicia. Pues bien, cada uno de estos maestros corresponde al ángel o inteligencia que ejerce esta o aquella función como los santos patronos aplicado a las profesiones. Visto esto así, puedo afirmar que en el ser humano existe todo el potencial para ejercer las más variadas funciones. Claro está que no recurriremos a los maestros, ángeles o patronos de una manera trivial, sino cuando tengamos verdadera necesidad. En dos situaciones de crisis puedo afirmar que alguna fuerza interna produjo la solución del problema que tenía. ¿Qué importa si llamamos a esta fuerza maestro o ángel? Otras veces le doy otra forma al uso de las fuerzas internas. Cuando no se resolver algo que me interesa puedo mirar hacia adentro y musitar por lo bajo el comienzo de aquel salmo que dice “el Señor es mi pastor, nada me falta”. Esta es otra forma de recurrir al maestro interno o ángel o fuerza espiritual que nos puede ayudar a resolver muchísimas situaciones de nuestra vida. Nuestro hábito de recurrir a estas fuerzas nos da la confianza de dejar en buenas manos la solución de muchos problemas. Es precisamente la confianza que depositamos la que ejerce el poder creativo. La familiaridad con que recurro a estos príncipes del universo hace que los llame con algún nombre de pila que por supuesto debe quedar en la intimidad. Lo que quiero decir es que usted que lee esto también puede aplicar los nombres que considere apropiados. En muchas invocaciones se recurre al Señor de los ejércitos, con lo cual parece expresarse que Dios comanda todas esas fuerzas en todos los niveles. Conozco personas que no tienen nada que ver con el misticismo y que todo esto de los ángeles les parece una fantasía imaginativa, sin embargo, cuando se encuentran en ciertas situaciones recurren hacia algo dentro de si mismos y apelan a lo que ellos llaman inteligencia. Por lo tanto, el nombre es lo de menos, lo importante es la práctica.

Por consiguiente, aquel que cree que no es creativo, es, precisamente, porque no lo cree, porque de hecho puede recurrir al ángel o maestro de la creatividad. La capacidad de amar, de realizar tareas, de ejercitar el cuerpo y la mente, de curar, de tener una buena madurez, de servir, etc., radica en lo que tenga en su mente. De manera que lo que hay que hacer ante las muchas situaciones que se nos plantean a lo largo de la vida es dedicar unos segundos a la interiorización e invocar dichas fuerzas para que nos iluminen o nos ayuden en la solución de los problemas. Tenga presente que aquello que se producirá es lo que su mente decreta. Quiere decir que si usted por un lado está invocando la solución de un problema y por otro lado está confiando en que ello no se producirá, usted esta creando lo negativo.

En la liturgia católica oímos “Gloria a Dios en el cielo y paz en la tierra a los hombres de buena voluntad”. La paz del alma, la armonía y la serenidad, están comandadas por fuerzas espirituales llamadas Poderes. Cuando nuestros pensamientos se materializan se debe a las fuerzas espirituales denominadas Virtudes. De manera que todo acto de creación mental o visualización puede concretarse invocando a los ángeles o fuerzas de la naturaleza superior. Detrás de los aspectos kármicos se encuentran las Dominaciones. Cuando nos damos cuenta o aprendemos de los errores son estas fuerzas las que producen el perdón en nosotros mismos. Pero sean Poderes, Tronos, Dominaciones o Virtudes, no por ello dejan de ser ángeles con funciones específicas, de manera que entre las Dominaciones tendrá un ángel para el perdón, uno para la misericordia, para la generosidad, etc., de manera que no importa si no conoce la clasificación, lo que importa es su confianza en estas fuerzas que se encuentran en usted mismo y a las que puede recurrir según el caso, simplemente tiene que reconocer el problema o necesidad e invocar al maestro o ángel especialista en el tema que le atañe o preocupa y depositar toda su confianza en que si place a los maestros ello se resolverá. Recuerde que desde el punto de vista humano una cosa se puede resolver de muchas maneras, pero desde el punto de vista Cósmico, una cosa solo tiene una forma de resolverse, bien.

¿Qué quiere decir la Escritura con la palabra Ángel? Esta pregunta se la hace un discípulo a Maimónides y éste contesta: “La palabra elohim significa jueces, y ha sido aplicada a los ángeles y al Creador como juez de los ángeles, Señor de las esferas y las estrellas… Aristóteles dice Inteligencias y nosotros decimos ángeles…Esta doctrina de que existen Inteligencias mediadoras entre la Causa Primera y las demás cosas, forma parte de la Escritura, donde se presenta cada acto de Dios ejecutado mediante alguno de sus ángeles. Pero ángel quiere decir mensajero y se llama así a todo aquel a quien se le confía una misión…En el Midrash-kohelet sobre el Eclesiastés X, 7, se halla el siguiente pasaje: ‘Cuando el hombre duerme su alma habla al ángel, el ángel al querubín’. El lector entendido verá en esto una clara prueba de que también se llama ángel a la facultad imaginativa, y querubín a la inteligencia del hombre”.

Para terminar, transcribiré una oración que se encuentra dentro de un evangelio esenio, al parecer dirigida a los serafines. Es una trascripción de un pequeño libro de Ambika Wauters que lleva por título “El Oráculo de los Ángeles”:

¡A los Ángeles que son los Hacedores y Gobernadores,

Los Moldeadores y Vigilantes,

Los Conservadores y Preservadores de la Tierra Abundante!

Y de todas las Creaciones del Padre Celestial.

¡Invocamos a los buenos, fuertes y benefactores

Ángeles del Padre celestial y la Madre Terrenal!

¡A los de la Luz!

¡A los del Cielo!

¡A los de las Aguas!

¡A los de las Plantas!

¡A los de los Hijos de la Luz!

¡A los de la Santa y Eterna Creación!

Adoramos a los Ángeles

Que fueron los primeros en atender el pensamiento y enseñanza

Del Padre Celestial,

De quién los Ángeles formaron la semilla de las naciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: