El Amarna

Colección de artículos sobre filosofía primordial, sophia perennis, ocultismo, esoterismo, geometría sagrada, mitología, historia oculta y misticismo.

El servicio en los tiempos actuales – (Extracto)

Posted by cosmoxenus en 9 noviembre 2008

Por Alejandro Gabriel Rost

Servir significa ser consciente de una necesidad que se debe satisfacer, y tener sentido de responsabilidad. En la actualidad hay mucha necesidad. ¿Como satisfacerla?

Principalmente A través de un alineamiento entre nuestra personalidad (cuerpo físico, emocional y mental) y nuestra esencia espiritual interna, nuestro Yo Superior o Ángel Solar.

Una buena manera de satisfacer la necesidad actual es vivir atentos y tratando de ser conscientes de esa necesidad, no dejando que el placer y la ilusión embarguen nuestros sentidos. Viviendo nuestras vidas de acuerdo al dictado de nuestros corazones, prestando servicio a nuestros hermanos en las pequeñas acciones de cada día, impregnándolas de buena voluntad. Siendo responsables y conscientes de que cada pensamiento y emoción negativo o positivo influyen a la humanidad para bien o para mal. Por lo tanto es imperativa una actitud fraternal, de paz y de búsqueda permanente de la verdad.

Según Vicente Beltrán Anglada (Conferencia en Barcelona – 14-01-1982), cuando hay alineamiento y el hombre se ha convertido en un discípulo espiritual, por su incansable búsqueda de la verdad y su experiencia a través de las crisis y las pruebas, existe una radioactividad – utilizando un término científico –, una radiación magnética en el campo vibratorio del aspirante, entonces se produce el servicio, es decir, se estimula el ambiente. Se nos dice que si hubiese muchos discípulos radiantes, radio-magnéticos, o de ese tipo, digamos, que puede educir de sí gran cantidad de energía pránica a su alrededor, de una pureza de vida extraordinaria, no se hubiese producido ninguna guerra en los últimos tiempos. Lo que pasa es que el discípulo ha descuidado fundamentalmente su vibración, y se dedica a interrogarse constantemente sobre lo que va a hacer para ayudar a la humanidad, lo cual significa enredarse en las conjeturas de la mente, y realmente poco hace en favor de sus hermanos, y tampoco de la Jerarquía o del Ashrama. Así que una de las condiciones que hay que tener en cuenta es que si nosotros nos hacemos radioactivos estamos sirviendo.

Ahora bien, ¿Qué implica esotéricamente radioactividad, magnetismo, o irradiación?, significa que una cierta cantidad de átomos de los planos superiores se ha introducido en nuestro compuesto celular produciendo una disgregación de las moléculas usadas que vienen del pasado (Karma). Podéis imaginar que el inconsciente colectivo, o la subconsciencia racial es un conglomerado de átomos gastados a través de las generaciones que nos han precedido, es un alimento ya que ha sido completamente elaborado y que, por lo tanto, a nosotros no nos da gran fluidez en el sentido espiritual, y que, por lo tanto, el hecho de que seamos radioactivos implica que hemos invocado del éter – esa sustancia coherente y al mismo tiempo coexistente en el espacio – para entrar en nuestro campo magnético y producir el fenómeno de irradiación. Irradiación es servicio; no hay que aprender a servir sino irradiar, porque la gente se siente estimulada más sin que vea la mano generosa que le ayuda, más cuando está siendo ayudada sin que se dé cuenta.

Hay que actuar como lo hace la luz del sol, que ilumina todo su sistema solar sin estar pendiente de ello, solo por expresar su esencia, fundamento de su vida espiritual.

No hay que preocuparse del servicio, sino por irradiar energía, porque si irradiamos energía, (Luz) esta energía positiva que extraemos de los aspectos superiores del espacio, o del éter, entonces, obraremos fundamentalmente sobre el ambiente circundante. El ambiente en su totalidad es éter condensado, un ambiente social es éter condensado hasta cierto grado de vibración, una cultura de un pueblo es éter condensado, la evolución del propio Logos es éter condensado a través de una particularidad, digamos, de tiempo psicológico.

Cabe agregar con respecto al servicio unas palabras del Maestro tibetano Djwal Khul: “El verdadero servicio es la emanación espontánea de un corazón amoroso y de una mente inteligente, el resultado de hallarse en el lugar correspondiente y permanecer en él; el producto de la inevitable afluencia de fuerza espiritual y no de la intensa actividad en el plano físico; es el efecto del hombre cuando expresa lo que en realidad es, un divino hijo de Dios, y no el efecto estudiado de sus palabras y sus actos. Un verdadero servidor reúne alrededor de él a quienes es su deber servirlos y ayudarlos por medio de la fuerza de su vida y su personalidad espiritualizada y no por sus pretensiones o aseveraciones orales. Sirve olvidándose de si mismo, sigue su camino abnegadamente, no piensa en la magnitud o el fracaso de sus realizaciones, ni tiene ideas preconcebidas de su propio valor o utilidad. Vive, sirve, trabaja y ejerce influencia sin pedir nada para el yo separado (egoísta).” 

Extraído de Tratado sobre Magia Blanca, pág. 144

Etiquetas de Technorati: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: