El Amarna

Colección de artículos sobre filosofía primordial, sophia perennis, ocultismo, esoterismo, geometría sagrada, mitología, historia oculta y misticismo.

LA SOCIEDAD TEOSÓFICA: SU MISIÓN Y SU FUTURO1

Posted by cosmoxenus en 18 octubre 2008

Es la culpa de otro, el ser ingrato; pero es la mía si yo no doy. Para encontrar a un hombre agradecido tendréque servir a los que no lo son.

SENECA

“… ¡Se ha rasgado el velo que me cegaba! Soy como todos esos hombres que claman a sus dioses y no son escuchados, o no son atendidos ¡empero debe haber ayuda! ¡Para ellos, para mi y para todos debe haber ayuda! o quizás los mismos dioses necesitan ayuda también siendo ésta tan débil cuando claman los labios tristes que no pueden salvar! ¡No dejaré que uno solo llore que yo pueda salvar!…”

La luz de Asia, fin del Libro III

Cuantos de cada uno de los miembros [de la Sociedad Teosófica], cuantas de sus Ramas, han seguido los preceptos contenidos en las nobles palabras de un Maestro de Sabiduría, [cuando dice] que:

“AQUEL QUE NO PRACTIQUE EL ALTRUISMO: AQUEL QUE NO ESTE PREPARADO A COMPARTIR SU ÚLTIMO BOCADO CON UNO MÁS DÉBIL O MÁS POBRE QUE EL: AQUEL QUE DESCUIDE AYUDAR A SU HERMANO HOMBRE, DE CUALQUIER RAZA, NACIÓN, O CREDO, CUANDO QUIERA Y DONDE QUIERA QUE ENCUENTRE SUFRIMIENTO. Y QUE SE HAGA EL SORDO ANTE LOS LLANTOS DE LA MISERIA HUMANA: AQUEL QUE ESCUCHE CALUMNIAR A UNA PERSONA INOCENTE, YA SEA O NO UN HERMANO TEÓSOFO, Y NO HAGA SU DEFENSA COMO HARIA LA SUYA: NO ES UN TEÓSOFO”2.

Y sin embargo ¡muchos que se consideran a si mismos Teósofos! nunca han compartido ni siquiera lo superfluo –ya no se diga su último bocado con los pobres; continúan haciendo una diferencia en sus corazones entre un hermano de color y uno blanco y como si fuese rocío celestial en sus resecos labios, hacen comentarios maliciosos en contra de sus semejantes, así como chismes no caritativos e incluso calumnias bajo la más leve provocación.

No es ciertamente la culpa de la minoría de verdaderos Teósofos, que tratan de seguir el sendero que hacen esfuerzos desesperados por alcanzarlo, sí la mayoría de sus colegas no lo hacen. No es por lo tanto a estos a los que está dirigido esto, sino a aquellos que, debido a su intenso amor de sí, y por su vanidad, en vez de tratar de llevar a cabo el programa original en la medida de sus posibilidades siembran las semillas de la disensión entre los miembros; a aquellos cuya vanidad personal, descontento y amor por el poder, que frecuentemente termina en ostentación, desmienten el programa original y el lema de la Sociedad.

En verdad, esos objetivos originales de la PRIMERA SECCIÓN de la Sociedad Teosófica bajo cuya recomendación y guía la segunda y tercera se fundieron en una sola, cuando fueron fundadas inicialmente, nunca será demasiado insistir, el volverlos a traer a la consideración de nuestros miembros. El espíritu de esos objetivos está claramente expresado en una carta de uno de los Maestros, citada en el Mundo Oculto en las páginas 71 y 73. Es así que aquellos Teósofos, que en el transcurso del tiempo y de los acontecimientos llegasen o se hayan alejado de los objetivos originales y en vez de cumplir con ellos hayan sugerido nuevas políticas de administración desde el fondo de sus conciencias interiores, no están cumpliendo con sus compromisos.

Sin embargo, algunos han afirmado orgullosamente que: “Siempre hemos trabajado siguiendo los lineamientos trazados originalmente para nosotros”.

“Esto no es cierto”, llegó la respuesta de aquellos que saben más de lo que Uds. saben acerca de los verdaderos fundadores de la S. T. entre bastidoreso que jamás llegarán a saber si siguen trabajando en este talante de auto engaño y autosuficiencia.

¿Cuáles son las líneas trazadas por los “Maestros”? Escuchen las auténticas palabras escritas por uno de ellos en 1880 al autor del Mundo Oculto:

“En nuestra concepción, entonces, estos motivos, sinceros y merecedoras de toda seria consideración desde el punto de vista mundano, son egoístas, (tendrás que perdonar lo que podrías ver como crudeza de lenguaje, si es que realmente tu deseo es el que tu profesas –de aprender la verdad y obtener instrucción de nosotros– que pertenecemos a un mundo totalmente diferente de aquél en que te mueves). Ellos son egoístas porque debes estar consciente de que el objeto principal de la S. T [Sociedad Teosófica] no es tanto el de gratificar las aspiraciones individuales sino el de servir a nuestros semejantes: y el verdadero valor de este término egoísta, el cual puede molestar tus oídos, tiene un significado peculiar con nosotros el cual no puede tenerlo contigo; por lo tanto y para comenzar, no debes aceptarlo salvo en su primer sentido. Quizás, podrías apreciar mejor nuestro significado si te digo que desde nuestro punto de vista las aspiraciones más elevadas por el bienestar de la humanidad llegan a mancharse de egoísmo, si, en la mente del filántropo se asoma la sombra del deseo por el beneficio de sí o una tendencia a ser injusto, aún cuando éstas, existan de manera inconsciente para él mismo. Sin embargo, siempre has tratado de suprimir la idea de una Hermandad Universal, cuestionando su utilidad y has aconsejado remodelar a la S. T bajo el principio de uncolegio para el estudio especial del ocultismo. Y esto, mi respetado y estimado amigo y hermano: nunca podrá ser.

Pero hay otra carta, escrita también en 1880, la cual es,… un reproche directo dirigido a aquellos Teósofos que descuidan la idea principal de Hermandad… o que: buscan eliminar “el título sentimental” y hacer de la Sociedad solo una arena para “la aparición de tazas o para hacer sonar campanas astrales”3.

H. P. Blavatsky

NOTAS

1 La mayor parte del contenido de este artículo fue presentado por H. P. B. en otro artículo en Francés en la Revista Le Lotus, bajo el título Teosofía y Buddhismo, por tal razón, solo se presentan aquí algunos pasajes que no aparecen en ese último artículo el cual aparece completo en el Suplemento Nº 2 de Atma Vidya, pp. 16–20.

2 Citado por H. P. B. en su artículo “Que todo hombre demuestre su trabajo” H. P. B. Collected Writings Vol X., p. 171. Se podrá notar que existen pequeñas diferencias en el texto respecto al que aparece en el artículo“La Teosofía y el Budismo”. Esto se debe a que el texto Inglés no es exactamente igual al Francés N. del T.

3 Dicha carta fue el resultado de una conversación tenida entre el Maha Chohan y el Maestro K.H., la cual se puede leer en el Nº 6 de la revista Atma Vidya, pero que no incluimos por no ser un texto de H.P.B.

 

Etiquetas de Technorati:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: