El Amarna

Colección de artículos sobre filosofía primordial, sophia perennis, ocultismo, esoterismo, geometría sagrada, mitología, historia oculta y misticismo.

Archive for 27/11/06

Las mejores tácticas para alejar el estrés

Posted by cosmoxenus en 27 noviembre 2006

Muchas situaciones tensionan la vida diaria. Pero la ciencia muestra que algunas actividades u objetos ayudan a las personas a aliviar esos síntomas y lograr una mejor calidad de vida. Algunas ni siquiera requieren dinero

Desde hace unos años, la medicnia y la ciencia advierten los peligros del estrés: aumenta la tensión arterial, el colesterol, genera angustia, depresión y es el principal obstáculo para disfrutar de la vida.

Sin embargo, aunque se pregonan muchas estrategias y métodos para desestresarse, la verdadera manera es encontrar cuál o cuáles, de una larga lista, son las tácticas adecuadas para cada persona.

La revista Forbes publicó un listado de diferentes stuaciones y objetos que ayudan a aliviar la tensión y recuperar la energía positiva.

He aquí algunas:

Té de manzanilla

Se sabe que la manzanilla, una planta natural, tiene propiedades relajantes. Sus aceites actúan terapéuticamente en el sistema nervioso central como agentes anti ansiedad. Las mejores infusiones se logran con hierbas naturales.

Buena comida

Más allá de las restricciones que imponen los médicos, una buena comida eleva el nivel de endorfinas, las hormonas conocidas como “del placer”.

El chocolate, el vino y las grasas son excelentes para levantar el ánimo. Eso sí, en su medida justa, porque un exceso acarreará problemas de sobrepeso.

El chocolate, por ejemplo, eleva el nivel de serotonina y evita la depresión.

Amigos

Parece una obviedad, pero se ha demostrado que las relaciones sociales colaboran con el estado de ánimo, disparan otros debates, alejan los problemas y ejercen un gran poder de contención a una persona estresada.

Organizar una salida, sobre todo fuera del hogar si el estrés es casero, ayudará a aliviar tensiones.

La fe

Creer en Dios, ir al servicio religioso o simplemente rezar ha movido el mundo. La fe mueve montañas pero también alivia la carga emocional.

Hobbies

Dibujar, coleccionar estampillas o latas de gaseosa, intercambiar figuritas, hacer buceo, trabajar en caridad, diseñar ropa, son actividades que se pueden hacer para el ocio, aunque hay personas que viven de eso. En este caso, buscar un pasatiempo es útil porque genera el olvido de los problemas cotidianos y crea un submundo psicológico, al menos por un rato.

Jacuzzi y masajes

Con cremas, piedras calientes o aceites, un masaje relaja la zona lumbar, la cintura y los hombros. Si no tiene quien le haga, dése un baño de inmersión con sales frutales con plantas energizantes.

Si puede , un jacuzzi o un rascador de espalda en la ducha será bienvenido.

Recreo de ocio

Si el trabajo le toma muchas horas, almorzar con un amigo, salir a caminar unos minutos al aire libre o tomar un poco de sol en una plaza le servrán para reponer energía y cortar el día.

Si simplemente puede escuchar música con un MP3 y los ojos cerrados unos minutos, al final del día se sentirá recompensado.

Reírse

La risa estimula los músculos faciales, previene las arrugas, distiende y alivia. Además, biológicamente levanta la presión e inhibe que aparezcan las hormonas del estrés.

Hacer ejercicio

Del mismo modo que la comida, la actividad física eleva las endorfinas. Libera las tensiones y al actuar sobre los músculos gasta energía acumulada.

Asimismo, es buena para olvidar los trastornos y renovar el oxígeno, lo que permite estar más fresco a la hora de volver al trabajo o ponerse a estudiar.

Siesta

La fatiga hace el trabajo menos productivo y la persona se irrita e impacienta más.

Aunque es difícil tener el tiempo, los médicos dicen que unos 15 minutos de siesta relajan los músculos faciales, bajan la presión, desaceleran el ritmo cardíaco y permiten a la persona estar de mejor humor.

Arte

Del mismo modo que los hobbies, los adultos encuentranen la pintura, la escultura o el dibujo una manera de expresarse y de “soñar despiertos”.

Posted in Autoayuda | Leave a Comment »

Palabras que hacen milagros

Posted by cosmoxenus en 27 noviembre 2006

La oración es una enorme fuente de poder, a la que se han reconocido grandes logros y curaciones milagrosas. El hecho de que las plegarias funciones refleja nuestra conexión con lo Absoluto y confirma que podemos hablar con Dios de una manera productiva.

Esta comprobado que cuando un santo hindú se pone a meditar, los ejercicios respiratorios que practica ejercen un efecto fisiológico sobre su cuerpo. Con las oraciones ocurre lo mismo. Numerosos experimentos parecen indicar que tienen un efecto benéfico sobre la salud. Sin embargo, en el ámbito científico sigue reinando el escepticismo en torno a este hecho, ya que no se ha encontrado aún una forma de rezar que funcione el cien por cien de las veces, ni se puede predecir con exactitud en que casos sanará la plegaria.

Al psicólogo Lawrence LeShan, que estudió en profundidad la curación a distancia en sus diversas fórmulas, le llamó la atención que, en el caso de la oración, fracasos y milagros iban unidos con frecuencia. Según los estudios de LeShan, las oraciones no parecen no funcionar más que en el veinte porciento de las veces.

Las trampas de Dios

En realidad, la razón más práctica para examinar el papel de la plegaria en las curaciones es precisamente que algunas veces funciona. Y además, el hecho de que en ocasiones no lo haga con todo el poder y previsibilidad requeridas tal vez refleje las deficiencias no de la oración, sino de quienes la practican. Quizá los orantes no están en el estado anímico adecuado, no tienen fe o no piden lo correcto. Tal y como escribió C. S. Lewis: “si Dios hubiese atendido todas mis absurdas plegarias, ¿dónde estaría yo ahora?”

En vista de nuestras limitaciones, quizá el camino más sensato a seguir por un Ser Supremo sea el de frenar los efectos de las plegarias o ignorarlas en su mayor parte. Así reduciría el peligro que éstas podrían suponer si fueran utilizadas por seres imprudentes. Ello explicaría que no exista una fórmula eficaz de rezar.

Pero no es sólo eso; si las plegarias funcionaran siempre nadie moriría. En este sentido cabe citar a numerosos líderes espirituales que han fallecido víctimas de enfermedades dolorosas, nada propias de seres elevados. Santa Bernadette, a quien se le apareció la Virgen en Lourdes, murió de cáncer de huesos y tuberculosis a los 35 años; Krishnamurti, el célebre maestro espiritual, a causa de cáncer de páncreas; Suzuki Roshi, divulgador del budismo Zen, de cáncer de hígado; Ramana Maharshi, el santo más requerido de toda la India de cáncer de estómago, y la lista podría ser más extensa.

Las explicaciones a estas disfunciones en personas tan espirituales son múltiples, pero sea cual fuere la respuesta, su actitud nos lleva replantearnos una suposición muy extendida en la Nueva Era: que la falta de salud y las enfermedades denotan carencia de equilibrio espiritual. El argumento desde luego es falso pues si espiritualidad fuera sinónimo de salud ¿cómo explicar, en la otra cara de la moneda, la existencia de esos pecadores con salud óptima? Nadie tiene la culpa de estar enfermo: “Ni él pecó, ni lo hicieron sus padres, sino que esto es para que se manifiesten las obras de Dios en él”, así contestó Jesús cuando los discípulos le preguntaron por un hombre que era ciego de nacimiento (Juan 9: 1-3). Tal vez en su respuesta esté la razón última de porque la oración no puede resultar absolutamente eficaz el cien por cien de los casos. Algunas dolencias tienen quizá un sentido cósmico, invisible a los mortales y tan sólo conocido por la divinidad.

¿Adónde van las oraciones?

La nueva forma en que concebimos actualmente el Universo y la psique humana deja obsoletas las creencias bíblicas sobre la existencia de un Dios que está “afuera” de nosotros y recibe nuestros ruegos como si fuera un satélite de comunicaciones. Hoy intuimos que ese Dios intermediario está íntimamente conectado con nuestra conciencia, por lo que el factor divino de la plegaria es interior y no exterior. Precisamente por ello la oración no siempre necesita ser pensada, puede ser inconsciente o tener lugar, incluso, en sueños.

Fuente: Formarse.com.ar

Posted in Autoayuda | 1 Comment »

CAUSA Y EFECTO

Posted by cosmoxenus en 27 noviembre 2006

Tomado de: 3 Enfoques sobre la Reencarnación

Autor: Sebastián de Arauco

Toda fuerza puesta en acción, busca su equilibrio en el curso del tiempo.

Toda acción crea una causa, que producirá un efecto de la misma naturaleza.

Ya desde antiguo viene dándose a conocer a la humanidad, empeñada en su propia desdicha, más por ignorancia que por intención, el fundamento en esta ley. Y así, podemos entresacar frases como estas:

“Lo que el hombre siembre, también ha de cosechar” (Galateos 6:7)

“Ten la seguridad de que tu pecado ha de alcanzarte” (32:33 del Judaísmo)

“Toda alma será recompensada por lo que ha ganado y no sufrirá injusticia” (El Corán 45:21).

El bien y el mal no caen erróneamente sobre los hombres, isno que los Cielos envían miseria o felicidad, según su conducta.” (Confusionismo).

Hay dichos populares diversos, que dan fuerza a este aserto:

-“El que las hace, las paga”.
-“Con la vara que midas, serás medido”.
-“Quien mal anda, mal acaba”.
-“Quien a hierro mata, a hierro muere”
-“Quien siembra vientos, recoge tempestades”.
-“Hijo eres, padre serás; como hicieres, encontrarás.”
Y otros muchos.

Todos esos cuadros humanos de dolor, fracaso, destrucción y miseria, NO son obra de la casualidad ni de la llamada mala suerte, ni del castigo de Dios. No personalicemos a la Divinidad Creadora. ¡No empequeñezcamos a esa Poderosa Fuerza Cósmica, que es el Eterno Amor! Porque, Dios no castiga.

EL DOLOR HUMANO, ES LA COSECHA DE LA SIEMBRA, ES EL EFECTO DE LA CAUSA. LA SIEMBRA ES VOLUNTARIA, LA COSECHA ES OBLIGATORIA.

Quien dominado por el egoísmo, orgullo, envidia, odio, etcétera, cause daño o perjuicio a sus semejantes; estará sembrando la semilla cuyo fruto será su propia desventura, y el mismo perjuicio y dolor que causare, PORQUE NADIE PUEDE ESCAPAR DE LAS CONSECUENCIAS DE SUS PROPIAS ACCIONES.

No existe la casualidad ni la llamada mala o buena suerte. En todo fenómeno existe una causalidad. Todo en el Universo, del cual formamos parte, está regido por fuerzas poderosas que denominaos leyes. Estamos inmersos en un océano de vibraciones, que inciden en nuestro psiquismo, de acuerdo con nuestra actitud mental.

Esas leyes emanadas de la Sabiduría Cósmica, han sido creadas en una armonía perfecta para un orden perfecto. Y lo imperfecto que apreciamos en nuestro mundo, es obra del hombre, no de Dios. LO PERFECTO NO PUEDE CREAR IMPERFECCIONES.

Todos esos cuadros de dolor, fracaso, destrucción y miseria, son el efecto de causas. El hombre sufre, porque él mismo ha atraído el sufrimiento con sus acciones de maldad, con sus transgresiones a las leyes naturales y espirituales, que son leyes divinas; con sus sentimientos y pensamientos ruines, que han ido acumulándose en el alma y conformando su destino, su karma.

Si para obtener un beneficio personal, yo engaño a alguien, perjudicándole o causándole daño en algún modo; o enceguecido por alguna pasión, le deseo algún mal; ese deseo, si le doy cabida, crea en mi mente pensamientos de maldad hacia esa persona. Y esos pensamientos son fuerzas destructoras que hacen impacto en la persona hacia quien van dirigidos[i]. Al emitir yo esos pensamientos de maldad, estoy vibrando en esa tónica negativa, que por afinidad, atrae hacia mi pensamientos de la misma naturaleza, que incidirán en mi mente y en mi alma (pensamientos y sentimientos), agudizando más y más esa pasión que, si no estoy alerta, me llevarán a cometer errores y actos de maldad que producirán sufrimientos en otros. Y aquí actúa la ley de consecuencias o de causa y efecto, DEVOLVIÉNDOME EN UN DETERMINADO MOMENTO DE MI VIDA PRESENTE O FUTURA, LOS MISMOS SUFRIMIENTOS QUE HAYAN CAUSADO.

Es decir que, con todo el mal que yo cause a los demás, estoy adquiriendo una deuda que habré de pagar, tarde o temprano; ESTOY CREANDO LAS CAUSAS QUE PRODUCIRAN EN MI SU EFECTO DE LA MISMA NATURALEZA, O SEA, EL DAÑO QUE CAUSARE A LOS DEMAS.

Por esta misma ley, toda acción de bien, de ayuda a los demás; todo acto de servicio desinteresado; todo sentimiento de amor y pensamiento de ayuda hacia mis semejantes y todo lo creado; RETORNARAN A MI CON EL BIENESTAR Y DICHA QUE HAYAN PRODUCIDO. No importa el tiempo que tarde, upes esta ley no actúa tan de inmediato como la ley física de acción y reacción; pero, esas vibraciones, esas fuerzas psicosomáticas, retornarán a mí en el momento oportuno que la Ley señale, CON TODAS LAS CONSECUENCIAS PRODUCIDAS.

La creencia en la existencia del perdón y de la gracia, tal como muchos la entienden, es la causa de tantos errores y maldades; es la valla que detiene el progreso moral de la humanidad de nuestro mundo occidental.

Si bien es verdad que el más favorecido por el perdón es precisamente la víctima, o sea, quien perdona; porque no se une al victimario por los lazos de odio, que tanto daño hace al alma y a la salud del cuerpo, y aún al pasar el umbral del Mas Allá; el perdón de la víctima, no puede borrar la falta del victimario. Porque, toda acción es una fuerza psicocinética que graba, mancha, densifica el alma de quien la realiza. Así, las acciones, sentimientos y pensamientos de maldad, impregnan el alma de un magnetismo denso, deletéreo que, ni el arrepentimiento ni el perdón, podrán borrar, ya que el perdón sino el dolor purificador, pasando por el mismo sufrimiento que haya causado. Empero, el Eterno Amor, ofrece un recurso maravilloso para depurar el alma de ese magnetismo deletéreo: el AMOR; el amor sentido y realizado en la práctica del bien.

Sólo cuando estemos vibrando en Amor (con mayúscula), cuando amemos a nuestros semejantes como nos amamos a nosotros mismos y entremos en la práctica del bien, aliviando el sufrimiento humano y otras múltiples modalidades; sólo entonces nos asemejaremos a Cristo, porque estaremos unidos a esa vibración divina, poderosa, y nuestra alma ira depurándose.

Es increíble que se acepten ciertas creencias que un detenido análisis rechaza por ilógicas e inadmisibles, y son contrarias a la ley del progreso del ser espiritual. Pero, como son más cómodas…, como ellas no piden el esfuerzo de la propia superación, son las que siguen las mentalidades infantiles que aún continúan creyendo en la cigüeña y en los Reyes Magos.

De todo lo expuesto se deduce que, TODO EL BIEN O EL MAL QUE HAGAMOS A LOS DEMAS, LO HACEMOS A NOSOTROS MISMOS. Tenemos libertad de acción, podemos hacer lo que nos plazca; pero, somos responsables de las consecuencias de nuestros actos, pensamientos, sentimientos y deseos.

De aquí, se desprende esta conclusión: Cada vez que hagamos un bien o un mal a alguien, estamos haciéndolo para nosotros mismos, porque nadie puede escapar a las consecuencias de sus propias acciones.

Cuando la humanidad haya asimilado este principio fundamental para una mejor convivencia humana, ¡qué mundo maravilloso será el nuestro!

Por ello, aquel reformador social – el sublime Profeta Nazareno- repetía con frecuencia a quienes presenciaban sus famosas sanaciones: “HAZ CON TU PROJIMO COMO QUIERES QUE SE HAGA CONTIGO”.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

EL OTRO IMPERIO CRISTIANO

Posted by cosmoxenus en 27 noviembre 2006


Editorial Nowtilus

Colección: Historia Incógnita

http://www.nowtilus.com

ISBN: 84-9763-243-5

¿Qué se esconde detrás del vínculo entre Templarios y Masones? ¿Cuál ha sido el nexo histórico que los une más allá del mito?

Todos los caminos conducen a la más poderosa Orden religiosa del mundo occidental: La Orden de San Benito. Esta obra propone una visión diferente en torno a la relación entre benedictinos, templarios y masones. Explica cómo y porqué Las Cruzadas fueron parte de un plan delineado por los líderes benedictinos de la Orden de Cluny para establecer un “Nuevo Orden” en el mundo medieval. Un “Nuevo Orden” que necesitaba de un ejército de combatientes que lo impusiese con la espada y un ejército de masones que lo construyese con la Escuadra y el Compás.

En una trama que supera cualquier ficción, una abrumadora secuencia de relaciones demuestra que los verdaderos ideólogos de las Cruzadas fueron los benedictinos cluniacenses. Ellos crearon el concepto “milites”, verdaderas órdenes de caballería asociadas a sus monasterios.

El espíritu del Temple sobrevivió a la francmasonería medieval. Hasta que, en el siglo XVIII, cuando la cristiandad se hundía en las tormentas de la Reforma, benedictinos, masones y templarios reaparecieron con un proyecto de “Imperio Cristiano Transnacional” que devolviera la unidad a Europa.

Nuevamente, abadías, castillos y logias fueron el centro político de los ideales de la restauración de la antigua alianza. Pero la temprana condena de los papas, el temor de los reyes y la revolución francesa, aplastaron la última carga de la caballería templaria.

El Otro Imperio Cristiano, primer título de la tetralogía de Eduardo R. Callaey “El Factor Masónico: la historia paralela” se desvelan las claves de esta historia.

Posted in Masoneria | Leave a Comment »

EL OTRO IMPERIO CRISTIANO

Posted by cosmoxenus en 27 noviembre 2006


Editorial Nowtilus

Colección: Historia Incógnita

http://www.nowtilus.com

ISBN: 84-9763-243-5

¿Qué se esconde detrás del vínculo entre Templarios y Masones? ¿Cuál ha sido el nexo histórico que los une más allá del mito?

Todos los caminos conducen a la más poderosa Orden religiosa del mundo occidental: La Orden de San Benito. Esta obra propone una visión diferente en torno a la relación entre benedictinos, templarios y masones. Explica cómo y porqué Las Cruzadas fueron parte de un plan delineado por los líderes benedictinos de la Orden de Cluny para establecer un “Nuevo Orden” en el mundo medieval. Un “Nuevo Orden” que necesitaba de un ejército de combatientes que lo impusiese con la espada y un ejército de masones que lo construyese con la Escuadra y el Compás.

En una trama que supera cualquier ficción, una abrumadora secuencia de relaciones demuestra que los verdaderos ideólogos de las Cruzadas fueron los benedictinos cluniacenses. Ellos crearon el concepto “milites”, verdaderas órdenes de caballería asociadas a sus monasterios.

El espíritu del Temple sobrevivió a la francmasonería medieval. Hasta que, en el siglo XVIII, cuando la cristiandad se hundía en las tormentas de la Reforma, benedictinos, masones y templarios reaparecieron con un proyecto de “Imperio Cristiano Transnacional” que devolviera la unidad a Europa.

Nuevamente, abadías, castillos y logias fueron el centro político de los ideales de la restauración de la antigua alianza. Pero la temprana condena de los papas, el temor de los reyes y la revolución francesa, aplastaron la última carga de la caballería templaria.

El Otro Imperio Cristiano, primer título de la tetralogía de Eduardo R. Callaey “El Factor Masónico: la historia paralela” se desvelan las claves de esta historia.

Posted in Masoneria | Leave a Comment »