El Amarna

Colección de artículos sobre filosofía primordial, sophia perennis, ocultismo, esoterismo, geometría sagrada, mitología, historia oculta y misticismo.

Archive for 22/07/06

Cinco claves para rediseñar positivamente tu vida

Posted by cosmoxenus en 22 julio 2006

Seguro que en alguna ocasión has pensado que sería fantástico tener una segunda oportunidad para poder demostrar todo su potencial en algún ámbito de tu vida. Todos sentimos en nuestro interior el anhelo de mejorar y desarrollar al máximo nuestros dones y potencialidades. A pesar de que todo el mundo desea mejorar, son muy pocas las personas que concientemente deciden en un momento de su vida “redefinirse” a sí mismos para pulir todo lo que les estorba en ese camino hacia sus mayores sueños. Quiero que por unos segundos se hagan las siguientes preguntas: ¿no sería fantástico poder modificar en nosotros todo lo que fuese necesario para poder desatar nuestro máximo potencial en cada instante de nuestra vida? ¿Qué supondría ese “rediseño” en nuestra vida y en nuestros resultados?

Pues bien, esa transformación está al alcance de tu mano. Todo lo que necesitas es tomar una decisión, y seguir unas pequeñas claves que pueden llevarte rápidamente a convertirte en esa persona que sabes que puedes llegar a ser. El proceso de transformación es algo sobre lo que tú tienes un control absoluto. Al igual que tú eres capaz de escribir una carta, desarrollar un proyecto o pintar un cuadro, eres igualmente capaz de transformar redefiniendo positivamente tu vida.

Y ese es el primer paso. Toma conciencia de que la transformación personal no es nada complicado, sino todo lo contrario. El cambio positivo es verdaderamente sencillo cuando existe la motivación necesaria. Lo que ocurre es que muchas personas utilizan el siguiente razonamiento: Si toda la vida he sido una persona arisca, ¿cómo voy a empezar a partir de ahora a ser una persona simpática? ¿Qué pensaría la gente si cambio tan rápido de actitud?… Y de este modo, lo que están haciendo es boicotear ese cambio positivo. Todos podemos comenzar a vivir una nueva historia en la leyenda personal que tenemos como vida a partir de este mismo instante. Tu vida puede mejorar y aportarte más felicidad, prosperidad, alegría, éxtasis, plenitud, entusiasmo y placer. Simplemente tienes que tomar una decisión comprometida para atraer todas esas cosas a tu vida. Como bien afirmó Gandhi: “tú has de ser el cambio que quieras ver en el mundo”. Interioricemos que un mundo mejor comienza porque cada uno de sus habitantes seamos mejores.

A continuación tenemos 5 formas de comenzar a crear su nueva historia a partir de hoy. Si las aplicamos con sinergia, conjuntamente podremos hacer los cambios trascendentales y necesarios para la conquista de nuestro destino diario:

1.- Presta atención a tus pensamientos dominantes: Es vital para comenzar a forjar una vida de auténtica realización que huyas de los pensamientos negativos. Demasiadas personas pasan la mayor parte de sus días sumergidos en una avalancha de pensamientos negativos, y eso trae como consecuencia que sus recursos personales se vean mermados. Es imposible lograr grandes resultados cuando mentalmente se está en el lado negativo de la balanza. Los triunfadores en el juego de la vida vigilan estrechamente sus pensamientos, y deliberadamente eliminan lo antes posible cualquier atisbo de pensamiento negativo. Prefieren ver la vida desde su perspectiva positiva, y la vida les corresponde en consecuencia. Recuerda siempre que atraerás a tu vida aquello en lo que enfoques. ¡Decide enfocar siempre en positivo!

2.- Vigila el vocabulario que estás utilizando. Las palabras tienen un poder absoluto para afectar a nuestras emociones. Cuando utilizas un vocabulario poderoso, con palabras inspiradoras y positivas, la actitud personal se ve reforzada y la energía fluye. Un ejemplo que no necesita mucha explicación: el Maestro Jesús que tuvo tal capacidad de afectación hace dos mil años con su herramienta: el verbo, la palabra y que con ella sigue haciendo milagros en los corazones que toca. Nunca subestimes el poder de las palabras, en especial de las tuyas. He visto muchos ejemplos de personas que simplemente cambiando el tipo de vocabulario que utilizan han transformado positivamente su vida de una manera increíble. Elige cuidadosamente las palabras que utilizas sobre todo para describir como te sientes. Opta siempre por palabras que potencien tu entusiasmo, tu pasión, tu energía, tu compasión, tus ganas de plenitud, tu dinamismo, tu actitud positiva, tus virtudes y tu compromiso por la excelencia.

3.- Elige cuidadosamente lo que escuchas, lees y las imágenes que miras. AL igual que debemos mirar con cuidado qué alimentos tomamos cada día, hemos de ser igualmente cuidadosos con el “alimento” que le damos a nuestra mente. Tu nivel de éxito en la vida va a estar determinado en gran medida por el tipo de libros que leas, las amistades que cultives, y por todo lo que absorbas a través de tus ojos. ¿Están potenciándote positivamente las lecturas que realizas en la actualidad? ¿Te sientes más animado después de hablar con tus amigos? ¿Te inspiran los programas que ves en la televisión?… Este tipo de cosas, a las que la gran mayoría no presta la más mínima atención, son unos de los condicionantes más importantes a la hora de garantizar una vida de realización.

Igual que tú no permitirías que entrase alguien en tu casa y arrojase un montón de basura en el centro de tu salón, no permitas que llenen tu mente de contenidos negativos. Recuerda, tú tienes el control. Elige siempre contenidos positivos.

4.- Toma conciencia de qué es lo que te inspira. ¿Qué hace que tu te entusiasmes? ¿Qué desencadena tus mejores momentos? ¿Cuáles son las claves que desatan lo mejor que hay en ti? Ser consciente de todas estas cosas, te permitirá poder automotivarte de una manera más poderosa para crear su nueva historia personal. Recuerda dentro de nuestras disertaciones anteriores y en los talleres de inteligencia emocional que la automotivación es el primer eslabón para conseguir la seguridad emocional. Si te motiva ver imágenes de un estilo de vida determinado, recorta imágenes de revistas y dedica todos los días unos minutos a visualizar el “mapa del tesoro” o “bosquejo de éxito” que has creado con todas esas imágenes. Eso hará que el entusiasmo comience a fluir por cada célula de tu cuerpo, y será más sencillo emprender todas las acciones necesarias para lograr esos resultados. Cuando uno ama intensamente a alguien pierde la noción del tiempo y del espacio, se esmera y se dedica a atender con detalles, palabras y acciones para expresar ese sentimiento que nos mueve por dentro y lo exterioricemos demostrándolo a quien amamos.

Algo parecido nos pasa cuando hallamos nuestro propósito de vida, esa actividad en la cual trabajamos y nos embelesamos tanto que nos perdemos en el tiempo y del espacio. El diálogo interno es ¿cómo te ayudo? En vez de ¿qué gano yo con eso? Pregúntate: si en este momento te doy todo el dinero y el tiempo que necesites ¿ Que estarías haciendo? La respuesta seguramente es tu propósito de vida.

5.- Comienza a soñar en grande. ¿Qué te gustaría conseguir en tu vida si fuese imposible fracasar? ¿Qué haría que sintieses que tu vida ha sido bien invertida? Comienza a desarrollar plenamente tu capacidad de imaginar y soñar un futuro apasionante e inspirador. El mundo ha avanzado, avanza y avanzará gracias a todos los grandes soñadores que ha dado la historia de la humanidad. Tómate el tiempo necesario para plasmar por escrito en una lista todos tus sueños y aspiraciones. No te pongas límites. A continuación selecciona de esa lista tres o cuatro sueños que quieres comenzar a transformar en realidad de inmediato, y emprende alguna acción por pequeña que sea en pos de tu consecución. Ese primer paso es crucial. Tú debes aprovechar la inercia y el entusiasmo que se generan en los momentos iniciales de la formulación de un sueño. En ese instante, cuando la energía es mayor, es cuando más has de apretar el acelerador. Recuerda siempre que cuanto mayor es un sueño, más entusiasmo genera, y más energía te aportará para emprender acciones poderosas. Ponle fecha al sueño y conviértelo en meta, no se trata sólo de desear algo sino de realmente esperar que suceda en la realidad.

Con estos sencillos 5 pasos, podrás comenzar a crear una inercia poderosa hacia esa vida que siempre has soñado. Como bien decía Goethe: “todo lo que puedas hacer o soñar, comiénzalo. La audacia contiene en sí misma genio, poder y magia”. Espero que en esta nueva etapa que comienzan a partir de la aplicación de estos pasos, sigamos conectados con mayor intensidad.

Elsy Mata Marcano, Venezuela.

Posted in Uncategorized | 1 Comment »

El poder del incienso

Posted by cosmoxenus en 22 julio 2006

El incienso ha estado presente desde la antigüedad hasta nuestros días en una serie de celebraciones y cultos y es un ingrediente que no sólo acompaña a los rituales religiosos sino también a aquellos eventos más cotidianos. Conoce los misterios y los poderes que tiene cada tipo de olor.

Posiblemente es el incienso la resina aromática más popular y la más solicitada. Ha sido utilizada para acompañar a uno en las oraciones, para alabar a Dios, purificar el aire, liberarnos de las vibraciones negativas, despertar la conciencia y mejorar el estado de animo.

Originariamente es una goma resinosa que se obtiene de un árbol de Etiopía llamado Olíbano. Sin embargo lo que hoy podemos encontrar en los comercios y a lo que se denomina comúnmente como “incienso” es realmente una mezcla de Olíbano y otras resinas, esencias y aceites.

Podemos encontrar incienso en combinación con resinas como la mirra, la canela, el sándalo, el almizcle, el ámbar; con esencias de benjuí, de cedro, de avellana, de romero, etc, y aceites de rosa, de anís, de tomillo, etc. Por este motivo no existe un “único incienso” sino una gran variedad de ellos con aromas y propiedades diferentes dependiendo de los ingredientes que lleve la mezcla.

En la actualidad existen una gran variedad de inciensos. Unos más baratos y otros más caros, en forma de grano o de varillas. Sin embargo es recomendable tener una cierta precaución a la hora de comprarlos pues existen muchos de ellos, de muy mala calidad, que pueden resultar tóxicos al haberles añadido otras sustancias que permiten una fácil combustión. Lo más adecuado es adquirirlos en establecimientos o tiendas esotéricas donde nos aseguren su calidad y su inocuidad.

El incienso tiene grandes poderes espirituales. Por ejemplo, facilita la concentración y la meditación individual o de un grupo, crea un ambiente placentero en nuestras casas o en nuestro trabajo liberándonos de energías negativas, atrae la energía positiva y purifica el entorno y a las personas librándonos de las malas influencias, concentra las fuerzas y las dirige hacia el objetivo que nos hemos propuesto siendo capaz de ayudarnos a conseguir lo que en un determinado momento deseamos. Perfuma, relaja y armoniza la mente. En definitiva, es un ingrediente más para que nuestras prácticas mágicas se consumen con éxito.

SABER USAR LOS INCIENSOS

Quemar incienso es una tradición utilizada por todas las civilizaciones de la antigüedad. Cuando se logra dominar bien sus efectos, y se entiende como ciertos olores alteran el estado anímico de la persona, se obtiene unos resultados realmente sorprendente.

Cada fragancia tiene su propia energía vibratoria, así que, el incienso puede ser seleccionado de acuerdo al estado que desea llegar la persona, ya sea para eliminar un estado de estrés, un profundo estado de relajación, o llegar a un estado de sanación. Es un excelente acompañante para hacer afirmaciones. Otras personas seleccionan el incienso de acuerdo a su corazonada, su intuición, logrando el objetivo deseado.

Existen una gran variedad de aromas o olores. Algunas son utilizadas con propósito especifico. Les presento sólo algunas de las mas usadas para que les ayude como elementos para lograr el objetivo deseado.

Para quemarlos lo mejor es buscar un lugar especial, algún rincón favorito de la casa y ponerlo en recipientes especiales, pebeteros o incensarios en el caso de los inciensos en grano, y en tablillas especiales en el caso del incienso en varillas. Las varillas no revisten ninguna dificultad, posiblemente es la forma más cómoda de quemar incienso, sólo tenemos que sujetar la varilla en una tablita especial y prenderle fuego con la llama de una cerilla o mechero. En el caso del incienso en grano se queman sobre carbón vegetal que previamente hemos incendiado en el pebetero o incensiario.

PARA QUE SIRVE CADA INCIENSO

Incienso natural: revitalizante, despeje mental , clarificador, relajante ideal en la meditación, estabilizador emocional.

Estoraque: suavizante y unificador atrae gente, relaja es sensual y activa lo sexual, armonizante emocional, sensual, unifica, para el amor.

Ámbar: revitalizante en lo anímico, anti estrés, estabiliza en general.

Jazmín: estimulante anímico, antidepresivo, unificador.

Patchuli: para la meditación , estabilizador, para lo sensual y para el dinero.

Frutilla: para los afectos y las emociones, unifica y relaja, es anti estrés.

Pino: es refrescante y revitalizante; despeja la psiquis.

Eucaliptus: relajante y refrescante, clarifica y optimiza.

Violeta: suaviza, relaja, unifica y estabiliza anímicamente.

Lavanda: revitalizante, refrescante, ayuda al despeje psíquico y a la sensación de paz.

Jazmín: mejora la meditación y aumenta el apetito sexual.

Frankincensé: atrae el dinero, ayuda a la meditación y al despojo.

Rosa: atrae el amor, sirve para aprender a amarse uno mismo y para atraer la amistad.

Jengibre: Para el poder. También relaja el espíritu.

Cedro: para la limpieza y la purificación. Ayuda a la valentía.

Sándalo: protección, sanación.

Mirra: protección, espiritualidad.

Gardenia: para aliviar el dolor de un amor.

Coco: protección, purificación.

Canela: para atraer el dinero y el éxito.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

TERAPIAS QUE AYUDAN A EQUILIBRAR LA ENERGÍA ÍNDIGO Y CRISTAL.

Posted by cosmoxenus en 22 julio 2006

Por Gino Calderón

Hoy en día existen muchas terapias y consejos que nos pueden ayudar a equilibrar la frecuencia índigo y cristal de nuestros niños y jóvenes, solo hay que obsérvalos, aceptarlos y comprenderlos, hay índigos que son tranquilos y no se necesita calmarlos o relajarlos, solo requieren de afecto y ayuda para canalizarlos y guiarlos, pero, los índigo que tienden a ser activos o hiperactivos requieren de mayor paciencia de los adultos y a ellos se les puede ayudar con técnicas de relajación en forma directa o indirecta como puede ser el uso de la música de los grandes compositores, especialmente de Mozart, la música llamada New Age. Utilizando pequeñas dosis de Flores del Dr. Bach, aromatizando el ambiente con esencias naturales, energizando pequeños cristales y mejorando nuestra alimentación hacia una comida sana.

MUSICOTERAPIA

Juliette Alvin (1967), una de las pioneras de esta especialidad científica, la define como “El uso dosificado de la música en el tratamiento, rehabilitación, educación y adiestramiento de adultos y niños que padecen trastornos de atención, hiperactividad y emocionales”.

Para otros autores, la Musicoterapia tiene un verdadero sentido psicoanalítico y lo enmarcan dentro de lo psicoterapéutico de inspiración psicoanalítica, que encuadra entre las psicoterapias de corta duración y de activación. Estudia el complejo sonido ser humano en un enfoque diagnóstico y lo utiliza para fines terapéuticos, sea este sonido musical o no.

La musicoterapia es el uso de la música para mejorar el funcionamiento físico, psicológico, intelectual o social de personas que tienen problemas de salud o educativos.

La musicoterapia se usa con niños, con adultos y personas de la tercera edad con diferentes problemas físicos, emocionales, intelectuales o sociales

También se emplea con personas que no están enfermas o que no tienen algún problema para mejorar el bienestar personal, para desarrollar la creatividad, mejorar el aprendizaje para mejorar las relaciones interpersonales y para el manejo del estrés.

En los niños se usa para mejorar la autoestima, la atención y concentración, la coordinación el aprendizaje y la socialización entre otras.

REFERENCIA: Bruscia, KE. Defining Music Therapy, NH: Barcelona Publishers, 1998

LAS FLORES DE BACH

Es un método simple y natural de sanar a través de la utilización de ciertas flores silvestres. Los remedios, que tratan más los desórdenes de personalidad del paciente que la condición física individual, fueron descubiertos por el Dr. Edward Bach en los años 30.

El hombre siempre ha hecho uso de la medicina herbaria y, hasta hace algunos años, todos los productos farmacéuticos se preparaban a partir de sustancias naturales. Los remedios de Bach, sin embargo, no utilizan la materia física de la planta sino la energía esencial que se encuentra contenida en la flor.

El Dr. Edward Bach (18861936), médico, bacteriólogo, homeópata e investigador, encontró en los remedios florales, una forma de terapia de gran eficacia. Se le considera el fundador de la terapia floral, pero sólo a sus 38 esencias florales se les llaman Flores de Bach.

Edward Bach definía a la enfermedad como un desequilibrio emocional que se produce en el campo energético del ser vivo. Si este desequilibrio continúa por cierto tiempo sin tratamiento, se produce la enfermedad en el cuerpo físico. Escribiéndole a un colega definía: “la enfermedad es una suerte de consolidación de una actitud mental y solo es necesario tratar tal actitud mental y la enfermedad desaparecerá”.

Cualquier persona puede tomar las Flores de Bach. No se contraponen a otros medicamentos o terapias. Se han encontrado magníficos resultados en personas de cualquier edad, incluyendo bebés en edad de lactancia, niños, personas de edad avanzada y recién nacidos. Es especialmente recomendable para recién nacidos, quienes necesitan adaptarse al cambio de ambiente.

El Dr. Edward Bach estableció que las emociones desequilibradas, pueden clasificarse para su estudio en 7 grupos de Flores de Bach, los cuáles se presentan en forma esquematizada a continuación:

Grupo I. Para tratar los temores

Grupo II. Para tratar la incertidumbre

Grupo III. Para tratar el desinterés en lo actual

Grupo IV. Para tratar las manifestaciones de la soledad

Grupo V. Para tratar la susceptibilidad a las influencias y opiniones de los demás

Grupo VI. Para tratar la desesperación y el abatimiento

Grupo VII. Para tratar a aquellos que sufren por los demás

Es una terapia fiable?

La terapia floral del Dr. Bach, se aplica desde hace 60 años. Existe mucha experiencia en su uso, asi como numerosas publicaciones que avalan su resultado.

En 1983 la O.M.S. (Organización Mundial de la Salud) publicó un estudio dirigido a las administraciones sanitarias de sus estados miembros, recomendando explícitamente la terapia de Bach (“medicine traditionelle et couvertere des soins de santé”. OMS. Genève. 1983. pg.162)

LA ALIMENTACIÓN SANA

Toda la comida que usted ingiere está llena de energía vital. Alimentos diversos contienen combinaciones energéticas distintas. Esto implica que cuando usted consume alimentos, absorbe la energía presente en la comida. Si esta energía es la que su campo aural necesita, ayudará a su cuerpo y a su salud. Si la energía que contienen los alimentos que toma no es la que su campo necesita, interferirá en su salud.

La azúcar blanca y sus afines como los caramelos, gaseosas, helados, debe ser reducida o eliminada de la dieta de los niños hiperactivos.

Los dos investigadores principales que sé que han estudiado la energía vital que contiene nuestra comida son el célebre Michio Kushi, que desarrolló la macrobiótica, y la doctora Hazel Parcelles, una médico naturópata de Albuquerque, Nuevo México, quien estudió la energía vital en alimentos desarrollados orgánicamente comparada con la energía vital en alimentos tratados con pesticidas.

Los alimentos frescos y producidos de un modo natural contienen siempre una energía más elevada que los alimentos contaminados por pesticidas. La comida orgánica contiene los índices vibratorios de energía vital que precisamos para la salud. La comida orgánica es saludable no sólo porque mantiene el modelo energético normal de los productos, sino también porque mantiene una intensidad y un índice de vibración lo bastante alto para sostener la vida. Asimismo, contiene más nutrientes naturales, como vitaminas y minerales.

Las frutas y verduras crudas suministran oligoelementos y enzimas vivas que son potentes catalizadores de la sangre.

Hay factores que afectan a la energía de los alimentos. Por ejemplo, cuando se sacrifican animales aterrorizados, su aura adopta la configuración energética del terror. El aura del terror, que es de un blanco grisáceo con puntas abruptas, pasa entonces a las personas que consumen esos alimentos. Estas deben eliminar la energía del terror de su campo.

Para mantener la energía de la carne limpia y sincronizada con las energías terrestres, los nativos americanos tomaban sólo la carne que necesitaban consumir. Lo hacían con respeto y gratitud. En sus ceremonias, pedían permiso para recibir la nutrición de los animales que se disponían a cazar y matar.

Las vitaminas y los minerales sintéticos no tienen el campo energético normal de las vitaminas y minerales naturales que su campo de energía requiere. En consecuencia, la ingestión de vitaminas y minerales sintéticos no satisfará necesariamente las necesidades de su campo energético.

Sus hábitos alimentarios y su aura

Procure comer cuando sienta hambre. Cuando un campo no recibe todos los tipos de energía que necesita o cuando no dispone de alimento, el campo energético se agota en gran medida. Cuanto más persista el hambre, más se debilita el campo. Este estará agotado

Comer en exceso, por otro lado, puede provocar que las vibraciones de un campo disminuyan, y la persona accede a una depresión. El aura del exceso de comida tiene un aspecto oscuro y viscoso. Está llena de toxinas.

Cuando usted no bebe cuando debe, su campo energético empieza a contraerse. Al cabo de mucho tiempo de pasar sed, comienza a estar quebradizo. Si su sed persiste y se produce la deshidratación su campo aural empezará a astillarse.

Consuma sólo alimentos de cultivo biológico

Su campo energético será más fuerte, y poseerá un índice de vibración lo bastante alto como para sostener y mejorar su vida. Si no puede conseguir alimentos dc cultivo biológico. Escoja alimentos no transformados. Si compra comida envasada, lea las etiquetas para comprobar qué le han añadido en el proceso de transformación. Beba sólo agua de manantial, en botella de vidrio, o consígase un buen sistema de filtración de agua.

Su dieta debería consistir mayoritariamente en cereales enteros, ensaladas y verduras de cultivo biológico y frescas de temporada. Esto implica más verduras con raíces en invierno para sincronizarse con las energías terrenales del invierno. También puede consumir pescado fresco, carne magra de procedencia biológica, como la de la pechuga de pavo o de pollo, y algunas otras clases de carne como la de cordero, según las necesidades de su cuerpo. Procure aderezar sus ensaladas con aceites polinsaturados prensados en frío. Algunos estudios han demostrado que determinados aceites, como el aceite de hígado de bacalao y el de linaza, reducen el nivel de colesterol en la sangre. Además, son ricos en vitamina A. Podría incorporarlos a su dieta.

Opte por los cereales enteros preferiblemente al pan y la pasta. Los cereales enteros conservan la energía vital mucho más tiempo que la harina. Una buena idea es mezclar cereales, maíz y alubias para completar una dieta rica en proteínas. Las alubias secas deben cocerse a fuego lento durante un buen rato para que sean más fáciles de digerir. Mucha gente tiene dificultades para digerir la soja. Si acumula gases después de comer alubias, significa que no ha digerido la comida por completo. Elimínelas de su dieta hasta que se sienta más fuerte. Pruebe el tofu. Está ya parcialmente digerido para su consumo.

Compre sólo nueces frescas y guárdelas en el frigorífico. Cuando se vuelven rancias, resultan muy difíciles de digerir y es mejor no comerlas. Recuerde que las nueces son ricas en grasas, por lo que debe asegurarse de que le convienen. No las consuma en exceso.

Qué no comer

Elimine todos los alimentos que contengan conservantes u otros aditivos químicos, puesto que su índice vibratorio no soporta la vida. Mantenga su dieta baja en alimentos que tengan grasas, colesterol, azúcar, sal y derivados lácteos; baja en alimentos ácidos como los tomates; y baja en alimentos que contengan estimulantes, como el café y el chocolate. Los productos lácteos y a veces el trigo tienden a producir mucosidades en el organismo. Le sugiero que limite su ingestión de lácteos a una proporción muy baja o nula. En el mercado actual existen muchos productos lácteos sin grasa y con un nivel reducido de lactosa. Quizá quiera probarlos. Muchas personas tienen reacciones negativas a la belladona, como en el caso de las berenjenas y los pimientos verdes.

Combinaciones de alimentos

Los cereales y las verduras se combinan muy bien. En general, podemos decir que las féculas y las verduras casan bien. Lo mismo que las proteínas y las verduras, como la carne con verduras o nueces con verduras. El aceite y las verduras con hojas o el aceite con frutas ácidas o subácidas se digieren bien juntos. Pero e1 aceite con frutas dulces como los plátanos o dátiles no son una combinación recomendable. Recuerde que el aceite retarda la digestión. Algunas combinaciones que resultan difíciles de digerir son las proteínas con féculas (carne con patatas), aceite con féculas o frutas con féculas. Coma melón solo, y espere un par de horas antes de ingerir otra cosa. Cualquier fruta constituye una comida excelente. Es mejor tomar fruta sola, al igual que los zumos de frutas. Si toma zumo por la mañana, hágalo nada más levantarse. Espere de media hora a una hora antes de desayunar.

Beber las aguas de la vida

El agua es muy importante para nuestra salud. El agua es el vehículo que lleva todos los nutrientes a las células, incluido el oxígeno. Ni siquiera podemos respirar sin agua. El cerebro humano se compone de más del 90% de agua, ye1 cuerpo es agua en un 70% como mínimo. Incluso los huesos contienen agua en un 60%. Comoquiera que nuestro cuerpo está mayoritariamente constituido por agua, el tipo de agua que bebemos tiene una gran influencia en nuestro bienestar. Es el carácter disolvente del agua lo que le permite desempeñan sus funciones en los organismos vivos. Determinados minerales de este agua especial alteran tanto la estructura del agua, que ésta recuerda mucho a la que se encuentra en las células de las frutas y verduras vivas.

Posted in Uncategorized | 1 Comment »

ARTE ALQUIMICA

Posted by cosmoxenus en 22 julio 2006

FEDERICO GONZALEZ

A raíz de ciertas apreciaciones limitadas sobre la Alquimia, aún dentro del campo de estudio de los investigadores esotéricos, las cuales encasillan a nuestra ciencia y la definen como exclusivamente mineral y metálica, externa y material, debemos aclarar de qué trata esta disciplina y a qué nos referimos cuando utilizamos el término, ya que la perspectiva y la universalidad de lo que se denomina Alquimia es muchísimo más amplia y desconocida que lo que se suele entender por tal, como igualmente su fijación histórica y geográfica, la Edad Media y el Renacimiento Occidental; aunque no negamos a la alquimia metálica su carácter tradicional y sus antecedentes ilustres que se remontan a los pueblos arcaicos que trabajaron los cuerpos minerales.

Esta limitación es particularmente evidente en cuanto se considera que la Alquimia es la ciencia y el arte de la transmutación y la transformación humana, tomados estos dos términos en sentido etimológico; y por lo tanto describe y posibilita un proceso que todos los seres del mundo, en todas las épocas han conocido y que, incluso, han tomado como su verdad esencial, el objeto (y sujeto) del conocimiento, y la razón de ser de las iniciaciones, los símbolos y los ritos.

Efectivamente, la presencia de “otras” realidades, tanto en el macrocosmos como en el hombre ha sido conocida desde siempre por todos los seres humanos y sus sociedades, los que describen, porque las practican, las posibilidades de conocer, de ser, de encarnar, esas otras modalidades del Ser Universal, a las que consideran unánimemente como lo verdadero y lo inmutable.

Es bajo esta luz que la palabra Alquimia adquiere su sentido original, indicado, por lo demás, en la etimología del vocablo, que se refiere al color negro (los egipcios daban a su país el nombre de Kemi, o tierra negra), de donde la arabización Al-kimia indica por un lado el aspecto oscuro y subterráneo de las operaciones transmutatorias, y por otro su fin último y eterno, que apunta a superar la primera determinación, la del Fiat Lux, equiparable a la generación por el Verbo, y por lo tanto lo que está más allá de ella: el Silencio Primordial, o la Oscuridad Original. Por lo tanto otras posibilidades siempre presentes del Ser Universal, reflejadas por cierto en el ser particular, que son la materia de la que trata la Alquimia, y la que experimentan los sujetos que se acercan a ella con el ánimo de constituirse en Filósofos, es decir en agentes responsables del gran laboratorio cósmico, donde la obra aún se encuentra inacabada y debe ser culminada con la intervención del “hombre verdadero”, lo que explica la importancia del arte y justifica cualquier hecho creativo.

Como toda disciplina ha de ser aprendida y enseñada y consta de una doctrina y un método para su realización. La doctrina es permanente y se refiere precisamente al objeto de toda alquimia; por otra parte la enunciación de una Tradición Unánime, de una Cosmogonía Perenne, de una Metafísica siempre viva, se transmite y articula en este aprendizaje, aunque con ciertas particularidades propias en distintas razas y continentes, lo que también está ligado a las diferencias de método que han utilizado los innumerables seres y comunidades en la obtención del mismo fin, único e idéntico. En realidad en el hombre tradicional no hay diferencia entre teoría y práctica, y muchas veces el enunciado de la doctrina, en cuanto ésta se comprende “en el corazón” constituye un verdadero programa práctico, cuando no un método en sí.

De todas maneras este arte y ciencia de la realización de las potencialidades o virtualidades del ser humano, que es la característica esencial de la transformación, es común a todas las tradiciones y al pensamiento del hombre en general. Ello explica la cantidad de “métodos” o formas de obtener estos conocimientos que van más allá de la física y la psicología (esta última, aún en su aspecto más sutil) y que se establecen como grados (de ese conocimiento), o se denominan en otros contextos estados de conciencia, y en la Tradición Hindú están ejemplificados con la apertura de los chakras, articulados, como se sabe, a lo largo de la columna vertebral, lo que se produce al despertar la kundalinî, serpiente de Shiva que en estado ordinario yace dormida, sin que se manifiesten las energías espirituales en ella contenidas. El hombre ha utilizado todos los medios a su alcance para obtener el fin último, y de hecho esos medios no hacen sino reflejar ese fin, llamado por el hinduísmo la Suprema Identidad, en una de sus indefinidas posibilidades que por irradiación todo lo abarcan. Si todo está en todo, la ciencia y arte de la transmutación está presente en cada ser, fenómeno, o cosa, los que a su vez pueden ser igualmente los soportes de una acción tendiente a desentrañar cuál es su realidad última, qué secretos está expresando con su ser, qué hay detrás de la apariencia, en qué medida existe aquello que tomamos por real, etc. Por lo que el método de la ciencia de la transformación, o metanoia, en estrecho vínculo con las circunstancias, siempre contingentes y relativas, donde se produce esa “efectivización”, signada por innumerables factores externos, o fuerzas astrales, comenzando con la determinación del nacimiento individual, está igualmente siempre presente.

Sin embargo debe destacarse una constante fundamental en el arte alquímico, o sea en el trato con ángeles, cielos y nombres divinos, (también con dragones), que no es sólo la convergencia en un mismo fin; se trata aquí de la unanimidad de opinión y enseñanzas en cuanto a que ese fin está invertido con respecto a las posibilidades del hombre en estado ordinario, que siempre busca la multiplicidad y la dispersión, mientras que todo proceso alquímico tiende a una síntesis, a una concentración de posibilidades del mismo, ya que en la esencia o en el “elixir”, o en la “piedra filosofal”, radican tanto el misterio del Ser Universal, como sus virtualidades, fuente de su poder, que podrá ser entonces desarrollado en cualquier dirección y en todo momento. Se trata pues de una “conversión”, de una vuelta a los orígenes, o a la fuente primordial de donde todo ha emanado, o el viaje de regreso a casa, semejante al que se realiza de la multiplicidad a la unidad. Del punto casi inexistente ha nacido la Rueda del Mundo y debemos regresar a su inmutabilidad, incluso para encontrar sentido a lo que se mueve, para saber que uno también es eso, la inmovilidad del comienzo, y por lo tanto su simultaneidad, y comprender la movilidad de lo sucesivo, como apariencia o proyección perpetua de la realidad central. Desde el punto de vista alquímico estamos entonces invertidos con respecto al discurso creacional que constantemente va de lo menor a lo mayor (lo cual es evidente en cuanto se piensa que una gota de semen es el origen físico de un ser humano o animal, lo mismo que la semilla el de un árbol), de lo inmanifestado a lo manifestado, mientras el alquímico se basa en lo manifestado para remontarse a la inmanifestación, provocando el ser humano en sí mismo una “regeneración”, una nueva vida, el nacimiento de otro ser que va de lo mayor a lo menor, pues ha comprendido que no hay alternativa posible entre la cantidad y la cualidad, y sabe por intuición directa que es en lo más pequeño donde se oculta el secreto y donde se aloja la central de más alto poder.

Nada de esto indica, por otra parte, que pensemos siquiera en limitar a la alquimia metálica, y menos aún su simbólica, que por otra parte es universal y está referida fundamentalmente a un fin espiritual. Toda la alquimia de occidente, medieval y renacentista, da testimonio de ello por medio de miles de obras, la mayor parte ilustradas, cuyo objeto es la transformación del alma humana, ya que ésta es el vehículo, o plano intermedio, donde se efectúa la transmutación a que nos estamos refiriendo; y es sabido que en la alquimia mineral esa operación está simbolizada por el athanor, recipiente donde se “cuece” la materia de la Gran Obra -y donde se separan las partes más sutiles de las más densas mediante sucesivas “coagulaciones” y “disoluciones”, como ya iremos viendo-, el cual constituye un ejemplo vivo de la transformación, tanto del microcosmos como del macrocosmos, del alma humana como del alma universal.

La alquimia metálica es parte de la Tradición Hermética y son muchos los que han abrevado en sus manantiales, que con ese fin se ofrecen para calmar la sed del peregrino; lo cual tampoco es identificar a toda la alquimia occidental con la alquimia metálica, ya que esto no es verdad ni siquiera históricamente en el sentido que hemos venido hablando, es decir en el de explicar los alcances muchísimo más amplios de esa ciencia, como arte transmutatorio, o de transformación. En Europa, desde la antigüedad clásica, y también en la civilización Egipcia se encuentran atestiguados métodos y textos que se refieren a estas artes, en perfecto acuerdo con todos los pueblos antiguos del mundo, y sobre todo con las tradiciones actualmente vivas, o sea, con todos aquellos que practican hoy día esas disciplinas a través de distintas vías de realización.” ( 1 ) En Occidente han existido -y existen otras formas de la realización alquímica (que algunos llaman hermético- alquímica) y aún muchos de los textos “clásicos” alquímicos no parecen referirse, sino alguna vez en forma secundaria, a operaciones de tipo material.( 2 ) De ninguna manera subestimamos las operaciones metálicas o minerales y creemos que a través de su observación y en la participación en su proceso generativo -que es análogo a cualquier creación, comenzando por la del cosmos- puede ascenderse a tal punto que el alma del “operario” no es sino una sola y misma cosa con lo operado.( 3 ) Pero sabemos también que no es exclusivo del proceso mineral el poder servir como base de una transformación del alma (aunque dicho sea de paso, nos parece tal vez el más curioso que conozcamos); en efecto son conocidas por los hermetistas otras artes transmutatorias, tanto relacionadas con la Espagiria (Paracelso), como con la Magia Natural (C. Agrippa), la oración, o invocación, el arte de la memoria (Giordano Bruno) y sistemas completos de juegos de relaciones, analogías, símbolos, mitos y ritos (muchos de ellos compartidos con los alquimistas minerales) sin mencionar las exégesis, hermenéuticas, filosofías, escritos, etc., que tratándose de pura Alquimia, o Ciencia Sagrada, no se han expresado de modo metálico, o con nomenclatura astrológica.

Por otra parte se conocen diversos tipos de alquimia de acuerdo a los reinos que toma de soporte para su trabajo: mineral, vegetal, animal. También la ingestión de sustancias provenientes de esos reinos forman parte del método de muchos procesos alquímicos, y una misma tradición puede usarlos indistintamente, o en diferentes momentos de su desarrollo. Es sabido que los emperadores de la China ingerían cantidades de jade (que es veneno) y aún hoy determinadas medicinas utilizan muchos elementos minerales y sales en sus recetas. En cuanto a la alquimia vegetal es conocida por todos los pueblos arcaicos y numerosísimas plantas son sagradas entre ellos por considerarse mágicas, despertadoras de la conciencia, o emisarias celestes, a la par que la misma transformación de los vegetales testifica los procesos generativos.( 4 ) Los hongos “alucinógenos” en cuanto a su acción, entran en este mismo campo, aunque podrían tal vez ser considerados más como del reino animal, al que pertenecen también ciertos gusanos y otros bichos que se comen y forman parte de determinadas ceremonias, así como la sangre de animales, etc.

Tal vez una de las formas más frecuentes, o conocidas de la Alquimia en el mundo es la ligada a la respiración, o mejor, la que toma a la respiración como punto de partida, o preparatorio, si se quiere, del proceso de Conocimiento. En ese sentido todos los sistemas respiratorios, desde el hatha yoga, hasta la reiteración de mantras en el hinduísmo, que tiene su equivalencia occidental en jaculatorias, rosarios, y otras prácticas, así como todo ritual donde intervienen el canto, la salmodia y el baile, deben ser puestos en íntima conexión con los procesos respiratorios, donde se alternan la inspiración con la expiración, o en términos alquímicos, la coagulación con la disolución.

Sin embargo debe destacarse una constante fundamental en el arte alquímico, o sea en el trato con ángeles, cielos y nombres divinos, (también con dragones), que no es sólo la convergencia en un mismo fin; se trata aquí de la unanimidad de opinión y enseñanzas en cuanto a que ese fin está invertido con respecto a las posibilidades del hombre en estado ordinario, que siempre busca la multiplicidad y la dispersión, mientras que todo proceso alquímico tiende a una síntesis, a una concentración de posibilidades del mismo, ya que en la esencia o en el “elixir”, o en la “piedra filosofal”, radican tanto el misterio del Ser Universal, como sus virtualidades, fuente de su poder, que podrá ser entonces desarrollado en cualquier dirección y en todo momento. Se trata pues de una “conversión”, de una vuelta a los orígenes, o a la fuente primordial de donde todo ha emanado, o el viaje de regreso a casa, semejante al que se realiza de la multiplicidad a la unidad. Del punto casi inexistente ha nacido la Rueda del Mundo y debemos regresar a su inmutabilidad, incluso para encontrar sentido a lo que se mueve, para saber que uno también es eso, la inmovilidad del comienzo, y por lo tanto su simultaneidad, y comprender la movilidad de lo sucesivo, como apariencia o proyección perpetua de la realidad central. Desde el punto de vista alquímico estamos entonces invertidos con respecto al discurso creacional que constantemente va de lo menor a lo mayor (lo cual es evidente en cuanto se piensa que una gota de semen es el origen físico de un ser humano o animal, lo mismo que la semilla el de un árbol), de lo inmanifestado a lo manifestado, mientras el alquímico se basa en lo manifestado para remontarse a la inmanifestación, provocando el ser humano en sí mismo una “regeneración”, una nueva vida, el nacimiento de otro ser que va de lo mayor a lo menor, pues ha comprendido que no hay alternativa posible entre la cantidad y la cualidad, y sabe por intuición directa que es en lo más pequeño donde se oculta el secreto y donde se aloja la central de más alto poder.

Nada de esto indica, por otra parte, que pensemos siquiera en limitar a la alquimia metálica, y menos aún su simbólica, que por otra parte es universal y está referida fundamentalmente a un fin espiritual. Toda la alquimia de occidente, medieval y renacentista, da testimonio de ello por medio de miles de obras, la mayor parte ilustradas, cuyo objeto es la transformación del alma humana, ya que ésta es el vehículo, o plano intermedio, donde se efectúa la transmutación a que nos estamos refiriendo; y es sabido que en la alquimia mineral esa operación está simbolizada por el athanor, recipiente donde se “cuece” la materia de la Gran Obra -y donde se separan las partes más sutiles de las más densas mediante sucesivas “coagulaciones” y “disoluciones”, como ya iremos viendo-, el cual constituye un ejemplo vivo de la transformación, tanto del microcosmos como del macrocosmos, del alma humana como del alma universal.

La alquimia metálica es parte de la Tradición Hermética y son muchos los que han abrevado en sus manantiales, que con ese fin se ofrecen para calmar la sed del peregrino; lo cual tampoco es identificar a toda la alquimia occidental con la alquimia metálica, ya que esto no es verdad ni siquiera históricamente en el sentido que hemos venido hablando, es decir en el de explicar los alcances muchísimo más amplios de esa ciencia, como arte transmutatorio, o de transformación. En Europa, desde la antigüedad clásica, y también en la civilización Egipcia se encuentran atestiguados métodos y textos que se refieren a estas artes, en perfecto acuerdo con todos los pueblos antiguos del mundo, y sobre todo con las tradiciones actualmente vivas, o sea, con todos aquellos que practican hoy día esas disciplinas a través de distintas vías de realización.” ( 1 ) En Occidente han existido -y existen otras formas de la realización alquímica (que algunos llaman hermético- alquímica) y aún muchos de los textos “clásicos” alquímicos no parecen referirse, sino alguna vez en forma secundaria, a operaciones de tipo material.( 2 ) De ninguna manera subestimamos las operaciones metálicas o minerales y creemos que a través de su observación y en la participación en su proceso generativo -que es análogo a cualquier creación, comenzando por la del cosmos- puede ascenderse a tal punto que el alma del “operario” no es sino una sola y misma cosa con lo operado.( 3 ) Pero sabemos también que no es exclusivo del proceso mineral el poder servir como base de una transformación del alma (aunque dicho sea de paso, nos parece tal vez el más curioso que conozcamos); en efecto son conocidas por los hermetistas otras artes transmutatorias, tanto relacionadas con la Espagiria (Paracelso), como con la Magia Natural (C. Agrippa), la oración, o invocación, el arte de la memoria (Giordano Bruno) y sistemas completos de juegos de relaciones, analogías, símbolos, mitos y ritos (muchos de ellos compartidos con los alquimistas minerales) sin mencionar las exégesis, hermenéuticas, filosofías, escritos, etc., que tratándose de pura Alquimia, o Ciencia Sagrada, no se han expresado de modo metálico, o con nomenclatura astrológica.

Por otra parte se conocen diversos tipos de alquimia de acuerdo a los reinos que toma de soporte para su trabajo: mineral, vegetal, animal. También la ingestión de sustancias provenientes de esos reinos forman parte del método de muchos procesos alquímicos, y una misma tradición puede usarlos indistintamente, o en diferentes momentos de su desarrollo. Es sabido que los emperadores de la China ingerían cantidades de jade (que es veneno) y aún hoy determinadas medicinas utilizan muchos elementos minerales y sales en sus recetas. En cuanto a la alquimia vegetal es conocida por todos los pueblos arcaicos y numerosísimas plantas son sagradas entre ellos por considerarse mágicas, despertadoras de la conciencia, o emisarias celestes, a la par que la misma transformación de los vegetales testifica los procesos generativos.( 4 ) Los hongos “alucinógenos” en cuanto a su acción, entran en este mismo campo, aunque podrían tal vez ser considerados más como del reino animal, al que pertenecen también ciertos gusanos y otros bichos que se comen y forman parte de determinadas ceremonias, así como la sangre de animales, etc.

Tal vez una de las formas más frecuentes, o conocidas de la Alquimia en el mundo es la ligada a la respiración, o mejor, la que toma a la respiración como punto de partida, o preparatorio, si se quiere, del proceso de Conocimiento. En ese sentido todos los sistemas respiratorios, desde el hatha yoga, hasta la reiteración de mantras en el hinduísmo, que tiene su equivalencia occidental en jaculatorias, rosarios, y otras prácticas, así como todo ritual donde intervienen el canto, la salmodia y el baile, deben ser puestos en íntima conexión con los procesos respiratorios, donde se alternan la inspiración con la expiración, o en términos alquímicos, la coagulación con la disolución.

De hecho cuando se inspira se recibe el hálito vital el cual es “coagulado” para perpetuar la vida. Por el contrario cuando una persona muere se dice que expiró y para su medida no hay mayor “disolución” que abandonar el estado humano. Toda la obra alquímica se efectúa mediante esta dialéctica y no es difícil advertir que cualquier “coagulación” puede relacionarse con el frío, y la “disolución” con el calor (la metálica, por ejemplo). En verdad todas las operaciones alquímicas se realizan mediante el fuego que, como es sabido, cuando es muy fuerte abrasa y cuando es muy débil, no transforma; motivo por el cual se recomienda unánimemente a los operarios -o adeptos- sepan mantener controlada la llama de su athanor, o de su energía ígnea (tal cual una pasión contenida), pues a una euforia sucede una depresión, aunque jamás podrá evitarse la dialéctica de un fenómeno universal que se expresa mediante una etapa restrictiva seguida de otra expansiva, razón por la que el chamán en las culturas arcaicas, vivo hoy en las culturas precolombinas, entre otras, debe conocer las dos y hamacarse a su ritmo, manteniendo el calor interno -práctica corriente en el hinduísmo y budismo-, lo que le permitirá conjugar armoniosamente los dioses celestes y los del inframundo. Y de igual forma que todo nacimiento se resuelve en muerte y ésta es continuada por un renacimiento -cualquiera que sea el punto de vista que se adopte puesto que la creación es perenne-, así estos estados se suceden en el ser, sujeto al espacio, el tiempo, y la memoria. Por lo que el chamán indígena al que acabamos de referirnos vive en su proceso alquímico indefinidas defunciones y resurrecciones. Y podría anotarse incluso que esa es efectivamente su profesión. Sin embargo también debemos observar que de modo acorde en Alquimia se señalan diversas etapas significativas en el proceso general, que se realiza escalonadamente en la proyección temporal, las cuales están vinculadas con los ciclos que, si bien universalmente se suceden sin solución de continuidad, tienen un sentido claro en el sub-ciclo de una existencia particular, donde la dimensión de una vida humana reconoce las tenues y sutiles señales de una transformación, que por leve y difumada que parezca se hace de pronto transparente; y lo más importante, se arraiga profundamente en el corazón del athanor, o lo que es lo mismo, del alma humana, permitiéndole así al operario seguir desarrollándose para enfrentar nuevos trabajos de su ciencia evolutiva, lo que suele vincularse con experiencias de conocimiento y apertura de la conciencia, gracias a la intuición intelectual, directa, que no admite dudas ni demostraciones que de cara a la certeza resultan completamente innecesarias.

Se puede seguir, entonces, que este proceso del adepto -o el chamán, que ha recibido sucesivas iniciaciones, o comprendido distintos estados del Ser Universal- que va obteniendo para sí paulatinamente los colores de la Obra es una verdadera inmersión en el tiempo, ya que advierte la simultaneidad de todo lo posible (que se da merced a la proyección temporal o sea, gradualmente), y reconoce estados no humanos desde una perspectiva distinta, donde ve girar la rueda de los sucesos y fenómenos sin apego, tal cual el alquimista metálico observa de una manera imparcial las sustancias que combustionan -coagulan y se disuelven- en su athanor. En todo esto juega también un papel decisivo la memoria, materia con que está tejido el tiempo y por lo tanto el hombre, ya que éste es tanto lo que conoce como lo que recuerda, y en todo caso si es algo en sí, lo es por su memoria: imprecisa y frágil substancia que cambia con los momentos y los días y constantemente se actualiza.( 5 )

Hay personas que conocen montones de manuscritos y ediciones alquímicas rarísimas y han aprendido perfectamente la nomenclatura de los diversos autores -que, como se sabe, a veces son diametralmente opuestas, debido a distintos puntos de vista-, las que, sintiéndose envanecidas con tener un laboratorio en un cuarto de su casa, lo que rodean del mayor secreto, sin embargo ignoran completamente el fin de su arte y el objeto de su ciencia, a la que confunden con la “erudición”, su excentricidad psicológica y el gusto de cierta atmósfera paranormal. Esta actividad es propia de los llamados “sopladores”, la mayor parte de ellos fabricantes de falsa moneda, los que, desgraciadamente, pululan en el ambiente esotérico, aunque más bien debieran enrolarse en las filas oficiales.

En esta rápida ojeada sobre diversos “métodos” alquímicos, o de transmutación, no queremos dejar de nombrar el de la cábala hebrea y de los calendarios mesoamericanos, ambos poseedores de un caudal iniciático -y por lo tanto poético- inigualable. La primera a través de una metafísica del lenguaje, especialmente del alfabético, y las correspondencias entre letras y números, lo que se ha dado en llamar y constituye la “ciencia de los nombres”. Los segundos, porque siendo sistemas totalizadores que abarcan el movimiento y el espacio de todo lo creado, definen de por sí imágenes y organizan especies, géneros, concepciones, basándose en las analogías y correspondencias de todo tipo que ligan al Universo, y donde el número tiene un papel preponderante. Queremos aclarar aquí, que en cualquier vía que se escoja se ha de tender siempre al nivel más alto, ligado a lo metafísico; tal el Jnâna Yoga de la Tradición Hindú. Las prácticas sexuales como formas de la realización espiritual han sido siempre métodos de aprendizaje. Como ya hemos dicho en general son más conocidas las posibilidades del Tantra Yoga y la alquimia china, aunque todos los pueblos de una u otra manera las hayan utilizado y puedan revestir formas aparentemente extrañas para una mente actual, tal la castidad, lo que podría parecer paradójico. La energía sexual se sublima en Occidente hasta unirse a lo emotivo y se llama amor, una evocación del Amor, que todo lo une. Es lógico pensar, por motivos arriba mencionados, que ese tipo de sentimiento hoy día se encuentre íntimamente ligado con una versión elemental de lo inmediato y la posesión, es decir lo inverso de lo que en verdad esa energía es, pues en realidad se trata de un generoso mensaje de la presencia de otras realidades dentro de uno mismo. Nunca, como en el caso que comentamos, está más clara la negación de las posibilidades humanas.

En los mitos genésicos, es decir en los relacionados con el nacimiento de un ser (debido a una conjunción de opuestos, hombre-mujer por ejemplo), es el propio ser en definitiva quien se autopare.

Eso se debe a que la vida interior está invertida con respecto al mundo exterior, exactamente igual que la vida sagrada y la profana.

Se necesita el fuego, llamado en Alquimia azufre, para que el mercurio sea fecundado dando lugar al niño alquímico. Pero sin la presencia del mercurio ¿a quién fecundaría el azufre? El ángel Gabriel anuncia a María y ella responde: “Hágase en mí según tu palabra”. Sin esta aceptación el rito no se produciría. En otras tradiciones, Afrodita-Venus, el amor, la energía capaz de unificarlo todo, nace del semen producido por el desmembramiento de Urano (el Cielo) y es llamada la “mujer nacida de las olas”. De todas maneras estos nacimientos son “antinaturales” en cuanto la fecundación es absolutamente “anormal” con respecto a las simples génesis ordinarias. Son el fuego y el cielo quienes en definitiva fecundan, y esto, que es absolutamente interno constituye un hecho siempre asombroso, pero más real que nada conocido -aunque presentido- hasta el momento. Eso no es casual, y en términos de todas las tradiciones es necesario un largo peregrinaje y grandes trabajos para obtenerlo, tal el caso neto de Herakles-Hércules.

En el Libro de la Revelación, la oposición entre el ángel y el dragón es clara; para nosotros el primero se relaciona con el aire y expele el dulce soplo por su boca, el segundo se identifica con el fuego y lanza llamas furiosas. Podría entenderse que ambos símbolos configuran uno solo en dos modalidades si se atendiese al pensamiento arcaico. Por otra parte debe señalarse que a su vez cada uno de ellos admite una dualidad en su interior: el ángel de la muerte es un huracán colérico, el dragón alado un animal casi doméstico. El ángel bebe agua, el dragón vino.

NOTAS

1 Solamente piénsese en los numerosísimos hinduístas y budistas dedicados al tantra actualmente. (R)

2 En algunos casos los libros alquímicos parecen ser libros recordatorios de una Enseñanza o realidad que se da por supuesta, o conocida y que los escritos testimonian, como es el caso de los hieroglifos egipcios, o los códices mesoamericanos. En otros la idea de una enseñanza práctica e individual es más notoria aunque se encuentre oscurecida en su expresión. La mayor parte de ellos perpetúan esa extraña, y cuantitativamente importante, forma de realización, que constituye toda una ciencia de la que en estos textos figuran fragmentos, o demostraciones, cuando no mapas de ruta para aquellos que están internándose en la Vía Simbólica. Es de destacarse la importancia de los símbolos gráficos que acompañan a textos y “experimentos” en la realización interior. (R)

3 Sobre la identidad de los símbolos alquímicos con los de la construcción, ver F. Ariza en esta misma Revista, No. 1, “La simbólica de la Francmasonería”. (R)

4 Señalaremos la relación directa que se puede obtener con el mundo vegetal y la consiguiente alteración de lo percibido comparado con la cotidianidad ordinaria y vinculado a estados distintos de la conciencia, por el insumo paciente de plantas crudas e infusiones. (R)

5 “Por esta razón es justo que el pensamiento del filósofo tenga sólo alas, pensamiento que se liga siempre cuanto es posible por el recuerdo de las esencias a que Dios mismo debe su divinidad. El hombre que sabe servirse de estas reminiscencias está iniciado constantemente en los misterios de la infinita perfección y solo se hace él mismo, verdaderamente, perfecto. Desprendido de los cuidados que agitan a los hombres y curándose sólo de las cosas divinas, el vulgo pretende sanarle en su locura y no ve que es un hombre inspirado. ” Del Amor, Platón. (R)

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

Cinco claves para rediseñar positivamente tu vida

Posted by cosmoxenus en 22 julio 2006

Seguro que en alguna ocasión has pensado que sería fantástico tener una segunda oportunidad para poder demostrar todo su potencial en algún ámbito de tu vida. Todos sentimos en nuestro interior el anhelo de mejorar y desarrollar al máximo nuestros dones y potencialidades. A pesar de que todo el mundo desea mejorar, son muy pocas las personas que concientemente deciden en un momento de su vida “redefinirse” a sí mismos para pulir todo lo que les estorba en ese camino hacia sus mayores sueños. Quiero que por unos segundos se hagan las siguientes preguntas: ¿no sería fantástico poder modificar en nosotros todo lo que fuese necesario para poder desatar nuestro máximo potencial en cada instante de nuestra vida? ¿Qué supondría ese “rediseño” en nuestra vida y en nuestros resultados?

Pues bien, esa transformación está al alcance de tu mano. Todo lo que necesitas es tomar una decisión, y seguir unas pequeñas claves que pueden llevarte rápidamente a convertirte en esa persona que sabes que puedes llegar a ser. El proceso de transformación es algo sobre lo que tú tienes un control absoluto. Al igual que tú eres capaz de escribir una carta, desarrollar un proyecto o pintar un cuadro, eres igualmente capaz de transformar redefiniendo positivamente tu vida.

Y ese es el primer paso. Toma conciencia de que la transformación personal no es nada complicado, sino todo lo contrario. El cambio positivo es verdaderamente sencillo cuando existe la motivación necesaria. Lo que ocurre es que muchas personas utilizan el siguiente razonamiento: Si toda la vida he sido una persona arisca, ¿cómo voy a empezar a partir de ahora a ser una persona simpática? ¿Qué pensaría la gente si cambio tan rápido de actitud?… Y de este modo, lo que están haciendo es boicotear ese cambio positivo. Todos podemos comenzar a vivir una nueva historia en la leyenda personal que tenemos como vida a partir de este mismo instante. Tu vida puede mejorar y aportarte más felicidad, prosperidad, alegría, éxtasis, plenitud, entusiasmo y placer. Simplemente tienes que tomar una decisión comprometida para atraer todas esas cosas a tu vida. Como bien afirmó Gandhi: “tú has de ser el cambio que quieras ver en el mundo”. Interioricemos que un mundo mejor comienza porque cada uno de sus habitantes seamos mejores.

A continuación tenemos 5 formas de comenzar a crear su nueva historia a partir de hoy. Si las aplicamos con sinergia, conjuntamente podremos hacer los cambios trascendentales y necesarios para la conquista de nuestro destino diario:

1.- Presta atención a tus pensamientos dominantes: Es vital para comenzar a forjar una vida de auténtica realización que huyas de los pensamientos negativos. Demasiadas personas pasan la mayor parte de sus días sumergidos en una avalancha de pensamientos negativos, y eso trae como consecuencia que sus recursos personales se vean mermados. Es imposible lograr grandes resultados cuando mentalmente se está en el lado negativo de la balanza. Los triunfadores en el juego de la vida vigilan estrechamente sus pensamientos, y deliberadamente eliminan lo antes posible cualquier atisbo de pensamiento negativo. Prefieren ver la vida desde su perspectiva positiva, y la vida les corresponde en consecuencia. Recuerda siempre que atraerás a tu vida aquello en lo que enfoques. ¡Decide enfocar siempre en positivo!

2.- Vigila el vocabulario que estás utilizando. Las palabras tienen un poder absoluto para afectar a nuestras emociones. Cuando utilizas un vocabulario poderoso, con palabras inspiradoras y positivas, la actitud personal se ve reforzada y la energía fluye. Un ejemplo que no necesita mucha explicación: el Maestro Jesús que tuvo tal capacidad de afectación hace dos mil años con su herramienta: el verbo, la palabra y que con ella sigue haciendo milagros en los corazones que toca. Nunca subestimes el poder de las palabras, en especial de las tuyas. He visto muchos ejemplos de personas que simplemente cambiando el tipo de vocabulario que utilizan han transformado positivamente su vida de una manera increíble. Elige cuidadosamente las palabras que utilizas sobre todo para describir como te sientes. Opta siempre por palabras que potencien tu entusiasmo, tu pasión, tu energía, tu compasión, tus ganas de plenitud, tu dinamismo, tu actitud positiva, tus virtudes y tu compromiso por la excelencia.

3.- Elige cuidadosamente lo que escuchas, lees y las imágenes que miras. AL igual que debemos mirar con cuidado qué alimentos tomamos cada día, hemos de ser igualmente cuidadosos con el “alimento” que le damos a nuestra mente. Tu nivel de éxito en la vida va a estar determinado en gran medida por el tipo de libros que leas, las amistades que cultives, y por todo lo que absorbas a través de tus ojos. ¿Están potenciándote positivamente las lecturas que realizas en la actualidad? ¿Te sientes más animado después de hablar con tus amigos? ¿Te inspiran los programas que ves en la televisión?… Este tipo de cosas, a las que la gran mayoría no presta la más mínima atención, son unos de los condicionantes más importantes a la hora de garantizar una vida de realización.

Igual que tú no permitirías que entrase alguien en tu casa y arrojase un montón de basura en el centro de tu salón, no permitas que llenen tu mente de contenidos negativos. Recuerda, tú tienes el control. Elige siempre contenidos positivos.

4.- Toma conciencia de qué es lo que te inspira. ¿Qué hace que tu te entusiasmes? ¿Qué desencadena tus mejores momentos? ¿Cuáles son las claves que desatan lo mejor que hay en ti? Ser consciente de todas estas cosas, te permitirá poder automotivarte de una manera más poderosa para crear su nueva historia personal. Recuerda dentro de nuestras disertaciones anteriores y en los talleres de inteligencia emocional que la automotivación es el primer eslabón para conseguir la seguridad emocional. Si te motiva ver imágenes de un estilo de vida determinado, recorta imágenes de revistas y dedica todos los días unos minutos a visualizar el “mapa del tesoro” o “bosquejo de éxito” que has creado con todas esas imágenes. Eso hará que el entusiasmo comience a fluir por cada célula de tu cuerpo, y será más sencillo emprender todas las acciones necesarias para lograr esos resultados. Cuando uno ama intensamente a alguien pierde la noción del tiempo y del espacio, se esmera y se dedica a atender con detalles, palabras y acciones para expresar ese sentimiento que nos mueve por dentro y lo exterioricemos demostrándolo a quien amamos.

Algo parecido nos pasa cuando hallamos nuestro propósito de vida, esa actividad en la cual trabajamos y nos embelesamos tanto que nos perdemos en el tiempo y del espacio. El diálogo interno es ¿cómo te ayudo? En vez de ¿qué gano yo con eso? Pregúntate: si en este momento te doy todo el dinero y el tiempo que necesites ¿ Que estarías haciendo? La respuesta seguramente es tu propósito de vida.

5.- Comienza a soñar en grande. ¿Qué te gustaría conseguir en tu vida si fuese imposible fracasar? ¿Qué haría que sintieses que tu vida ha sido bien invertida? Comienza a desarrollar plenamente tu capacidad de imaginar y soñar un futuro apasionante e inspirador. El mundo ha avanzado, avanza y avanzará gracias a todos los grandes soñadores que ha dado la historia de la humanidad. Tómate el tiempo necesario para plasmar por escrito en una lista todos tus sueños y aspiraciones. No te pongas límites. A continuación selecciona de esa lista tres o cuatro sueños que quieres comenzar a transformar en realidad de inmediato, y emprende alguna acción por pequeña que sea en pos de tu consecución. Ese primer paso es crucial. Tú debes aprovechar la inercia y el entusiasmo que se generan en los momentos iniciales de la formulación de un sueño. En ese instante, cuando la energía es mayor, es cuando más has de apretar el acelerador. Recuerda siempre que cuanto mayor es un sueño, más entusiasmo genera, y más energía te aportará para emprender acciones poderosas. Ponle fecha al sueño y conviértelo en meta, no se trata sólo de desear algo sino de realmente esperar que suceda en la realidad.

Con estos sencillos 5 pasos, podrás comenzar a crear una inercia poderosa hacia esa vida que siempre has soñado. Como bien decía Goethe: “todo lo que puedas hacer o soñar, comiénzalo. La audacia contiene en sí misma genio, poder y magia”. Espero que en esta nueva etapa que comienzan a partir de la aplicación de estos pasos, sigamos conectados con mayor intensidad.

Elsy Mata Marcano, Venezuela.

Posted in Uncategorized | 1 Comment »