El Amarna

Colección de artículos sobre filosofía primordial, sophia perennis, ocultismo, esoterismo, geometría sagrada, mitología, historia oculta y misticismo.

Archive for 7/04/06

TEMAS: Egipto

Posted by cosmoxenus en 7 abril 2006

El-Amarna: Una Gran Logia en el Antiguo Egipto

El-Amarna: La iniciación en el Antiguo Egipto

El-Amarna: Biografia de Akhenaton, faraon de Egipto.

El-Amarna: ORIGEN CELESTIAL DEL GRIAL

El-Amarna: Entrevista a Christian Jacq

El-Amarna: Isis y Osiris ( Los Misterios de la iniciación )

El-Amarna: Hermes Trismegisto

El-Amarna: Sociedad Teosófica versus Hermandad Hermética de Luxor …

El-Amarna: LA LEYENDA DEL AVE FENIX

El-Amarna: La belleza ha llegado

El-Amarna: LA TRADICIÓN ESCRITA DE LOS ANTIGUOS EGIPCIOS

El-Amarna: marzo 2005

El-Amarna: EL FUEGO SAGRADO

El-Amarna: Historia de la astrología

El-Amarna: Los misterios egipcios según el tratado de Isis y …

El-Amarna

El-Amarna: La fugitiva

El-Amarna: El Camino Iniciático de Santiago

El-Amarna: TEMPLARIOS ::Los Dioses Solares::

El-Amarna: ARTE Y ALQUIMIA

El-Amarna: LA PALABRA TAROT EN LA OBRA DE RENE GUENON

El-Amarna: Hermes Trismegisto

El-Amarna: Mer-Ka-Ba: Un Vehículo de Ascensión

El-Amarna: Isis en la Gallaecia

El-Amarna: Sobre el mito del Ave Fénix

El-Amarna: Calendario Hebreo

El-Amarna: mayo 2005

El-Amarna: NUEVOS APORTES A LA GEOMETRIA ARCANA

El-Amarna: El-Amarna

El-Amarna: febrero 2006

El-Amarna: Templarios ::Glosario de términos y personajes::

El-Amarna: Entrevista a Sir Laurance Gardner

El-Amarna: Los bienes terrenales

El-Amarna: agosto 2005

El-Amarna: El Arca de la Alianza

El-Amarna: LOS COLORES Y LA KABALA

El-Amarna: marzo 2006

El-Amarna: EL CORAZÓN DEL MUNDO EN LA KÁBALA HEBREA

El-Amarna: RENE GUENON Y LAS ARTES LIBERALES (fragmento)

El-Amarna: Los evangelios apócrifos y el gnosticismo

El-Amarna: Maestros del esoterismo occidental (siglos XIX y XX)

El-Amarna: Vitruvio : De Arquitectura

El-Amarna: diciembre 2005

El-Amarna: enero 2006

El-Amarna: Secretos del Saber Oculto

El-Amarna: NUMEROLOGIA

El-Amarna: septiembre 2005

El-Amarna: LA INICIACIÓN EGIPCIA Y SU RELACIÓN CON EL HOMBRE

El-Amarna: El divino Paracelso

El-Amarna: El Arqueómetro

El-Amarna: EL Kybalion :: Breve introducción a los Principios …

El-Amarna: HERMETISMO

El-Amarna: Confirma NASA: sismo cambió eje terrestre

El-Amarna: LA CATEDRAL, PIEDRA VIVA

El-Amarna

El-Amarna: El Vaticano comienza a recopilar información para la …

El-Amarna: Matemática Aplicada: Científicos españoles consiguen …

El-Amarna: LA PIEDRA DE TOQUE O PRINCIPIOS DE LOS FILÓSOFOS

El-Amarna: Indice Diciembre 2004

El-Amarna: LA TRADICIÓN ORACULAR

El-Amarna: El pensamiento filosófico de los antiguos

El-Amarna: LA CONEXION SUFI

El-Amarna: Religión Egipcia

El-Amarna: El Misterio del Fuego

El-Amarna: La magia en el mundo de las cruzadas

El-Amarna: LOS ARCHIVOS AKASHIKOS (Lobsang Rampa)

El-Amarna: LA INICIACIÓN HEBRAICA Y SU RELACIÓN CON EL HOMBRE

El-Amarna: EL JARDIN DEL REY

El-Amarna: La historia de los tres anillos

El-Amarna: LOS MISTERIOS DE JESÚS

El-Amarna: Profecías Mayas: A propósito de los últimos fenómenos …

El-Amarna: ¿Qué son los evangelios apócrifos?

El-Amarna: LA CIENCIA DE LAS LETRAS

El-Amarna: FAMA FRATERNITATIS AD ROSAE CRUCIS

El-Amarna: Vaticano: Aborto y Da Vinci

El-Amarna: Talismanes

El-Amarna: Panorama del Pensamiento Tradicional

El-Amarna: EL MUNDO Y SUS MISTERIOS: Gurdieff, Ouspenski y las …

El-Amarna: ¿POR QUÉ NO RECORDAMOS VIDAS PASADAS?

El-Amarna: EL SENDERO OCCIDENTAL Y EL SENDERO ORIENTAL

El-Amarna: noviembre 2005

El-Amarna: El tesoro oculto de los Templarios

El-Amarna: PITAGORAS ::LOS MISTERIOS DE DELFOS::

El-Amarna: Mitra

El-Amarna: La laicidad explicada a los niños

El-Amarna: LAS ESCUELAS OCULTAS

El-Amarna: René Guénon y las Ordenes esotericas

El-Amarna: Los siete rayos

El-Amarna: ESPIRITU Y MATERIA

El-Amarna: Paracelso, el príncipe de los alquimistas

El-Amarna: La Tolerancia

El-Amarna: La Rueda de la Vida

El-Amarna: LA VIDA SECRETA DE JESÚS

El-Amarna: febrero 2005

El-Amarna: junio 2005

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

Secretos de Masón

Posted by cosmoxenus en 7 abril 2006

Por siglos mirada con recelo, la masonería acusó el estigma de ser considerada conspirativa, una secta, un peligro. La Gran Logia Masónica del Perú nos abrió sus puertas y conversamos en exclusiva con su Gran Maestro saliente sobre la exigencia de los nuevos tiempos. Los masones prometen apertura. Es decir, convertirse en una sociedad no secreta, que protegerá por siempre sus secretos.

Por Sandro Mairata.

Un año atrás envié una carta a la Gran Logia del Perú de los Antiguos, Libres y Aceptados Masones y recibí promesas, asistí a una Tenida Blanca y, pese a estar rodeado de ellos, no supe nada nuevo de ellos.

Quizá miento. La noche de la Tenida Blanca descubrí los bustos de Ricardo Palma (Gran Maestro Masón en su momento), Víctor Raúl Haya de la Torre, Miguel Grau y Jorge Basadre. Aún no había entrado al Museo Masón, donde descubriría los retratos de gente tan diversa como Voltaire, medio cartel de presidentes del Perú (Odría, Leguía y Castilla incluidos), Cantinflas, Túpac Amaru y George Washington. Aún así, mi interés me delataba, y cada pregunta se me respondía con el equivalente en distintas versiones de “primero tienes que hacerte masón”.

Una “Tenida Blanca” es una ceremonia especial por Fiestas Patrias en que los portones del enorme local del Óvalo Quiñones, en San Borja, se abren a propios y extraños, incluso mujeres, quienes por regla se limitan a colaborar con la Orden sin ser parte de ella. La descripción de la noche sería extensa. Detalles como la gran cadena dorada que recorría las paredes, o los pisos en blanco y negro cual gigantesco ajedrez se me quedaron en la memoria. A pesar de lo tedioso de algunas disertaciones, personas como Hugo Neira o Susana Villarán –a todas luces, invitados- parecían pasarla muy bien. Ántero Flores-Aráoz, entonces presidente del Congreso, envió una carta excusando su ausencia. Me retiré al comprobar que de boca de los asistentes, esa noche no iba a sacar nada.

Varios meses después, recibí una llamada. Me invitaban a charlar.

De símbolos y tenidas

Si lo que dicen los masones es cierto (y tienen varios elementos que, al menos, lo sustentan), entonces su Orden ha mantenido un papel vigilante y conductor de una impensable cantidad de hechos de relevancia mundial. Quedémonos con el Perú. La Capitulación Realista de Ayacucho, de 1824, habría sido, por ejemplo, una Tenida Masónica presidida por los respetables hermanos o RR:. HH:. Antonio José de Sucre y José de la Mar (los tres puntos son una convención que reemplazan palabras de uso común entre masones, en este caso “respetables” y “hermanos”). En resumen, toda la gesta independentista habría sido una guerra entre masones patriotas y realistas. Y el encuentro de Guayaquil entre Bolívar y San Martín habría sido, nada más y nada menos, una reunión entre HH:. MM:. (masones) que, pese a las diferencias, se guardaban mutuo respeto.

“Supervisar el curso histórico… Sí, hay algo de eso”, dice el Gran Maestro Masón Tomás Álvarez Manrique, Grado 18 del Rito Escocés, equivalente a Caballero Rosacruz (ver ilustración de apertura). “Pero la masonería no interviene en aspectos de política ni de religión. Tampoco somos selectivos con temas de religión. No distinguimos entre protestantes, católicos o luteranos. Pueden ingresar nuevos hermanos con el único requisito de creer en la inmortalidad del alma y en un Ser Supremo”. Este ser supremo recibe el nombre de Gran Arquitecto del Universo. A La Gloria Del Gran Arquitecto del Universo (ALGDGADU) se lee en el pórtico del templo samborjino.

Álvarez Manrique tiene 65 años de edad. Un amigo le pasó la voz en su natal Tacna para asistir al aniversario de su Logia (entidad que reúne masones en determinada circunscripción), y al asistir quedó fascinado. Han pasado 25 años desde entonces. “Me llamó la atención la simbología masónica porque todo tiene una explicación. La cadena dorada: cada eslabón es un hermano. En la puerta, la cadena está abierta para permitir el ingreso de todos los hermanos. El piso blanco y negro: los opuestos, como hay bueno hay malo, como hay arriba hay abajo. ¿Ves que no hay secreto?”.

Pero el escudo de la Gran Logia del Perú tiene en la mitad izquierda una versión reducida del Escudo Nacional y en la mitad derecha un escudo azul con un compás en medio de tres coquetas torres doradas. ¿Qué signican? El Gran Maestro sonríe. “La curiosidad que usted tiene es interesante, pero todo hay que dosificarlo progresivamente”.

He pasado un mes preguntando y nadie me lo quiere (o sabe o puede) explicar.

Logia o club social

“Club de Tobi para tíos”, los llama una conocedora del tema. Claro, la frase viene de una mujer –que no podría integrar la Orden–, pero resume muy bien la percepción exterior que conservan este tipo de sociedades secretas. Resulta fácil calificar así a los masones de señores con mucho dinero y tiempo de sobra, dispuestos a hacerse los interesantes vistiendo atuendos místicos y leyendo esoterismo dizque no apto para cualquiera.

Siendo justos, una de sus frases favoritas “los orígenes de la masonería se pierden en la noche de los tiempos” es parcialmente cierta. No hay un consenso definitivo. Resumiendo versiones osadas, los primeros masones (del latín medieval macio, “cantera”) serían los constructores de las pirámides de Egipto, al interior de las cuales se habrían realizado las primeras Tenidas (reunión de masones), donde se transmitían los secretos del arte supremo: la arquitectura. Por ello, el símbolo de los masones son la escuadra y el compás. Otras obras masónicas habrían sido la Torre de Babel y el Templo de Salomón. “Se dice, aunque no hay pruebas ni documentos fehacientes, que el mismo Jesucristo fue masón”, sostiene Álvarez Manrique.

O podrían ser descendientes de los Caballeros Templarios, los primeros banqueros de la historia e inventores del cheque, declarados en rebeldía y perseguidos por la Iglesia Católica. Lo cierto es que las primeras referencias directas se encuentran en el Manuscrito Halliwell (conocido como El Poema Regio), un texto fechado en 1390 que certifica actividades masónicas ya en el 926 d.C., mientras que la palabra “Francmasón” (otra denominación de masón; el prefijo “Franc” alude a “franco” o “libre”) aparece en Los Estatutos del Reino, escrito por Enrique VII de Inglaterra en 1495. En 1583 se dio a conocer El Manuscrito de la Gran Logia.

De “especulativa” (semiclandestina, atomizada), la masonería se volvió “operativa” en 1717 con la creación de la Gran Logia de Londres, surgida de la unión de cuatro ya existentes. Con algunas diferencias, surgiría El Gran Oriente de Francia, otra logia mayor que perdió autoridad y actualmente lidera una rama propia de masonería. La reemplazó la Gran Logia Nacional Francesa, que junto con la inglesa, sirven de ejemplo al resto de Grandes Logias Mundiales, que pese a todo, conservan total autonomía entre sí.

Todo y nada

Se dice que los Francmasones de Estados Unidos donan dos millones de dólares diarios en caridad. No sería raro en un país donde 13 de los firmantes de su Constitución y catorce de sus presidentes fueron masones. La masonería se define a sí misma como “un sistema de moral, protegido por la alegoría e ilustrado por los símbolos”, que alienta la filantropía como una forma decisiva de acción social.

El Gran Maestro Álvarez Manrique, quien le cederá su cargo precisamente este fin de semana a un nuevo Gran Maestro, Alberto Montezuma, insiste en que resulta falsa la noción de que puede hacerse dinero siendo masón. “Los que vienen por ese motivo pronto se aburren y se van”.

Para reconocerse, emplean una gran cantidad de saludos secretos de acuerdo al grado y rito. Un masón comienza como Aprendiz, avanza a Compañero y llega a Maestro, grado a partir del cual puede iniciarse en uno de los dos “Ritos”, o caminos de progreso masón. El Antiguo y Aceptado Rito Escocés se desarrolló en Francia, y consta de 33 grados. El Rito de York se desarrolló en Estados Unidos y tiene 10.

Entonces, ¿qué hacen en sus reuniones? “Profundizamos en temas de filosofía y análisis de la realidad nacional”, dice Álvarez Manrique. ¿Saben dónde está el Santo Grial? ¿Tienen el secreto de la identidad de Jesús? “El único secreto es que no hay secretos. Hay verdades que son difíciles de explicar, que no las van a entender. Es como explicarle cálculo diferencial a un niño de kinder”.

Niños de kinder o no, la sensación después de hablar con varios masones es la de saber mucho de ellos y a la vez nada. Dicho sea de paso, la Gran Logia Masónica del Perú celebró ayer sus 124 años de fundada.

Feliz cumpleaños.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

Masonería peruana

Posted by cosmoxenus en 7 abril 2006

María Ines Valdivia

Las primeras noticias históricas sobre los masones en el Perú datan de 1751. El presente ensayo muestra cómo nuestro simbolismo patriótico fue fuertemente influido por la actividad masónica. La existencia de logias, confundidas muchas veces como clubes patrióticos, fue determinante para la Independencia peruana y la fundación de la República.

Las tres primeras décadas del siglo XIX significaron para las noveles repúblicas americanas la independencia política. La configuración de los espacios nacionales implicó una compleja construcción, que necesariamente significó una serie de encuentros y desencuentros entre los discursos de carácter nacional y los sujetos que formaron la nación.

Es conveniente señalar que la presencia de la masonería en la historia peruana se remonta a varias décadas anteriores al siglo XX, históricamente verificable en los inicios de nuestra vida política como república independiente. Sus antecedentes en el Perú estarían vinculados al desarrollo de la corriente liberal en España, expresada en los reformistas de Cádiz, luego perseguidos por Fernando VII, después de que este último fuera restablecido en el poder. En 1814, se abolió la obra de las cortes gaditanas.

El período independentista y los inicios de la República fueron testigos de la participación masónica, cuando miembros de la jerarquía militar de ambos bandos –independentistas y realistas– pertenecían a aquélla. La historiografía masónica destaca el valor de esta participación, en que estarían patriotas y realistas, que en muchos casos lograron acuerdos para humanizar las condiciones de lucha por ser “hermanos”, es decir, por su pertenencia a la red masónica, y clubes patrióticos (disueltos en la mayoría de los casos una vez terminada la lucha independentista). Sin embargo, queremos dejar claro que no existen trabajos sólidos en cuanto al rol de la masonería peruana para este período. Los que se conocen no superan el ensalzamiento de los afanes patrióticos y humanitarios de la institución. Los escasos historiadores no masones que han demostrado interés en el estudio de la masonería coinciden en señalar que es creciente el abordaje de este tema. También han referido que la francmasonería ha perdurado más de dos siglos en América Latina y que fue vinculándose al surgimiento de las formas de sociabilidad modernas.

Las primeras noticias históricas sobre los masones en el Perú datan de 1751, cuando “una circular de la Suprema […] solicita la lista de militares o políticos que se hubiesen presentado voluntariamente a confesarse como tales” (1). Sus miembros generalmente eran europeos, por ejemplo, en el caso del cirujano francés Diego Lagrange.

En la cronología que nos ofrece el historiador masón Eduardo Mendoza Silva para el caso peruano (2), la institución data de 1635. Sin embargo, no se conoce prueba documental que avale ese orden. Los inicios de la masonería “formal” se producen con la Logia de Lima, mencionada por Ricardo Palma en su tradición “La casa de Pilatos”. Luego, en 1762, continúan las actividades de la Logia de Lima, en la que hipotéticamente fuera iniciado José Gabriel Condorcanqui, Túpac Amaru II. La Logia de Lima cambió de nombre en 1804, al denominarse Logia Lautariana de Lima, la cual funcionó hasta el 28 de julio de 1821.

La actividad masónica en las provincias también fue conocida, desarrollándose la Logia Lautariana de Arequipa. Es importante resaltar que para 1816 se fundó la Logia Central La Paz Americana del Sur, la cual funcionó a bordo de la fragata Venganza y posteriormente en Lima; también se mencionan las logias de Lambayeque –en la llamada Casa de Monjoy o casa de los masones–, Huaura, Trujillo, Aznapuquio y la de Punchauca. Tenemos, por ejemplo, la existencia de logias que, según refieren los datos masónicos, existieron durante el período prerrepublicano:

Sociedades lautarianas (1800), Callao (estas sociedades existieron también en Lima, Chiclayo y Arequipa); logia Central de la Paz Americana (1816), Lima; logia Unión y Orden (1820), Lima; logia La Unión Auxiliadora”(1825), Lima; logia Virtud y Orden (1825), Lima (inicio de la República).

La iniciativa de los masones por elaborar sus propias historias a partir del desarrollo de las ideas liberales no es reciente. La organización masónica tenía como parte del ideario la labor difusora de los fines de la institución entre sus miembros, al permitirles fundar revistas, boletines o cualquier otro tipo de publicaciones periódicas, elaborándolas como publicaciones oficiales o sólo para informar de las actividades internas.

En el siglo XX, las publicaciones de la Gran Logia del Perú, fundada en 1830, nos permiten apreciar el profundo interés que tenían la mayoría de los masones por conocer la historia de sus logias. Sin embargo este interés no es nuevo: ya desde mediados del siglo XIX se suscitó algo similar, si tomamos en cuenta que la mayor parte de la información en que se basan las historias recientes toma como base documentos o pequeños fragmentos de historias de aquel período hasta los aciagos momentos de la Guerra con Chile. El afán de historiar de los masones fue constante.

Se señala, por ejemplo, que las primeras logias patrióticas en América se iniciaron en Caracas, con Francisco de Miranda. Estas sociedades patrióticas tomaron, para organizarse, la estructura de las logias (secretas, elitizadas y fomentando la noción de patria como ideal). Se prometieron mediante juramento, al interior de estas organizaciones, luchar por la “independencia” y no reconocer como gobierno nacional sino al formado por los hijos del país. Se hace referencia a miembros que, como Hipólito Unanue y Riva Agüero, conspiraron contra el virrey Pezuela. Las ideas más importantes respecto a este asunto representaron la inclinación hacia un gobierno legítimo, republicano y renovable; sin embargo, consideramos que debieron existir diferencias respecto al tipo de gobierno en el interior de la misma masonería, debido a la presencia de sectores vinculados con el pensamiento monárquico-constitucionalista de San Martín, por ejemplo.

La pedagogía masónica consistió en la construcción voluntarista de una serie de signos y nociones que permitieron afirmar la identidad masónica a partir de elementos provenientes del ideario republicano y liberal. Una noción de la historia compuesta por figuras y héroes patrióticos cuyos valores estuviesen inspirados en el republicanismo y que sus nombres aludiesen a la identidad peruana, todo ello encauzado en un plan masónico que implicaría el cruce de los ideales masónicos locales (identidad nacional) con los fines de la organización a escala mayor (universalidad).

En torno al tema masónico, la red de influencia de esta organización fue bastante amplia, encargándose de divulgar conceptos y experiencias organizativas referentes al discurso europeo, pero con connotaciones específicas en los países americanos en que se desarrolló. Asumimos que la masonería trató de incorporar figuras patrióticas con el fin de legitimar su presencia e ideario nacional. Así, por ejemplo, fue conocido el interés masónico por incorporar al imaginario masónico a Túpac Amaru II, San Martín, Sánchez Carrión, Miguel Grau, entre otros. Tenemos noticias de que la mayoría de nombres simbólicos de algunos miembros masones se inspiró en Manco Cápac, Caupolicán, Moctezuma y Huáscar (3).

La asociación entre las nociones de patria y masonería debemos buscarlas más allá de las filiaciones masónicas, pues la institución fue considerada herética en la mayoría de los casos por ser secreta; el halo de misterio que rodeó a los masones impregnó de cierta aceptación soterrada en determinados sectores de la población. Ricardo Palma rescata en sus Tradiciones peruanas las reuniones masónicas de carácter nocturno y casi clandestino, a la cual pertenecían prominentes miembros de la sociedad peruana, reunidos para plantear y discutir a media voz temas que abarcaban desde los orígenes algo exóticos de la organización hasta los ingresos económicos de ésta. En la tradición “La casa de Pilatos” (4), se hace referencia a los rumores de la población sobre la existencia de encuentros masónicos. Dice Palma: “En agosto de 1635 y cuando la casa estaba arrendada a mineros y comerciantes portugueses, pasó por ella, un viernes a media noche, cierto mozo truhán que llevaba alcoholizados los aposentos de la cabeza. El portero habría probablemente olvidado echar el cerrojo, pues el postigo de la puerta estaba entornado. Vio el borrachín luces en los altos, sintió algún ruido o murmullo de gente, y confiando hallar allí jarana y moscorrofio, atrevióse a subir la escalera de piedra, que es dicho sea de paso, otra de las curiosidades que el edificio ofrece. El intruso adelantó por los corredores hasta llegar a una ventana, tras cuya celosía se colocó, y pudo a sus anchas examinar un espacioso salón iluminado, y cuyas paredes estaban cubiertas por tapices de género negro. Bajo un dosel vio sentado a uno de los hombres más acaudalados de la ciudad, el portugués Don Manuel Bautista Pérez, y hasta cien compatriotas de éste en escaños, escuchando con reverente silencio el discurso que les dirigía Pérez y cuyos conceptos no alcanzaba a percibir con claridad el espía.

Frente al dosel y entre blandones de cera, había un hermoso crucifijo de tamaño natural. Cuando terminó de hablar Pérez, todos los circunstantes, menos éste, fueron por riguroso turno levantándose del asiento, avanzaron hacia el Cristo y descargaron sobre él un fuerte ramalazo.

Pérez, como Pilatos, autorizaba con su impasible presencia el escarnecedor castigo. El espía no quiso ver más profanaciones, escapó como pudo y fue con el chisme a la Inquisición, que pocas horas después echó la zarpa encima a más de cien judíos portugueses. Al judío Manuel Bautista Pérez le pusieron los católicos limeños el apodo de Pilatos y la casa quedó bautizada con el nombre de Casa de Pilatos.

Tal es la leyenda que el pueblo cuenta. Ahora veamos lo que dicen los documentos históricos. En la Biblioteca de Lima existe original de los portugueses y de él sólo aparece que en la calle del Milagro existe la sinagoga de los judíos, cuyo rabino o Capitán Grande (como dice el Fiscal del Santo Oficio) era Manuel Bautista Pérez (5). El fiscal habla de profanación de imágenes; pero ninguna minuciosidad refiere con la popular conseja. El juicio duró tres años. Quien pormenores quiera, búsquelos en mis Anales de la Inquisición de Lima.

Pérez y diez de sus correligionarios fueron quemados en el auto de fe de 1639, y penitenciados cincuenta portugueses más, gente toda de gran fortuna. Parece que al portugués pobre no le era lícito ni ser judío, o que la Inquisición no daba importancia a descamisados. Y no sé más sobre Pilatos ni sobre su casa” (1868).

“Sólo me resta añadir que en el siglo XIX, cuando en toda América alboreaba la Independencia, fue en esa casa donde funcionó la primera logia masónica, preparatoria del arribo de San Martín. Los enciclopedistas franceses habían puesto a la moda la masonería, que en nuestro siglo XX reposa en el panteón de las antiguayas.” (Nota agregada por el autor en 1917.)

De la tradición descrita se pueden extraer diversas apreciaciones, particularmente que lo contado por Palma puede haber tenido cierto asidero en la mentalidad popular, asociándose las ideas de herejía versus masonería, así como la persecución de parte de la Iglesia católica hacia los masones y. sobre todo. la presencia de extranjeros “judíos y portugueses” difusores de ideas contrarias contra la religión. Otra de las posibles relaciones que existirían sería la confusión que tanto Palma como otros miembros masones o no realizarían entre clubes patrióticos y logias masónicas. Cabe mencionar que Palma fue un destacado masón y dicha confusión entre club y logia pudo ser voluntaria.

Lo cierto es que el corpus ideológico de la masonería peruana albergó las ideas de las elites respecto a las nociones de patria y los componentes de ésta. De algún modo, los argumentos que imaginaron las elites respecto a los componentes de la nación peruana fueron recreados en el desarrollo de una concepción histórica anclada en los ideales liberales y republicanos.

Décadas más tarde, luego de la Guerra con Chile, los masones hacen permanentemente referencia a la relación que mantuvo Miguel Grau con la masonería. De acuerdo con la versión masónica, Grau habría sido invitado a pertenecer a la orden masónica en la logia Unión indisoluble, del Valle de Piura. Sin embargo, recién lo haría en Paita. Los masones recogen este hecho gracias al testimonio de Ricardo Palma, quien “recordaba que en cada arribo al Callao, después de sus interminables viajes, iban juntos a saludar y trabajar con su Venerable Maestro de la Logia Cruz Austral que laboraba en el Callao” (6). Asimismo, en la biografía novelada referente al héroe de la Guerra del Pacífico, se afirma que el padre de éste, don Manuel Grau, se habría asentado en Lima en diciembre de 1848 y formó parte de la Sociedad Fraternidad, Igualdad y Unión, que reunía en su seno a quienes habían sido calificados como participantes en las campañas de la Independencia y que más tarde se habría de convertir en la Benemérita Sociedad de Fundadores de la Independencia y Defensores Calificados de la Patria, lo cual confirma una vez más la estrecha relación entre los miembros que formaron las sociedades patrióticas. En más de una ocasión, padres e hijos pertenecían a sociedades similares (7).

La prensa peruana tampoco estuvo ajena a la divulgación de la masonería, ya sea bajo la modalidad del folletín, que destaca el carácter misterioso y secreto de esta organización. Tenemos, por ejemplo, que en 1848, en El Correo Peruano se transcribe una novela corta de Alejandro Dumas con claras referencias a los ritos de iniciación masónica y su falsedad en Francia (8).

La divulgación de ideas fuerza respecto a la masonería es anotada posteriormente por otro liberal tradicionista como José Gálvez, quien afirmaba que durante su infancia se le habían inculcado prejuicios sobre el tema (“estos terribles masones”), lo que era para él una muletilla conocida, entendiendo que al masón se le confundía “con el duende, con el fantasma con el trasgo amenazante y en la confusión mental que el miedo provocaba, se mezclaba la nebulosa idea de las reuniones masónicas con la de las brujas de las ‘escobas’ voladoras y con la de los duendes cabezones, duchos en tirar piedras a las casas y hundir la mollera a los recién nacidos” (9). Sin embargo, posteriormente anota Gálvez que fue un zambo viejo empapelador que le enseñó la casa de la calle de San Francisco. Igualmente le reveló que el abuelo Gálvez había sido masón. Asimismo, lo habían sido su bisabuelo y sus tíos. Este interesante testimonio es un pasaje riquísimo que nos permite conocer cómo la masonería actuaba o, mejor, reclutaba a sus integrantes estableciéndose en la práctica, una red de sociabilización entre la parentela masculina de los miembros pertenecientes a la elite, en que las discusiones políticas (historia, patria y nación) pasaban por el tamiz ideológico (liberalismo-republicanismo) en distintos matices y en un espacio establemente jerarquizado, pero con exigencias morales, que propiciaron un espacio alternativo al oficial. Si bien nadie reconocía hablar de política, se hablaba y hacía política, como se manifestó en la Constitución masónica de 1850, título III del gobierno masónico: “La Masonería Peruana adopta para gobierno el representativo, y delega el ejercicio a los tres supremos poderes que establece, y son el Legislativo, Ejecutivo y Judicial. Este gobierno es un símil de la República” (10).

Notas

(1) Fernando Ayllón. El Tribunal de la Inquisición. De la leyenda a la historia, p. 499.

(2) Eduardo Mendoza Silva. Historia de la masonería en el Perú. Masonería pre-repúblicana. Lima: Imp. Rávago e Hijos, [19—] 312 p.:il.

(3) Titulo XV (observación y reforma de la Constitución). Constitución Masónica. Estatutos generales de los francos y libres masones del Perú. Lima, 1850. Impreso por J. Franklin Haley.

(4) Ricardo Palma, Tradiciones Peruanas. Ver: “La casa de Pilatos”, vol. II. Edición y prólogo de Edith Palma, Lima-Perú, 1968, p. 360-363.

(5) Manuel Bautista Pérez fue uno de los más notables lusitanos que vivió en nuestro país. Era natural de Ansar (Coimbra, Portugal), de 46 años. Según lo señalado por Ricardo Palma en sus Anales de la Inquisición de Lima, éste era un rico comerciante. Se le acusó de judío “(…) y de mantener en actividad clandestina su fe y propagarla a despecho de las prohibiciones” (Anales de la Inquisición de Lima, XXIII), pero el hecho más importante que debe ser señalado es el de la posesión de una pinacoteca y una biblioteca de 135 títulos y 155 volúmenes que revelaban la vasta cultura del comerciante portugués. Las persecuciones de la Inquisición no sólo revelaron el interés por el mantenimiento de la pureza del credo católico, sino también la estrecha relación con la persecución de libros considerados herejes.

(6) Revista Gran Logia del Perú. Fraternidad. Edición extraordinaria, 1996, p. 12. Don Miguel Grau Seminario. R\H\ Francisco Piña Baca. Ver también el estudio de Alfonso Harth Bedoya, Ricardo Palma: egregio tradicionista e ilustre masón peruano. Lima, San Marcos, 1992.

(7) El almirante Miguel Grau (1834-1879). Una aproximación biográfica. Caja Municipal de Ahorro y Crédito de Piura. Asociación de Historia Marítima y Naval.

(8) El Correo Peruano. Boletín Marítimo y Mercantil. 10.04.1848, Nº 1009, Año IV “Y el que contra los hábitos y ritos de la Sociedad se había descubierto, mostró el venerable rostro y la blanca barba de un anciano de ochenta años. –Bien, dijo el extranjero, ahora diré que el que está a tu izquierda es el representante del círculo inglés, el que preside la lojia de Caledonia. –¿Quién os ha convocado?, preguntó el desconocido, pasando de interrogado a interrogante. –El Círculo Supremo. –Sin duda no habéis venido sin objeto, dijo el extranjero volviéndose al presidente y a los cinco jefes, vos de Suecia, vos de Londres, vos de Nueva York, vos de Zurich, vos de Madrid, vos de Varsovia y vosotros, todos en fin, continuó dirigiéndose a la multitud de las cuatro parte del mundo, también habéis venido con objeto al santuario terrible de la fé. –Ciertamente que nó, respondió el presidente. Venimos ante el fundador de un misterioso imperio en Oriente que reunido los dos hemisferios en una comunidad de creencias que enlazado las manos fraternales dejenero humano. –¿Y hay algún signo cierto por el que puedan reconocerse? –Sí, dijo el presidente, y Dios se ha dignado revelármelo por medio de sus ángeles […] Volvióse enseguida al viajero. –¿Qué deseas?, le preguntó. –Ver la luz, respondió éste.”

(9) Ibíd. ¡Estos Terribles Masones!, por el hermano José Gálvez Barrenechea, p. 30-31.

(10) Estatutos Jenerales o Constitución Masónica de los Francos y Libres Masones del Perú. Lima, 1850. Impreso por J. Franklin Haley.

(*) Profesora de Historia en la Universidad Federico Villarreal.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

Un antiguo manuscrito muestra a un Judas que no traiciona a Jesús

Posted by cosmoxenus en 7 abril 2006

Washington, 06 abr (AFP) Después de haber desaparecido por unos 1.700 años, la única copia conocida del “Evangelio según Judas”, autentificada y presentada por primera vez al público el jueves, arroja nueva luz sobre el apóstol que supuestamente traicionó a Jesús vendiéndolo a los romanos.

El manuscrito de 26 páginas en papiro, escrito en dialecto copto, fue revelado por la revista estadounidense National Geographic en su sede central de Washington.

La antigüedad del documento, copia de una versión más antigua redactada en griego, fue autenticada como del siglo III o IV.

Contrariamente a la versión de los cuatro Evangelios oficiales, este texto indica que Judas era un iniciado que traicionó a Jesús a solicitud de él y para la redención de la humanidad.

El pasaje clave del documento es atribuido a Jesús diciéndole a Judas: “Tú los sobrepasarás a todos. Tú sacrificarás al hombre que me recubrió”.

Según los exegetas, esta frase significa que Judas ayudará a liberar el espíritu de Jesús de su envoltorio carnal.

“Este descubrimiento espectacular de un texto antiguo, no bíblico, es considerado por algunos expertos como una de las más importantes actualizaciones desde los últimos 60 años en lo que refiere a nuestro conocimiento de la Historia y de diferentes opiniones teológicas al comienzo de la era cristiana”, señaló Terry Garcia, uno de los responsables de la revista estadounidense.

La existencia de este Evangelio fue comprobada por Santo Ireneo, el primer obispo de Lyon, la capital de la Galia (actual Francia), quien lo denunció en un texto contra las herejías a mediados del siglo II.

“El descubrimiento sorprendente del Evangelio de Judas, como aquellos de María Magdalena y de varios otros de estos documentos ocultados durante cerca de 2.000 años, trastoca nuestra comprensión sobre los inicios del cristianismo”, estimó Elaine Pagels, profesora de religión en la Universidad de Princeton (este) y una de las grandes especialistas mundiales de los evangélicos gnósticos.

“Estos descubrimientos hacen estallar el mito de una religión monolítica y muestran cuán diverso y fascinante era realmente el movimiento cristiano en sus comienzos”, agregó.

El manuscrito, encuadernado en cuero, que se cree fue copiado cerca del año 300 después de Cristo, fue descubierto en la década de 1970 en el desierto egipcio de El Minya.

Luego circuló entre los comerciantes de antigüedades para arribar primero a Europa y luego a Estados Unidos, donde permaneció en el cofre de un banco de Long Island (Nueva York), durante 16 años antes de ser nuevamente comprado en 2000 por el anticuario suizo Frieda Nussberger-Tchacos.

Preocupado por su posible deterioro, este anticuario confió el manuscrito a la fundación suiza Maecenas, en febrero de 2001, con el fin de preservarlo y traducirlo.

Luego de haber restaurado el documento, el trabajo de análisis y de traducción fue confiado a un equipo de coptólogos (cristianos de Egipto) dirigido por el profesor Rudolf Kasser, jubilado de la Universidad de Ginebra.

Kasser destacó que jamás vio un manuscrito en tan mal estado. Le faltaban dos páginas, la parte superior de las hojas donde figuran los números estaban rotas y había cerca de un millar de fragmentos.

Para reconstruir “el puzle más complejo jamás creado por la Historia”, el profesor fue apoyado por el conservador de papiros Florence Darbre, y el experto en dialecto copto Gregor Wurst, de la Universidad de Augsburg (Alemania).

El documento, llamado “Códice de Tchacos”, será conservado en el museo copto de El Cairo.

National Geographic dedica un largo artículo en su número de mayo a este hallazgo y abrirá una exposición el 7 de abril en su sede en Washington, donde el público podrá apreciar páginas del manuscrito.

La revista, en colaboración con la fundación Maecenas, presentará también en Estados Unidos un documental de dos horas el domingo 9 de abril en su canal de televisión por cable.

El documento fue traducido al inglés, alemán y francés.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

Un antiguo manuscrito muestra a un Judas que no traiciona a Jesús

Posted by cosmoxenus en 7 abril 2006

Washington, 06 abr (AFP) Después de haber desaparecido por unos 1.700 años, la única copia conocida del “Evangelio según Judas”, autentificada y presentada por primera vez al público el jueves, arroja nueva luz sobre el apóstol que supuestamente traicionó a Jesús vendiéndolo a los romanos.

El manuscrito de 26 páginas en papiro, escrito en dialecto copto, fue revelado por la revista estadounidense National Geographic en su sede central de Washington.

La antigüedad del documento, copia de una versión más antigua redactada en griego, fue autenticada como del siglo III o IV.

Contrariamente a la versión de los cuatro Evangelios oficiales, este texto indica que Judas era un iniciado que traicionó a Jesús a solicitud de él y para la redención de la humanidad.

El pasaje clave del documento es atribuido a Jesús diciéndole a Judas: “Tú los sobrepasarás a todos. Tú sacrificarás al hombre que me recubrió”.

Según los exegetas, esta frase significa que Judas ayudará a liberar el espíritu de Jesús de su envoltorio carnal.

“Este descubrimiento espectacular de un texto antiguo, no bíblico, es considerado por algunos expertos como una de las más importantes actualizaciones desde los últimos 60 años en lo que refiere a nuestro conocimiento de la Historia y de diferentes opiniones teológicas al comienzo de la era cristiana”, señaló Terry Garcia, uno de los responsables de la revista estadounidense.

La existencia de este Evangelio fue comprobada por Santo Ireneo, el primer obispo de Lyon, la capital de la Galia (actual Francia), quien lo denunció en un texto contra las herejías a mediados del siglo II.

“El descubrimiento sorprendente del Evangelio de Judas, como aquellos de María Magdalena y de varios otros de estos documentos ocultados durante cerca de 2.000 años, trastoca nuestra comprensión sobre los inicios del cristianismo”, estimó Elaine Pagels, profesora de religión en la Universidad de Princeton (este) y una de las grandes especialistas mundiales de los evangélicos gnósticos.

“Estos descubrimientos hacen estallar el mito de una religión monolítica y muestran cuán diverso y fascinante era realmente el movimiento cristiano en sus comienzos”, agregó.

El manuscrito, encuadernado en cuero, que se cree fue copiado cerca del año 300 después de Cristo, fue descubierto en la década de 1970 en el desierto egipcio de El Minya.

Luego circuló entre los comerciantes de antigüedades para arribar primero a Europa y luego a Estados Unidos, donde permaneció en el cofre de un banco de Long Island (Nueva York), durante 16 años antes de ser nuevamente comprado en 2000 por el anticuario suizo Frieda Nussberger-Tchacos.

Preocupado por su posible deterioro, este anticuario confió el manuscrito a la fundación suiza Maecenas, en febrero de 2001, con el fin de preservarlo y traducirlo.

Luego de haber restaurado el documento, el trabajo de análisis y de traducción fue confiado a un equipo de coptólogos (cristianos de Egipto) dirigido por el profesor Rudolf Kasser, jubilado de la Universidad de Ginebra.

Kasser destacó que jamás vio un manuscrito en tan mal estado. Le faltaban dos páginas, la parte superior de las hojas donde figuran los números estaban rotas y había cerca de un millar de fragmentos.

Para reconstruir “el puzle más complejo jamás creado por la Historia”, el profesor fue apoyado por el conservador de papiros Florence Darbre, y el experto en dialecto copto Gregor Wurst, de la Universidad de Augsburg (Alemania).

El documento, llamado “Códice de Tchacos”, será conservado en el museo copto de El Cairo.

National Geographic dedica un largo artículo en su número de mayo a este hallazgo y abrirá una exposición el 7 de abril en su sede en Washington, donde el público podrá apreciar páginas del manuscrito.

La revista, en colaboración con la fundación Maecenas, presentará también en Estados Unidos un documental de dos horas el domingo 9 de abril en su canal de televisión por cable.

El documento fue traducido al inglés, alemán y francés.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »