El Amarna

Colección de artículos sobre filosofía primordial, sophia perennis, ocultismo, esoterismo, geometría sagrada, mitología, historia oculta y misticismo.

Archive for 24/12/05

Primer trailer de la película del Código Da Vinci

Posted by cosmoxenus en 24 diciembre 2005

En esta dirección podrán encontrar el primer trailer de la película del Código Da Vinci.

http://www.apple.com/trailers/sony_pictures/da_vinci_code/

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

LA PRESENCIA

Posted by cosmoxenus en 24 diciembre 2005

Emmet Fox ( 1886-1951 )

Dios es la única Presencia y el único Poder. Dios está plenamente presente aquí conmigo, ahora. Dios es la única Presencia real -todo lo demás no es más que sombras. Dios es el Bien perfecto, y Dios es únicamente la causa del Bien perfecto. Dios nunca envía enfermedades, problemas, ccidentes, tentaciones ni la muerte, como tampoco autoriza tales cosas. Las atraemos sobre nosotros mismos como consecuencia de nuestro pensar equivocado. Dios, el bien, sólo puede causar el bien. El mismo manantial no puede, al mismo tiempo, emanar agua dulce y agua amarga.

Yo soy Espíritu Divino. Yo soy el hijo de Dios. En Dios vivo, me muevo y tengo mi ser, por lo que no tengo miedo. Estoy rodeado por la Paz de Dios y todo está bien. No le temo a la gente, no le temo a las cosas, no le temo a las circunstancias, no me temo a mí mismo ya que Dios está conmigo. La Paz de Dios llena mi .i.alma;alma y no tengo temor. Habito en la Presencia de Dios y ningún temor puede tocarme. No le temo al pasado, no le temo al presente, no le temo al futuro porque Dios está conmigo. El Dios eterno es mi morada, y sosteniéndome están los brazos eternos. Nada me puede tocar jamás que no sea la acción directa de Dios mismo, y Dios es Amor.

Dios es Vida; entiendo eso y lo expreso. Dios es Verdad; entiendo eso y lo expreso. Dios es Amor Divino; entiendo eso y lo expreso. Envío a todo el universo pensamientos de amor, paz y sanación: a todos los árboles y plantas y cosas que crecen, a todas las bestias y aves y peces, y a todo hombre y mujer y niño sobre la Tierra, sin distinción alguna. Si alguien alguna vez me ha herido o me ha hecho algún daño, yo, plena y libremente, le perdono ahora, y doy por terminada la cuestión para siempre. Le aflojo y le dejo ir. Soy libre y él es libre. Si hay algún peso de resentimiento, lo vierto sobre mi Cristo Interno y me libero.Dios es Vida; entiendo eso y lo expreso. Dios es Verdad; entiendo eso y lo expreso. Dios es Amor Divino; entiendo eso y lo expreso. Envío a todo el universo pensamientos de amor, paz y sanación: a todos los árboles y plantas y cosas que crecen, a todas las bestias y aves y peces, y a todo hombre y mujer y niño sobre la Tierra, sin distinción alguna. Si alguien alguna vez me ha herido o me ha hecho algún daño, yo, plena y libremente, le perdono ahora, y doy por terminada la cuestión para siempre. Le aflojo y le dejo ir. Soy libre y él es libre. Si hay algún peso de resentimiento, lo vierto sobre mi Cristo Interno y me libero.

Dios es la Sabiduría Infinita y esa Sabiduría es mía. Esa Sabiduría me dirige y me guía, por lo que no cometeré más errores. Cristo en mí es una lámpara a mis pies. Dios es Vida Infinita, y dicha Vida es mi suministro por lo que no tendré necesidad de nada. Dios me creó y Él me sostiene. El Amor Divino lo ha previsto todo y provee para todo. Una Mente, Un Poder, Un Principio, Un Dios, Una Ley, Un Elemento. Él está más cerca que la respiración, más cerca que las manos y los pies.

Yo soy Espíritu Divino, el Hijo de Dios, y en la Presencia de Dios moraré por siempre. Le doy gracias a Dios por la Armonía Perfecta.

Dios es la Sabiduría Infinita y esa Sabiduría es mía. Esa Sabiduría me dirige y me guía, por lo que no cometeré más errores. Cristo en mí es una lámpara a mis pies. Dios es Vida Infinita, y dicha Vida es mi suministro por lo que no tendré necesidad de nada. Dios me creó y Él me sostiene. El Amor Divino lo ha previsto todo y provee para todo. Una Mente, Un Poder, Un Principio, Un Dios, Una Ley, Un Elemento. Él está más cerca que la respiración, más cerca que las manos y los pies.

Yo soy Espíritu Divino, el Hijo de Dios, y en la Presencia de Dios moraré por siempre. Le doy gracias a Dios por la Armonía Perfecta.

Dios es la Sabiduría Infinita y esa Sabiduría es mía. Esa Sabiduría me dirige y me guía, por lo que no cometeré más errores. Cristo en mí es una lámpara a mis pies. Dios es Vida Infinita, y dicha Vida es mi suministro por lo que no tendré necesidad de nada. Dios me creó y Él me sostiene. El Amor Divino lo ha previsto todo y provee para todo. Una Mente, Un Poder, Un Principio, Un Dios, Una Ley, Un Elemento. Él está más cerca que la respiración, más cerca que las manos y los pies.

Yo soy Espíritu Divino, el Hijo de Dios, y en la Presencia de Dios moraré por siempre. Le doy gracias a Dios por la Armonía Perfecta.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

Eros y Psique: la unión del amor y el alma

Posted by cosmoxenus en 24 diciembre 2005

Sebastián Sánchez

Podríamos ocupar este breve y humilde artículo describiendo a Eros (Cupido, en Roma). Por esta razón me limitaré en destacar únicamente los aspectos concernientes al popular y bellísimo romance entre Eros y Psique.

Psique (o Psiquis, que en griego significa alma) era una princesa, la menor de tres bellas hermanas, aunque la belleza de Psique sobresalía del resto de cualquier ser mortal.

Cuando se desarrolló físicamente como mujer, era tan hermosa que se la comparaba con Afrodita (Venus), a tal punto que la gente prefería tributar sus honores a la princesa que a la diosa del amor. Afrodita, siempre severa en los castigos para quien ponga en peligro su liderazgo sobre la belleza, se encolerizó y le ordenó a su hijo Eros que en forma de un monstruo horrible terminara con psique.

Las hermanas de Psique se casaron jóvenes. Pero Psique, extrañamente, no lograba conseguir siquiera un pretendiente. Los hombres la veían tan hermosa que la admiraban como a una obra de arte, como a una mujer inalcanzable. Irónicamente su belleza los ahuyentaba. Preocupado por la situación su padre fue a consultar al Oráculo y Apolo, aunque griego, le dio la respuesta en lengua latina (que traducida dice):

“…En una alta roca del monte deja a la doncella, pomposamente preparada para un tálamo de muerte; y no esperes descendencia salida de estirpe mortal, sino de un cruel, fiero y viperino monstruo; y éste, volando con sus plumas por el éter, todo lo inquieta y con fuego y hierro cada cosa abate; al que teme el mismo Júpiter; con el que se espantan las divinidades; del que se horrorizan las aguas de la tenebrosa Estigia…”

El rey no tuvo otra alternativa que cumplir con la voluntad de los dioses y entre llantos y lamentos llevó a Psique al monte.

En contraposición a lo que se esperaba, al llegar la noche, el Céfiro (viento del Oeste y uno de los más fieles mensajeros de los dioses) la condujo hasta un hermoso prado florido en el que se levantaba un maravilloso palacio dorado. Sirvientes invisibles acompañaron a Psique y se encargaron de cumplir con todos sus caprichos. Con la oscuridad acudió un ser misterioso y ambos disfrutaron de una noche mágica. Psique aunque creía que su esposo era un monstruo, no percibía deformidades en él, sino todo lo contrario: formas perfectamente proporcionadas. Gozaron así de varias noches y antes de que la luz del día lo sorprendiera el supuesto monstruo se alejaba.

Psique esperaba ansiosa la oscuridad aunque tenía la comprensible curiosidad de conocer estéticamente a su esposo.

Extrañaba a su familia y luego de grandes súplicas logró la aprobación para realizar una breve visita. Llena de agasajos llegó a la casa de sus padres. Todos repararon en que el aspecto de la joven era aún más radiante que antes de su partida. Sus hermanas, tal vez por envidia, intentaron convencerla de que viera el rostro de su esposo y le obsequiaron una lámpara.

Nuevamente en el palacio dorado Psique intentó, infructuosamente, persuadir a su esposo de que revelara su apariencia. Para describir la respuesta ante tanta insistencia cito al hombre más indicado, Lucio Apuleyo, el enorme filósofo, traductor y comentador de Platón, que en su obra “La Metamorfosis” escribió:

“…Entonces el marido nocturno advierte de nuevo a Psiquis: El último día, el momento decisivo, el sexo y la sangre enemigos, ya ha tomado las armas y se alza en campamento, se pone el ejército en línea de combate y ha sonado la trompeta. Ya se acercan tus perversas hermanas con la espada desnuda, buscando tu garganta. ¡Ay!, cuántas calamidades nos amenazan. ¡Oh dulcísima Psiquis!. Compadécete de ti, y salva a este infante nuestro del infortunio de la inminente ruina. No veas ni escuches a esas criminales mujeres, a las que, después del odio mortal que te tienen y luego de haber pisoteado los lazos de la sangre, no es lícito que llames hermanas, cuando, a modo de las Sirenas subiéndose a la roca, retumbarán las rocas con sus acentos funestos…”

A pesar de las advertencias de su esposo, la curiosidad de Psique invadió por completo su mente y una noche encendió la lámpara que sus hermanas le habían obsequiado. Dirigió la luz hacia su esposo y contempló el cuerpo y el rostro hermoso del dios del amor. Nerviosa y aturdida ante la inesperada visión no pudo evitar que cayera de su lámpara una gota de aceite hirviendo que se estrelló en la cara de Eros, quién se despertó sobresaltado y desapareció en dirección a los espacios etéreos.

Psique se encontró nuevamente en la roca donde sus padres la habían dejado. Los jardines y el palacio dorado habían desaparecido. Triste y desconsolada se dedicó a recorrer el mundo en busca de su esposo. Eros se encontraba recluido en el palacio de su madre, pero protegía invisiblemente a su amada. Psique, además, se veía obligada a realizar pruebas y trabajos desagradables, duros y difíciles, impuestos por Afrodita, para humillarla y para que su belleza disminuyera con el esfuerzo físico. Pero la afortunada princesa siempre contó con la ayuda anónima de Eros, que comprendió la fatal curiosidad de su esposa y voló al Olimpo para rogarle a Zeus que le permitiese vivir con ella. Luego de comprobar el inmenso amor que existía entre la errónea “bella y bestia”, Zeus tuvo piedad de Psique. No sólo la perdonó, sino que le hizo beber néctar y comer ambrosía en presencia de todos los dioses, convirtiéndola en inmortal y en el mismo Olimpo se celebraron las bodas sagradas de Psique y Eros; se unieron para siempre el amor y el alma.

Esta fábula inspiró a muchos artistas. En el Museo del Louvre hay un grupo escultórico del italiano Antonio Canova titulado “El Amor y Psiquis”; otro de Gerard con el mismo título; en el Museo Británico, un bajorrelieve antiguo: “Bodas de Amor y Psiquis” de Rafael, una composición titulada: “El pueblo a los pies de Psiquis”, y un fresco: “Bodas de Psiquis”; un cuadro de Picot: “El Amor abandonando a Psiquis”; de Thorwaldsen: “El Amor reanimando a Psiquis”, y otras esculturas, piedras, camafeos y pinturas.

Finalizo este artículo con una breve reflexión:

Para amar a una persona por completo (el día y la noche) tiene que existir un equilibrio entre la atracción física y la atracción espiritual, aunque sea la mente quien elabora nuestros valores estéticos.

Según Platón el amor es una forma de elevación, de purificación del alma. Considera al amor físico como el primer momento, pero el momento trascendente sería cuando se llega a la contemplación espiritual, cuando los amantes logran fusionar sus almas de una manera intelectual. La elevación del alma nos lleva al amor eterno, al amor platónico.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

Festividad navideña

Posted by cosmoxenus en 24 diciembre 2005

El término Navidad es la contracción del vocablo latino navitas que significa “nacimiento”. A partir de este concepto, surge un símbolo muy arraigado y complejo en su estructura. La Navidad no es sólo un recuerdo de un suceso histórico. Constantemente la Liturgia Cristiana subraya que el hecho del nacimiento de Jesucristo está ordenado a la Redención, a la Pascua, a la Parusía. Según la terminología de los antiguos, la Navidad es una memoria (misterio), cuyo centro es la muerte y resurrección de Jesucristo, siempre presente y operante, como alma de toda celebración litúrgica.

Alrededor de la Liturgia de Navidad se ha formado, en el decurso de los siglos, una serie de costumbres que han contribuido a crear un ambiente festivo en la intimidad de las familias y en las calles de aldeas y ciudades. Lo más importante de las tradiciones y costumbres no es sólo el aspecto exterior, sino su significado interior; se debe conocer por qué y para qué se llevan a cabo para así poder vivirlas intensamente. Se recrean: el arbolito, el pesebre, los regalos, las comidas típicas, la decoración en general, y los niños esperan con ansiedad la llegada de Papá Noel y los Reyes Magos, cuyo origen se remonta a las antiguas costumbres y ritos que pueden determinarse dentro de un marco histórico, que es el motivo central del presente ensayo.

Hoy se considera a estas fiestas como las de mayor trascendencia en todo el mundo; su celebración abarca desde el 25 de diciembre al 6 de enero, con distintas conmemoraciones, algunas trasformadas al cristianismo: la Noche Buena, la Navidad, el Día de los Santos Inocentes, la Noche Vieja, el Año Nuevo y el Día de Reyes (Epifanía).

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

Tradiciones: Los Orígenes de la Navidad

Posted by cosmoxenus en 24 diciembre 2005

Existe una profunda semejanza de las fiestas de finales de diciembre y comienzos de enero con las de marzo, sin duda porque ambos meses, enero y marzo, han sido considerados por diversas culturas como inicio del año. Enero era el mes dedicado a Jano. San Paciano, obispo de Barcelona en el siglo IV, ya hablaba de mascaradas paganas que tenían lugar por estas fechas, diciembre y enero. Muchos Santos Padres condenaron estas fiestas paganas. Las Saturnalias o fiestas en honor a Saturno se celebraban entre los días 17 y 23 de diciembre. Las muy posteriores fiestas de los obispillos, el Bisbetó de Montserrat, la fiesta del Rollo, el obispo de los locos o el abad de los locos de los días 6 y 28 de diciembre, según los casos, que subsistieron en los pueblos españoles como residuos de aquellas Saturnalias, se celebraban también en las iglesias.

Hay referencias históricas de que en la Edad Media había grandes libertades en los templos. Por tanto, es muy probable que los Papas eligieran el 25 de Diciembre para conmemorar el nacimiento de Jesús con el fin de que los fieles cristianos se apartaran de las celebraciones paganas del solsticio de invierno.

La Navidad venía así a ocupar el lugar que todavía llenaban esas fiestas saturnales y otras propias del invierno en Roma. Reinando Constantino el Grande, la iglesia propuso que el 25 de diciembre se celebrara el nacimiento del Salvador por su coincidencia con la celebración romana del Sol Invictus.

En todo caso, en el año 345 d.c. el día 25 era fiesta de Navidad en Occidente. En Oriente, sin embargo, la celebran el 6 de enero, pero la influencia de San Juan Crisóstomo, padre de la Iglesia de Oriente y patriarca de de Alejandría, y de San Gregorio Nacianceno, el teólogo, amigo de San Basilio, consiguió que adoptaran el 25 de diciembre.

De San Nicolás a Papá Noel

San Nicolás fue obispo de Mira, Licia en el siglo IV.

Probablemente asistió al Concilio de Nicea en el año 325 d.c. Sin embargo, sus reliquias parece que fueron trasladadas en 1087 a Bari, donde se conservan en un sarcófago del que emana un bálsamo al que se atribuyen efectos milagrosos. Universalmente reconocido como taumaturgo, se le aplican numerosas leyendas relacionadas con resurrección de niños y dotación de vírgenes. Una de ellas cuenta que una noche ,cuando trataba de transportar tres bolsas de oro hasta las tres hijas de un mercader arruinado, una de las bolsas cayó dentro de los calcetines que colgaban de la chimenea para secarse y que por eso desde entonces se cuelgan los calcetines en espera de regalos. El mercader, vecino suyo, había decidido prostituir a sus tres hijas porque no tenía dinero para la dote. La historia cuenta que el santo arrojó las limosnas discretamente por una ventana para librar de la deshonra a las tres doncellas.

Otra leyenda asegura que San Nicolás devolvió la vida a tres niños que habían sido descuartizados y puestos en salmuera por un terrible secuestrador caníbal .Su fiesta se celebra el 6 de diciembre y es el patrón de Rusia y de Lorena, y muy popular en la citada Rusia, Grecia, Italia, el Norte de Europa, Alemania e Inglaterra, donde ha sido asimilado a su Papá Noel, ese personaje legendario de barba blanca, vestido de rojo y con capucha, y a Santa Claus, denominación anglosajona de San Nicolás, y con funciones de protector y patrón de niños. San Nicolás viaja por estas fechas a Holanda desde España en un velero y acompañado por Pedro el negro, una especie de Betama que decide qué niños merecen regalos y quiénes no.

En Estados Unidos, el sinter Klaas importado se convirtió en Santa Claus. En el Mediterráneo, San Nicolás sustituyó en las fiestas y creencias populares a Poseidón, rey de los mares y dios de los terremotos de la mitología clásica. Se le representa con ornamentos episcopales y sus atributos son tres bolsas de oro con las que libró de la prostitución a las tres doncellas, los tres niños resucitados y un ancla, como protector de los hombres de mar, pues estando en Palestina dicen que calmó una enorme tempestad.

Los Reyes Magos

El 6 de Enero, en Oriente sólo se celebraba la Epifanía o Teofanía, es decir, las manifestaciones de Cristo (nacimiento, adoración de los Reyes Magos, bautismo)

En Occidente únicamente era la fiesta el nacimiento, el 25 de Diciembre. Con los años, Occidente adoptó la Epifanía y Oriente la Navidad. Según la tradición popular, tres magos, reyes de Oriente, tal vez de Arabia fueron a llevarle regalos a Jesús, recién nacido en Belén. Sus reliquias fueron descubiertas por Santa Elena y se veneran actualmente en la catedral de colonia, a cuyo obispo se las regalo el emperador en el Año 1164.En España existe la costumbre de obsequiar a los niños con juguetes en memoria de los Dones oro, (incienso y mirra, mt 2:11) ofrecido por los Reyes a Jesús. En realidad, la fijación de la fecha de la Epifanía el 6 de enero se debe muy probablemente a cálculos relacionados con extrañas consideraciones sobre el solsticio de invierno y las fases de la Luna.

Algunos expertos consideran que influyeron en esta decisión las fiestas paganas saturnales que se extendían desde el 17 hasta el 23 de Diciembre y que alcanzaron gran importancia durante el Imperio cuando Domiciano las alargó hasta alcanzar esos siete días. Los esclavos disfrutaban esos días de libertad.

La determinación del número de Reyes Magos, sólo tres, y de su procedencia se fue perfilando en la Alta Edad media. El rey negro aparece en el siglo XV.

En realidad, existen tres fechas en la tradición cristiana en las que se entregan regalos a los niños.

En los países mediterráneos, como Italia y España, se hace el 6 de Enero con los Reyes Magos en España y con la bruja Befana en Italia, que entra sobre su escoba por la chimenea de las casas. Sólo hace regalos a los niños que se han portado bien.

En España se sacaban los zapatos o las botas al balcón para que los Reyes dejaran allí sus regalos. En Bélgica, Holanda y Francia lo celebran el 6 de Diciembre, día de San Nicolás, quién en Bélgica camina en un Burro. Y en el resto de los países occidentales son Santa Claus o Papá Noel quienes los reparten, pero el día 24 de Diciembre. Además, en el Norte europeo los niños cuentan con los gnomos.

En el mundo oriental es San Basilio el encargado de traer los regalos el día 1 de Enero.

El Belén

El belén o nacimiento es la representación del nacimiento de Jesús en Belén por medio de figuras.

Es uno de los escenarios más tempranos y habituales del arte cristiano, pues aparece ya en el siglo IV en la catacumba de San Sebastián de Roma. Hasta la Baja Edad Media persistió la variante de origen bizantino de la virgen acostada, acompañada por dos comadronas. Después, a partir del siglo XIV, la virgen está de rodillas y sin comadronas, pues se impone la idea del parto sin dolor.

La tradición popular del belén, pesebre o nacimiento es mucho más reciente. Parece que fue San Francisco de Asís quien realizó la primera representación en Greccio. Después, Santa Clara la difundió por los conventos franciscanos de Italia y posteriormente la propia difusión de la orden contribuyó a la extensión del pesebre representado por seres vivos o figuras.

Durante la Edad Media y el Renacimiento era costumbre representar escenas de Navidad en las iglesias. De ambas tradiciones arranca la de los belenes actuales con sus figuras de madera, yeso, plomo, barro o cartón.

Alcanzó su apogeo en el reino de Nápoles en el siglo XVIII y de allí pasó a España, de donde fue llevado a América Latina. Persiste en también en el sur de Italia, gran parte de Alemania, Provenza y el Tirol.

Es costumbre mediterránea. En algunas regiones de Italia los niños construían una especie de belenes de madera, a los que llamaban la cabañita, con el Niño Jesús en su interior.

Tal vez recogía las dos tradiciones: la del árbol, o la del verdadero belén, la llegada de hierbas, musgo, o ciprés parece encontrar orígenes gentilicios más que cristianos. El musgo, por ejemplo, cuenta con un hada protectora, la mujercita del musgo, según los alemanes.

Por su parte, la idea de belén como cueva o caverna donde nació Cristo encuentra similitudes en otras religiones donde los dioses nacen en cuevas o en las hendiduras de la Tierra. Quizá ningún pueblo del mundo ha llegado a crear, en relación a la navidad, una cosa tan graciosa, tan popular, como los belenes.

El Árbol de Navidad

El árbol de Navidad se inserta en el ancestral culto a los árboles. El árbol representaba un poder y ese poder se debe al árbol en cuanto tal y a sus implicaciones cosmológicas, como escribe Mircea. Los bosques sagrados servían de templo a los germanos, Para los galos la encina era un árbol sagrado sobre el que los Druidas, sacerdotes celtas guardianes de las tradiciones, recogían el muérgano. La recolección sagrada del muérgano era un rito galo, como lo describe Plinio. En el mundo clásico griego, la encina estaba consagrada a Júpiter; el laurel y la palmera, y el pino a Cibeles. En numerosos mitos, los árboles aparecen como residencia de los dioses, especialmente de las dríadas, ninfas protectoras de los árboles y de los bosques. En ocasiones se creía que los árboles estaban dotados de alma, El árbol de Navidad es un vestigio de aquel culto.

El árbol de Navidad en la actualidad es un abeto, un pino o un acebo que se adorna y se ilumina por esas fechas .la iluminación del árbol viene a significar la claridad frente al mortecino sol invernal. Dicen que la tradición del árbol tuvo su origen en los pueblos germánicos y que fue San Bonifacio, el apóstol de Alemania, inglés de nacimiento y de nombre Winfrido quién taló la encina sagrada de los paganos para plantar en su lugar el abeto de los cristianos.

Una leyenda cuenta que un abeto recorrió muchos kilómetros para llegar la noche de Navidad a Belén, donde habían sido convocadas todas las criaturas, incluidos los árboles. El abeto llegó exhausto porque tuvo que atravesar muchos países y muchas dificultades. Además, era pequeño y apenas podía asomarse entre las frondas más esbeltas. Pero de repente comenzó una lluvia de estrellas desde el cielo sobre sus marchitas ramas que culminó con la estrella de navidad. Entonces el niño del pesebre le miró y le dedicó una sonrisa eterna. Y le bendijo El bosque es siempre misterioso, dice Carlos Mendoza en la leyenda de las plantas. Y asegura que la leyenda registra muchos ejemplos de bosques protectores que cierran el paso a los perseguidores de la inocencia.

Y cuenta una historia de Toscana sobre la huida de José y de María y el niño a Egipto para escapar a la matanza de herodes Huía la Madonna con el niño Jesús, perseguida por los soldados del rey Herodes. Mientras andaba, las retamas y los garbanzos crujían, y con aquel ruido iba a delatarles. El lino se erizó, la Madonna llegó cerca de un enebro. Entonces la hospitalaria planta abrió sus ramas y se cerró sobre ella, ocultando así a la virgen con el Niño.

Adaptación por Francisco Ramón Paya Publicado en TIEMPO Diciembre 97

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »