El Amarna

Colección de artículos sobre filosofía primordial, sophia perennis, ocultismo, esoterismo, geometría sagrada, mitología, historia oculta y misticismo.

Archive for 22/12/05

Tal como está el mundo, la masonería tiene plena actualidad

Posted by cosmoxenus en 22 diciembre 2005

ENTREVISTA A JOSÉ COROMINAS BUSQUETA (GRAN MAESTRO DE LA GRAN LOGIA DE ESPAÑA)

“La Gran Logia de España no es nada raro; no hay secretismo en nuestro trabajo, sino mucha discreción”

Ángela López Oviedo

“Lo que realmente pretendemos es proyectar en la sociedad los valores de la masonería, tales como la libertad, la tolerancia y la solidaridad, para que, una vez interiorizados por el individuo, se favorezcan cambios provechosos para el mundo”. Así defiende José Corominas Busqueta, psiquiatra y gran maestro de la Gran Logia de España, la vigencia de esta hermandad en la sociedad actual.

El ahora presidente de la Corte Suprema de Justicia Masónica, profesor titular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona, ocupó diversos puestos políticos: fue coordinador federal de salud en el PSOE, diputado por Barcelona en el Congreso durante dos legislaturas y concejal de Tarrasa entre 1983 y 1995.

-No es una secta, ni un partido político ni una religión. ¿Qué es la masonería?

-No es nada raro, es una reunión de un grupo de personas, que nosotros llamamos hermanos, que realizan trabajos de tipo intelectual y que fundamentan ese trabajo en la razón. Además, los masones huyen de todo dogmatismo y de cualquier verdad absoluta y se preocupan tremendamente por el perfeccionamiento personal. La masonería como tal es una orden iniciática preocupada por formar a sus miembros en el conocimiento y respeto de valores superiores basados en la verdad.

-¿Cómo llega la masonería a España?

-La masonería se establece en Francia hacia 1721, propugnando el liberalismo y el racionalismo. En España nace por iniciativa inglesa, en 1728, pero pronto comienza a ser perseguida por la Inquisición, a lo que siguen varios períodos de apariciones y desapariciones, que siempre coincidieron con épocas de absolutismo. Fue más tarde, con la aprobación de la Constitución, en 1978, cuando el Tribunal Supremo autoriza la práctica de la masonería, ya que sus cometidos e intereses no atentaban contra la Carta Magna.

-En ese momento nace la Gran Logia de España.

-Sí, al principio necesitamos ayuda de las logias francesas, establecidas ya plenamente en el país, y se creó una logia en España dependiente de la Gran Logia de Francia. Posteriormente, en 1982, nos independizamos y ahora estamos reconocidos por todas las Grandes Logias Regulares del mundo y contamos con más de 2.500 hermanos.

-¿Quién puede ser masón?

-Cualquiera que sea libre. Libre de pensamiento y de actuación, por lo que debe ser mayor de edad. La masonería da cabida a todas las tendencias y convicciones favorables al mejoramiento moral y material del género humano, sea cual sea su ideología, su religión o su raza.

-¿También caben mujeres?

-Por supuesto, en nuestras logias hay hermanas también. Al principio las mujeres no podían formar parte de las logias, ya que no eran libres para trabajar, ahora ya lo son y contamos con ellas. Personalmente soy más partidario de que hombres y mujeres trabajen paralelamente y no juntos, porque tienen visiones diferentes de las cosas y sus puntos de vista pueden complementarse.

-¿Hay jóvenes en las logias? ¿Qué les ofrece la masonería?

-Sí, cada vez hay más jóvenes que ven sus valores reflejados en el trabajo de los masones. Tal y como está el mundo ahora -el fundamentalismo, la xenofobia, la globalización…-, los principios y valores que defienden los masones están de plena actualidad.

-¿Cuáles son esos principios?

-Fundamentalmente son valores considerados tradicionales, como la tolerancia, la libertad, la igualdad, la solidaridad y el amor fraterno, y que a la vez son universales. Además, al ser una orden iniciática, enseñamos a trabajar sobre ellos en un clima de discreción, que no secretismo, y con símbolos y ritos que fueron mal entendidos en épocas pasadas.

-Siempre se ha dicho que la masonería mantiene un enfrentamiento con la Iglesia católica…

-Bueno, eso no es totalmente cierto. Por nuestra parte no creemos que haya conflicto, ya que admitimos en las logias a personas de cualquier confesión y no nos interesa inmiscuirnos en “su territorio”. Sí es cierto que tras el Concilio Vaticano II nuestra situación con respecto de la Iglesia cambió, pasamos de estar excomulgados a vivir en pecado grave. Además, la Iglesia considera que la Gran Logia de España está entre las “buenas”, así que las tiranteces no son graves. Sinceramente, creo que incluso con Benedicto XVI, la situación puede ir cambiando.

-Da la impresión de que tanto las logias como los masones ya no son tan discretos.

-En cierta manera es así. Queremos que se reconozca el papel social que cumplen las logias. Estamos viviendo un aperturismo de la Gran Logia de España y para reforzar este aspecto en 2004 convocamos el I Premio estatal de Investigación Histórica, en ese caso sobre el Camino de Santiago.

-¿Cómo se llega a gran maestro?

-Yo me inicié en la Gran Logia de España en 1980 y a partir de ahí vas adquiriendo conocimientos y responsabilidades para con la hermandad, hasta que llega un día en que sales elegido en votación.

http://www.laopinioncoruna.com/secciones/noticia.jsp?pIdNoticia=44891&pIdSeccion=8

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

La Antigua Constitución de los Masones

Posted by cosmoxenus en 22 diciembre 2005

Los Antiguos Deberes:

El manuscrito “Iñigo Jones” corresponde a la familia “Spencer” de los Antiguos Deberes y fue publicado por primera vez en forma completa en el Masonic Magazine de Julio de 1881. Hughan, en la segunda edición de su obra The Old Charges of the British Freemasons, hace una cuidada descripción del manuscrito e incluye un fac-símil fotográfico reducido en la página IX de la misma.

El original del manuscrito “Iñigo Jones” está descripto como uno particularmente hermoso, con forma de libro, suntuosamente recubierto de marroquinería roja, artísticamente diseñado por dentro y por fuera con unas medidas aproximadas de 15 por 9 pulgadas. La primera página en blanco se encuentra pegada, luego hay una hoja en blanco, luego sigue la portada, el título, 25 páginas del texto escritas sobre un solo lado de cada hoja y finalmente otras 20 hojas en blanco, la última de las cuales también se encuentra pegada a la tapa. En alguna oportunidad, alguien cortó dos de las páginas en blanco; en la última de estas páginas en blanco aparecen dos líneas paralelas de agujeros de agujas como si una cinta hubiera estado cosida a la misma; en algunos documentos antiguos se estilaba colocar una cinta con un sello en su extremo: ha sido señalado así en algunas de las Regulaciones de la Orden de la Jarretera (Garter). El texto está escrito en una forma muy cuidadosa y artística, su encuadernación es escarlata y su bella terminación parecen indicar que fue confeccionado bajo indicaciones precisas para un propósito especial, tal vez una Logia distinguida, algún personaje real o algún noble.

Por otra parte, este manuscrito es uno de los que más controversia ha desatado sobre su antigüedad y autenticidad.

El título completo del manuscrito es el siguiente: “The Antient Constitution of the Free and Accepted Masons” y está fechado “1607”; en la página opuesta al título hay una ilustración alegórica al Oficio de la Construcción a cuyo pie figura la inscripción “Iñigo Jones” delin – MDCVII.” Del análisis de todo lo anteriormente expuesto surgen al menos, tres preguntas básicas: ¿perteneció el manuscrito a Iñigo Jones? ¿es este personaje el autor de la ilustración alegórica? ¿es correcta la fecha que figura bajo el título? A estas tres preguntas la crítica especializada tiende a responderlas en forma negativa.

El arquitecto inglés Iñigo Jones nació en 1573, fue enviado a estudiar a Italia y retornó a Inglaterra en 1605; desde ese momento hasta su muerte, acaecida a los ochenta años en 1653, se dedicó a la construcción para la nobleza de su país. De este modo, parecería que el manuscrito podría haber sido obra de sus manos, la fecha coincide cronológicamentey podría suponerse que el manuscrito fue hecho por Jones a pedido de sus principescos patrones. Sin embargo, existen ciertos argumentos contrarios a estas consideraciones. Por ejemplo, si bien las figuras de la ilustración están bien dibujadas, la perspectiva de las piedras, el pedestal y los fragmentos de una columna rota está tan pobremente delineadas que resultaría imposible que un consumado artista y arquitecto como fue Iñigo Jones pudiese haber sido su autor.

También la escritura parece corresponder escasamente a la fecha consignada; según el Dr. F. C. Price, el tipo de escritura del manuscrito corresponde más hacia mediados del siglo XVIII que a principios del XVII.

Dejando de lado estos aspectos que podríamos denominar “artísticos”, desde el propio texto surgen algunos elementos críticos. El principal de ellos es la cuestión de las dos cartas intercambiadas entre el rey Salomón e Hiram de Tiro, las cuales sólo figuran en los manuscritos correspondientes a la familia “Spencer” (“Spencer”, “Dodd”, “Cole”, “Jones”); los pasajes referidos han sido tomados del historiador Flavio Josefo, específicamente de las traducciones al inglés realizadas por el Dr. Thomas Lodge en los años 1602, 1609, 1620, 1632, 1640, 1655 y 1670. Pero estas ediciones contienen un error: la palabra histórica y bíblicamente correcta “sidonios” ha sido incorrectamente traducida como “macedonios”. El Dr. Begemann descubrió este error en la edición de 1670 y por lo tanto argumentó que la fecha del manuscrito “Iñigo Jones” no puede ser anterior; pero el Dr. Rylands señaló que, aunque la edición de 1640 daba la palabra correcta (“sidonios”), la edición posterior de 1655 (cuya existencia no había sido registrada por el Dr. Begemann) volvía a cometer el citado error y que, consecuentemente, la fecha debía ser antedatada a 1655.

El otro punto crítico, también referido al texto, es que el manuscrito “Iñigo Jones” da a Hiram Abiff como el nombre del arquitecto que construyó el Templo de Salomón; ahora bien, este nombre sólo aparece en otro manuscrito datado en 1722; sin embargo, el autor del manuscrito puede haberse basado no exclusivamente en la obra de Flavio Josefo para su redacción e incluir la fuente bíblica, pues el Libro de los Reyes incluye innegablemente a Hiram como artífice del Templo. Existe un consenso generalizado entre los especialistas que el manuscrito no puede ser fechado antes de 1655 como límite más antiguo. Si se acepta esta fecha como la primera posible, el manuscrito no puede haber pertenecido al arquitecto Iñigo Jones pues éste había muerto dos años antes.

El manuscrito original fue vendido el 12 de Noviembre de 1879, en Londres; por la firma “Pickering y Cía.” fue revendido al Rev. A.F.A. Woodford, a cuya muerte lo compró un tal George Kenning a quien se lo compró un masón llamado George Taylor quien lo transfirió a la Worcester Masonic Library en cuya custodia se encuentra actualmente.

Es imposible transcribir todas las posturas tomadas acerca de la datación y autenticidad de este manuscrito pero la controversia se desarrolló, históricamente, en los artículos del Dr. Begemann en la revista The Freemason del 9 y 16 de Julio de 1887, la carta de W.H. Rylands publicada en la Freemasons’ Chronicle del 5 de Noviembre de 1887,el artículo del Dr. Begemann publicado en A.Q.C. Transactions, Vol. I, págs. 152-161 y en las líneas dedicadas al tema por W.J. Hughan en su libro The Old Charges of British Freemasons, págs. 132-137.

La Antigua Constitución de los Libres y Aceptados Masones (1607)
“EL PODER del PADRE de los CIELOS y la Sabiduría del Glorioso HIJO, a través de la Gracia y la Bondad del ESPIRITU SANTO, tres Personas y Un DIOS; Sea con nosotros y Denos Gracia tal para Gobernarnos aquí en nuestra Vida, que nosotros podamos llegar a su Beatitud que nunca tendrá, fin. AMEN.

BUENOS HERMANOS y COMPAÑEROS, Nuestro Propósito es contarles como y en qué manera este Digno Oficio de MASONERIA, fue comenzado; Y después; como fue mantenido y Fomentado por Dignos REYES y Príncipes y por muchos otros Dignos Hombres.

Y TAMBIÉN a aquellos que están aquí, Nosotros Encargaremos por los Deberes que pertenecen a todo MASON LIBRE a mantener; PUES en buena Fe si ellos prestan Buena atención a ellos, son dignos de ser bien cuidados PUES LA MASONERIA es un Digno Oficio, y una Curiosa CIENCIA y Una de las Ciencias LIBERALES.

LOS Nombres de estas Siete Ciencias liberales.

I. GRAMATICA, y que enseña al Hombre a Hablar y escribir correctamente.

II. RETORICA, y que enseña al Hombre a Hablar bien y en términos suaves.

III. LOGICA, y que enseña al Hombre a discernir entre la verdad y la falsedad.

IV. ARITMETICA, la cual enseña al Hombre a calcular, y Contar toda clase de Números.

V. GEOMETRIA, y que enseña al Hombre a Mensurar y la Medida de la Tierra, y de todas las otras cosas; cuya CIENCIA es Llamada MASONERIA.

VI. MUSICA, la cual da al Hombre habilidad para Cantar, enseñándole el ARTE de la Composición; y tocar Diversos Instrumentos, como el ORGANO y el ARPA metódicamente.

VII. ASTRONOMIA, la cual enseña al Hombre a conocer el Curso del Sol, la Luna y las Estrellas.

NOTE, le ruego, que estas Siete están contenidas bajo Geometría, pues esta enseña medida y Mensura, Ponderación y Peso, para Cada cosa en y sobre toda la Tierra como usted sabe; Que cada hombre de Oficio, trabaja por la Medida. Armadores, Navegantes, cultivadores y todos ellos usan GEOMETRIA; pues ni la GRAMATICA, LOGICA ni ninguna de las dichas CIENCIAS, pueden Subsistir sin GEOMETRIA; ergo, muy Digna y Honorable.

USTEDES me preguntaron como esta Ciencia fue Inventada, Mi Respuesta es esta: Que antes del Diluvio Universal, que comúnmente es llamado Inundación de Noé, había un Hombre llamado LAMECH, tal como usted lo puede leer en el Capítulo IV del Génesis; quien tenía dos Esposas, Una llamada ADA, la otra ZILLA; Por ADA, él tuvo dos HIJOS, Jabal y Jubal, por ZILLA, él tuvo Un HIJO llamado TUBAL y una Hija llamada Naamah: los cuatro Hijos fundaron el comienzo de todos los Oficios en el Mundo: JABAL fundó la GEOMETRIA y él Dividió Rebaños de Ovejas, primero El construyó una Casa de Piedra y Troncos.

SU Hermano JUBAL fundó el ARTE de la MUSICA El era el Padre de todos los que Pulsan el Arpa y el Organo.

TUBAL-CAIN era el Instructor de todo Artífice en Bronce e Hierro, Y la Hija fundó el ARTE del Tejido.

Estos Hijos sabían bien que DIOS tomaría Venganza por el PECADO o por Fuego o por Agua; Por ello ellos Escribieron sus Ciencias que ellos habían fundado en dos Columnas, que serían encontradas después de la Inundación de NOE.

UNA de las Columnas era de Mármol, por lo cual no sería quemada por ningún fuego, Y la otra Piedra era Laternes (latomus? ladrillo?) por lo que no sería anegada con ningún Agua.

NUESTRO siguiente Intento es Contarles Verídicamente, cómo y de qué manera estas PIEDRAS fueron encontradas sobre las cuales estas CIENCIAS estaban Escritas.

EL Gran HERMES (llamado TRISMEGISTUS, o tres veces Grande) Siendo a la vez Rey, Sacerdote y Filósofo, (en EGIPTO) El encontró Una de ellas y Vivió en el Año del Mundo Dos Mil y Setenta y Seis, en el Reino de NINUS, y algunos piensan que él era Nieto de CUSH, quien era Nieto de NOE, él fue el primero que comenzó a abandonar la Astrología Para admirar las otras Maravillas de la Naturaleza; El probó, que había Un DIOS, Creador de todas la Cosas, El Dividió el Día en Doce Horas. Se piensa también que El fue el primero que Dividió al ZODIACO en doce SIGNOS, El era de OSIRIS Rey de EGIPTO; Y se dice que había Inventado la Escritura Ordinaria y los Jeroglíficos, la primera ley de los Egipcios; Y Diversas Ciencias, y las Enseñó a otros Hombres.

Y durante la Construcción de Babilonia mucho hizo la Masonería; Y el Rey de Babilonia el Poderoso NIMROD, en persona, era Masón Tal como lo cuentan Antiguas Historias, Y cuando la Ciudad de NINIVE, y Otras Ciudades de Oriente tuvieron que ser construidas, NIMROD el Rey de Babilonia envió allí Masones ante el pedido del Rey de NINIVE su Primo; Y cuando él los envió, El les dio un DEBER de esta Manera.

QUE serían sinceros unos con otros, y se Amarían verdaderamente; Y que servirían al Señor sinceramente por SU Paga, así, que su Maestro tendría Honor, y todo lo que le corresponde, Y Muchos otros Deberes El les dio; Y esta fue la Primera Vez que cada MASON tuvo algún DEBER de su OFICIO.

ADEMAS cuando ABRAHAM y SARAH su Esposa, fueron a EGIPTO, y allí enseñaron las Siete Ciencias a los EGIPCIOS, El tuvo un Digno Alumno cuyo Nombre era EUCLIDES y El aprendió muy bien y se convirtió en un Gran Maestro de las Siete Ciencias; Y en Sus Días, aconteció, que los señores y los Estados de la Región, tenían muchos Hijos; Y ellos no tenían modo de vida competente para sus Hijos.

POR ELLO tomaron Consejo juntos con el Rey de la Tierra, Cómo ellospodrían colocar sus Hijos Honestamente como Caballeros, Pero no podían encontrar Manera de Buena Vía, Y entonces ellos Proclamaron por todo el País, que si hubiera algún Hombre, que pudiera Informarlos, que él sería recompensado por su Viaje, Y que se lo mantendría bien.

LUEGO que esta APELACIÓN fuera hecha; entonces vino el digno CLERIGO EUCLIDES, y dijo al Rey y los SEÑORES.

SI USTEDES me Dan Sus Hijos para Educar, Yo les Enseñaré a ellos Una de las Siete CIENCIAS, dondequiera que ellos pudieran vivir Honestamente como deben hacerlo los Caballeros; Bajo la Condición, que Ustedes me los Den, y que Yo tendré Poder para Regirlos según la manera que esa Ciencia debe ser Regida, Y que el Rey y el Consejo inmediatamente auspicien y sellen esta Comisión, y entonces este Digno Clérigo EUCLIDES se llevó consigo los Hijos de los Señores, y les enseñó la CIENCIA de la GEOMETRIA, en la Práctica, para Trabajar en PIEDRA, toda forma de Trabajo digno, que corresponde a la Construcción de IGLESIAS, TEMPLOS, TORRES, CASTILLOS; Y toda otra clase de Edificios; Y El les dio un Deber de esta Manera.

PRIMERO que ellos serían sinceros con el Rey y con el Señor, que ellos Servían; y a la Compañía a la cual eran Admitidos; Y que se Amarían y serían sinceros unos a otros; Y que se llamarían entre ellos Compañeros o también HERMANOS; y no su Sirviente o Criado, ni por ningún otro nombre tonto; Y que ellos realmente merecerían su paga del Señor; O del Maestro de Obras que ellos Servían.

Que ellos Ordenarían al más Sabio de ellos para ser el Maestro de Obras; Y que ni por Amor o por Linaje, Riquezas o Favores, colocar a otro, que tuviera poca habilidad, para ser Maestro de las Obras del Señor; dondequiera el Señor se encuentre mal Servido, y ellos Avergonzados; Y También, que ellos Llamarían MAESTRO al Gobernador de los Trabajos en el tiempo que trabajen con él.

Y muchos otros Deberes El les dio, que son muy largos para contar, Y a todos estos Deberes El los hizo Jurar una gran Promesa, que los Hombres acostumbraban en aquel tiempo.

Y El ordenó para ellos, una razonable Paga, dondequiera ellos vivieran honestamente; Y También que ellos vendrían y se reunirían juntos todos los Años una Vez, para consultar como ellos debían Trabajar mejor para servir al SEÑOR, para su provecho, Y para su Propio Crédito, Y para Corregirse entre ellos si alguno delinquió contra el OFICIO.

Y así el Oficio se asentó allí, Y aquél DIGNO clérigo EUCLIDES, le Dio el Nombre de GEOMETRIA; Y ahora es llamada a través de toda la TIERRA MASONERIA.

DE Aquí largo tiempo después cuando los Hijos de ISRAEL llagaron a la Tierra de los Jebusitas la cual es llamada ahora JERUSALEM el Rey DAVID comenzó el Templo que es llamado (TEMPLO DEL SEÑOR) por nosotros el TEMPLO de JERUSALEM, alias el TEMPLO del SEÑOR.

EL famoso Rey DAVID amaba a los MASONES y los protegía, y les daba Buena Paga. Y El les dio los Deberes de la manera que se daban en EGIPTO, por EUCLIDES; y otros Deberes más, tal como usted los Escuchará después.

DESPUÉS de la muerte del Rey DAVID

SALOMON mandó a HIRAM Rey de Tiro por alguno que fuese un Hábil Trabajador (llamado HIRAM ABIF) el Hijo de una mujer del Linaje de Neftalí y de Urías el Israelita.

SALOMON a HIRAM el Rey.
SABES tu que mi Padre teniendo un deseo de Construír un Templo a Dios ha sido separado de su realización por las Continuas guerras y problemas que hubo de tener; pues él nunca se tomó descanso, tanto que él venciera a sus enemigos como los hiciera tributarios de él. POR mi propia parte YO agradezco a DIOS de la paz que YO poseo; Y por ello, por los mismos medios, Yo tengo oportunidad (de acuerdo a mi Propio deseo) de Construir un Templo a DIOS; porque es como me contara mi Padre, que su Casa sería Construida durante mi Reino, POR cuya Causa, YO te ruego, envíame alguno de tus hábiles hombres con mis Siervos a los bosques del Líbano para cortar árboles en ese lugar; pues los MACEDONIOS son más hábiles en cortar y preparar troncos, que nuestro Pueblo; Y yo pagaré los hacheros de madera de acuerdo con tu Dirección.

HIRAM AL REY SALOMON.

TU tienes causa para agradecer a DIOS; en ti él ha dejado el Reino de tu Padre en tus manos; A ti YO te digo, que eres un Hombre sabio y lleno de Virtud; por cuya causa, ninguna noticia que me llegue puede ser más buena, ni Oficio de Amor más estimado que éste. YO cumpliré todo lo que has pedido: pues luego de haber hecho cortar una gran cantidad de Cedros y de maderas del Líbano YO te las enviaré por mar, por mis siervos; a quienes YO les ordenaré (y proveeré con Navíos convenientes de aparejos) hasta que finalicen de entregar los mismos en el lugar de tu Reino que más te plazca a ti; que entonces, tus Súbditos puedan transportarlos a Jerusalem. TU proveerás para surtirnos con Granos, cuando estemos en necesidad, debido a que Habitamos en una Isla.

SALOMON el HIJO del Rey DAVID para terminar el TEMPLO que su Padre había comenzado, envió por MASONES a diversos Países y los reunió en conjunto, de modo tal que él tuvo Ochenta mil Trabajadores que eran trabajadores de la PIEDRA, y todos eran llamados MASONES, y él eligió tres MIL de ellos para ser Maestros y Gobernantes de su trabajo.

E HIRAM Rey de Tiro envió sus sirvientes a SALOMON, pues siempre amó al Rey DAVID; Y él envió Troncos a Salomón y trabajadores a ayudar para la Construcción del Templo; Y él envió uno que era Llamado HIRAM ABIF el Hijo de una Viuda del Linaje de NEFTALI; El era Maestro de Geometría, y eran sus Masones, Escultores, Grabadores y trabajadores, y Fundidores de Bronce y todos los otros Metales que eran usados en el Templo.

EL REY SALOMON confirmó todos los DEBERES y maneras (costumbres), que su Padre había dado a los MASONES, así era el digno trabajo de la MASONERIA Confirmado en Jerusalem y en muchos otros Reinos. Y él terminó el Templo en el Año del Mundo MMM.

Inquietos Hombres del Oficio deambularon ampliamente por diversos países; algunos para Aprender más del Oficio y Habilidades, otros para enseñarles a los que poseían pocas habilidades.

Y en la Destrucción del PRIMER TEMPLO por NABUCODONOSOR, luego que éste se hubiera mantenido CCCCXXX años.

EL SEGUNDO TEMPLO Comenzó en el Reino de CIRO LXX Años después de la Destrucción, siendo este posterior; Esto fue XLVI AÑOS en Construcción y fue terminado en el reino de Darío.

EN el Reino de Ptolomeo y Cleopatra ONIAS construyó un Templo Judío en Egipto en el lugar Llamado Bubastiss, y llamado después por supropio Nombre.

LA TORRE de STRATON (alias Caesaria) construida por HERODES en Palestina, y muchos otros Curiosos trabajos de Mármol, Como el Templo de César Agrippa a su Memoria, en el país llamado Lenodoras, cercano a un lugar llamado Panion.

EL también derrumbó el segundo Templo, que había sido terminado en el reino de DARIO, y mandó un mil Carruajes para sacar piedra del lugar; Y eligió Diez Mil Hábiles y expertos trabajadores para cortar, y modelar Piedra; Y Un Mil él los eligió y los Vistió y los hizo Maestros y Directores de los trabajos; Y construyó un Nuevo Templo sobre los Cimientos, que SALOMON había hecho, no inferior al primero; Y fue terminado Nueve años antes del nacimiento de nuestro SALVADOR.

DESPUÉS del nacimiento de nuestro Salvador, Aururiagus siendo Rey de Bretaña, Claudio el Emperador llegó con un ejército; y temiendo ser superado hizo una Liga (alianza) con él; y le dio su Hija en matrimonio; y que apoyaría su Reino de Romanos y así el Emperador retornó. EN el AÑO XLIII, luego del nacimiento de CRISTO, los MASONES fueron a Inglaterra, y construyeron un buen Monasterio cerca de Glassenbury, con muchos CASTILLOS y TORRES.

ESTE suntuoso Arte de GEOMETRIA; siendo profesada por Emperadores, Reyes, Papas, Cardenales y Príncipes innumerables, quienes todos ellos nos dejaron los Permanentes Monumentos de ella en los muchos lugares de sus Dominios; Ni será esto negado, YO presumo, cuando sea bien considerado, ese Renombrado Ejemplo de la COLUMNA TRAJANA siendo uno de los más soberbios Restos de la Magnificencia Romana que aún están de pie; Y que ha inmortalizado más al Emperador TRAJANO, que todas las plumas de los Historiadores. Esta fue Erigida para él, por el Senado y el Pueblo de Roma; En memoria de aquellos Grandes servicios que él hubo rendido al País, y al final la memoria de éste podrá permanecer para todas las Edades sucesivas; y continuará tanto como el propio Imperio en sí mismo.

Y en los tiempos de San ALBANO, el Rey de Inglaterra era un pagano, que hizo muros del Pueblo que fue llamado Verulum; Y San ALBANO era un digno Caballero, y Mayordomo de la Casa del Rey; y obtuvo el Gobierno de la Región, y también de los muros del Pueblo, y amaba bien a los MASONES y los protegía mucho, y él les hizo sus Pagos Correctamente, manteniendo como la Región hacía entonces; pues él les dio dos Chelines por semana, y tres peniques por ello antes de tiempo en todo el País, un MASON no tenía más que un Penique por día y su carne, hasta que San ALBANO lo enmendó.

Y él les dio una CARTA Constitucional del Rey para mantener un Consejo Anual y le dio el Nombre de Asamblea, y estuvo allí personalmente y ayudó a hacer MASONES, y les dio Deberes para que los mantuvieran posteriormente.

ESTO ocurrió realmente después del Martirio de San ALBANO, quien es sinceramente el Proto Mártir de Inglaterra; que Cierto Rey Invadió la Tierra y destruyó la mayoría de los Nativos por fuego y espada. Que las Ciencias de la Masonería, habían decaído mucho, hasta el Reino de

ETELBERTO Rey de Kent; Gregorio Primero apodado Magnus, envió a la Isla de Bretaña a un Monje junto con otros Hombres Instruidos, para Predicar la Fe Cristiana, pues esta Nación hasta ahora, no la había recibido completamente. este dicho ETELBERTO, construyó una Iglesia en Canterbury y Dedicada a San Pedro y San Pablo; y se supone que construyó o restauró la Iglesia de San Pablo en Londres: él también construyó la Iglesia de San Andrés en Rochester.

SIBERTO Rey de los Sajones del Este por persuasión de ATELBERTO Rey de Kent, habiendo recibido la fe Cristiana; construyó el Monasterio en Westminster, en Honor a Dios y San Pedro.

SIGEBERTO Rey de los Rincones del Este comenzó a Erigir la Universidad de Cambridge.

ATHELSTANE comenzó su Reinado, él era un Hombre amado por todos los Hombres, él tenía gran devoción hacia las Iglesias, como aparece en él la Edificación, adorno y Enriquecimiento de Monasterios. El construyó uno en Wilton en la Diócesis de Salisbury; otro en Michelney en Somersetshire: aparte de estos; había unos pocos famosos Monasterios en esta Región, de los que él adornó su fama, tanto con alguna parte nueva de edificación, Joyas, Libros o Porciones de Tierras. El enriqueció grandemente la Iglesia de York.

EDWYN Hermano del Rey ATHELSTANE amaba los MASONES mucho más que su Hermano y era un gran Practicante de la GEOMETRIA y se acercó personalmente a los Comunes y conversó con los MASONES, para aprender el OFICIO, y luego por el Amor que él tenía por los MASONES y el OFICIO El fue hecho un Masón y obtuvo de su Hermano una CARTA Constitucional y Comisión, para tener una Asamblea; donde fuera en la Región una vez por Año; para corregirse entre ellos, faltas y trasgresiones, que fueran hechas dentro del OFICIO, y él tuvo una Asamblea en YORK; y allí hizo MASONES y les dio Deberes, y enseñó la manera (costumbre); y Ordenó que esa Regla se mantendría para siempre; y les dio a ellos la CARTA Constitucional,

Y COMISION para mantener; e hizo una Ordenanza que sería renovada de Rey a Rey. Y cuando la Asamblea fue reunida en conjunto, él hizo un PREGON, que todos los Antiguos MASONES, y los jóvenes, que tuvieran algún escrito o conocimiento de los Deberes, y costumbres que hubieran sido hechas antes en el País, o en cualquier otro; los traerían y los mostrarían. Y fue probado que fueron encontrados algunos en Francés, algunos en Griego, algunos en Inglés, y otros en otros Idiomas; y todos eran de una sola Intención y propósito; y él hizo un Libro con ellos, acerca de cómo fue fundado el Oficio; y él en persona ordenó que sea leído o narrado, cuando un MASON fuera a ser hecho, y para darle a él sus Deberes; Y desde ese Día hasta este tiempo, las costumbres de los MASONES han sido mantenidas en esa forma, al igual que los hombres que deben gobernarlos.

ADEMAS en diversas Asambleas ciertos Deberes fueron hechos y ordenados, para el mejor conocimiento de Maestros y COMPAÑEROS.

TODO Hombre que es un Masón, tome muy buen cuidado de estos Deberes. Y si algún hombre se encuentra Culpable en alguno de estos Cargos, él debe Enmendarse y pedir a DIOS, por su gracia; especialmente ustedes que estarán Encargados. Tome buen Cuidado que mantendrá este Deber muy bien; pues es un gran peligro para un Hombre perjurarse sobre un Libro.

EL PRIMER DEBER ES ESTE, que usted será un Hombre sincero con Dios y la SANTA IGLESIA.

SEGUNDO, QUE usted no caerá en HEREJIA, voluntariamente; o pasará hacia Innova- ciones, sino que será un Hombre sabio y discreto enTodas las cosas.

TERCERO; Que usted no será desleal; ni se Confederará en complots traicioneros; Pero si usted escucha de alguna traición contra el Gobierno, usted deberá descubrirla, si usted no puede prevenirla de otra manera.

CUARTO; Que serán sinceros unos con otros (es decir) con cada MASON del Oficio de MASONERIA, que sean MASONES autorizados, usted les hará a ellos, como quisiera que ellos le hagan a usted.

QUINTO; que usted guardará todo el Consejo de sus Compañeros sinceramente, sea en Logia o en Cámara, Y todos los otros Consejos que deban ser guardados a la manera de la Hermandad.

SEXTO; que ningún MASON sea un ladrón, o Esconda a alguno de ellos o alguna Acción injusta, con alcance a que sea testigo o conocimiento.

SEPTIMO; que todo MASON Autorizado sea sincero con el Señor o Maestro a quien ellos sirven, y que lo sirvan fielmente para su Beneficio.

OCTAVO; que usted llamará tal MASON su COMPAÑERO o Hermano, ni use con él ningún (seuriluus) Lenguaje.

NOVENO; que usted no deseará ninguna Comunicación ilícita con la Esposa de su Compañero; ni poner un ojo libertino sobre su hija, con deseo de corromperla; ni a su doncella sirviente o alguna esposa que le falte el respeto.

DECIMO; que usted Pagará sincera y honestamente por su Carne y Bebida en su Mesa; de forma que el Oficio no sea Calumniado allí.

ESTOS son los Deberes que en General CORRESPONDE a Todo MASON Libre mantener, tanto por Maestros y COMPAÑEROS.

REPETIRE otros Deberes singulares PARA MAESTROS y Compañeros.

PRIMERO, Que ningún MAESTRO o Compañero tomará sobre sí ningún trabajo de ningún Señor ni ningún otro Trabajo de otro Hombre a menos que se sepa Capaz y suficiente para realizar lo dicho, de manera que el Oficio no reciba injurias ni falta de respeto allí, sino que el Señor sea bien y lealmente servido.

SEGUNDO, que ningún Maestro tomará algún trabajo que no sea razonable, de modo que el Señor sea bien servido, y que el Maestro tenga Suficientemente, para vivir decorosamente y honestamente, y pagar a sus Compañeros verdaderamente sus pagas, como es la costumbre.

TERCERO, que ningún Maestro ni Compañero suplantará a ningún otro en su trabajo (es decir) si otro ha tomado trabajo en mano, o está como Maestro para trabajo de algún Señor; él no contratará en mano para perjudicar o dañar al mismo, para echarlo, Excepto que él sea incapaz de Habilidad para realizar el Trabajo.

CUARTO, que ningún Maestro ni Compañero tomará algún Aprendiz si no es por el término completo de siete Años; Y el Aprendiz será Capaz de Nacimiento (es decir) libre al nacer, y de miembros rectos como debe ser un Hombre.

QUINTO, que ningún Maestro o Compañero dará Autorización ni sobornará, a ningún Hombre, para que sea hecho MASON sin el Asentimiento, Confesión y Consejo de sus Compañeros; y que él, aquél que va a ser hecho MASON, sea capaz de todas maneras de grados (es decir) nacido libre; Que venga de un buen linaje, cierto, no torcido, y que tenga sus miembros derechos, como debe tener un Hombre.

SEXTO, Que ningún Maestro ni Compañero tomará un Aprendiz a menos que tenga suficiente Ocupación para ponerlo al trabajo. No sólo eso, sino poner tres de sus Compañeros, o al menos dos al trabajo.

SEPTIMO, Que ningún Maestro o Compañero tomará trabajo de Hombres a destajo, que usara Trabajo jornalero.

OCTAVO, Que cada Maestro dará pago a sus Compañeros de acuerdo alo que merezcan de forma que no sea decepcionado por trabajadores falsos.

NOVENO, Que ningún Hombre calumniará a otro a sus espaldas para hacerle perder su buen Nombre, y por ello también hacerlo sufrir en su modo de Vida.

DECIMO, Que ningún Compañero, dentro o fuera de la Logia; Contestará mal o lo hará con otro con Lenguaje de reproches, sin alguna Causa razonable.

UNDECIMO, Que todo MASON reverenciará a su Mayor y lo tendrá en respeto.

DECIMOSEGUNDO, Que ningún MASON será un jugador Común al Azar o los Dados, o a las Cartas o a ningún otro juego ilegal por lo que el Oficio pueda ser calumniado.

DECIMOTERCERO, Que ningún Masón sea un lujurioso Común, ni alcahuete, ni Sucio por lo que el Oficio pueda ser calumniado.

DECIMOCUARTO, Que ningún Compañero ira a la Ciudad o Pueblo por la Noche, sin que tenga algún otro con él para Ser Testigo que estuvo en lugares honestos.

DECIMOQUINTO, Que cada Maestro y Compañero, concurrirán a la Asamblea, si está alrededor de cincuenta Millas de él, si él tiene alguna advertencia, Y si él hubiera Trasgredido contra el Oficio, entonces aguardarán el Juicio de los Maestros y Compañeros, y le darán satisfacción acorde, si son capaces; Pero si no se Someten a su razonable Juicio; Entonces ellos irán ante la Ley Común.

DECIMOSEXTO, Que ningún Maestro ni Compañero construirá ningúnMolde o Escuadra, o Regla o Piedra de Molde (bloque) con todo; pero tales como son permitidos por la Fraternidad.

DECIMOSEPTIMO, Que cada MASON recibirá y cuidará Compañeros extranjeros, que Vengan al País y los colocarán a trabajar si es su deseo según la costumbre (es decir) si es que tiene Piedras Moldeadas (bloques) en su lugar, si no él los ayudará con dinero para Acercarlos a la Logia más cercana.

DECIMOOCTAVO, Que todo MASON servirá sinceramente al SEÑOR por su paga, Y cada Maestro llevará sinceramente su trabajo al FINAL; sea éste por Tarea o Jornada, Si él tiene su Demanda, y todo lo que él debe tener.

ESTOS Deberes
que nosotros ahora hemos Repetido
a usted y a todos los otros que pertenecen
a los MASONES usted los mantendrá. Así
DIOS lo Ayude, y el ITALLIDOM.”(1)

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

El Templo del rey Salomón

Posted by cosmoxenus en 22 diciembre 2005

Por Jorge Salem, M:.M:.

Un poco de historia

De entre todos los emperadores y reyes que gobernaron los países que rodean el Mediterráneo posiblemente el más conocido sea el rey Salomón. Y esto no se debe sólo a su presencia en la Thorá judía, la Biblia cristiana y el Corán islámico, sino también a las leyendas populares basadas en su historia. El rey Salomón fué idealizado con virtudes, aunque en la realidad no fue exactamente así. Por ejemplo, recientes investigaciones demuestran que la mayoría de los libros que se le atribuyen se escribieron siglos después.

El mismo proceso de mistificación se dió con su famoso Templo, construido en el año 968 a.C. en un monte de la ciudad de Jerusalén, y que fue inaugurado en el 961 a.C. con grandes fiestas y ofrendas. Tras la destrucción de este Templo en el 586 a.C. por el ejército de Nabuconodosor no quedó en pie ni una sola piedra. Sin embargo, las descripciones del edificio y las leyendas que surgieron en torno a él le convirtieron en el arquetipo ideal del Templo, influyendo durante siglos en la configuración de los edificios religiosos y civiles occidentales.

La personalidad del rey Salomón

El estudio de las fuentes escritas sobre el rey Salomón señalan las principales cualidades y actividades por las que fue conocido:

  • El rey Salomón como mago, que poseyó un extraordinario poder.
  • El rey Salomón dotado de una excepcional prudencia y sabiduría.
  • El rey Salomón como constructor del Templo de Jerusalén y los majestuosos edificios que lo rodeaban.

El último de estos tres aspectos siempre ha sido el más destacado, como veremos más adelante, pero los otros dos también han sido muy tratados en los estudios históricos, pinturas, grabados y obras literarias.

El rey Salomón como mago

En la Biblia y el Corán podemos leer sobre los poderes mágicos del rey Salomón. En el Sutra XXVII del Corán se menciona como el rey David, cuando era un joven pastor en contacto con la naturaleza, aprendió «el idioma de los pájaros», idioma que debió enseñar a su hijo Salomón. El conocimiento de este «idioma natural» era la clave para que los reyes David y Salomón entendieran las Leyes del Universo y pudieran materializarlas en el arquetipo ideal de belleza.

Durante la Edad Media, David se representaba siempre con un arpa en sus manos, simbolizando la armonía espiritual del Cosmos. El historiador judeo-romano Flavio Josefo (37-100 d.C.) mencionaba unos interesantes detalles que nos permiten comprender cómo el rey Salomón habría podido escribir varios libros sobre magia. Durante la época del Imperio Romano, la magia ritual influyó mucho en las gentes. Estos aspectos mágicos se mantuvieron hasta la Edad Media, manifestados en hechos como la creencia en la existencia de «diablos» y la lucha contra las enfermedades por medio de exorcismos. Orígines -uno de los padres de la Iglesia- mencionaba estas curaciones, que pudo leer en la literatura mágica atribuida al rey Salomón.

Para la lucha contra el Diablo se usaba el «Sello del rey Salomón», un pentángulo o estrella de cinco puntas con el sagrado nombre de Dios escrito en su interior. En aquellos tiempos se vendían amuletos con dicho símbolo, ya que se le atribuía la propiedad de invocar al espíritu de Salomón para defenderse de muchas enfermedades contagiosas. Después de todo, el rey Salomón era el mayor mago de todos los tiempos y llegó a poner al Diablo a su servicio.

Un manuscrito del siglo IV, el Testamento del rey Salomón, desmitificaba el poder mágico del rey. El texto incluía una biografía de Salomón y de la época de su gobierno, incidiendo especialmente en la construcción de su Templo. En esa época se consideró que el libro era un hito en el campo de exorcismo, y demuestra la creencia en la existancia de demonios en la Cristiandad del siglo XVI.

El rey Salomón como filósofo

La segunda característica que tradicionalmente se destaca del rey Salomón es una excepcional «sabiduría». En las tradiciones religiosas judía y cristiana, el «juicio del rey Salomón» se ha convertido en el símbolo del concepto de sabiduría, relacionado con su gran conocimiento mágico. Flavio Josefo relacionaba la concepción del Viejo Testamento de la «Sabiduría» y la figura del rey Salomón de un modo parecido al de la Biblia. También se refiere a los enigmas que el rey Salomón intercambió con Hiram de Tiro y a las «pruebas» que le puso la Reina de Saba cuando viajó a Israel para comprobar su gran sabiduría.

Los cristianos del siglo V hicieron grandes esfuerzos para diferenciar la idea que se tenía de la sabiduría del rey Salomón de su conocimiento mágico. Así, acentuaron la sabiduría de Salomón como el «Hagia Sophia», la Sabiduría Divina. En el año 537 d.C. se dedicó una de las mayores iglesias de la época, construida en Constantinopla, a este Hagia Sophia. En su ceremonia de apertura el emperador Justiniano la asoció con el Templo de Salomón. La idea fundamental de esta iglesia se encontró en el simbolismo de la relación entre el Cielo y la Tierra a través de la Sabiduría Divina. La parte inferior del edificio está formada por un cubo, símbolo de la Tierra desde los tiempos antiguos. Encima de este cubo, la cubierta abovedada en forma semiesférica símbolizaba el Cielo. En Europa Oriental este simbolismo puede encontrarse aún en muchas iglesias de Grecia y Rumanía.

Pero es sobre todo en el siglo XIII cuando se afianzó la idea de que Salomón poseyó toda la sabiduría de su tiempo, convirtiéndo al rey en un símbolo de la Sabiduría Divina. Esto también se expresó en numerosas estatuas e imágenes de las fachadas y las vidrieras de las catedrales medievales. En la catedral de Amiens (qué ha sufrido pocos daños importantes desde su terminación) encontramos la estatua del rey Salomón, justo en el centro de la fachada occidental, flanqueado por las dos columnas de su Templo. Sobre él, encontramos la estatua del Cristo, dando la impresión de que el rey Salomón está llevandolo sobre sus hombros. Esta composición se encuentraba en muchas otras catedrales, aunque la mayoría se demolieron durante la revolución francesa.

En los escritos medievales se señala a menudo que las catedrales góticas se construyeron basándose en los principios del Templo de Jerusalén, comenzado por el rey David y continuado por el rey Salomón. En la «Biblia Moralisè» francesa, el rey Salomón es el símbolo de la Sabiduría Divina. En el encuentro con la reina de Saba, ésta simbolizaba la Iglesia que había dejado de escuchar las palabras de Dios dialogando con el rey Salomón. El «Juicio del rey Salomón» es otro tema que podemos encontrar en las fachadas de casi todas catedrales medievales. Normalmente el rey Salomón aparece sentado o de pie entre las dos columnas de su Templo, junto a dos mujeres que se pelean por el niño vivo, mientras que los soldados hacen ademán de partirlo en dos. Investigaciones recientes han demostrado que esta leyenda popular es muy anterior a la época del rey Salomón, y que simplemente se adaptó con su nombre.

Los manuscritos del rey Salomón

Las excavaciones arqueológicas y el estudio de los textos que se escribieron en la época del rey Salomón socavan cada vez más su imagen de héroe legendario. Hoy sabemos que no escribió ningún libro del Viejo Testamento: el Libro de Proverbios se compuso 500 años después de la muerte del rey Salomón y deriva principalmente de los manuscritos egipcios descubiertos al principio de este siglo. Orígenes ya señaló que Salomón no pudo escribir el Cantar de los Cantares del Viejo Testamento.

Uno de los más conocidos libros apócrifos de la Biblia es el denominado «Testamento del rey Salomón», escrito en el siglo I a.C. Aún mucha mayor difusión tuvieron las «Clavículas de Salomón», un confuso ensayo de exorcismo. Tras la invención de la imprenta, este libro se aumentó muchas veces hasta el siglo XVIII, añadiéndosele nuevas ilustraciones y comentarios. Actualmente se ha demostrado que su texto se escribió originalmente en el siglo I d.C.

Además del rey Salomón que conocemos por la Biblia y la Thorá, está claro que con el tiempo se creó un Salomón legendario, un soberano misterioso que podía penetrar las Leyes del Universo. Pero la mayor reputación de Salomón la logró como constructor del Templo de Jerusalén, destruído en el año 586 a.C. por Nabuconodosor, y que desde entonces ha quedado como un símbolo en la religión judía, cristiana y musulmana.

El propio Salomón se ha considerado tradicionalmente como un autor prolífico y de gran calidad. Las escrituras que se le han atribuido son el Libro de los Proverbios, el Cantar de los Cantares, el Eclesiastés, el Libro de la Sabiduría de Salomón, y los Salmos (Odas de Salomón). Los estudiosos modernos han determinado, sin embargo, que algunos de estos libros se escribieron siglos después. De hecho, las Odas son posiblemente de un autor cristiano gnóstico.

El rey Salomón como constructor del Templo de Jerusalén

El Templo del rey Salomón, a diferencia de otros templos del siglo X a.C., no tenía ningún ídolo dentro, tan sólo el Arca de la Alianza con las Tablas de la Ley que Yahvé entregó a Moisés. El Templo se construyó en una meseta de 742 metros de altura y tenía la entrada dirigida al Este, hacia la salida del Sol en el Monte de los Olivos.

No queda ningún rastro del Templo de Salomón: los 50 metros del Muro de las Lamentaciones pertenecieron originalmente a los muros de contención exteriores del Templo de Herodes, construido en el siglo I a.C. La situación del Templo de Salomón es bien conocida, cerca de la roca santa conocida como Moria, donde se quemaban en holocaustos animales a modo de ofrendas. Esta piedra tenía un tamaño de aproximadamente 17 m de longitud y 15 m de ancho, y resulta un punto de orientación fiable, ya que se situó cerca de la entrada oriental del Templo. Hoy día la Mezquita de Omar, la Kubat-as-Sachra, cubre este lugar, construida en el año 691 d.C. por Kaliff Aw-al-Malik. La presencia de esta mezquita hace imposible toda investigación arqueológica de los restos del Templo de Salomón.

En la tradición judía se supone que el rey David recibió los planos del Templo con la información exacta de su forma y medidas, en un pergamino entregado por uno de los Profetas. Este pergamino debió ser entregado por el mismo Dios a Moisés, y desde entonces fue custodiado hasta que llegó el momento de la construcción. También la religión cristiana aceptó el origen divino de las trazas del Templo. Pero el cristianismo supuso que, tras su destrucción en el año 586 a.C., la reconstrucción de este Templo ideal no era posible por la ausencia de los planos originales.

¿Cuál fue la apariencia del Templo?

La construcción del Templo comenzó durante el cuarto año del gobierno de Salomón. Se tardó en construirlo aproximadamente 7 años, lo que implica que debió de terminarse en el año 961 a.C. El Templo propiamente dicho debió ser un edificio largo y bastante estrecho, orientado sobre un eje longitudinal en dirección Este-Oeste. El edificio debió tener una longitud de aproximadamente 30 metros, 9 metros de ancho y una altura de casi 3 metros. En la fachada oriental se construyó una escalera, junto a la puerta de la entrada. A ambos lados de ésta se erigieron dos columnas, llamadas Jaquim y Boaz, la primera a mano derecha de la entrada y la segunda a su izquierda.

Los sacerdotes y el rey entraban en el Templo a través de una gran puerta chapada de oro, de aproximadamente 10 metros de alto y 4 de ancho. Trás de esa puerta se encontraba el vestíbulo de entrada, el «Ulam». Después de este vestíbulo, se encontraba la estacia principal, el «Hekal» o Santo, iluminado a través de unas ventanas altas. Estas ventanas eran más grandes hacia dentro que hacia fuera, simbolizando que la Luz vino del interior hacia el exterior. El «Hekal» medía 13,5 metros de alto, 9 metros de ancho y 18 de largo, en una proporción de 3:2:4. La anchura y longitud guardaban una proporción de 1:2, lo que significa que la planta del «Hekal» estaba compuesta de un «doble cuadrado», una proporción que puede encontrarse en muchas «estancias sagradas».

El forjado de piedra se cubrió con un solado de madera de cedro en el que, según algunas fuentes, se grabó el «Sello de Salomón». Las paredes del «Hekal» se cubrieron con lamas de cedro, traidas de las montañas del Líbano; las vigas del forjado también se hicieron del mismo material. La tercera cámara, el «Debir» o Santo de los Santos (Sancta Sanctorum), se encontraba en la parte trasera, a un nivel más alto que el «Hekal», y sólo podría accederse a él subiendo por una escalera.

El «Debir» tenía la forma de un cubo de 9 x 9 x 9 metros, y en su centro se puso el Arca de la Alianza. Éste era un arcón grande, hecho de madera de acacia, cubierta con planchas de oro y con cuatro anillas a las esquinas en las que se ponían varas para transportarla. Dentro del Arca se guardaron las Tablas de la Ley, entregados por el mismo Dios a Moisés. En estas Tablas se grabaron los Diez Mandamientos, sirviendo de conexión entre Yahvé e Israel.

Durante los tiempos del Éxodo del pueblo judío el Arca estaba oculta en el Tabernáculo, que fue finalmente traído a Jerusalén por el rey David. Ya se había acreditado el poder mágico del Arca cuando se derrumbaron las murallas de Jericó al pasar los judíos ante ellas con el Arca.

Las dos columnas Jaquim y Boaz se erigieron frente a la entrada del Templo y se fundieron en bronce en una sola pieza. Tenían una altura de más de 12 metros, con unos capiteles esféricos de aproximadamente 2 metros de diámetro. Las columnas sólo tenían una función simbólica y no sujetaban ninguna viga ni ningún elemento estructural.

Los investigadores relacionan estas columnas con los obeliscos encontrados a la entrada de los templos egipcios. El arquitecto romano Vitruvio contaba que estos obeliscos se usaban como un reloj, midiendo su sombra como hacemos nosotros con los los relojes de sol. Sin embargo, las esferas ornamentales de encima de las dos columnas del Templo de Salomón habrían hecho muy inexacta esta función de reloj.

Cerca del Templo se situó un altar para los holocaustos (sacrificio de animales en la hoguera) y un gran cuenco de bronce, el «Mar de Bronce» o «Mar Cobrizo». Éste era un gran cuenco semiesférico de 4’5 metros de diámetro, apoyado en las partes traseras de 12 toros, también fundidos en bronce, tres en cada dirección de los puntos cardinales.

El cuenco debió pesar en vacío más de 25.000 Kg. El propósito de este depósito (descrito detalladamente en II Cron 4:1) no está muy claro. Quizás se usara como un espejo para observar los cuerpos celestiales. En el idioma hebreo antiguo, las palabras para cobre y bronce eran idénticas: el bronce era un metal más duro y menos proclive a la corrosión, debido a la aleación de una cierta cantidad de estaño. Algunos autores creen que el «Mar» debió hacerse de bronce y no de cobre.

Todas las herramientas de metal como martillos y cinceles se hicieron de bronce hasta el siglo XII a.C., cuando comenzó la producción de herramientas de hierro. Existió una gran tradición en la producción de bronce el Oriente Medio, donde el cobre se encontraba fácilmente en las minas de Arabia, el desierto al sur del Mar Muerto del que Salomón obtenía la mayor parte de sus fuentes de ingreso.

Lo problemático era más bien encontrar el estaño, un metal que entonces podía hallarse al aire libre en grandes cantidades sólo en las minas del Sur de Inglaterra. Los fenicios, dándose cuenta de este problema, navegaron con sus pequeños barcos hasta allí, atravesando el Mediterráneo y el Océano Atlántico.

La construcción del Templo

En la época del rey David y su hijo Salomón, el pueblo de Israel estaba convencido de que el monte del Templo estaba situado exactamente en el centro de la Tierra. Por lo tanto, el que orase en ese lugar estaría en contacto directo con Dios, que moraba justo encima de las esferas celestiales (I Rey 8:30: «Oye, pues, la plegaria de tu siervo y de tu pueblo Israel cuando oren en este lugar.

Escucha tú desde el lugar de tu morada, desde el cielo, escucha y perdona»). Podría decirse sin exageración que los diez primeros años del reinado de Salomón estuvieron dominados por el «orden» resultante de la construcción del Templo, tal y como fue planeado por David.

Toda la política del reinado de Salomón se supeditó a la enorme cantidad de dinero que se necesitaba para la construcción del Templo. Éste, además de ser la Casa de Dios, debía expresar la unidad entre el estado y la religión, para librar el reino del «separatismo» de las tribus y disminuir la importancia de los viejos santuarios. Sin embargo, después de la construcción del Templo de Salomón, los altares de Canán continuaron existiendo a lo largo y ancho del territorio israelita: el Templo de Jerusalén se había convertido en la más hermosa y cara residencia de Yahvé, pero no pudo convertirse en la única. La importancia del Templo aumentó durante los siglos siguientes, pero fue sobre todo tras su destrucción en el año 586 a.C. cuando el Templo pasó de ser algo real a convertirse en una leyenda.

Aunque siempre asociamos el nombre del rey Salomón a la construcción del Templo, en realidad su contribución no fue demasiado grande. La idea y las trazas se realizaron durante el reinado de su padre David, los arquitectos y los artesanos eran Fenicios y los enormes gastos de la construcción fueron sufragados por los esforzados trabajadores de las minas de cobre, los marineros de la gran flota de naves comerciales y los soldados que saqueaban los países circundantes.

Recientes investigaciones del arqueólogo alemán Konrad Rupprecht han demostrado que el rey David debió encontrar un templo más antiguo en ese lugar, que debió ampliar para cobijar al Arca de la Alianza. El rey Salomón debió modificar la planta del viejo templo de su padre con sucesivas ampliaciones y modernizaciones, de acuerdo con las trazas que había dejado su padre. En el Viejo Testamento no se señala que en el monte Moria existiera este templo más antiguo, pero sí que se menciona en varios lugares como el rey que David envió a ese monte un gran número de materiales y trabajadores a lo largo de su gobierno.

En I Cron 22 se señala cómo el rey David gastó 3.000 talentos de oro y 7.000 talentos de plata de sus propias posesiones en la construcción del Templo. Dado que en esa época un talento pesaba 60 kilos, está claro que el edificio ya en el tiempo de David necesitó de una enorme cantidad de dinero. En I Cron 28 podemos leer cómo el rey David tenía a su disposición muchos dibujos del Templo, en que los que se incluían hasta los más pequeños detalles. El rey David también tuvo los primeros contactos con Hiram y sus consejeros. Por ello, el rey Salomón sólo se encargó de la ejecución (y pago) de trabajos ya dispuestos por su padre.

El edificio se situó en una meseta rocosa llamada Moria, que en tiempos del rey David era más pequeña, de aproximadamente 40 x 100 metros. Durante el reinado de Salomón se agrandó. Pero fue en los tiempos del rey romano Herodes cuando su superficie se aumentó hasta aproximadamente 500 metros de largo por 300 metros de ancho. El patio interior del Templo se rodeó por un muro formado por tres capas de bloques de piedra cubiertas por vigas de madera de cedro. En este patio interior podían entrar los peregrinos y las masas de fieles, pero el Santuario del Templo sólo era accesible al rey y a los sacerdotes.

Durante las fiestas, las ofrendas en la hoguera se hacían en el patio interior, para lo que se construyeron utensilios especiales. El gran altar de hierro donde se encendía la hoguera se puso en medio del patio interior, con una llama que se mantenía encendida día y noche para realizar las ofrendas; las cenizas se dejaban caer a través de una reja sobre la Piedra Santa.

Durante las últimas décadas se han hecho excavaciones arqueológicas en diferentes lugares de Israel para comparar el Templo de Salomón con los restos de otros templos de la misma época. En 1957 se encontró en Hasor un templo fenicio del siglo XIII a.C. La restauración de sus habitaciones y sus detalles decorativos clarificaron la tesis de que pudo ser un modelo directo del Templo de Salomón. El templo de Hasor tenía los mismos tres sectores cerrados con las dos columnas frente a la puerta de entrada, un vestíbulo principal y un recinto sagrado en la parte trasera sobre una plataforma algo más alta.

El arqueólogo alemán concluyó: «Los arquitectos fenicios diseñaron el Templo de Salomón adoptando como modelos los edificios sagrados que existían en Caná. Sin embargo, en ese tiempo en Israel esos edificios eran considerados como templos paganos» (Hans Heinrich Schmid, Altorientalische Welt in der alttestamentlichen, Zurich 1974).

El palacio real de Salomón y los edificios de sus mujeres

Tras terminar el Templo, el rey Salomón comenzó la construcción de su palacio, que era considerablemente más grande y más lujoso que el Templo, por lo que tardó en construirlo más del doble de tiempo. Con la terminación de estos edificios, Salomón comenzó a alejarse de su pueblo, que empezó a verle cada vez más como un dictador con aspiraciones totalmente diferentes a las de su padre.

Un problema mayor surgió cuando muchas de sus mujeres extranjeras quisieron erigir templos y altares para los que eran, a los ojos israelitas, dioses paganos. Se construyeron varios santuarios, como el de la esposa más importante de Salomon, la hija del faraón egipcio, que quería cumplir sus deberes religiosos hacia los Dioses egipcios en sus viajes por Israel. Era bien sabido que el rey Salomón se comprometió con esas mujeres por razones políticas, pero a los sacerdotes y al resto de los israelitas no les gustaban esos templos paganos. Incluso el arquitecto que trajo el rey Hiram de Tiro para la construcción del Templo no fue bien recibido por el pueblo de Israel, ya que este rey adoraba a ídolos paganos.

Cuando el rey comenzó a hacerse mayor, aumentaron las cíticas a su estilo de vida y a su actividad política. Al final de sus días, quedaron del rey Salomón dos percepciones diferentes:

  • La del Salomón real que tenía cada vez más dificultades para ejecutar las ideas de su padre y
  • La del rey legendario que fue subido a un pedestal siglos más tarde.

Finalmente, prevaleció esta última idea por lo que el rey sólo podía compararse con personajes de la talla de Alejandro Magno.

El Templo de Salomón como edificio ideal

La construcción del Templo de Jerusalén fue el evento más importante del reinado de Salomón, gracias al cual su nombre se ha recordado hasta 30 siglos después de su muerte. Ya en el Viejo Testamento el Templo había acaparado la mayoría de los escritos donde aparecía el rey Salomón. En las catedrales medievales las imágenes de las esculturas y las vidrieras del Templo de Salomón, y sobre todo de su destrucción en el 586 a.C. a manos de Nabuconodosor, simbolizó el pasado del pueblo judío, así como su «grandeza perdida».

El escritor judeo-romano Flavio Josefo dedicó muchas páginas al Templo, añadiendo algunos detalles que no se mencionaban en la Biblia, pero que él transcribió de manuscritos ya desaparecidos. Ya en el siglo XII d.C., William de Malmesbury nos apuntaba que los autores de su época estaban familiarizados con los escritos de Flavio Josefo, Eucherio y Beda sobre el Templo de Salomón. En el siglo VII d.C. el monje inglés Beda (672-735) fue el primero de otros muchos escritores que trataron en profundidad la importancia del Templo de Salomón. Éxplicó cómo ningún edificio era comparable en belleza con el Templo y lo designó como una de las Siete Maravillas del Mundo.

En un largo manuscrito, llamado «De Templo Salomonis», Beda se centró en la interpretación alegórica, una idea que en todo el mundo Occidental siguió desde entonces. Su discurso empieza como sigue: «La Morada de Dios, construida por el rey Salomón en Jerusalén, se diseñó siguiendo la forma de la Iglesia Universal, que deberá ser reconstruida por el Primero del Pueblo Elegido hasta el Último que nazca al final de los días, por la gracia del Rey Pacíficador, su Salvador». Este último nombre evoca al rey Salomón, porque su nombre proviene de la palabra hebrea «Shalom» que significa «Paz». Gracias a la relevancia de los escritos de Beda, se dio gran importancia al aspecto alegórico de la reconstrucción del Templo (destruido en el año 586 a.C.).

El aspecto alegórico nunca debería pasar a un segundo plano ante la reconstrucción de un edificio real. Este punto de vista fue aceptado por la mayoría de los escritores medievales, que también vieron los detalles del Templo de Salomón de la misma forma alegórica. La interpretación alegórica del Templo de Beda y sus sucesores no evitó el uso de algunos elementos del Templo de Salomón en muchas de las iglesias y catedrales que se han construido en la Europa Occidental desde el año 800 de nuestra era. Uno de los primeros ejemplos fue la iglesia-catedral de Aquisgrán (Alemania), construida por Carlomagno en las primeras décadas del siglo IX d.C. El Ministro Alcuin señaló que esta iglesia estaba «construida totalmente según los principios que el mismo rey sabio Salomón había aplicado a la construcción de su Templo».

Comparó a Carlomagno con el rey Salomón y con su padre, el rey David. Debemos notar que el octógono de la iglesia de Aquisgrán no guarda ningún parecido con las descripciones del Templo de Salomón del Viejo Testamento, un edificio más bien rectangular. La opinión de Alcuin acerca de los «principios» que había aplicado Salomón no se refería a la apariencia exterior de la iglesia, sino al trasfondo simbólico de la realización del edificio, en el que el Templo de Jerusalén jugó un importante papel. Por otra parte, el profesor Juan Antonio Ramírez ha relacionado los edificios de planta octogonal con la idea del Templo de Salomón que traían los peregrinos de Jerusalén, que confundían el destruido Templo de Salomón con el Domo de la Roca, también de planta octogonal, ya que además los caballeros templarios pusieron junto al Domo su cuartel general (en la mezquita de El-Aqsa) y con ese nombre aparecía en muchas guías para peregrinos del siglo XV. No en vano, era el edificio más espectacular que encontraban en Jerusalén.

Este dilema se dió durante toda la Edad Media hasta el siglo XIV y se vió en la construcción de muchas iglesias y catedrales. Por un lado estaba el deseo de presentar como una alegoría la idea del Templo de Salomón, mostrando todos los detalles de la historia del rey Salomón y su edificio a la población analfabeta. Pero por otro lado se ambicionaba encontrar un esquema arquitectónico moderno en el que los arquitectos medievales pudieran expresar su conocimiento técnico. Sobre todo fue en el siglo XIII cuando esta búsqueda llevó a alcanzar alturas interiores grandiosas, como nunca antes se habían alcanzado en las catedrales. Simbólicamente se usaron plantas en forma de cruz, simbolizando la crucifixión de Cristo.

Las Catedrales Medievales

A mediados del siglo XII apareció en la Europa meridional y occidental la «Leyenda Áurea», un libro con todo tipo de historias, la mayoría reconocidas como apócrifas, con detalles de leyendas y tradiciones. Muchos símbolos presentes en las fachadas y vidrieras de las catedrales medievales se pueden atribuir a historias antiguas escritas en este sencillo manual. La vida de rey Salomón y la construcción de su Templo tenía un papel importante en la «Legenda Áurea». Otro libro, el «Bestiarium», daba mucha información sobre el significado simbólico de los animales en las historias y las imágenes usadas en la ornamentación de fachadas y los interiores de las catedrales.

Pero el gran impulso en el conocimiento del Templo de Salomón fue dado por los Cruzados que volvieron a Europa después del año 1118, cuando un grupo de aristócratas franceses pasó más de diez años en Jerusalén recopilando objetos y tradiciones locales. Volvieron después de 1128 con una gran cantidad de material, tras lo cual Bernardo de Clairvaux organizó un concilio en Troyes, donde se tomó la decisión de crear la Orden de los Caballeros Templarios. La Orden debía seguir haciendo estudios sobre el Templo y proteger a todos los futuros peregrinos de Tierra Santa.

Ya conocemos el destino de la Orden de los Templarios, una de las organizaciones más poderosas de la Europa de finales de siglo XIII. Las noticias que traían los templarios a su vuelta no siempre fueron muy fiables: todos vieron un edificio en la explanada donde se había construido el Templo de Salomón veinte siglos antes, pero muchos no comprendieron que allí ya no quedaba ni una sola piedra del templo original. Ya en el siglo VIII el Obispo Arculf había observado:

«En el emplazamiento del templo original del rey Salomón, junto al muro oriental de Jerusalén, los sarracenos han erigido una Casa de Oración que ellos visitan a menudo». Pero hasta el año 1700 se hacían grabados, como en Holanda, con la imagen de la Mezquita de Omar de Jerusalén con el texto de «Templum Salomonis».

Es bien conocida la miniatura de Jean Fouquet, artista en la corte del rey francés Luis XI, mostrando la catedral de Giras en obras. En el balcón de un palacio, al otro lado de la catedral, se representa al propio rey Salomón dando instrucciones como si fuera el arquitecto del edificio. Esta miniatura es un claro ejemplo de cómo en la Edad Media había personas interesadas en dar un «mensaje cristiano». Muestra también, por ejemplo, cómo la talla de la piedra se hizo fuera de la catedral, de acuerdo con las reglas establecidas en el Viejo Testamento: «La Casa fue construida con piedras preparadas en la cantera; durante su construcción no se oyeron en la Casa martillazos ni sierras ni instrumentos de hierro» (I Reyes 6:7).

Durante el invierno el recinto del edificio estaba cerrado, pero los albañiles y los otros artesanos continuaron su labor a cubierto. Por consiguiente, necesitaron detallados dibujos en papel (muy caro en esa época), en tablas de madera o en superficies enyesadas. Estos dibujos se basaban en un sistema de dimensiones geométricas heredado de los tiempos antiguos y que probablemente fue ya puesto en práctica por los constructores del Templo de Salomón.

Pueden encontrarse imágenes del rey Salomón y su Templo en las estatuas y vidrieras de muchas catedrales medievales. Sobre todo en la primera mitad del siglo XIII estas imágenes son muy apreciadas, en muchos casos presentando al rey Salomón con su padre el rey David. En muchos rosetones se presentan a ambos reyes, a veces en compañía de la Virgen María, como en la Catedral de Chartres. En la fachada occidental de la catedral de Amiens fueron «relatadas en piedra» diferentes historias del rey Salomón y su Templo en el denominado «quatrefeuilles», esculturas en piedra con la forma de un trébol de cuatro hojas.

El Monasterio de Escorial

Como reacción al comienzo de la Reforma en Europa, el sacerdote español Ignacio de Loyola fundó en 1534 la Sociedad de Jesús, también conocida como la Orden de los Jesuitas, para proteger los valores originales de la Iglesia romana. Bajo el reino del tolerante emperador Carlos V las posibilidades de la Orden estaban muy limitadas, pero la situación cambió totalmente cuando su hijo, el rey Felipe II, llegó al trono en 1556. Éste encargó al jesuita Villalpando que hiciera un estudio sobre el Templo de Salomón con la intención de erigir un edificio que simbolizara la unidad de la iglesia y del estado en el siglo XVI. Este edificio debía convertirse en el centro desde el que Felipe II gobernara su extenso imperio.

Durante las jornadas que el rey pasó en los Países Bajos en la década de los 50, ofreció a las ciudades varias vidrieras a las principales iglesias donde se mostraba al entonces príncipe y a su esposa la reina María Tudor junto a su querido Templo. Una de las más bellas aún existe: la Vidriera del Rey en la iglesia de San Juan Bautista de Gouda (Holanda), realizada entre 1557 y 1559 por el famoso vidriero Dirk Crabeth. Pueden señalarse otros ejemplos, como la Iglesia Vieja de Delft (1563) y la desaparecida Gran Iglesia de Harderwijk.

En 1562 comenzaron las obras de El Escorial bajo la dirección del arquitecto Juan Batista de Toledo, que fueron terminadas por Juan de Herrera. Se trata de una magnífica combinación de palacio, monasterio e iglesia, basada en el conocimiento que se tenía en el siglo XVI del Templo de Salomón y sus Palacios Reales. Después de veintidós años, el enorme complejo se terminó, convirtiéndose en el edificio más grande de la Europa de su tiempo. Su construcción sólo pudo financiarse gracias a las enormes cantidades de oro y plata conseguidas por los españoles en sus colonias.

El rey Felipe II, como le había ocurrido antes al rey Salomón durante la construcción de su Templo, sufrió constantemente grandes dificultades financieras. Esto fue en aumento al ir terminandose las obras de el Escorial, debido al gran coste de los materiales necesarios para su decoración interior.
Conclusión

Los escritos de Villalpando y la construcción de El Escorial no fueron ignorados al norte de los Pirineos. En los Países Bajos se publicó un estudio sobre el asunto realizado por el teólogo holandés Ludovicus Capellus, titulado «Templi Hierosolmitani triplex delinatio». El estudio incluía la descripción del Templo hecha por Villalpando y los escritos de Flavio Josefo y Maimónides. Pero se prestó mucho más atención a los trabajos del portugués Jacob Jehuda León, nacido en 1603, que pronto emigró a Middelburg (Holanda) y se hizo rabino de la comunidad judía de Amsterdam. Judá León escribió varios libros, desde el «Retrato del Templo de Salomo» de 1642 hasta «Las Alabancas de Santidad» en 1671.

En 1659 el rabino publicó una descripción de su maqueta del Templo que se exhibió en una exposición en Londres en 1729. En el Diario de la Corte se puso un anuncio que decía: «podrá verse todos los días en el Royal Exchange, el Modelo del Templo de Salomón, con todos sus Vestíbulos, Paredes, Verjas, Cámaras y Vasos Santos, el gran Altar de los Sacrificios, el Mar de Bronce, el Lavadero y el Sancta Sanctorum con el Arca de la Alianza, el Sillón de la Misericordia y los Querubines Dorados, el Altar de Incienso, los Candeleros, las Mesas, y las dos famosas columnas Jaquim y Boaz. En el Museo Bíblico de la Heerengracht de Amsterdam, podemos ver una copia de esta maqueta con todos los detalles, junto con mucha información sobre la literatura publicada desde el siglo XVII en los Países Bajos.

La admiración que se tuvo por El Escorial inspiró a muchos gobernantes de otros países hacer complejos similares con iglesias y palacios, con o sin monasterios. El más famoso es el palacio de Versalles, cerca de París, empezado en 1669. Sin embargo, debemos admitir que la ostentación de Luis XIV de Francia se produjo de una forma diferente a la arquitectura de Felipe II, marcada por su fanatismo religioso. El Templo de Salomón tuvo un importante papel en la idea original de Luis XIV, aunque cambió con el paso de los siglos en un tipo de arquitectura que mostraba a sus sucesores la imagen de la despótica dictadura del «Rey Sol».

Ya no han continuado las reconstrucciones del Templo de Salomón a tamaño real. Tan sólo se han hecho pequeñas maquetas, publicándose descripciones detalladas con magníficos grabados en casi todos países occidentales, pero los extraordinarios costes desmotivaron cada intento de reconstrucción. El Templo, demolido totalmente en el año 586 a.C., se había convertido definitivamente en una leyenda, tanto en las religiones judía y cristiana como en el Islam.

BIBLIOGRAFIA

Puede encontrarse un listado de libros muy completo sobre el rey Salomón y su templo en:

  • Gabriel Mandel and Petra Eisele: King Solomon, Scherz Verlag Bern, 1978.

Otros libros consultados fueron: Albright, W.F.:

  • Archeology, Historical Analogy & Early Biblical Tradition, Baton Rouge, Louisiana 1966.
  • Busink, Th.A: Der Tempel von Jerusalem. 1. Der Tempel Salomos, Leiden, 1970.
  • Goeree, W.: Joodse Oudheden, 2 volumes, Amsterdam, 1690. Josephus, Flavius: Judische Altertumer, translated by H. Clementz, Halle, 1900.
  • Male, Emile: L’Art religieux du XIIIe siecle en France, Paris, 1898.
  • Miller, M.S. & J.L.: Bible Dictionary, Harper & Brothers, New York, 1974.
  • Ramírez, Juan Antonio: “La iglesia cristiana imita un prototipo: el Templo de Salomón como edificio de planta central (algunos ejemplos medievales)”, en Edificios y sueños (Ensayos sobre Arquitectura y Utopía), Málaga, 1983.
  • Rupprecht, K.: Der Tempel von Jerusalem, Berlin, 1977.
  • Schmid, H.H.: Altorientalische Welt in der alttestamentlichen Theologie, Zurich, 1974.
  • Yadin Yigael, Hazor: The rediscovery of a great citadel of the Bible, London, 1975.

Finalmente, hemos encontrado mucha información en el Agnes Scott College de la Universidad de Atlanta (Georgia, USA), extraída de la investigación de Howard-Carter, que fue encargada por la Fundación Carnegie.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

CÁBALA Y CONSTRUCCIÓN MASÓNICA

Posted by cosmoxenus en 22 diciembre 2005

La interpretación de la tradición esotérica y de la mística hebreas constituye el objeto de estudio de la Cábala, según expone Gerschom Scholem, tal vez el cabalista más fascinante de nuestro tiempo por su rigor y su solvencia. Nos dice tambien que la Cábala no representa un misticismo, si por tal ha de entenderse el vacío o aniquilación del individuo, requerido para alcanzar una fusión con Dios mediante la “penetración”de éste en ese vacío espiritual. Pero sí será mística, cuando el estudioso cabalista busque el “conocimiento” de Dios y de su creación más allá de la mera, pero importante, activación de sus cualidades o capacidades intelectuales. Mediante la contemplación, se llega a una percepción luminosa de la creación y de su Causa que los cabalistas consideran como una “revelación de lo primordial”. La aproximación a la realidad trascendente no es meramente intelectual, como ocurre en las religiones, en las que no se plantea el tema de una “iniciación” personal, que suele ser sustituída por una “fe” simplificadora, consistente en “creer” lo que no se entiende.

El texto fundamental de la Cábala es el Sefer-ja-Zoar (Libro del Esplendor), compuesto en España por Moisés de León, a finales del siglo XIII, aunque el autor afirma haber “descubierto” el libro, que habría sido escrito en el siglo II por Simeon Bar Yochai y su hijo Eleazar, en el seno de una gruta en la que ambos se escondían huyendo de la persecución romana de aquel tiempo.

La Cábala (=Tradición o “Ley transmitida oralmente” ) postula que la manera más auténtica de conocer a Dios es practicar la introspección: “esa experiencia dual y aparentemente contradictoria del Dios que se esconde y se revela (en nosotros), determina la esfera esencial del misticismo, conduciendo a descartar otras concepciones religiosas”.

El misticismo cabalístico es un conocimiento muy próximo, en su espíritu, al de la Gnosis helenística, que no puede explicarse sino mediante símbolos y metáforas. Ese conocimiento esotérico puede, sin embargo, articularse y transmitirse como teoría, aunque los cabalistas nunca han deseado hacerlo indiscriminadamente, exigiendo rigurosas cualificaciones morales, intelectuales y de madurez humana como condiciones previas de los posibles receptores, sin las que el conocimiento buscado no puede fructificar. Históricamente, el movimiento cabalístico representa la voluntad de ir más allá de la mera interpretación de la Torah como ley del pueblo judío, viendo en ella un sistema de símbolos con valor universal y traduciéndola como Ley interna y secreta del universo.

Es fácil detectar el paralelismo entre este planteamiento de la búsqueda de la Verdad y el método masónico de avance en busca del lado encubierto de la realidad a través de mitos, metáforas y símbolos que encierran los valores universales a los que el hombre ha de acceder, a través del sentimiento y de la intuición, a partir de un corazón regenerado o “renacido” mediante la iniciación personal progresiva.

El método cabalístico consiste, equemáticamente descrito, en interpretar los valores contenidos en las palabras hebreas, teniendo en cuenta que cada letra del alfabeto hebraico ( que contiene 22 consonantes, sin vocales definidas) representa un número y cada número tiene, a su vez, un valor simbólico. Las palabras tienen un significado directo, material, y otro encubierto, especulativo o esotérico. Así, dos palabras cuyas letras sumen idénticos valores poseen siempre una determinada equivalencia (este análisis es el objeto de la gematriah cabalística).

Veamos, muy sucintamente, a título de ejemplo, algunas de las interpretaciones cabalísticas que tienen un paralelismo en la terminología y en la simbología masónicas:

1.- Los símbolos masónicos se toman de la construcción. Pero el obrero masón es constructor de un templo inmaterial y los utensilios que emplea para ello son tambien ideales. Se pretende volver a construir un nuevo Templo de Salomón, formado con piedras “vivas”(cada ser humano) que dé cabida a una humanidad hermanada y regenerada a través de la práctica de la Virtud.

Salomón (en hebreo Schlomo o Schalom) significa “Paz”, pero sus letras suman exactamente lo mismo que las de la palabra “Plenitud”. Salomón construyó su Templo en Jeru-schalom o Jeru-schalem. Jeru significa “manifestación”. Según esto, es posible interpretar que el templo ideal “se manifiestó en la Paz o en la Plenitud”, siendo destruído luego por los hijos de Babel (babilonios). Babel significa “confusión”, lo que refleja que la confusión destruyó la idea de paz y de plenitud que representaba el Templo y que es necesario vencerla para poder reconstruir éste.

2.- Fuera del Templo, quiso Salomón que Jirám , el Maestro, situara dos columnas de bronce. A la de la izquierda se la llamó BOAZ (“con fuerza”, poder de atracción o principio femenino), la de la derecha recibió el nombre de JAKIN (que significa “él establece”, lo que implica tambien “acción”o principio masculino) . Así pues, ambas columnas completaban la idea de “él establece con fuerza”. “ÉL” representa al UNO universal (el SER o Jehovah de la tradición hebrea) que establece o crea con fuerza sobre el Dos y el Tres, los principios o polaridades cósmicas, formando la tríada o primer triángulo de la construcción universal.

3.- En el centro del Templo masónico, figuran, en torno al Cuadro de Trabajo de la Logia y en cada uno de tres de sus ángulos, sendos pilares representando los arquetipos que integran la primera tríada de la construcción universal: Fuerza, Belleza y Sabiduría, quedando libre el cuarto ángulo, por el que la Luz de la Inteligencia Suprema penetra en el plano terrestre, simbolizado por el número 4. El número 5 representa al hombre elevándose desde lo terreno, hacia lo que le trasciende. Se simboliza en la Logia mediante la Estrella Flamígera.

4.- El Aprendiz masón tiene tres años simbólicos y el último grado del método de ascesis iniciática llamado Rito Escocés Antiguo y Aceptado, cuenta con 33 grados.

En hebreo, la palabra “gal”, que significa “forma”, “vibración” o “encarnación”, está compuesta por dos consonantes cuyos valores son 3 y 30, respectivamente y cuya suma da 33. El sentido que la Cábala da al valor de esta palabra es el de “plenitud de la forma manifestada”. Lo Esencial se manifiesta a través de vibraciones periódicas que proceden de lo invisible y retornan a lo invisible, yendo del 3 al 30 y confluyendo en el 33. Tanto el grado 33 como la edad simbólica atribuída a Cristo por los gnósticos griegos aluden a una última etapa de la manifestación formal.

5.- Los aprendices masones se sitúan en el lado Norte de la Logia y los Compañeros lo hacen en el lado Sur. En la Cábala, el Norte representa la “carne” o la “materia” y tambien el color rojo de la sangre vital. El Sur representa el espíritu, el color blanco y la pureza. Por otra parte, la palabra hebrea “scheleg” significa “nieve”y sus consonantes suman el valor 333. Pasar del Norte al Sur es elevarse sobre lo material pasando al mundo espiritual, en el que se busca la perfección de las formas puras o “blancas”.

El espacio de la Logia contiene tres secciones, que en hebreo se denominan “Ulam”(= mundo), “Heikal”(sala del palacio celeste) y Dbir, que equivale numéricamente a Dbar (=hablar). Así, el masón, procedente del Ulam, ha de pasar por el Heikal para encontrar la Palabra perdida, en el Dbir.

6.- Tal vez el símbolo cabalístico en torno al cual más se haya reflexionado y escrito sea el Árbol Sefirá o árbol de la Vida. Se trata de un árbol simbólico que enlaza, en las ramas que salen de su tronco, todo lo existente. Representa la unidad uiversal y nos recuerda que nada de cuanto existe puede ser analizado aisladamente.

El “Ein-Sof” (Lo infinito, lo que no tiene fin ni principio), que es el nombre que da la Cábala a Dios, es tambien “lo misterioso”, que ha de ser descubierto a través de sus manifestaciones en el universo. En efecto, el Ser generador se manifiesta mediante la “emanación”, la “creación”, la “formación”y la “acción”. Estas cuatro polaridades del Ser en acción se distribuyen en diez “sefirots”o etapas : Kether o Corona suprema; Jojma o Sabiduría; Binah o Inteligencia; Jesed o Gracia; Yebora, o Fuerza; Tiferet, o Belleza; Netsah, o victoria; Jod, o Gloria; Yesod, o Fundamento y Maljut, o Reino. El Hombre resume en sí mismo todos estos sefirots y, por ello, habría sido creado en último lugar.

Siguiendo la descripción esotérica de la creación, contenida en el Libro del Génesis, las tres primeras sefirots representarían emanaciones previas a la creación de nuestro mundo, que comenzó realmente con la cuarta sefirot o “Chesed” (=Sabia Compasión, o primer “día”), seguida de la “Geburah”(= Fuerza, en el segundo día) y de la “Tiferet”(= Belleza, en el tercer día), concluyendo con las cuatro últimas antes mencionadas. Es decir, que Sabiduría, Fuerza y Belleza son, en la Cábala, como en Masonería, los tres arquetipos fundamentales del universo.

7.- Pero para adquirir el pleno Conocimiento, contenido en las tres primeras sefirots, que precedieron a la creación del mundo, el hombre, creado en último lugar, habrá de realizar un camino de “retorno” por cada una de las siete últimas sefirots, no pudiendo pretender alcanzar el fruto del Árbol de la Vida sin llegar antes a la Sabiduría Compasiva. Esta es, precisamente, la temática del grado 30º del Rito Escocés Antiguo y Aceptado.

Amando Hurtado

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

SOLSTICIOS

Posted by cosmoxenus en 22 diciembre 2005

La Masonería tiene como patrones a los Santos Juan. A ellos está dedicada y sus Fechas de celebración corresponden con los Solsticios de Invierno y Verano.

Heredera, directa o indirectamente, de todas las escuelas de Misterios que desde la antigüedad han sido, son y esperemos que serán, la guía del pensamiento, sentimiento y obra del misticismo humano, está por lo tanto, asimilada a la Simbología Solar, que recoge las más claras expresiones de observación, de los fenómenos naturales propios del Sistema Solar.

El Sol es, desde este enfoque, el que, en lo visible, simboliza a la Divinidad invisible. Las observaciones de nuestros antepasados, fijaron representaciones de distintos fenómenos que regularmente se repiten. Como por ejemplo, la reunión de varias estrellas en el cielo, asociadas a determinados eventos, dio origen a los signos Zodiacales. Así, Acuario, correspondía al ciclo en que el Nilo inundaba los Valles de Egipto, Leo, marcaba la época en que los Leones abandonaban el desierto y se acercaban a las zonas habitadas en busca de sombra y comida, que escaseaba por el ardiente calor, en su habitat, Cáncer, inicia el retroceso del Sol después de haber llegado al trópico de Cáncer, (Los cangrejos siempre caminan hacia atrás) etc, etc

El Sol es pues, representación y símbolo, junto a los demás entes siderales de eventos, de ideas, de expresión, de los diversos fenómenos naturales que fueron asociados a la obra del G:. A:. D:. U:.

Solsticio, viene de SOL y ESTACIONADO, representa el momento en que el Sol en su aparente movimiento, unas veces hacia el Norte y otras hacia el Sur, parece detenerse e invertir su curso. Llega así al punto más al Norte de su recorrido y se ha señalado que ese punto determina el Trópico de Cáncer y consecuentemente el Solsticio de Verano, y cuando esto ocurre en el hemisferio austral, determina el Trópico de Capricornio y también el Solsticio de Invierno, siempre mirándolo desde el punto de vista, de donde se originó ese concepto, o sea desde el hemisferio Norte. Este fenómeno ocasiona que la noche y el día sean más largos o más cortos dependiendo de la posición del Sol y cuando el día y la noche son exactamente iguales marca un punto en nuestro mundo que hemos dado en llamar Equinoccio, que significa Equi = Igual y Noccio = Noche (Día igual a noche) y determina el Ecuador.

Solsticio entonces, significa Detenerse y Retroceder. Podríamos señalar que indica una revisión y cambio de acción. Señala también ese cambio, un prever. El calor cesará y llegará el frío y viceversa. La actitud temeraria y jocosa que produce el buen tiempo, en contraste con la actitud previsora, prudente y conservadora de la época invernal, marcan las acciones extrovertidas o introvertidas que deben ser muy bien consideradas.

Solsticio de Verano, asociado a San Juan Bautista, señala una actitud, extrovertida y de denuncia, busca señalar las malas acciones del Regente Material, en este caso de Herodes y consecuentemente es casi más una posición política y señala culpables externos y por ello pierde la Cabeza. (La cabeza = Intelecto), La vehemencia con que arremete contra Herodes y su vida licenciosa, provocan la ira de los acusados, nunca la reflexión ni la tolerancia y por ello es imposible el cambio interior.

Solsticio de Invierno, asociado a San Juan Evangelista y Apóstol, en cierta forma, representa al mismo Jesús, y señala una actitud reflexiva, muy introvertida, que inclusive pide y da el perdón a los pecadores, (María Magdalena) y se hace ejemplo viviente de tolerancia y servicio. Además podemos indicar que desde la misma cruz y antes de morir Jesús le dice a Maria, su madre, “Madre, ahí tienes a tu hijo Juan, y Juan ahí tienes a tu madre”. Consecuentemente, Juan es el más profundo de los evangelistas y a la vez. muy poco visible y muy introvertido. Señal de reflexión y armonía interior. Juan es el discípulo amado y transmite el amor en su evangelio, como lo expresó su bienamado maestro Jesús.

Después del Solsticio de invierno, empieza el Año. Iniciación de una nueva etapa que nos recuerda a Juno, el Dios Bicéfalo. Dos cabezas, una mirando al pasado y otra mirando al futuro, indicación muy evidente del Presente, es el estado entre ambos. Es de ahí, que Enero, el primer mes del año viene de Juno, Jano, o Januario. Clara muestra de que las festividades que celebramos todos los años en estas fechas, que se acompañan de simbólicos Viejos Barbudos y Niños recién nacidos. Motivos de reflexión sobre el pasado y el futuro, deseos de Ventura, Paz y Amor entre los seres de Buena Voluntad.

Tiempo de Iniciación, de Cambio y de Perdón, que deseamos nos traiga ese Sol que de nuevo detiene su marcha y retorna con su calor y luz para todos por igual, Portador de la Primavera para que los campos se llenen de nuevo de color, flores y fruto. Como muestra de la voluntad del G:. A:. D:. U:. en su obra regular y perfecta, para enseñarnos con su ejemplo, cual debe ser nuestra actividad en consecuencia.

Diciembre 2003

Pedro Agustí P.

Log:. Clyde S Mclaren
Miami

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »