El Amarna

Colección de artículos sobre filosofía primordial, sophia perennis, ocultismo, esoterismo, geometría sagrada, mitología, historia oculta y misticismo.

Archive for 17/11/05

Principio de Causa y Efecto.

Posted by cosmoxenus en 17 noviembre 2005

Nada escapa a la Ley..

Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa; todo sucede de acuerdo con la Ley; la suerte no es más que el nombre que se le da a una Ley no reconocida; hay muchos planos de causalidad, pero nada escapa a la Ley”

Este Principio nos enseña que todo efecto tiene su causa y toda causa su efecto. Nos hace ver que la suerte no existe, tampoco existe la casualidad, sino todo es una causalidad.

Esta Ley es la verdad de que toda siembra tiene su cosecha, de que todo lo que hagas se te devolverá.

Nada escapa a esta Ley, en cualquiera de los diferentes planos que existen, esta Ley se manifiesta.

Es trascendental, puede reflejarse de una vida a otra.

Es la respuesta de un Universo perfectamente bien organizado que es la mayor fuente de abastecimiento para el hombre y para la vida, pero le da a cada quien lo que ha buscado y lo que merece.

No hay error, se trata de una Ley justa, que lo abarca todo, tanto tus pensamientos como tus acciones.

Para que las cosas salgan como nosotros queremos, es necesario expandir nuestra conciencia, para saber cual será el resultado de nuestras acciones.

Este es el secreto de los triunfadores, los que pareciera que todo lo que hacen está limpio de errores, y sus proyectos siempre son un éxito, ellos conocen el proceso de esta Ley, tal vez de manera inconsciente, pero saben que “x” pasos producen “y” resultados.

Eso es tener conciencia… saber el resultado final.

Así es en todos los aspectos de nuestra vida, si analizamos el porque nuestra vida es como es, podemos saber cuales son las causas, esto daría fin a nuestro karma, ya que esta Ley está íntimamente ligada a lo que es el karma.

En este caso no será tan difícil encontrar la causa a nuestros problemas actuales sin nos remontamos al pasado, pero hay efectos que venimos arrastrando de vidas pasadas, por eso hay sucesos que no comprendemos, que por más que nos esforzamos por no tenerlos siempre salen a flote.

Para descubrir el origen de este tipo, hay técnicas más profundas como la meditación, las regresiones o la hipnosis.

A veces sucede que alguien muere sin que podamos arreglar nuestras cuentas con esta persona, entonces Dios, que es amor, nos da la oportunidad de hacerlo en una vida futura.

Esa es la mecánica en todas nuestras facetas. Hasta que no aprendamos lo que tengamos que aprender, no dejaremos de tener experiencias desagradables, transformando nuestra vida en una constante felicidad y armonía.

En otras ocasiones sucede que conocemos a una persona y pareciera que la conociéramos de siempre, esto quiere decir que en una vida anterior hubo una relación armónica, que se manifiesta hoy, tal vez para continuar expandiendo esta energía en la Tierra.

Estas son los amigos de toda la vida o los matrimonios que siempre reflejan amor.
I
Esta Ley esta unida a la Ley de Ritmo, así que todo lo que hagas o hagamos en conjunto como humanidad, nos será devuelto, multiplicado.

De ahí se derivan los accidentes, las guerras, los terremotos.

No hay tiempo ni lugar exactos para manifestarse, todo responde a la energía, cada pensamiento, sentimiento o acción despide energía de diferente color, y ese esto lo que se nos devuelve.

Quien conoce este Principio, puede manejarlo a su favor.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

Reencarnación David Christie-Murray

Posted by cosmoxenus en 17 noviembre 2005

Las últimas teorías científicas concuerdan con los ocultistas y poetas en que “la muerte no existe” y en que “nada hay muerto”, lo que al parecer es extinción, no es sino un cambio de existencia, las cosas que aparentemente no tienen vitalidad es por que pertenecen a un grado inferior del principio vital, solo palpitan con la energía, las piedras y el barro, los animales y los árboles y la misma fuerza que anima al cuerpo humano, a los cuadrúpedos, a las aves y a los reptiles en sus breves existencias, es también la que vitaliza a los robles y las viñas en un grado menor, e individualizan con vida más duradera al mundo mineral, en cristales, dándoles una vida de clase inferior todavía y de duración enorme, y por debajo de la vida del cristal existe un tremendo estremecimiento de la actividad inagotable de los átomos constituidos de la materia informe.

“La vida es la eterna energía increada” como dicen los ocultistas, los físicos exponen la misma idea en su ley de continuidad y la ciencia moderna está de acuerdo en que la energía tiene tanto derecho como la materia a que se la tome como realidad objetiva.

Esta vida es la única energía esencial que actúa en las formas proteicas, siempre es inherente a toda partícula de materia y no hace distinción entre lo orgánico y lo inorgánico, excepto la distinción de grado de que lo primero contiene la energía vital en forma activa y lo ultimo en forma dormida.

Los hombres de ciencia insisten fundándose en la ley de la biogénesis en que la vida solo puede salir de la vida, porque no son capaces de poner en actividad la vida latente de la materia inorgánica, pero esto no indica más que la limitación de sus conocimientos, el mudo ha tendido durante su evolución puentes sobre todos los vacíos existentes entre los diferentes reinos de la naturaleza, aunque hoy día no quede nada que nos muestre como lo hizo y la ciencia tenga que confesar su ignorancia.

Nada hay que contradiga el axioma oculto de que, la misma vida es la que anima al hombre, a la planta y la roca, seres que no son, sino diferentes estados de una fuerza indestructible, el alma universal que convierte a la naturaleza toda, en la vestidura visible y viviente de DIOS.

Como dice GOETHE, el hombre no puede perecer cuando el alma abandona su vestidura, se esparcen las fuerzas que mantenían la unidad del conjunto, yendo a emplearse en los fines inmediatos a que están destinadas.

Los positivistas dirían que el alma se disuelve también en un caudal de existencia impersonal, lo que viene a ser una especie de frío nirvana inmediato que sobrepasa en sequedad a la concesión oriental del más remoto destino, este trágico resultado del materialismo occidental lo combate decididamente la REENCARNACIÓN con una hipótesis que ilumina el misterio de la muerte y del futuro y demuestra la irrecusable realidad de la inmortalidad, la REENCARNACIÓN demuestra que el ego personal conserva permanentemente su identidad en medio de los constantes cambios de sus vestiduras corpóreas y de su conciencia mental que debe perpetuar su individualidad.

Además las pruebas que ya hemos aducido para demostrar la veracidad de esta verdad, existe el testimonio del espiritismo, pequeño núcleo de un hecho verídico en torno del cual se han accionado enormes decepciones malignamente intencionadas o patéticamente inconscientes y la experiencia actual de algunos orientales cuya intensa devoción por las puras realidades invisibles les ha despertado la perfección de las cosas ultra mortales.

La muerte es la reina del terror porque nos aferramos fortísimamente a la existencia física, quienes han aprendido la lección de la vida, encuentran al ángel que les abre las puertas del oro, entonces cada alma ascendente pasará por la misma experiencia que los seres de quienes no se pueden decir que murieron como: JESÚS, ELÍAS o ENOCH quien andaba con DIOS, y no era porque DIOS le tomó, sino son Seres a quienes las fuerzas espirituales les hacían flotar casi fuera del mundo de las formas, de manera que bastó que dejaran caer un poco de lastre para elevarse a lo invisible.

El espíritu purificado ve llegar a la muerte con alegría y canta en su alabanza como PAÚL HAMILTON HAYEN en su patético y delicado cántico a la muerte:

… Triste mortal, si pudieras saber tan solo lo que en realidad es la muerte, las alas de tu alma resplandecerían y las esperanzas de tu corazón te llenarían de exaltación, entonces te separarías de las escuelas pirrónicas para escarnecer su jerga, riéndote de sus charlas de necios que hablan en el seno de la noche antes de que alboree la mañana de la verdad, pero yo me cierno en un mundo sosegado ya por encima del loco frenesí de la Tierra y veo resplandecer de amor la faz, sin el velo de la muerte, su faz es hermosa como un cerco de luna, el fulgor de su suelta cabellera asemejase al rutilar de un millar de manantiales, su sonrisa es cual indeciso rayo de una lejana y sagrada estrella en que los estíos de las tierras del sur sueñan reclinados en el regazo de la noche santa, porque yo me cierno por encima de la ceguera de la Tierra en un ámbito de alción veo en la faz sin velo de muerte, un amor maravilloso …

Cuando la muerte separa al alma de su envoltura mortal, las tendencias dominantes arrastran al alma hacia sus afinidades más poderosas, si estas se encontraran en la tierra, el alma revolotearía entre las antiguas escenas y se mezclaría con sus amigos auxiliándolos y siendo auxiliado por ellos, sin que exista diferencia esencial alguna entre su estado posmorten y el terrenal, a pesar de que el velo de la materia nos oculta la mayor parte de la vida psíquica, vienen a confirmar este hecho muchas experiencias verdaderas.

Finalmente cuando el tiempo desata los lazos de Tierra, el alma se lanza con sus más poderosos aliados a los reinos que ha elegido, allí vive durante una época su verdadera vida, expresión de su naturaleza íntima, mucho más plena y real que la vida física, la liberación de la vestidura material permite el desarrollo de una actividad más libre dirigida por los deseos dominantes que se alimentaron inconscientemente en el espíritu, esta libertad despierta al espíritu de su letargo terrenal y le eleva a una individualidad permanente.

El asombroso salto que da el espíritu para entrar en su propia esfera, le hace trasportar la conciencia del YO desde la forma terrenal a una vividez superior, pero así como el estado de vigilia implica el del sueño y el superior a él, así la explosión de la existencia espiritual libertada no anula sino que trasciende a la fase material.

La condición del periodo existente entre la muerte y el nacimiento depende del individuo, como todas sus épocas, nuestro carácter interno convierte a cualquier lugar en un paraíso, un purgatorio, o un infierno, como dijo JESÚS que se hallaba en el cielo mientras hablaba a sus prosélitos.

Y DANTE encontró los materiales de los que hizo su infierno en lo que veían sus ojos, así también el individuo central crea la apariencia del universo y los buenos o malos sentimientos del YO en los ambientes de allende la muerte donde los estados subjetivos del alma tienen suprema importancia.

Ha de haber tantos cielos e infiernos como seres buenos y malos, todos los intentos de describir el estado futuro han de ser por necesidad erróneos e inadecuados, PLATÓN cita en el último libro de la republica, “el relato de PANFILIANO” el cual fue muerto en una batalla y retorno a la vida en la pira funeraria, declarando que había vuelto a la Tierra para revelar la naturaleza de la vida futura, encontró cosas que PLATÓN describe alegóricamente, los hombre buenos y malos que acaban de morir tenían ya asignado sus puestos en el cielo o bajo la tierra, las almas cuyas experiencias o cuyo plazo de 1.000 años habían experimentado, eran obligadas a elegir entre gran número de vidas humanas y animales y a beber agua del río de la indiferencia, a cruzar la llanura del olvido, antes de retornar a la Tierra, este relato refleja únicamente las opiniones del pensador PLATÓNICO, como todas las visiones de postmortem.

SAN JUAN pinta sobre el lienzo de su reclusión en PADMOS, la escena apocalíptica con los colores obtenidos en su educación judía, la descripción de Bunian, no demuestra otra cosa que una imaginación simple saturada de Apocalipsis,

Los visionarios protestantes descubren siempre cielos e infiernos protestantes.

Los estáticos católicos agregan invariablemente el purgatorio.

SWEDENDORG, encuentra jardines en el cielo arreglados según la moda holandesa de su época.

Los clarividentes médium ingleses son ortodoxos evangélicos.

Siempre los espíritus norteamericanos, salpican sus teorías de ridículos pormenores.

Las divergencias existentes entre estos supuestos levantamientos del velo, revelan sugestividad netamente imaginativa, es imposible en la naturaleza de las cosas que un ser abandone permanentemente su condición física antes de realizar el objeto de la vida, consistente en transferir los afectos desde las cosas materiales a las espirituales, mientras la atracción predominante del alma se concentre en este mundo todas las fuerzas del universo tenderán a que continúe asociada a la tierra en repetidas vidas.

Por otra parte, sabido es que la persona dominada por las tendencias espirituales encuentra infinitos magnetismos que la arrastra de su mundo temporal a las glorias inescrutables del eterno como describe SWEDENBOG con su frase el amor del hombre construye su morada, los impulsos residuales proceden de las vidas pasadas y determinan la forma y momento de la próxima REENCARNACIÓN, el tiempo y la forma de la REENCARNACIÓN varían según el individuo y los impulsos generados en las vidas anteriores, el intervalo existente entre estas vidas, el YO espiritual e inmanifestado absorbe del alma personal y manifestada el afecto espiritual de la vida trascurrida en la Tierra, proceso de absorción que requiere días, años, siglos o milenios, depende de la intensidad de las aspiraciones mundanas que arrastraron al espíritu a la Tierra, y que impiden que se libere y entre en la pura vida del espíritu.

Pero el tiempo no existe para el espíritu desencarnado, del mismo modo que el sueño, la historia de una vida entera se condensa segundos ya sea el intervalo corto o largo, es preciso que se asimile todo el exceso espiritual de la última vida plasmándolo en forma que se manifieste en vidas venideras.

Los casos de conciencia eterna, indican que en cada vida en la Tierra aparecen algunas de las marcadas diferencias establecidas en las encarnaciones anteriores, ahora olvidadas por entero y que las tendencias encarnadas en esta vida particular han de contribuir a la redención o a la condenación del individuo a quedar ligado a tales tendencias hasta que se desprenda de ellas.

El primer pensamiento que nos sugiere la idea de la REENCARNACIÓN es que la muerte y los renacimientos nos han de separar de los seres más amados y que cuando pasemos a nuevas fases de actividad, no podremos reconocerlos, de manera que todas las cosas nos parecerán nuevas, los amigos, la cultura y las ocupaciones, pero estamos en un error los inadvertidos hábitos de pensamiento y acción producta del afecto que sentimos hacia ciertas personas, se transforman en corceles indómitos que arrastran en cada encarnación insensiblemente al alma hacia sus compañeros favoritos entre los millares de conocidos hechos en el periodo de una vida, solo unos cuantos son objeto de nuestro amor y su amistad debe continuar como atracción irresistible en la vida próxima.

ORFEO no pudo dejar de reconocer a EURIDICE, en el mundo espiritual, en esta existencia espiritual que el cielo y el purgatorio o el infierno de la anterior andamos entre formas no familiares tomándolas a veces equivocadamente por amigos, hasta que tropezamos repentinamente con una persona que nos despierta un amor tan intenso, que todas las demás se olvidan, esta fusión de los espíritus claman desde playas de amor hace mucho tiempo distantes, y su poderío desconocido ahora, aviva una unión más potente que la que produciría una unión ininterrumpida.

La explicación más racional de los amores intensos es que son repeticiones de afectos engendrados en vidas pasadas, los afectos intensos nos producen la sensación de que son amores con los que hace mucho tiempo que estamos familiarizados a pesar de la ausencia de recuerdos que vengan a confirmar esa sensación, el cariño existente entre parientes podría deberse a finalidades ancestrales que unieron a los mismos individuos para formar numerosas combinaciones como vemos en un calidoscopio giratorio.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

Principio de Causa y Efecto.

Posted by cosmoxenus en 17 noviembre 2005

Nada escapa a la Ley..

Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa; todo sucede de acuerdo con la Ley; la suerte no es más que el nombre que se le da a una Ley no reconocida; hay muchos planos de causalidad, pero nada escapa a la Ley”

Este Principio nos enseña que todo efecto tiene su causa y toda causa su efecto. Nos hace ver que la suerte no existe, tampoco existe la casualidad, sino todo es una causalidad.

Esta Ley es la verdad de que toda siembra tiene su cosecha, de que todo lo que hagas se te devolverá.

Nada escapa a esta Ley, en cualquiera de los diferentes planos que existen, esta Ley se manifiesta.

Es trascendental, puede reflejarse de una vida a otra.

Es la respuesta de un Universo perfectamente bien organizado que es la mayor fuente de abastecimiento para el hombre y para la vida, pero le da a cada quien lo que ha buscado y lo que merece.

No hay error, se trata de una Ley justa, que lo abarca todo, tanto tus pensamientos como tus acciones.

Para que las cosas salgan como nosotros queremos, es necesario expandir nuestra conciencia, para saber cual será el resultado de nuestras acciones.

Este es el secreto de los triunfadores, los que pareciera que todo lo que hacen está limpio de errores, y sus proyectos siempre son un éxito, ellos conocen el proceso de esta Ley, tal vez de manera inconsciente, pero saben que “x” pasos producen “y” resultados.

Eso es tener conciencia… saber el resultado final.

Así es en todos los aspectos de nuestra vida, si analizamos el porque nuestra vida es como es, podemos saber cuales son las causas, esto daría fin a nuestro karma, ya que esta Ley está íntimamente ligada a lo que es el karma.

En este caso no será tan difícil encontrar la causa a nuestros problemas actuales sin nos remontamos al pasado, pero hay efectos que venimos arrastrando de vidas pasadas, por eso hay sucesos que no comprendemos, que por más que nos esforzamos por no tenerlos siempre salen a flote.

Para descubrir el origen de este tipo, hay técnicas más profundas como la meditación, las regresiones o la hipnosis.

A veces sucede que alguien muere sin que podamos arreglar nuestras cuentas con esta persona, entonces Dios, que es amor, nos da la oportunidad de hacerlo en una vida futura.

Esa es la mecánica en todas nuestras facetas. Hasta que no aprendamos lo que tengamos que aprender, no dejaremos de tener experiencias desagradables, transformando nuestra vida en una constante felicidad y armonía.

En otras ocasiones sucede que conocemos a una persona y pareciera que la conociéramos de siempre, esto quiere decir que en una vida anterior hubo una relación armónica, que se manifiesta hoy, tal vez para continuar expandiendo esta energía en la Tierra.

Estas son los amigos de toda la vida o los matrimonios que siempre reflejan amor.
I
Esta Ley esta unida a la Ley de Ritmo, así que todo lo que hagas o hagamos en conjunto como humanidad, nos será devuelto, multiplicado.

De ahí se derivan los accidentes, las guerras, los terremotos.

No hay tiempo ni lugar exactos para manifestarse, todo responde a la energía, cada pensamiento, sentimiento o acción despide energía de diferente color, y ese esto lo que se nos devuelve.

Quien conoce este Principio, puede manejarlo a su favor.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

Reencarnación David Christie-Murray

Posted by cosmoxenus en 17 noviembre 2005

Las últimas teorías científicas concuerdan con los ocultistas y poetas en que “la muerte no existe” y en que “nada hay muerto”, lo que al parecer es extinción, no es sino un cambio de existencia, las cosas que aparentemente no tienen vitalidad es por que pertenecen a un grado inferior del principio vital, solo palpitan con la energía, las piedras y el barro, los animales y los árboles y la misma fuerza que anima al cuerpo humano, a los cuadrúpedos, a las aves y a los reptiles en sus breves existencias, es también la que vitaliza a los robles y las viñas en un grado menor, e individualizan con vida más duradera al mundo mineral, en cristales, dándoles una vida de clase inferior todavía y de duración enorme, y por debajo de la vida del cristal existe un tremendo estremecimiento de la actividad inagotable de los átomos constituidos de la materia informe.

“La vida es la eterna energía increada” como dicen los ocultistas, los físicos exponen la misma idea en su ley de continuidad y la ciencia moderna está de acuerdo en que la energía tiene tanto derecho como la materia a que se la tome como realidad objetiva.

Esta vida es la única energía esencial que actúa en las formas proteicas, siempre es inherente a toda partícula de materia y no hace distinción entre lo orgánico y lo inorgánico, excepto la distinción de grado de que lo primero contiene la energía vital en forma activa y lo ultimo en forma dormida.

Los hombres de ciencia insisten fundándose en la ley de la biogénesis en que la vida solo puede salir de la vida, porque no son capaces de poner en actividad la vida latente de la materia inorgánica, pero esto no indica más que la limitación de sus conocimientos, el mudo ha tendido durante su evolución puentes sobre todos los vacíos existentes entre los diferentes reinos de la naturaleza, aunque hoy día no quede nada que nos muestre como lo hizo y la ciencia tenga que confesar su ignorancia.

Nada hay que contradiga el axioma oculto de que, la misma vida es la que anima al hombre, a la planta y la roca, seres que no son, sino diferentes estados de una fuerza indestructible, el alma universal que convierte a la naturaleza toda, en la vestidura visible y viviente de DIOS.

Como dice GOETHE, el hombre no puede perecer cuando el alma abandona su vestidura, se esparcen las fuerzas que mantenían la unidad del conjunto, yendo a emplearse en los fines inmediatos a que están destinadas.

Los positivistas dirían que el alma se disuelve también en un caudal de existencia impersonal, lo que viene a ser una especie de frío nirvana inmediato que sobrepasa en sequedad a la concesión oriental del más remoto destino, este trágico resultado del materialismo occidental lo combate decididamente la REENCARNACIÓN con una hipótesis que ilumina el misterio de la muerte y del futuro y demuestra la irrecusable realidad de la inmortalidad, la REENCARNACIÓN demuestra que el ego personal conserva permanentemente su identidad en medio de los constantes cambios de sus vestiduras corpóreas y de su conciencia mental que debe perpetuar su individualidad.

Además las pruebas que ya hemos aducido para demostrar la veracidad de esta verdad, existe el testimonio del espiritismo, pequeño núcleo de un hecho verídico en torno del cual se han accionado enormes decepciones malignamente intencionadas o patéticamente inconscientes y la experiencia actual de algunos orientales cuya intensa devoción por las puras realidades invisibles les ha despertado la perfección de las cosas ultra mortales.

La muerte es la reina del terror porque nos aferramos fortísimamente a la existencia física, quienes han aprendido la lección de la vida, encuentran al ángel que les abre las puertas del oro, entonces cada alma ascendente pasará por la misma experiencia que los seres de quienes no se pueden decir que murieron como: JESÚS, ELÍAS o ENOCH quien andaba con DIOS, y no era porque DIOS le tomó, sino son Seres a quienes las fuerzas espirituales les hacían flotar casi fuera del mundo de las formas, de manera que bastó que dejaran caer un poco de lastre para elevarse a lo invisible.

El espíritu purificado ve llegar a la muerte con alegría y canta en su alabanza como PAÚL HAMILTON HAYEN en su patético y delicado cántico a la muerte:

… Triste mortal, si pudieras saber tan solo lo que en realidad es la muerte, las alas de tu alma resplandecerían y las esperanzas de tu corazón te llenarían de exaltación, entonces te separarías de las escuelas pirrónicas para escarnecer su jerga, riéndote de sus charlas de necios que hablan en el seno de la noche antes de que alboree la mañana de la verdad, pero yo me cierno en un mundo sosegado ya por encima del loco frenesí de la Tierra y veo resplandecer de amor la faz, sin el velo de la muerte, su faz es hermosa como un cerco de luna, el fulgor de su suelta cabellera asemejase al rutilar de un millar de manantiales, su sonrisa es cual indeciso rayo de una lejana y sagrada estrella en que los estíos de las tierras del sur sueñan reclinados en el regazo de la noche santa, porque yo me cierno por encima de la ceguera de la Tierra en un ámbito de alción veo en la faz sin velo de muerte, un amor maravilloso …

Cuando la muerte separa al alma de su envoltura mortal, las tendencias dominantes arrastran al alma hacia sus afinidades más poderosas, si estas se encontraran en la tierra, el alma revolotearía entre las antiguas escenas y se mezclaría con sus amigos auxiliándolos y siendo auxiliado por ellos, sin que exista diferencia esencial alguna entre su estado posmorten y el terrenal, a pesar de que el velo de la materia nos oculta la mayor parte de la vida psíquica, vienen a confirmar este hecho muchas experiencias verdaderas.

Finalmente cuando el tiempo desata los lazos de Tierra, el alma se lanza con sus más poderosos aliados a los reinos que ha elegido, allí vive durante una época su verdadera vida, expresión de su naturaleza íntima, mucho más plena y real que la vida física, la liberación de la vestidura material permite el desarrollo de una actividad más libre dirigida por los deseos dominantes que se alimentaron inconscientemente en el espíritu, esta libertad despierta al espíritu de su letargo terrenal y le eleva a una individualidad permanente.

El asombroso salto que da el espíritu para entrar en su propia esfera, le hace trasportar la conciencia del YO desde la forma terrenal a una vividez superior, pero así como el estado de vigilia implica el del sueño y el superior a él, así la explosión de la existencia espiritual libertada no anula sino que trasciende a la fase material.

La condición del periodo existente entre la muerte y el nacimiento depende del individuo, como todas sus épocas, nuestro carácter interno convierte a cualquier lugar en un paraíso, un purgatorio, o un infierno, como dijo JESÚS que se hallaba en el cielo mientras hablaba a sus prosélitos.

Y DANTE encontró los materiales de los que hizo su infierno en lo que veían sus ojos, así también el individuo central crea la apariencia del universo y los buenos o malos sentimientos del YO en los ambientes de allende la muerte donde los estados subjetivos del alma tienen suprema importancia.

Ha de haber tantos cielos e infiernos como seres buenos y malos, todos los intentos de describir el estado futuro han de ser por necesidad erróneos e inadecuados, PLATÓN cita en el último libro de la republica, “el relato de PANFILIANO” el cual fue muerto en una batalla y retorno a la vida en la pira funeraria, declarando que había vuelto a la Tierra para revelar la naturaleza de la vida futura, encontró cosas que PLATÓN describe alegóricamente, los hombre buenos y malos que acaban de morir tenían ya asignado sus puestos en el cielo o bajo la tierra, las almas cuyas experiencias o cuyo plazo de 1.000 años habían experimentado, eran obligadas a elegir entre gran número de vidas humanas y animales y a beber agua del río de la indiferencia, a cruzar la llanura del olvido, antes de retornar a la Tierra, este relato refleja únicamente las opiniones del pensador PLATÓNICO, como todas las visiones de postmortem.

SAN JUAN pinta sobre el lienzo de su reclusión en PADMOS, la escena apocalíptica con los colores obtenidos en su educación judía, la descripción de Bunian, no demuestra otra cosa que una imaginación simple saturada de Apocalipsis,

Los visionarios protestantes descubren siempre cielos e infiernos protestantes.

Los estáticos católicos agregan invariablemente el purgatorio.

SWEDENDORG, encuentra jardines en el cielo arreglados según la moda holandesa de su época.

Los clarividentes médium ingleses son ortodoxos evangélicos.

Siempre los espíritus norteamericanos, salpican sus teorías de ridículos pormenores.

Las divergencias existentes entre estos supuestos levantamientos del velo, revelan sugestividad netamente imaginativa, es imposible en la naturaleza de las cosas que un ser abandone permanentemente su condición física antes de realizar el objeto de la vida, consistente en transferir los afectos desde las cosas materiales a las espirituales, mientras la atracción predominante del alma se concentre en este mundo todas las fuerzas del universo tenderán a que continúe asociada a la tierra en repetidas vidas.

Por otra parte, sabido es que la persona dominada por las tendencias espirituales encuentra infinitos magnetismos que la arrastra de su mundo temporal a las glorias inescrutables del eterno como describe SWEDENBOG con su frase el amor del hombre construye su morada, los impulsos residuales proceden de las vidas pasadas y determinan la forma y momento de la próxima REENCARNACIÓN, el tiempo y la forma de la REENCARNACIÓN varían según el individuo y los impulsos generados en las vidas anteriores, el intervalo existente entre estas vidas, el YO espiritual e inmanifestado absorbe del alma personal y manifestada el afecto espiritual de la vida trascurrida en la Tierra, proceso de absorción que requiere días, años, siglos o milenios, depende de la intensidad de las aspiraciones mundanas que arrastraron al espíritu a la Tierra, y que impiden que se libere y entre en la pura vida del espíritu.

Pero el tiempo no existe para el espíritu desencarnado, del mismo modo que el sueño, la historia de una vida entera se condensa segundos ya sea el intervalo corto o largo, es preciso que se asimile todo el exceso espiritual de la última vida plasmándolo en forma que se manifieste en vidas venideras.

Los casos de conciencia eterna, indican que en cada vida en la Tierra aparecen algunas de las marcadas diferencias establecidas en las encarnaciones anteriores, ahora olvidadas por entero y que las tendencias encarnadas en esta vida particular han de contribuir a la redención o a la condenación del individuo a quedar ligado a tales tendencias hasta que se desprenda de ellas.

El primer pensamiento que nos sugiere la idea de la REENCARNACIÓN es que la muerte y los renacimientos nos han de separar de los seres más amados y que cuando pasemos a nuevas fases de actividad, no podremos reconocerlos, de manera que todas las cosas nos parecerán nuevas, los amigos, la cultura y las ocupaciones, pero estamos en un error los inadvertidos hábitos de pensamiento y acción producta del afecto que sentimos hacia ciertas personas, se transforman en corceles indómitos que arrastran en cada encarnación insensiblemente al alma hacia sus compañeros favoritos entre los millares de conocidos hechos en el periodo de una vida, solo unos cuantos son objeto de nuestro amor y su amistad debe continuar como atracción irresistible en la vida próxima.

ORFEO no pudo dejar de reconocer a EURIDICE, en el mundo espiritual, en esta existencia espiritual que el cielo y el purgatorio o el infierno de la anterior andamos entre formas no familiares tomándolas a veces equivocadamente por amigos, hasta que tropezamos repentinamente con una persona que nos despierta un amor tan intenso, que todas las demás se olvidan, esta fusión de los espíritus claman desde playas de amor hace mucho tiempo distantes, y su poderío desconocido ahora, aviva una unión más potente que la que produciría una unión ininterrumpida.

La explicación más racional de los amores intensos es que son repeticiones de afectos engendrados en vidas pasadas, los afectos intensos nos producen la sensación de que son amores con los que hace mucho tiempo que estamos familiarizados a pesar de la ausencia de recuerdos que vengan a confirmar esa sensación, el cariño existente entre parientes podría deberse a finalidades ancestrales que unieron a los mismos individuos para formar numerosas combinaciones como vemos en un calidoscopio giratorio.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

SIMBOLOGIA Y SECRETOS DEL AZUL

Posted by cosmoxenus en 17 noviembre 2005

Por: Fabio C. B. de Abreu-e-Lima

Cuando los colores son dispuestos en el pentagrama, el azul figura en el ángulo inferior izquierdo, y a partir de él ocurren las situaciones ritualísticas que podrían influenciar nuestros cuerpos y mentes, hasta el punto de que sin ser raro, encerráramos nuestros trabajos, antes casi entorpecidos, en una sensación placentera de bienestar físico y emocional, bien diverso de aquella que muchas veces nos acompaña cuando nos iniciamos. Tendiendo a indagar si el color azul del interior del templo podría ser uno de los fuertes factores de influencia, inicié alguna lectura sobre la simbología y los efectos psicométricos de ese color. Sorprendido con la riqueza de detalles inherentes al asunto, decidí compartir con los hermanos, las informaciones que capte por medio de este trabajo.

El azul, es un color fundamental para nuestra orden. Tanto en el rito de York, como en los diversos grados del Rito Escocés, los tres primeros corresponden a la masonería azul, que se refiere directamente a las logias simbólicas de San Juan, así es llamada por ese color a relacionarse con la espiritualidad, al orden, a la tolerancia, a la lealtad y a la honestidad, virtudes a ser desarrolladas, en lo más íntimo de los iniciados el decorrer de su trayectoria ascendente por la Escala de Jacob.

Cuando simbólicamente, los colores son dispuestos en el pentagrama: Tenemos que el azul figura en el ángulo izquierdo inferior, por tanto en la base y es a partir de él que ocurren las transiciones cromáticas, correspondiendo a las diversas fases de la iniciación. Es interesante observar que la primera de esas transiciones ocurren del azul para el verde, que se encuentra en el ángulo superior derecho, eso implica un camino ascendente, de izquierda hacia la derecha, en dirección a la luz solar, (amarilla) considerando eso por los esotéricos como un movimiento de expansión, de adquisición de conocimiento. Similarmente, cuando los colores son dispuestos en cruz, el lugar del azul es el occidente, y por lo tanto, el mismo lugar en dónde se encuentra la puerta de entrada al templo y dónde se inician las marchas de los grados simbólicos.

Históricamente, el color azul, forma parte de las más diversas culturas, desde el siglo XIII, el manto de coronación de los reyes franceses, era azul luminoso, hoy como conocido azul-real. En el pasado se valorizaba mucho al profesional que producía colorantes azules para pigmentos. Esa práctica , llevó a ciertas curiosidades, cómo, que mientras más brillante fuese el azul de una pieza de ropa, más alto sería el nivel social de su dueño. Por otro lado, hubo la prohibición del uso de vestimenta azules por parte de los funcionarios de la iglesia en la edad media, debido a su origen. Para la obtención del azul, era necesaria la mezcla de una planta conocida en europa central como ísatis (puede ser el índigo o el añil) con orina humana, en una proporción de veinticinco kilos para seiscientos litros. Sabíase también, que de la fermentación de esa mixtura resultaba un alcohol, y cuanto más alcohol, mayor la cantidad de tinta.

Consecuentemente, ofrecíase a los trabajadores grandes cantidades de bebidas alcohólicas para que orinasen fuertemente, aumentando así la producción de blanco-índigo, los tejidos eran sumergidos in natura en esa solución y secados al aire libre para que sufrieran oxidación y se transformarán en azul-índigo. Esa fue la causa que movió al Papa, en 1570, a determinar tal prohibición, la profanidad del origen de aquel color. Por esa razón también, que en Alemania se denominaba a los bebedores con la expresión de “azul”, refiriéndose al consumo excesivo de bebidas alcohólicas. Ya en Inglaterra y en los Estados Unidos se utiliza la palabra “blue” que también significa “azul” para los individuos que se sienten tristes, melancólicos, “blues” para la música sentimental y retrospectiva de compositores de origen negro o influenciados por ellos. Desde el punto de vista religioso, tenemos el “azul” asociado con el dios egipcio Amon, del Egipto antiguo y figurado en la representación mitológica hindú antiguo de Vishua, como Krisha, en el manto del dios Nórdico, Odín, en la túnica de Jesús como doctrinador, y en el manto de la virgen María, poéticamente también llamada de lirio azul, símbolo de pureza y de modestia. En las pinturas antiguas, frecuentemente se vé a la virgen extendiendo su manto azul para proteger a los fieles. En el arte budista es el color del espacio vacío, y siempre fue usado como fondo para la representación de la imagen de Buda. Otra aplicación religiosa de ese color era la vinculación con la protección contra los malos espíritus.

Romanos, Germanos y Eslavos usaban moras y paños azules para ese fin. Las criaturas al nacer eran envueltas en tejidos azules y cuando se morían eran enterradas en cajas de ese color. Los funcionarios de los cementerios suizos y alemanes, vestían de azul, para alejar los demonios. Los egipcios guardaban las piedras semipreciosas conocidas como lapizlázuli, como sagrada, pues a partir de ella es que teñían de ultramarino, el color de los dioses, para hacer los ojos azules de las máscara de los faraones, la piedra era derretida hasta dar un tipo de esmalte vitrificado, tan caro como el oro. Considerando el color del despertar de la espiritualidad, el azul, es el único capaz de producir calma, tranquilidad, ternura, afectuosidad, paz y seguridad. Favoreciendo las actividades intelectuales y disponiendo el ánimo de los hombres a la meditación. La contemplación del azul, determina la profundidad del sentimiento de penetración en el infinito y sensación de ligereza y satisfacción, estimulando en la personalidad, la parsimonia y la sensatez. La psicología profunda, lo asocia a una liberación espiritual, a una configuración de vida moderada, leve y superior, a un punto tal, de recomendarse que se pinten de azul, las paredes de los lugares sujetos a mucha tensión donde hay discusiones y desaveniencias. En un sentido más profundo, es el color de identificación del ser humano con el planeta, que observado desde el espacio, es de un azul indescriptible. Si alguien presenta aversión o miedo cuando está en presencia del azul, puede significar, desequilibrio psíquico, ansiedad excesiva, inquietud, inconstancia, orgullo, rebeldía y necesidad de realización emocional insatisfecha.

Orgánicamente, los efectos de la aplicación del color por diferentes medios y sistemas, se resumen en: reducción del pulso, de la presión arterial, y de las frecuencias cardíacas y respiratorias, inhibición de la adrenalina, efecto hipnótico en el sistema nervioso central, recargando energéticamente al organismo. Considerando esos efectos benéficos, se indica en los tratamientos cromoterapeúticos como coadyuvante en los casos de estrés, fatiga, convalecencia, presión alta, obesidad, taquicardia, palpitaciones, nerviosismo, insomnio, irritabilidad, celos, miedo, inseguridad, ansiedad, alcoholismo, convulsiones, agitaciones, psicomotora y jaquecas. En contrapartida, no se recomienda el empleo del azul, en los casos de presión baja, parálisis y principalmente en las depresiones. De las formas de aplicación, los especialistas prescriben desde el uso de ropas hasta el empleo de cristales y piedras azules, directamente sobre la región tratada, el acondicionamiento del ambiente, con la utilización de iluminación cromatizada y la pintura de la paredes, lo que es sabio y no apenas coincidentemente aplicado en nuestros templos.

El azul del interior de los templos, nos lleva según Goethe, en su Doctrina de Cores, a perseguir algo que huye de nosotros, atraídos por la sensación del azul, parece retroceder delante de nuestros ojos como la lejanía del cielo, o las montañas que se ven a lo lejos. Esa búsqueda constante, conduce, ciertamente a la evolución del espíritu y de la mente.

Finalizando, transcribo un valioso ejercicio de relajamiento titulado “Tornado a la Luz Azul”, sugerido por el Médico Psiquiatra Gerald Epstein, especialista en Terapia por Imágenes Mentales. “Cierre los ojos. Respire tres veces y vea el oxígeno que usted está inspirado en forma de una luz azul dorada, formada por el azul sin nubes, y el sol dorado brillante: vea el gas carbónico que usted expira en forma de fumarada ceniza, como fumarada de cigarro, siendo llevada por el aire y desapareciendo. Vea la Luz tornárse azul cuando entra en su cuerpo, pasar por su corazón y viajar homogénea, ligera y suavemente por las arterias y capilares, sabiendo que en cuanto eso pasa, usted está relajado. Cuando la Luz haya pasado por todo el cuerpo, abra los ojos.” ” ….. el azul, símbolo de verdad y eternidad de Dios (porque es verdadero y eterno) permanecerá siempre como señal de inmortalidad humana ”

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »