El Amarna

Colección de artículos sobre filosofía primordial, sophia perennis, ocultismo, esoterismo, geometría sagrada, mitología, historia oculta y misticismo.

Archive for 10/06/05

El Vaticano comienza a recopilar información para la revisión del proceso contra la Orden del Temple

Posted by cosmoxenus en 10 junio 2005

+++LA OSMTJ+++ INFORMA+++
El Gran Priorato de España inicia una campaña de recogida de firmas para apoyar esta iniciativa

Según noticias publicadas recientemente, el actual Papa Benedicto XVI recopiló datos sobre la Orden del Temple poco antes de ser elegido. La difusión de esta noticia confirma lo que venia siendo un secreto a voces, la posibilidad de que el Vaticano abra en breve un proceso de revisión de la condena a la Orden del Temple presionado por las cada día más apabullantes pruebas de que todo fue un complot para acabar con la Orden que más se distinguió en defensa de la cristiandad y las numerosas peticiones en este sentido de importantes sectores cristianos, culturales, históricos e intelectuales.

Según la prensa de la localidad inglesa de Hertfordshire, de la que rápidamente se han hecho eco otros medios de comunicación ingleses como el diario The Insider, The Times, The Independent, The Guardian y recientemente la revista Enigmas; el actual Papa Benedicto XVI, siendo Prefecto Emérito para la Conservación de la Doctrina de la Fe, habría contactado con historiadores y archiveros de la región de Hertfordshire con el fin de recabar información sobre la Orden del Temple y muy especialmente para conocer quienes serian sus legítimos herederos. ¿Los primeros pasos para contactar oficialmente con la Orden del Temple?

Con el único objeto de apoyar y respaldar esta decisión del Vaticano, el Gran Priorato de España – Priorato Magistral de la OSMTJ ha dado comienzo a una campaña de recogida de apoyos para la revisión del proceso a la Orden del Temple vía Internet.

El objetivo de esta campaña es única y exclusivamente conseguir la rehabilitación de la Orden del Temple por parte del Vaticano, firmemente convencidos de que las acusaciones llevadas contra ella fueron totalmente falsas, conseguidas bajo tortura y motivadas exclusivamente por una conspiración cuya cabeza más visible fue el Rey de Francia Felipe IV “El Hermoso”, aunque es posible que esta revisión pueda descubrir otros conspiradores hasta ahora ocultos a la opinión pública.

Por este motivo os pedimos la mayor difusión a esta campaña y poder conseguir el mayor número de apoyos que permita el restablecimiento del honor de los Caballeros Templarios y de nuestra Orden. Por lo que pedimos reenviéis al mayor número de contactos posibles este e-mail y divulguéis la campaña entre vuestros familiares y amigos.

Las instrucciones para cumplimentar y poder remitir el formulario se encuentran en nuestra página web www.osmtj.org

Gran Priorato de España

Priorato Magistral de la OSMTJ

27-05-2005

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

¿POR QUÉ NO RECORDAMOS VIDAS PASADAS?

Posted by cosmoxenus en 10 junio 2005

JINARAJADASA

Entre las numerosas doctrinas que han aliviado la carga de los hombres, no cabe la menor duda de que la reencarnación es la mas eficaz. Eso no solo se explica por el hecho de que uno nazca rodeado por el lujo y otro en medio de la pobreza, porque el uno sea genio y el otro deficiente, sino también porque nos aporta la certidumbre de que los hombres se encuentran precisamente con aquello que han sembrado en el pasado; así pues el pobre y el rico de hoy encontraran en la vida futura aquello que desean, con tal de que empiecen a actuar en ese mismo sentido a partir de ahora mismo; y de ese modo, hasta el deficiente, al actuar en una vida tras otra, se formara una mente que, en un futuro lejano, será similar a la de un genio.

Cuando se oye hablar por primera vez de la reencarnación, se supone, casi de modo natural, que se trata de una doctrina procedente de la India, ya que, como suele saberse, esta doctrina constituye el fundamento tanto del hinduismo como del budismo.

No obstante, la doctrina de la reencarnación ha sido aceptada por numerosas creencias, y no hay que buscar sus orígenes exclusivamente en las fuentes indias. Se oye hablar de la reencarnación entre los aborígenes de la lejana Australia. Esta doctrina ya era enseñada por los druidas de la antigua Galia, y Julio Cesar narra como se impartía la doctrina de la reencarnación a los jóvenes galos, y como consecuencia de la cual estos no tenían miedo a la muerte.

Los filósofos griegos también conocieron esta doctrina. Pitágoras, por ejemplo, afirmo ante sus discípulos que en su vida pasada había sido un guerrero en el asedio de Troya, y que después se encarno en el filosofo Armotimo de Glazomene.

La doctrina tampoco fue ignorada por el cristianismo, si es que aceptamos las afirmaciones exactas de Jesús cuando se le pregunto si Juan el Bautista era el profeta Elías renacido:”Si queréis, podéis creer que este es Elías que ha regresado”, a lo que se añaden la siguientes palabras significativas:”Quien tenga oídos para oír, que oiga”

En la tradición hebraica posterior vuelve a aparecer la misma idea y el Talmud cita diversos casos de reencarnación.

La doctrina de la reencarnación ejerce una gran fascinación para muchas personas, y Schopenhauer no exagera mucho cuando dice:”He comprobado que esta doctrina parece evidente a todos aquellos que han oído hablar de ella por primera vez”

Algunos creen en ella repentinamente, y la reciben como un rayo de luz procedente de las tinieblas, y entonces comprenden con claridad el problema de la vida, al aceptar que la reencarnación es la solución.

Para otros, en cambio, la creencia se forma gradualmente, a medida que las dudas se van transformando en claridad y que las preguntas encuentran una respuesta. Existe, sin embargo, una objeción que se puede contraponer lógicamente a la creencia en la reencarnación entendida correctamente, tal como enseña la teosofía. La objeción consiste en plantear la siguiente pregunta:”Si es como dice, si he vivido en la tierra en otros cuerpos,¿por qué no recuerdo el pasado?” si la reencarnación es un hecho natural, deben existir, ciertamente, otros muchos factores concomitantes que indiquen su existencia.

Al contestar a la pregunta de por que no recordamos nuestras vidas pasadas, lo primero que tenemos que dilucidar es que entendemos exactamente por “memoria”.una vez que tengamos las ideas claras sobre el mecanismo de la memoria, no tardaremos en comprender por que recordamos o no recordamos nuestras vidas pasadas.

En resumen, podemos decir que aquello que entendemos por memoria no es una recopilación de los acontecimientos que se han experimentado. Al recordar aquel incidente que me ocurrió ayer, cuando me corte un dedo, hay dos elementos que aparecen en mi memoria: en primer lugar, la serie d acontecimientos que produjeron el dolor, como el manejo erróneo del cuchillo, el corte, la aparición de la sangre, la reacción sensible del cerebro, el gesto de la mano, etc. En segundo lugar, la sensación causada por el dolor. A medida que transcurren los días, las causas del dolor retroceden hacia la periferia de la conciencia, mientras que los efectos, es decir, el dolor mismo, permanecen en el centro. A continuación, el recuerdo mismo del dolor retrocede hacia el fondo, por lo que ya no guardamos un recuerdo directo del acontecimiento, sino un recuerdo indirecto, como una especie de tendencia, que se expresa en el mayor cuidado que llevamos al manejar instrumentos cortantes.

Este proceso se desarrolla continuamente: la causa se olvida poco a poco por cuanto se la puede evocar en la mente subconsciente, bajo la influencia de la hipnosis, mientras que el efecto permanece, transformándose en una tendencia adquirida.

Lo mismo podríamos decir con respecto a cualquier otra función que ahora realizamos de forma automática, pero en su momento fue algo que adquirimos conscientemente. Ello se debe, precisamente, al hecho de que olvidamos el proceso de adquisición, a pesar de lo cual utilizamos la facultad que hemos adquirido. Ese proceso se produce continuamente en la conciencia de todos y cada uno de nosotros.

Pues bien, con nuestros recuerdos de las sensaciones, los sentimientos y los pensamientos se produce un proceso similar. Estos se guardan en categorías y se transforman en placeres y desagrados (en inclinaciones y aversiones), y finalmente en talentos o facultades.

Ahora sabemos que cuando manifestamos un placer (inclinación) o un desagrado (aversión), para cada una de esas cosas con las que expresamos cualquier actitud especial, no hacemos otra cosa que recordar nuestro pasado, a pesar de que no recordamos los detalles de la experiencia que generó, en un principio, la emoción o la facultad.

En efecto recordamos continuamente, y si no fuera por esos recuerdos acumulados en alguna parte de mi conciencia (ya sea en las células cerebrales o en cualquier otro lugar, eso no viene ahora al caso), ni siquiera estaría en disposición de conocer la palabra apropiada para expresar mi pensamiento o incluso para escribirla de modo que el, tipógrafo pudiera reconocer las letras para componer la misma palabra.

Por otro lado, se ha observado el hecho de que olvidamos efectivamente las causas una a una; seria una verdadera locura si, cuando escribo una palabra, tuviera que recordar cuando la vi por primera vez.

El deseo de recordar no va necesariamente seguido de recuerdos relativos, y eso es un hecho que debemos aceptar tal cual es. Bergson ha demostrado bastante apropiadamente que pensamos únicamente con una pequeña parte del pasado.” Mientras que deseamos, queremos y actuamos con todo nuestro pasado y con el impulso original de nuestra alma”

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »