El Amarna

Colección de artículos sobre filosofía primordial, sophia perennis, ocultismo, esoterismo, geometría sagrada, mitología, historia oculta y misticismo.

Archive for 20/05/05

El poder de las palabras

Posted by cosmoxenus en 20 mayo 2005

Cuenta la historia que, en cierta ocasión, un sabio maestro se dirigía a su atento auditorio dando valiosas lecciones sobre el poder sagrado de la palabra y el influjo que ella ejerce en nuestra vida y en la de los demás.

“Lo que usted dice no tiene ningún valor”, lo interpeló un señor que se encontraba en el auditorio. El maestro lo escuchó con mucha atención y tan pronto terminó la frase, le gritó con fuerza: “¡Cállate, estúpido, y siéntate, idiota!”.

Ante el asombro de la gente, el aludido se llenó de furia, soltó varias imprecaciones y, cuando estaba fuera de sí, el maestro alzó la voz y dijo: “Perdone caballero, le he ofendido y le pido perdón; acepte mis sinceras excusas y sepa que respeto su opinión, aunque estemos en desacuerdo”.

El señor se calmó y le dijo al maestro: “Le entiendo y también pido disculpas y acepto que la diferencia de opiniones no debe servir para pelear, sino para mirar otras opciones”.

El maestro sonrió y le dijo: “perdone usted que haya sido de esta manera, pero así hemos visto todos del modo más claro, el gran poder de las palabras: Con unas pocas palabras le exalté y con otras pocas le calmé”.

Las palabras no se las lleva el viento, las palabras dejan huella, tienen poder e influyen positiva o negativamente… Las palabras curan o hieren a una persona. Por eso mismo, los griegos decían que la palabra era divina y los filósofos elogiaban el silencio.

Piensa en esto y cuida tus pensamientos, porque ellos se convierten en palabras y cuida tus palabras, porque ellas marcan tu destino.

Medita sabiamente para saber cuándo y cómo hay que comunicarse y cuándo el silencio es el mejor regalo para ti y para los que amas. Eres sabio si sabes cuándo hablar y cuándo callar. Piensa muy bien antes de hablar, cálmate cuando estés airado o resentido y habla sólo cuando estés en paz.

Recuerda que las palabras tienen poder y que el viento nunca se las lleva. Las palabras encierran una energía que bien puede ser positiva o negativa. Recuerda: “Una cometa se puede recoger después de echarla a volar, pero las palabras jamás se podrán recoger una vez que han salido de nuestra boca”.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

DEL USO DE LOS SENTIDOS

Posted by cosmoxenus en 20 mayo 2005

No consideres con vanidad a tu cuerpo porque fue formado primero; ni a tu mente porque resida allí tu Alma. ¿No es el dueño de la casa más honorable que las paredes?

Es necesario preparar la tierra antes de sembrar los granos; el alfarero debe construir su horno antes de hacer su porcelana.

Como dice el aliento del Cielo al agua del abismo: “En esta dirección rodarán tus olas y en ninguna otra; a esta altura, y no más alto, se elevarán en su furia”, así también oh, hombre, deja que el Alma actúe y dirija tu carne; deja que aquélla reprima tu salvajismo.

Tu Alma es el monarca de tu cuerpo; no dejes que sus súdbitos se rebelen contra ella.

Tu cuerpo es como el globo de la tierra, tus huesos los pilares que la sostienen sobre sus bases.

Así como el Océano da origen a las fuentes, cuyas aguas regresan a su seno por medio de los ríos, así fluye la fuerza de tu vida desde el corazón hacia fuera, así regresa otra vez a su sitio.

¿No conservan ambos su carrera para siempre? El mismo Dios dio órdenes a ambos.

¿No es tu nariz el conducto de los perfumes? ¿Tu boca es el sendero de los gustos? Sin embargo, tú debes saber que los perfumes que huelen con exceso perjudican, que las delicadezas gastronómicas destruyen el apetito que estimulan

¿No son tus ojos centinelas externos que vigilan por ti? ¿ Y sin embargo, cuán a menudo son incapaces de distinguir la verdad del error?

Deja que tu Alma domine siempre, enseña a tu espíritu a estar atento a su trabajo; de ese modo estos ministros serán siempre para ti vehículos de vida.

¿NO ES TU MANO UN MILAGRO? ¿HAY EN LA CREACIÓN ALGO SEMEJANTE A ELLA? ¿PARA QUÉ TE LA DIERON, SINO PARA QUE LA ALARGUES EN AYUDA DE TU HERMANO?

¿Por qué entre todas las cosas vivientes sólo puedes ruborizarte? El mundo leerá tu vergüenza en tu rostro; POR LO TANTO NO HAGAS NADA VERGONZOSO

¿Por qué el terror y la desilusión roban a tu rostro sus colores? Evita la culpa y sabrás que el temor está debajo de ti; que el descorazonamiento no es varonil.

¿Por qué sólo a ti hablan las sombras en las visiones de tu mente?

Reveréncialas, porque debes saber que ellas proceden de la altura.

Tú sólo, hombre, puedes hablar: Maravillate de tan gloriosa prerrogativa y rinde a Aquel que te la dio, una alabanza racional y cordial, enseñando la sabiduría a tus hijos, instruyendo en la PIEDAD a la descendencia de tus entrañas.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

El poder de las palabras

Posted by cosmoxenus en 20 mayo 2005

Cuenta la historia que, en cierta ocasión, un sabio maestro se dirigía a su atento auditorio dando valiosas lecciones sobre el poder sagrado de la palabra y el influjo que ella ejerce en nuestra vida y en la de los demás.

“Lo que usted dice no tiene ningún valor”, lo interpeló un señor que se encontraba en el auditorio. El maestro lo escuchó con mucha atención y tan pronto terminó la frase, le gritó con fuerza: “¡Cállate, estúpido, y siéntate, idiota!”.

Ante el asombro de la gente, el aludido se llenó de furia, soltó varias imprecaciones y, cuando estaba fuera de sí, el maestro alzó la voz y dijo: “Perdone caballero, le he ofendido y le pido perdón; acepte mis sinceras excusas y sepa que respeto su opinión, aunque estemos en desacuerdo”.

El señor se calmó y le dijo al maestro: “Le entiendo y también pido disculpas y acepto que la diferencia de opiniones no debe servir para pelear, sino para mirar otras opciones”.

El maestro sonrió y le dijo: “perdone usted que haya sido de esta manera, pero así hemos visto todos del modo más claro, el gran poder de las palabras: Con unas pocas palabras le exalté y con otras pocas le calmé”.

Las palabras no se las lleva el viento, las palabras dejan huella, tienen poder e influyen positiva o negativamente… Las palabras curan o hieren a una persona. Por eso mismo, los griegos decían que la palabra era divina y los filósofos elogiaban el silencio.

Piensa en esto y cuida tus pensamientos, porque ellos se convierten en palabras y cuida tus palabras, porque ellas marcan tu destino.

Medita sabiamente para saber cuándo y cómo hay que comunicarse y cuándo el silencio es el mejor regalo para ti y para los que amas. Eres sabio si sabes cuándo hablar y cuándo callar. Piensa muy bien antes de hablar, cálmate cuando estés airado o resentido y habla sólo cuando estés en paz.

Recuerda que las palabras tienen poder y que el viento nunca se las lleva. Las palabras encierran una energía que bien puede ser positiva o negativa. Recuerda: “Una cometa se puede recoger después de echarla a volar, pero las palabras jamás se podrán recoger una vez que han salido de nuestra boca”.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

DEL USO DE LOS SENTIDOS

Posted by cosmoxenus en 20 mayo 2005

No consideres con vanidad a tu cuerpo porque fue formado primero; ni a tu mente porque resida allí tu Alma. ¿No es el dueño de la casa más honorable que las paredes?

Es necesario preparar la tierra antes de sembrar los granos; el alfarero debe construir su horno antes de hacer su porcelana.

Como dice el aliento del Cielo al agua del abismo: “En esta dirección rodarán tus olas y en ninguna otra; a esta altura, y no más alto, se elevarán en su furia”, así también oh, hombre, deja que el Alma actúe y dirija tu carne; deja que aquélla reprima tu salvajismo.

Tu Alma es el monarca de tu cuerpo; no dejes que sus súdbitos se rebelen contra ella.

Tu cuerpo es como el globo de la tierra, tus huesos los pilares que la sostienen sobre sus bases.

Así como el Océano da origen a las fuentes, cuyas aguas regresan a su seno por medio de los ríos, así fluye la fuerza de tu vida desde el corazón hacia fuera, así regresa otra vez a su sitio.

¿No conservan ambos su carrera para siempre? El mismo Dios dio órdenes a ambos.

¿No es tu nariz el conducto de los perfumes? ¿Tu boca es el sendero de los gustos? Sin embargo, tú debes saber que los perfumes que huelen con exceso perjudican, que las delicadezas gastronómicas destruyen el apetito que estimulan

¿No son tus ojos centinelas externos que vigilan por ti? ¿ Y sin embargo, cuán a menudo son incapaces de distinguir la verdad del error?

Deja que tu Alma domine siempre, enseña a tu espíritu a estar atento a su trabajo; de ese modo estos ministros serán siempre para ti vehículos de vida.

¿NO ES TU MANO UN MILAGRO? ¿HAY EN LA CREACIÓN ALGO SEMEJANTE A ELLA? ¿PARA QUÉ TE LA DIERON, SINO PARA QUE LA ALARGUES EN AYUDA DE TU HERMANO?

¿Por qué entre todas las cosas vivientes sólo puedes ruborizarte? El mundo leerá tu vergüenza en tu rostro; POR LO TANTO NO HAGAS NADA VERGONZOSO

¿Por qué el terror y la desilusión roban a tu rostro sus colores? Evita la culpa y sabrás que el temor está debajo de ti; que el descorazonamiento no es varonil.

¿Por qué sólo a ti hablan las sombras en las visiones de tu mente?

Reveréncialas, porque debes saber que ellas proceden de la altura.

Tú sólo, hombre, puedes hablar: Maravillate de tan gloriosa prerrogativa y rinde a Aquel que te la dio, una alabanza racional y cordial, enseñando la sabiduría a tus hijos, instruyendo en la PIEDAD a la descendencia de tus entrañas.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

¿Existió la papisa Juana?

Posted by cosmoxenus en 20 mayo 2005

Por César Vidal

Durante siglos circuló la historia de que una mujer llamada Juana había ocupado la silla papal y que, para evitar la repetición de semejante eventualidad, cada nuevo pontífice se veía sometido a un tacto testicular antes de proceder a su coronación. Se trataba de un trámite indispensable para evitar la repetición de aquel desafuero. Incluso en los años setenta, una película protagonizada por Liv Ullmann y Franco Nero resucitó cinematográficamente el pintoresco relato. Sin embargo, ¿qué hubo de verdad en él? ¿Existió realmente la papisa Juana?

Durante el siglo XIII el cronista dominico Juan de Mailly recogió — y difundió extraordinariamente— la historia de una mujer llamada Juana que había calzado las sandalias del pescador Pedro. De acuerdo con el relato, Juana era de origen oriental y, para evitar ser violada, se había disfrazado de hombre. Oculta tras tan peregrino atavío, Juana había conseguido llegar a Roma donde se abrió camino pronto dada su extraordinaria erudición. La época —según algunos autores hacia 1100, según otros en el 855 después de la muerte de León IV— se caracterizaba por una crisis creciente de la diócesis de Roma. En esa época, la elección papal seguía dependiendo de las votaciones de todos los fieles de la ciudad y, precisamente por ello, venían determinadas por las corruptelas de las grandes familias romanas. No resultaba inhabitual que los reinados papales resultaran efímeros y que incluso los papas fueran depuestos para proceder a la entronización de un miembro de una familia rival. Sin embargo, tampoco era excepcional que el pueblo se hartara de las intrigas de la aristocracia romana y procediera a elegir a un tercero.

Precisamente, Juana habría sido elegida en uno de esos momentos de debilidad de las familias más relevantes de la Ciudad Eterna. El motivo habría sido su bien conocida fama de santidad y erudición. Al parecer, la elección de Juana —por supuesto, con el nombre de Juan— fue seguida por un período inicial de reinado caracterizado por la placidez. Si, finalmente, el resultado fue distinto se debió a la incapacidad de Juana para mantenerse en la continencia. Aventurera a fin de cuentas y dudosamente piadosa, la papisa se convirtió en amante de un oficial. Así, al cabo de poco más de un año de su elección, descubrió con espanto que se encontraba encinta. Los largos hábitos, las vestiduras holgadas y, muy especialmente, lo poco imaginable que resultaba pensar en un Papa embarazado sirvieron para que Juana ocultara su estado durante la gestación.

Quizá incluso hubiera podido dar a luz en secreto y después ocultar a la criatura pero no tuvo esa fortuna. Cuando se hallaba presidiendo una procesión le sobrevinieron los dolores de parto. Intentó sobreponerse pero, sin poder evitarlo, dio a luz. La reacción de la muchedumbre fue, primero, de sorpresa y luego, de cólera. Para algunos se trataba de una manifestación diabólica; para otros, de una profanación repugnante. Antes de que se pudiera impedir, la turba se lanzó encolerizada sobre Juana y la despedazó. De esa manera terminó con la impostora. Hasta aquí llega el relato sobre la papisa Juana. Sin embargo, resulta obligado preguntarse por la base de verdad que haya podido tener.

De entrada debe señalarse que durante la Edad Media, y precisamente por influjo de Juan de Mailly, fue creído como un episodio verídico. Sin embargo actualmente parece obvio que la historia de la papisa no pasó de ser una leyenda. ¿Dónde se originó? La respuesta de la crítica histórica apunta a la iglesia ortodoxa y, muy posiblemente, a la bizantina. Las primeras fuentes sobre la papisa Juana parecen haber sido redactadas en griego y recogen multitud de datos que hacen referencia a un contexto situado en Europa oriental. Incluso existen bastantes posibilidades de que el relato surgiera en alguno de los monasterios ortodoxos.

El relato inicial —posiblemente no más que una novela— intentaba vilipendiar al odiado cristianismo latino. Éste no sólo preconizaba una institución tan contraria a la ortodoxia como el papado sino que además había permitido que ésta fuera encabezada por una mujer, un dato que la ortodoxia —mucho más misógina que el catolicismo— encontraba especialmente repugnante. El relato pudo pasar a occidente en la época de las cruzadas precisamente cuando se produjo un contacto muy estrecho —y no pocas veces violento— entre la cristiandad occidental y la oriental. Su difusión se debió a los dominicos precisamente en una época en que la orden estaba siendo cuestionada por su entrega a la filosofía. Muy posiblemente, en su extensión pesaron tanto el deseo de criticar los excesos del papado como la ignorancia histórica. De hecho, de Mailly no logró fijar bien la cronología del episodio como tampoco hicieron otros después de él.

Sin embargo, la historia iba a mantenerse con el paso del tiempo. Para los opositores a las familias romanas, los partidarios de las tesis conciliaristas y los defensores de una reforma eclesial resultaba especialmente útil aquel relato que mostraba la necesidad de limitar las corruptelas que afectaban a la corte papal. Paradójicamente, el protestantismo no haría uso de la historia, en parte, porque no la consideraba fundamentada y, en parte, porque sus ataques contra el catolicismo no procedían tanto del análisis histórico cuanto de la utilización de la Biblia.

Al final, la leyenda de la papisa Juana volvió a ser reutilizada por laicos y anticlericales durante los siglos XVIII y XIX e incluso por los defensores de sistemas totalitarios en el s. XX. Ahora se añadía el detalle escandaloso —pero falso— de que todos los pontífices eran objeto de un tacto testicular antes de proceder a su coronación. La leyenda pretendía así —como en la Edad Media— imponerse a la Historia pero sus días de credibilidad estaban contados.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »