El Amarna

Colección de artículos sobre filosofía primordial, sophia perennis, ocultismo, esoterismo, geometría sagrada, mitología, historia oculta y misticismo.

Archive for 16/05/05

SEMINARIO DE MEDITACIÓN SUFI

Posted by cosmoxenus en 16 mayo 2005

Málaga, mayo de 2005.

“Estáis preguntando:
¿Por qué venimos a esta vida?
Es para ser testigos de nosotros mismos.
Para alcanzar la perfección,
Para mirarnos y reconocernos”
Mawlana Sheikh Nazim

Nos dirigimos a ustedes para invitarlos a participar de la Conferencia Introductoria al Seminario de Meditación Sufi “Conciencia del Corazón a través de la Alquimia de las Nueve Energías”, que se realizará el viernes 20 de mayo a las 20:30 horas en el Centro de Psicología y Musicoterapia de la Alameda de Colón 26, escalera derecha, 6ta.-5º, Málaga.

La misma estará a cargo de Abdul Karim Baudino de la Orden Sufi Naqshbandi y será Abierta y Gratuita.

Informes: 952 600429 – 667 939281
hamidanaqsh@yahoo.com

Esperamos contar con su presencia.

Un saludo de paz.

Hamidah Torres

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

Autoconocimiento

Posted by cosmoxenus en 16 mayo 2005

Sheij Muzaffer Ozak

Dios dice: “Aquellos que purifican sus nafs hallarán la salvación”. Los nafs no son una cosa. El término, en árabe, está relacionado con las palabras “aliento”, “alma”, “esencia”, “yo” y naturaleza. Se refiere a un proceso que nace de la interacción del cuerpo y el alma. El cuerpo está compuesto de “arcilla”, una combinación de elementos materiales. El alma viene de Dios y presenta siete aspectos o niveles: el alma mineral, el alma vegetal, el alma animal, el alma humana, el alma angélica, el alma del secreto y el alma del secreto de los secretos. Hay ciertos elementos del alma que pueden mejorarse.

La medicina para lograrlo se encuentra en las sagradas escrituras y en las enseñanzas de los profetas y los santos. ¿Cómo puede el alma tener cualidades negativas o indeseables, cuando no procede de esta tierra, sino del plano del Trono de Dios? El alma se convierte en una exiliada cuando entra en el cuerpo. Este es para ella una prisión. Nuestros cuerpos contienen diversos órganos e instrumentos de acción – como, por ejemplo, nuestros órganos sexuales – pero carecen del poder psíquico para realizar y satisfacer nuestras necesidades físicas. El alma contiene la fuerza, pero no los medios de acción.

Cuando el alma hace un mal uso de estos instrumentos corporales, entonces podemos hablar de cualidades indeseables en ella. Dios no ha creado nada que sea malo en sí. Es nuestro mal uso de las cosas lo que las convierte en malas. Por ejemplo, el deseo sexual es normal y necesario para propagar la especie. Así mismo, proporciona un modo de expresar amor entre marido y mujer. Sin embargo, cuando este deseo natural se convierte en lujuria, puede conducir a todo tipo de males. Así que ¿quién es el responsable de nuestras malas acciones, el cuerpo o el alma? Se dice que en el día del Juicio el cuerpo culpará al alma, diciendo: “Yo no tenía poder para actuar”. A lo que se le contestará con la parábola del ciego robusto que transporta un tullido a sus espaldas. El tullido posee ojos y buen juicio, y dirige los movimientos de su portador ciego. Entonces, ¿quién es el culpable? La respuesta es ambos.

Los nafs no son malos en sí. Nunca los culpes. Parte del trabajo del Sufismo consiste en cambiar el estado de tus nafs. El nivel más bajo es el de hallarte completamente dominado por tus impulsos y deseos. El siguiente estado es el de luchar contigo mismo, tratando de actuar conforme a los dictados de la razón y de los ideales, criticándote siempre que yerras. Un nivel mucho más alto consiste en sentirte satisfecho con lo que Dios quiera darte, sea comodidad o incomodidad, satisfacción de las necesidades físicas o no.

Todos estos niveles del nafs son parte de la creación y se hallan encarcelados en el cuerpo, desterrados de su verdadera patria. El nivel más alto del alma, el alma pura, no es parte de la creación. Es un aspecto del Atributo Divino Al-Haj, el Siempre Viviente, y no puede ser localizado ni dentro ni fuera del cuerpo. Los restantes niveles están situados dentro del cuerpo, pero el alma pura es parte del Infinito, y como tal, no puede ser contenida ni por la creación entera. Es una manifestación directa del Siempre Viviente.

Los nafs contienen las disposiciones o cualidades del alma encarnada. Dios ha dicho: “Hemos infundido en Adán Nuestro propio aliento”. Este es el alma que se mantiene encerrada en el cuerpo hasta que en la muerte, escuchamos las palabras: “Retorna a tu Señor”. Los niveles más bajos del alma permanecen en el cuerpo. No quieren partir con la muerte. Se rebelan por causa de su apego a lo corpóreo.

¿Qué ocurre con el alma de los grandes profetas y santos? En realidad, ellos son distintos del resto de nosotros. Son más puros. Los elementos terrestres, materiales, de estos grandes individuos proceden de los lugares más sagrados de la tierra. Sus cuerpos son puros, y, al entrar en ellos, el alma no queda manchada en absoluto. Hay una frase célebre que dice: “El que se conoce a sí mismo (literalmente, el que conoce a sus nafs) conoce a su Señor”.

Laten aquí dos significados. El primero es que podemos llegar a conocer nuestras necesidades, deseos y debilidades, a la vez que percibimos la existencia de un poder majestuoso. Entonces comprendemos que precisamos de un protector, alguien que nos alimente, nos vista y nos dé cobijo en este mundo. El segundo es una explicación mística. Dios ha dicho: “Estoy más cerca de ti que tu vena yugular”. Al conocernos a nosotros mismos descubriremos esta profunda conexión con el Señor. Y siguiendo este hilo podemos llegar a Dios.

El camino de vuelta a Dios tan sólo puede ser recorrido por aquellos que viven de acuerdo con los mandamientos divinos. Los que no lo nacen, los que prefieren seguir al Diablo, serán apartados.

Existe algo que nos une con Dios. Hay millones de bombillas, pero – aunque Dios está por encima de cualquier símil – sólo una cosa es llamada electricidad. Cada bombilla es diferente. Algunas tienen 10 voltios y otras 100, pero la energía con la que se alimentan es la misma.

O pensemos en un racimo de uvas, que se pudren pronto una vez que las recogemos, pero viven si se las deja en la viña. ¡Sí!, hay algo que le llega a cada uva desde la cepa. Todo es lo mismo, todo es hermoso en esencia. Sólo los atributos superficiales pueden ser feos. No estés apegado a este mundo, pues con la muerte deberás separarte de todo cuanto en él hay. Antes de morir, escucharás la orden “Vuelve a tu Señor”. Todos los lazos que te atan al mundo se desatarán y hallarás la unidad con Dios.

El rey Salomón (la paz de Allah sea con él) era el gobernante más rico y poderoso, así como el profeta más grande de su época. Aunque contaba con gran poder y con riquezas incalculables, sus posesiones no le importaban en absoluto. Incluso las consideraba como una carga y una fuente de problemas. Todos los días, Salomón visitaba a su loro.

Un día halló al ave muy triste, llena de nostalgia de su país natal. Hablando de loros, uno que tenía un vocabulario increíblemente amplio fue subastado en Estambul por $2.000. Cuando Nasruddin (que solía enseñar por medio del humor) vio esto, se quedó totalmente asombrado. Al día siguiente, decidió llevar a su pavo, que era grande y feo, a la plaza del mercado. La mejor oferta que recibió fue una de $6, así que Nasruddin animó a la multitud a que subieran más, porque su ave era más grande que el loro que habían vendido por $2.000.

Alguien gritó: Aquél era un hermoso loro, y podía hablar exactamente igual que un hombre! Nasruddin replicó: “¡Este es un hermoso pavo y puede pensar exactamente igual que un hombre!”. El Rey Salomón concedió permiso al loro para volver a su tierra. El viaje suponía un mes para ir y otro para volver, así que Salomón le dio al loro tres meses de permiso. Pero le advirtió que volviera a tiempo, porque de lo contrario enviaría a los vientos y los jinns tras él.

El loro volvió a su hogar y se reencontró con su familia y amigos. El tiempo pasaba muy deprisa. Como ya se sabe, para dos amantes una noche puede parecer un minuto, pero para alguien con un dolor de muelas resultará sin duda interminable. Cuando el loro estaba a punto de marcharse, su familia le ofreció una botella del agua de la vida eterna como regalo para el rey Salomón. El loro ató la botella a unas de sus alas y emprendió el viaje de vuelta.

En cuanto llegó, le entregó la botella al Rey. El Profeta consultó a sus consejeros. Les preguntó si debía beber el agua de la vida eterna. Toda la corte – hombres, animales y jinns – dijeron al mismo tiempo: “Sí, queremos que nos gobiernes para siempre”. Pero el búho replicó: “Antes de beber visita cierta cueva y mira quién está allí”. Salomón fue a la cueva y encontró un hombre que estaba rezando, pidiendo que le llegara la muerte.

El búho le dijo al Profeta que este hombre había probado el agua de la vida eterna y por lo tanto no podía morir. Estate preparado para irte cuando llegue tu hora. A nadie le gustaría soportar por siempre interminables enfermedades e incapacidades. Y no hay mayor dolor que el ver cómo tus hijos se mueren mientras que tú te quedas solo. Así, mientras Salomón permanecía en suspenso, sin saber qué hacer con la botella, acudió el ángel Gabriel y la rompió.

* Extractos de la obra del Sheij Muzaffer Ozak, El amor es el Vino, Ediciones Al Sur. Revista “Hermètica” Nº 17

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

Consejos de Paracelso

Posted by cosmoxenus en 16 mayo 2005

1.- Lo primero es mejorar la salud.-

Para ello hay que respirar con la mayor frecuencia posible, honda y rítmica, llenando bien los pulmones, al aire libre o asomado a una ventana. Beber diariamente en pequeños sorbos, dos litros de agua, comer muchas frutas, masticar los alimentos del modo más perfecto posible, evitar el alcohol, el tabaco y las medicinas, a menos que estuvieras por alguna causa grave sometido a un tratamiento. Bañarte diariamente, es un habito que debes a tu propia dignidad.

2.- Desterrar absolutamente de tu ánimo, por mas motivos que existan, toda idea de pesimismo, rencor, odio, tedio, tristeza, venganza y pobreza.

Huir como de la peste de toda ocasión de tratar a personas maldicientes, viciosas, ruines, murmuradoras, indolentes, chismosas, vanidosas o vulgares e inferiores por natural bajeza de entendimiento o por tópicos sensualistas que forman la base de sus discursos u ocupaciones. La observancia de esta regla es de importancia decisiva: se trata de cambiar la espiritual contextura de tu alma. Es el único medio de cambiar tu destino, pues este depende de nuestros actos y pensamientos. El azar no existe.

3.- Haz todo el bien posible.

Auxilia a todo desgraciado siempre que puedas, pero jamás tengas debilidades por ninguna persona. Debes cuidar tus propias energías y huir de todo sentimentalismo.

4.- Hay que olvidar toda ofensa, mas aun: esfuérzate por pensar bien del mayor enemigo.

Tu alma es un templo que no debe ser jamás profanado por el odio.

Todos los grandes seres se han dejado guiar por esa suave voz interior, pero no te hablara así de pronto, tienes que prepararte por un tiempo; destruir las superpuestas capas de viejos hábitos, pensamientos y errores que pesan sobre tu espíritu, que es divino y perfecto en si, pero impotente por lo imperfecto del vehículo que le ofreces hoy para manifestarse, la carne flaca.

5.- Debes recogerte todos los días en donde nadie pueda turbarte, siquiera por media hora, sentarte lo más cómodamente posible con los ojos medio entornados y no pensar en nada.

Esto fortifica enérgicamente el cerebro y el Espíritu y te pondrá en contacto con las buenas influencias. En este estado de recogimiento y silencio, suelen ocurrírsenos a veces luminosas ideas, susceptibles de cambiar toda una existencia. Con el tiempo todos los problemas que se presentan serán resueltos victoriosamente por una voz interior que te guiara en tales instantes de silencio, a solas con tu conciencia. Ese es el daimon de que habla Sócrates.

6.- Debes guardar absoluto silencio de todos tus asuntos personales. Abstenerse, como si hubieras hecho juramento solemne, de referir a los demás, aun de tus más íntimos todo cuanto pienses, oigas, sepas, aprendas, sospeches o descubras. por un largo tiempo al menos debes ser como casa tapiada o jardín sellado. Es regla de suma importancia.

7.- Jamás temas a los hombres ni te inspire sobresalto el dia de mañana. Ten tu alma fuerte y limpia y todo te saldrá bien. Jamás te creas solo ni débil, porque hay detrás de ti ejércitos poderosos, que no concibes ni en sueños. Si elevas tu espíritu no habrá mal que pueda tocarte. El único enemigo a quien debes temer es a ti mismo. El miedo y desconfianza en el futuro son madres funestas de todos los fracasos, atraen las malas influencias y con ellas el desastre. Si estudias atentamente a las personas de buena suerte, veras que intuitivamente, observan gran parte de las reglas que anteceden. Muchas de las que allegan gran riqueza, muy cierto es que no son del todo buenas personas, en el sentido recto, pero poseen muchas virtudes que arriba se mencionan. Por otra parte, la riqueza no es sinónimo de dicha; Puede ser uno de los factores que a ella conduce, por el poder que nos da para ejercer grandes y nobles obras; pero la dicha más duradera solo se consigue por otros caminos; allí donde nunca impera el antiguo Satán de la leyenda, cuyo verdadero nombre es el egoísmo.

Jamás te quejes de nada, domina tus sentidos; huye tanto de la humildad como de la vanidad. La humildad te sustraerá fuerzas y la vanidad es tan nociva, que es como si dijéramos: pecado mortal contra el Espíritu Santo.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

Tradición Hermética: Conferencia en Madrid (20.05.05)

Posted by cosmoxenus en 16 mayo 2005

ATENEO CIENTÍFICO,
LITERARIO Y ARTÍSTICO

c/ Prado, 21
28014 MADRID

CONFERENCIA ABIERTA:

LA TRADICIÓN HERMÉTICA

Conferenciante: D. Fernando Trejos Zúñiga
Miembro del Centro de Estudios de Simbología de Barcelona
y colaborador de la Revista Symbolos.

Día 20 de Mayo de 2.005
A las 20:00 horas

HERMES Y LA TRADICION HERMETICA
por Fernando Trejos

“Hermes” es el nombre griego de una deidad intermediaria, mensajera de los dioses y educadora de los hombres, que ha sido conocida con diferentes apelativos y ropajes simbólicos por casi todas las culturas arcaicas y tra­dicio­nales. Es el Toth egipcio y el Mercurio romano, a los que René Guénon ha relacionado con el Odín (Woden o Wotan) escandinavo, y hasta con el Quetzalcóatl mesoamericano, a los que también vincula con el arcángel Rafael, con el Enoc bíblico, con los profetas Elías (judío) e Idris (is­lámico) y con ciertos aspectos del propio Cristo, agregando que tendríamos que estar ciegos para no ver en este tipo de relaciones “un signo de la unidad fundamental de todas las doctrinas tradicionales”.

Llamado “el escriba de los dioses”, Hermes hace inteligibles las ideas divinas a los hombres, y a la vez conduce a éstos hacia los estados más sutiles. Y si, como se dice, las deidades representan los estados superiores de los humanos, y los hombres no son sino los estados ‘caídos’ de los dioses, Hermes es el encargado de restablecer las relaciones necesarias para que el ser humano pueda restaurar ese estado primordial en el que dioses y hombres no son sino una unidad indisoluble que habita en la morada de los ‘Inmortales’.

La Tradición Hermética es la columna vertebral de la cultura de Occidente, y sus postulados, transmitidos de generación en generación, constituyen las bases del esoterismo egipcio, griego y romano, que en la Alejandría de los siglos II a IV de nuestra era se fundió con la cábala judía y la doctrina de los primeros cristianos, dando lugar al gnosticismo alejandrino. Estas ideas, que son, como toda cultura verdadera, expresión de la Tradición Primordial, durante la Alta Edad Media se expandieron por toda Europa, influyendo de modo determinante en sabios, “magos” y alquimistas de la época y dando también lugar a las órdenes de iniciación medioevales, tanto caballerescas como constructoras. Durante el Renacimiento el hermetismo iluminó los movimientos artísticos y filosóficos más importantes y ha continuado hasta hoy su influencia en el pensamiento más profundo de la cultura occidental, y de modo muy particular en la Masonería, a pesar de las persecuciones de que ha sido objeto por parte de la inquisición, los fanatismos de variados colores y el olvido al que quieren relegarlo el racionalismo y la mentalidad cientificista moderna.

“La Tradición Hermética, cuya característica es la versatilidad con respecto a la rigidez y legalidad de otras tradiciones dogmáticas, es la posibilidad de encarnar los Misterios Menores, es decir la reintegración del Hombre Verdadero, y de sus posibilidades suprahumanas, tal cual fue en el origen, en un Paraíso anterior a la caída.” (Revista Symbolos, Nº 11-12: “Tradición Hermética”).

Los Maestros de esta tradición, comenzando por Orfeo, Pitágoras y Platón y pasando por los neoplatónicos y neopitagóricos alejandrinos, medioevales y renacentistas, en perfecta armonía con la Cábala judía y los esoterismos cristiano e islámico, han transmitido sus conocimientos por intermedio del lenguaje simbólico: a través de parábolas, metáforas y poesías, ritos y mitologías, comunican ideas metafísicas que en sus aspectos esen­ciales son idénticas en todas las culturas, pues se refieren a la misma y única Verdad.

Las ideas herméticas están expresadas en las artes liberales constituidas por el trivium (gramática, lógica y retórica) y el cuadrivium (aritmética, geometría, música y astronomía), así como en los simbolismos de la Alquimia, en el arte sacro de la arquitectura y la construcción, en el diagrama del Árbol de la Vida o Sefirótico de la Cábala, y en el Tarot, libro sagrado que sintetiza de modo admirable este conocimiento y que trasciende en mucho el aspecto puramente adivinatorio y supersticioso que es el más extendido y conocido.

Fernando Trejos, nacido en Costa Rica, es abogado y notario público. Colabora desde 1986 con la Editorial Symbolos de Barcelona, y es miembro del consejo de redacción de la revista Symbolos, que se edita en Guatemala, dirigida por Federico González.

En el año 1974, comienza a realizar estudios sobre Simbología, en particular sobre las Ciencias Herméticas y la simbólica precolombina y desde 1976 ha impartido ininterrumpidamente cursos y conferencias en México, Centro y Sur América.

En julio de 1987, fue invitado por la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo de la ciudad de Santander, donde participó en un Seminario titulado “Simbólica”; allí, y también en la ciudad de Menorca, ofreció una conferencia sobre el Simbolismo y dirigió varios talleres relacionados con la Cábala y el Tarot.

En Barcelona ha realizado diversas actividades organizadas por el Centro de Estudios de Simbología, dando conferencias y cursos sobre Chamanismo, Masonería, Matemática Esotérica y Tradición Hermética y participó en el Symposio sobre René Guénon que se realizó en 1994.

Desde 1997 reside en Barcelona y es codirector del Centro de Estudios de Simbología en esa ciudad. En octubre de 2002 dio una conferencia en el Museo de América de Madrid con el título “La cosmogonía indígena, un legado a conservar” y ha impartido varias charlas y cursillos sobre estos temas en Zaragoza, Burgos y Pamplona.

TEMARIO DE LA CONFERENCIA:

Hermes y la Tradición Hermética,
Simbolismo e Historia.
Las Artes Liberales.
Alquimia, Cábala, Tarot.

CURSO AMPLIATORIO:

Sábado 21 y Domingo 22

en c/ Vizcaya, 5 – Locales
28045 Madrid

Metro: Palos de la Frontera

Horario: 11-13:30 y 16-18:30
(Duración: unas 10 horas)

Precio: 60 €

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »