El Amarna

Colección de artículos sobre filosofía primordial, sophia perennis, ocultismo, esoterismo, geometría sagrada, mitología, historia oculta y misticismo.

Masonería: Grados Simbólicos y Grados Filosóficos

Posted by cosmoxenus en 15 abril 2005

Es evidente que nuestra institución está formada por hombres de todas las nacionalidades, razas, orígenes, posición económica, grado de instrucción, profesión, oficio, etc., y solamente guiados por un interés común: el amor a la verdad y a los orígenes y fines del hombre, sin distinción de raza, religión, idioma, u otras categorías discriminativas.

Por lo tanto, es normal que surjan diferencias de criterio en cuanto a valorar ciertos aspectos de la misma, por cuanto no existen directivas u ordenanzas que determinen los modos de actuar para existir como logias masónicas. Solamente el respeto a los Rituales, Ritos, Usos y costumbres, con la mas absoluta libertad. No creo que en ese aspecto exista otra institución mas libre.

Es por ello que en cada país y en cada logia, existen ciertas diferencias mínimas en cuanto al respeto absoluto por las normas tradicionales históricas de la institución. Y muy en particular, en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado.

Para poder responder a la pregunta motivo de este trabajo, deberemos hacer una traslación al mundo profano, y comparar por ejemplo la instrucción de las escuelas comunes, que se dividen en primaria, secundaria y especial o universitaria. Allí por ejemplo se estudia la historia de cada país, pero en cada etapa de esa instrucción se va profundizando el estudio. Así por ejemplo: en la primaria los hechos históricos fundamentales; en la secundaria las razones que produjeron esos hechos y cambios, y en la universitaria otros aspectos políticos, sociales, económicos, etc. mas profundos.

Por lo tanto, es de presumir, que el estudiante universitario, conoce (o debiera) conocer mejor esos hechos históricos que el estudiante de la primaria. Pero no a todos les interesa profundizar estos temas. Muchos se conforman con la enseñanza primaria. Y algunos menosprecian la secundaria y la universitaria. Allá ellos. Son dueños de pensar así. Nadie les obliga a nada.

Volviendo al tema: en consecuencia, es de suponer que el H.·.Masón de mayor antigüedad en la orden, debe (o debiera) conocer mejor ciertos aspectos de la docencia o instrucción masónica.

Los altos grados fueron creados precisamente porque se constató que las enseñanzas del simbolismo dejaban “vacíos” en la formación de los hombres. Teóricamente no, pero en la práctica si. Aquí podríamos aplicar el viejo aforismo que dice “el diablo sabe mas por viejo que por diablo”.

Pero la Masonería Universal es una sola y se divide en Masonería Simbólica y Filosófica, al solo efecto administrativo. Para poder pertenecer regularmente a la rama filosófica, se debe estar afiliado y en regularidad absoluta en una logia simbólica. Es decir: se supone que los mayores conocimientos que este Hermano Masón debe poseer (o se supone debe poseer), se transmitirán a los HH.·. de menor jerarquía con mayor facilidad y profundidad. Caso contrario no tendría razón de ser. Sería una reunión de autoconvencidos. La obligación de pertenecer a una logia del simbolismo, es justamente para tener oportunidad de irradiar o impartir sus conocimientos a los HH.·. mas jóvenes, con su palabra señera.

Así también, para ser Vigilante de una Logia, se debe poseer el Grado de Maestro, se debe estar en condiciones de poder saber impartir la instrucción a los HH.·. de su columna. En síntesis: en todos los órdenes de la vida la capacidad e idoneidad es el requisito esencial para ocupar cargos. No se trata de altos o bajos grados. Es el hombre que debe dignificar al cargo o el grado que posee y no al revés. Los grados no se regalan, se ganan o se los merece. Allí reside aparentemente el problema planteado por el autor de la pregunta que da origen a esta respuesta.

Por lo tanto, por mas que la institución es muy libre y solo basada en la filosofía hemética-iniciática y antiguos rituales, usos y costumbres, es evidente que es muy difícil poder lograr cierto grado de uniformidad en la capacitación de todos. Por eso surgen distintas opiniones sobre asuntos que debieran ser la base del conocimiento y no existir ninguna duda sobre el particular.

El masón que pertenece a los Cuerpos Filosóficos, está en claro sobre los principios filosóficos que nos responden a estas preguntas: “¿quién?, ¿cómo? ¿donde?, ¿cuando? ¿Porque? ¿Para que?”. Y obra en consecuencia. Aun en el simbolismo debiera obrarse así. Ganarían en profundidad sus conocimientos.

El buen masón debe conocer y practicar el Código Moral Masónico, y tener en cuenta que los masones que nos han precedido en el Siglo XVIII y XIX han influido enormemente en la sociedad de su época, en cambio en el siglo XX son pocos los frutos trascendentes logrados. Han “vivido del recuerdo de los que han sido” repitiendo con cierto orgullo: “fulano de tal fue masón”. Pero ellos ¿que han hecho por el bien de la humanidad?, como si ya se hubiese cumplido lo que dice el último párrafo del Código Moral citado. Si así fuera la masonería estaría demás como institución, ya habría cumplido su labor para con la humanidad.

Craso error, queda mucho por hacer por la paz mundial, por ayudar a eliminar el fanatismo religioso, por evitar las guerras, el hambre, la miseria, las enfermedades, la desigualdad social, y sobre todo la justicia con equidad y que los pueblos supieran elegir a las autoridades que los gobernarán.

Por lo tanto, estimo que mas de discutir sobre quién es mas que otro, pienso que sería mejor que nos dedicáramos a nuestra tarea específica, cual es el pulimento de la piedra bruta, para ser dignos de pertenecer a la institución y poder propagar ante el mundo los ideales de perfección del ser humano que vayamos logrando a medida que “pulamos” y “formemos” nuestra propia personalidad.

Y por último no olvidar que la institución no es la ejecutora de nada. Son sus hombres, que en los templos con el continuo batir de sus mazos sobre la piedra bruta, eliminan las imperfecciones y dejan a la luz la piedra cúbica piramidal, que es el prototipo del hombre ideal que busca la masonería.

Adonai Menniti – M:.M:.
Gran Logia de España

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: