El Amarna

Colección de artículos sobre filosofía primordial, sophia perennis, ocultismo, esoterismo, geometría sagrada, mitología, historia oculta y misticismo.

Archive for 15/04/05

HERMES Y LA TRADICION HERMETICA

Posted by cosmoxenus en 15 abril 2005

por Fernando Trejos

“Hermes” es el nombre griego de una deidad intermediaria, mensajera de los dioses y educadora de los hombres, que ha sido conocida con diferentes apelativos y ropajes simbólicos por casi todas las culturas arcaicas y tra­dicio­nales. Es el Toth egipcio y el Mercurio romano, a los que René Guénon ha relacionado con el Odín (Woden o Wotan) escandinavo, y hasta con el Quetzalcóatl mesoamericano, a los que también vincula con el arcángel

Rafael, con el Enoc bíblico, con los profetas Elías (judío) e Idris (is­lámico) y con ciertos aspectos del propio Cristo, agregando que tendríamos que estar ciegos para no ver en este tipo de relaciones “un signo de la unidad fundamental de todas las doctrinas tradicionales”.

Llamado “el escriba de los dioses”, Hermes hace inteligibles las ideas divinas a los hombres, y a la vez conduce a éstos hacia los estados más sutiles. Y si, como se dice, las deidades representan los estados superiores de los humanos, y los hombres no son sino los estados ‘caídos’ de los dioses, Hermes es el encargado de restablecer las relaciones necesarias para que el ser humano pueda restaurar ese estado primordial en el que dioses y hombres no son sino una unidad indisoluble que habita en la morada de los ‘Inmortales’.

La Tradición Hermética es la columna vertebral de la cultura de Occidente, y sus postulados, transmitidos de generación en generación, constituyen las bases del esoterismo egipcio, griego y romano, que en la Alejandría de los siglos II a IV de nuestra era se fundió con la cábala judía y la doctrina de los primeros cristianos, dando lugar al gnosticismo alejandrino. Estas ideas, que son, como toda cultura verdadera, expresión de la Tradición Primordial, durante la Alta Edad Media se expandieron por toda Europa, influyendo de modo determinante en sabios, “magos” y alquimistas de la época y dando también lugar a las órdenes de iniciación medioevales, tanto caballerescas como constructoras. Durante el Renacimiento el hermetismo iluminó los movimientos artísticos y filosóficos más importantes y ha continuado hasta hoy su influencia en el pensamiento más profundo de la cultura occidental, y de modo muy particular en la Masonería, a pesar de las persecuciones de que ha sido objeto por parte de la inquisición, los fanatismos de variados colores y el olvido al que quieren relegarlo el racionalismo y la mentalidad cientificista moderna.

“La Tradición Hermética, cuya característica es la versatilidad con respecto a la rigidez y legalidad de otras tradiciones dogmáticas, es la posibilidad de encarnar los Misterios Menores, es decir la reintegración del Hombre Verdadero, y de sus posibilidades suprahumanas, tal cual fue en el origen, en un Paraíso anterior a la caída.” (Revista Symbolos, Nº 11-12: “Tradición Hermética”).

Los Maestros de esta tradición, comenzando por Orfeo, Pitágoras y Platón y pasando por los neoplatónicos y neopitagóricos alejandrinos, medioevales y renacentistas, en perfecta armonía con la Cábala judía y los esoterismos cristiano e islámico, han transmitido sus conocimientos por intermedio del lenguaje simbólico: a través de parábolas, metáforas y poesías, ritos y mitologías, comunican ideas metafísicas que en sus aspectos esen­ciales son idénticas en todas las culturas, pues se refieren a la misma y única Verdad.

Las ideas herméticas están expresadas en las artes liberales constituidas por el trivium (gramática, lógica y retórica) y el cuadrivium (aritmética, geometría, música y astronomía), así como en los simbolismos de la Alquimia, en el arte sacro de la arquitectura y la construcción, en el diagrama del Árbol de la Vida o Sefirótico de la Cábala, y en el Tarot, libro sagrado que sintetiza de modo admirable este conocimiento y que trasciende en mucho el aspecto puramente adivinatorio y supersticioso que es el más extendido y conocido.

Anuncios

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

ANTAHKARANA: Antiguo Símbolo de Sanción

Posted by cosmoxenus en 15 abril 2005

Posted by Hello

El Antahkarana es un símbolo antiquísimo de Sanación y Meditación que ha sido usado en el Tíbet y la China durante miles de años.

Este símbolo tiene un poder energético muy grande; ya que simplemente por estar en su presencia crea un efecto positivo sobre los chakras y el aura, realizando sanación, concentra y profundiza todas las energías de sanación aplicadas en su presencia. El Antahkarana es parte de la anatomía espiritual, es la conexión entre el cerebro físico y el Yo superior, esta conexión es la que debe sanar y desarrollar para poder crecer espiritualmente. Este símbolo activa esta conexión cada vez que nos hallamos ante su presencia.

En meditación este poderoso símbolo, crea automáticamente lo que los taoístas llaman “La gran órbita microcósmica”, donde las energías físicas que normalmente entran por el chakra coronario, ante la presencia de este símbolo entran por los pies y suben por la parte posterior del cuerpo hasta la parte superior de la cabeza, bajando por la frente nuevamente hasta los pies, realizando un círculo lumínico cimentando de esta manera la persona a la tierra y creando un continuo flujo de energía a través de los chakras.

Entre las propiedades de este símbolo, neutraliza la energía negativa que se haya acumulado en objetos tales como cristales, joyas, etc., simplemente colocando entre dos símbolos el objeto.

Este símbolo tiene efectos tan positivos, lográndose notables resultados en el Reiki con ellos como en Meditaciones; ya que producen un notable cambio de flujo energético en el aura y los chakras.

El Antahkarana es un símbolo multidimensional. Está constituido por tres siete sobre una superficie plana, desde una perspectiva parece bidemensional. Los tres siete representan los siete chakras, los siete colores y los siete tonos de la escala musical. Desde otra perspectiva aparece como un cubo tridimensional.

Su energía se mueve desde dos a tres dimensiones visibles, continuando hacia arriba por vías energéticas imperceptibles para el ojo humano, continuando hacia arriba hacia la dimensión del Yo superior.

La meditación con este símbolo mirando constantemente al centro del mismo produce un cambio positivo energético.

La meditación tibetana con estos símbolos era realizada en una habitación iluminada con velas. En el medio había una vasija de barro en forma de óvalo simbolizando el huevo cósmico del universo, esta vasija se llenaba con agua, frente a la misma había un pequeño taburete, sobre el asiento de éste estaba el símbolo antahkarana realizado en plata, donde se sentaba la persona que iba a meditar.

Había también una pared cubierta con cobre, pulido como un espejo. En la pared opuesta a esta habían tapices que mostraban símbolos. El lama tibetano se sentaba en el banquito y miraba fijamente la imagen del símbolo que se reflejaba en el espejo de cobre. Esta meditación es una meditación yantra y crea agudeza en la mente, haciendo un puente energético entre la conciencia y las energías trascendentales del símbolo; mientras que el otro símbolo antahkarana en el banquito enfoca las energías generadas haciendo fluir las energías equilibradas por todos los chakras hacia la tierra. Este maravilloso símbolo es muy especia y tiene su propia conciencia. Trabaja directamente sobre el aura y los chakras y regulariza variando los efectos de sanación de acuerdo a las necesidades de la persona que lo usa, al estar dirigido por el Yo superior tiene un efecto benéfico. Jamás se lo deberá utilizar para el mal.

Este símbolo tiene muchísimos usos: se los puede colocar debajo del colchón de la cama en la que uno duerme, debajo de una mesa de masajes, colgado de una pared para armonizar el lugar, exponerlo sobre alguna dolencia, etc.

Antahkarana YIN Antahkarana Yang

Estos dos Antahkarana son utilizados para la descarga de energías negativas, colocando el Yang debajo el objeto a descargar y encima el Yin.

Es conveniente para las meditaciones utilizar siempre el antahkarana Yang.

Símbolos Múltiples.

La cruz cósmica está constituida por antahkaranas que se cruzan entre sí, representando los siete chakras mayores, su función es el de purificar las energías, se usa para abrir el corazón y equilibrar las energías. Este maravilloso símbolo con que cuenta la radiónica es fácil de experimentar de investigar, de fácil uso, y para la persona que desea explorar sus usos en el viaje de regreso a la luz, confiando sólo en la luz y para el mayor bien.

Este símbolo múltiple de 16 cuadritos, repetidos iguales, sirve para dispersar la energía y se utiliza ubicado en algún lugar donde se necesite remover y dispersar las energías negativas. Debajo del felpudo de la entrada principal, detrás de algún cuadro, de un espejo (es para que las personas fijen a la mirada en él). La persona que entra en la casa y que a veces trae consigo alguna vibración negativa, al pisar el felpudo con el símbolo debajo, ésta absorbe estas vibraciones. Hay que tener cuidado con él de no colocarlo en muchos lugares a la vez, porque así como dispersa la vibración negativa, también lo puede hacer con la positiva; es decir la función real de este símbolo múltiple es dispersar energías.

Meditación con Antahkarana.

La meditación con Antahkarana se realiza de la siguiente forma.

Vestidos con ropas sueltas, después de un baño, nos sentamos relajados frente al símbolo Yang del Antahkarana. Fijamos la vista con los ojos entrecerrados en el centro del símbolo, tratando de respirar relajadamente. Mantendremos la mirada suave, el tiempo que más se pueda en el símbolo, éste actuará sobre nuestra mente por sí mismo.

Practicando diariamente y después de un tiempo, la imagen comenzará a moverse, desvanecerse o desaparecer por completo, si esto ocurre es positivo, ya que indica que ha entrado a un nivel más profundo de meditación y está recibiendo mayores beneficios. Podrá también ver distintas figuras frente al símbolo, esto es también positivo, con el uso continuo, diez minutos diarios.

Meditacion con mándala de Cuarzo y antahkarana.

Estos símbolos Antahkarana encierran en ellos muchísimos secretos, como a mí personalmente me apasiona investigar el porqué de las técnicas energéticas; este signo en especial me llamó la atención y pude comprobar que en combinación con un mándala de cuarzo produce efectos revitalizantes inmediatos, restaurando el aura de personas con alteraciones nerviosas aparentemente sin motivo físico, de allí surgió esta meditación:

Colocando el mándala de cuarzos en la espalda de la persona con falta de vitalidad y trastornos nerviosos y debajo de los pies un símbolo yang antahkarana, enseñándole los ejercicios Hui-Yin se produce con el sólo contacto de los dos símbolos el equilibrio del flujo energético a través de los chakras, tranquilizando el flujo del chakra base en un tiempo menor que los otros vórtices energéticos, el símbolo en los pies logra junto con el mándala de cuarzos orientar armónicamente las distintas calidades de energías del cuerpo humano, que realmente son ocho clases de energías, fuera totalmente de los chakras mencionados por los hindúes. He logrado con esta meditación una vez por semana, acompañando al paciente de diez a quince minutos, revitalizarlo y equilibrarle todos sus sistemas.

El Antahkarana

Este símbolo sagrado se ha mantenido en secreto por miles de años, conocido y usado por muy pocos. Ahora ha llegado el tiempo para que todos tengan acceso a él.

El Antahkarana es un símbolo antiguo para sanación y meditación que ha sido utilizado en el Tíbet y la China desde hace miles de años. Es un símbolo muy poderoso, y con solo tenerlo cerca de ti crea un efecto positivo en tus chakras y en tu aura.

Al ser usado en terapias de sanación, aumenta y concentra la energía canalizada, además de acelerar el proceso. Algunos Maestros de Reiki han usado este símbolo con excelentes resultados. Cuando se utiliza en las meditaciones, produce automáticamente lo que los Taoístas denominan “la gran órbita microcósmica”, lo que significa que la energía que normalmente entra al cuerpo por el chakra de la corona, lo hace por los chakras de los pies, y sube por la parte posterior de la espalda hasta la cabeza, para luego bajar por el frente del cuerpo hasta los pies, creando así un flujo continuo de energía en todos los chakras. También neutraliza la energía que se encuentra acumulada en los objetos, como joyas o cuarzos, con solo colocar el objeto entre
dos símbolos.

Este símbolo es multi-dimensional. Desde una perspectiva parece ser de dos dimensiones, pero esta formado de hecho por tres sietes en una superficie plana. Los tres sietes representan los siete chakras, los siete colores y los siete tonos de la escala musical. Los tres sietes son mencionados en el Libro de Revelaciones como las siete velas, las siete trompetas y los siete sellos. Desde otra perspectiva, este símbolo parece ser un cubo de tres dimensiones. Su energía se mueve hacia arriba de dos a tres dimensiones visibles y continúa de esta manera hasta llegar a la mas alta dimensión – la dimensión del Ser Superior.

El uso de este símbolo se remonta en la historia a una antigua técnica de meditación Tibetana. Unos pocos maestros de meditación lo conocían y lo mantenían en secreto para acelerar su crecimiento. La práctica de la meditación tibetana tomaba lugar en una habitación iluminada con velas. En el centro de la habitación se encontraba una vasija grande de barro en forma ovalada, la cual simbolizaba el huevo cósmico del universo. La vasija se llenaba con agua y se colocaba en ella un banquillo en el cual estaba grabado en plata el símbolo Antahkarana.

Una pared de la habitación estaba cubierta de cobre pulido, el cual parecía espejo, y en la pared opuesta se colgaban tapices que mostraban los símbolos de sanación Reiki . Entonces un meditador Lama Tibetano se sentaba en el banquillo y veía fijamente las imágenes de los símbolos Reiki reflejadas en el espejo de cobre pulido. Esta meditación unía así el conocimiento interior del meditador con las energías trascendentales de los símbolos Reiki, en tanto el Antahkarana en el banquillo enfocaba las energías generadas y las hacía que fluyeran por todos los chakras y hacia la tierra. Los Tibetanos no son los creadores del símbolo, y no se cuenta con ninguna escritura acerca de su verdadero origen. Sin embargo, por percepción clarividente, Michelle Griffith ha logrado leer la historia psíquica del Antahkarana.

De acuerdo a Michelle, el símbolo fue entregado a los pobladores de la tierra durante los tiempos Lemurianos hace mas de 100,000 años, al mismo tiempo que el Reiki fue traído al mundo por el Espíritu Santo.

El Antahkarana fue creado por un consejo de Altos Maestros encargados de vigilar la evolución de la galaxia. Los Maestros vieron la necesidad de la gente de restablecer la conexión con el Ser Superior, y crearon el símbolo y lo impregnaron con un decreto de amor. Es el Ser Superior quien crea y guía los beneficios obtenidos por el uso del símbolo y por tanto es imposible usarse con fines negativos.

Instrucciones para el uso del símbolo

El Antahkarana es un símbolo especial que tiene su propio sentimiento interior. Trabaja directamente con tu aura y tus chakras, y su efecto sanador varía dependiendo de las necesidades de cada persona. Los símbolos pueden ponerse debajo de una mesa de masajes o de una silla, en la pared o sobre alguna zona del cuerpo que requiera sanación.

Meditación

Nos sentamos muy cómodamente, aspiramos tres veces aire profundamente, y lo llevamos a nuestro plexo solar, inflando nuestro vientre, recorriendo con el nuestros órganos y nos vamos relajando, dejamos salir el aire muy despacio, aspiramos dos veces más, profundamente, llevando el aire a nuestro pecho y recorremos con el nuestros pulmones, nuestro corazón y nuestras vías respiratorias, y nos seguimos relajando, volvemos aspirar profundamente dos veces, y con cada respiración recorremos nuestros pies, nuestras piernas, dejamos salir el aire muy despacio y continuamos relajándonos, volvemos a tomar aire profundamente dos veces más, y lo enviamos a nuestros brazos, recorriendo cada articulación, soltamos el aire muy despacio y continuamos relajándonos, volvemos a inspirar y el aire que recibimos lo enviamos a nuestros hombros, lo hacemos recorrer nuestro cuello y nuestra cabeza y dejando salir el aire muy despacio entramos en total relajación. Ahora estamos listos para entreabrir nuestros ojos y los dirigimos hacia el símbolo del Antahkarana, nuestra mirada permanecerá fija y relajada en el centro del mismo, y continuamos respirando relajadamente, mantenemos la mirada suave el tiempo que más podamos, cada uno de nosotros recibirá al símbolo en su interior y lo fijara en su mente, dejándolo actuar, el nos conducirá a nuestros estados superiores, hasta alcanzar nuestro Yo Superior. Trataremos de mantenernos mirando un poco más de tiempo, ir repitiendo en intervalos cortos para lograr mantener la atención de los meditantes durante + – 10 minutos. A los que no puedan seguir con la meditación pedirles que cierren sus ojos y permanezcan en relajación hasta que todos terminen.

Ahora cerramos nuestros ojos, respiremos profundamente tres veces, y cuando estén preparados, abran despacio sus ojos. Fin de la meditación.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

EL TESORO DE LOS MASONES

Posted by cosmoxenus en 15 abril 2005

Oscar Hernando Ocampo Pérez, M:. M:.
Jueves 31 de marzo de 6005, e:.d:.l:.v:.l:.
Pl:. presentada en Pr:. Gr:.
Resp:. Log:. Simb:. Armonía No. 39, Or:. de Medellín


Y los reyes de la Tierra, y los príncipes,
y los tribunos, y los ricos, y los poderosos,
y todos los hombres, así esclavos como libres
se escondieron en las grutas,
y entre las peñas de los montes.
Libro del Apocalipsis, 6, 15

En octubre de 1307, los soldados del rey Felipe IV El Hermoso entraron a saco en el Temple de París para apoderarsedel mítico tesoro de los Caballeros Templarios, mientras el Gran Maestre y muchos otros caballeros estaban ya en la mazmorras, sometidos a todo tipo de vejámenes y torturas para que confesaran sus pecados y herejías y, obviamente, el lugar dónde estaba el resto del tesoro, que tanto anhelaba y necesitaba el rey de Francia. Al parecer, sólo pudieron apoderarse de muy poco, y su rabia fue en aumento, como lo ha dejado registrado la historia.

Qué búsqueda tan inútil, cuando el verdadero tesoro de los orgullosos y todopoderosos Caballeros Templarios estaba en su férrea disciplina, su hermandad, su fe a prueba de todo, hasta de los mismos dogmas de la Iglesia Católica que al parecer iban por caminos diferentes a los de Jacques de Molay y sus hermanos, tanto, que el secreto de la verdadera esencia de sus doctrinas nunca se pudo conocer realmente, aunque ahora, tanto historiadores como autores de moda, dicen haber descubierto ese famoso tesoro tan bien guardado, sellado con sangre y gritos en múltiples hogueras.

Otro de esos tesoros tan buscados y nunca encontrados es el de los Cátaros, exterminados por la Inquisición en masacres que mancharon de sangre hasta el mismo Ródano, en el Languedoc francés. Nadie sabe cuánto dinero se ha gastado es escarbar todo el sur de Francia hasta los Pirineos en busca de este otro famoso tesoro. El último bastión de estos Perfectos, como se llamaban entre ellos lo que hacían de sacerdotes, fue el Castillo de Montségur, que tampoco se ha escapado de las pesquisas ambiciosas de cientos de personas, aún hoy. También inútil, porque el Tesoro de Los Cátaros eran ellos mismos, su forma de entender la religiosidad, su imagen al espejo de los dogmas vigentes, casi totalmente invertida.

Ya no sólo son los libros de ficción histórica o los ensayos de los eruditos medievalistas los que se ocupan de buscar estas riquezas perdidas, sino que hasta el cine norteamericano acaba de engendrar su propio monstruo, un híbrido de cien cabezas, amamantado por datos históricos sabiamente entretejidos por los guionistas: una película en la que el mítico Tesoro de los Templarios termina bajo un importante edificio del gobierno de Estados Unidos, adonde lo trajeron los masones ingleses, gestores luego de la propia independencia de las colonias, para protegerlo de los ambiciosos. Bueno, por lo menos nos borraron la mácula de la ambición, seguramente un QH:. o varios que están por ahí, entre el elenco o entre los dueños o productores. Pero lo que no deja de sorprender de la película, es que en ese tesoro, que ocupa una cueva enorme, como medio estadio de fútbol, por su manía de abarcar el mundo entero, los creadores de la película incluyeron todo lo que andaba perdido en la historia: desde el Arca de la Alianza, las Tablas de La Ley, hasta los sarcófagos de los faraones egipcios que no han sido encontrados, pasando por el resto de tesoros robados por los Asirios del Templo de Salomón, más los saqueados por los romanos cuando lo destruyeron por última vez, junto con lo que los Caballeros Templarios, según dicen, encontraron bajo sus cimientos.

En este tesoro de película lo pusieron todo, no falta nada, la solución a todos los misterios.

La película lo muestra prácticamente como el Tesoro de Los Masones, con mapas velados al reverso de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos, con escuadras y compases en derroche y hasta finalmente protegido por un policía que tiene su infaltable anillo con los símbolos adecuados, aquellos que son muy populares.

Parece que los MMas:. estamos de moda y ahora hasta terminamos dueños de un enorme tesoro que nadie ha encontrado, aunque sí lo han buscado, como lo cuenta la historia de algunos casos de saqueos a TTemp:. donde se los ha destruido para buscar riquezas debajo del piso ajedrezado. Y nada, no encontraron nada, ni encontrarán, por una simple razón, porque ese Tesoro de los Masones no existe, no está representado en oro y piedras preciosas, coronas perdidas o sarcófagos del Nilo, ni en arcas ni cálices sagrados, ese tesoro está en cada uno de nosotros, los que alguna vez vimos la luz en algún de los cientos de TTemp:. MMas:. que se esparcen por la Tierra.

Pero como todos los tesoros, el verdadero Tesoro de los Masones es la suma de muchos objetos espirituales, casi tantos como el de la película aquella. Ahora que soy Mas:. y he podido entrar a la escondida cueva donde se guardan todas estas riquezas, por llamar metafóricamente al hecho de estar en una Log:., hay una de ellas que me ha llamado mucho la atención desde el principio, entre el fulgor dorado y los destellos luminosos de otras. Esa cosa suele pasar desapercibida para muchos QQ:. HH:., aunque muchas veces hablemos de ella, con esa manía retórica que tenemos algunos MM:., que suena a palabras huecas, muletillas sacadas de los catecismos MMas:. o de los libritos de las LLit:. La tenemos tan cerca y no la vemos brillar, porque cada Ten:. es un reflejo de su uso e importancia.

Es la que más me gusta y la que más riesgo tiene de que el orín del tiempo generado por las piedras sin pulir de muchos de nosotros acabe por convertirla en un tesoro sin brillo, deslucido, una mera máscara vacía, un formalismo que no funciona.

Esa pieza de lujo del Tesoro Masónico es la igualdad entre los HH:., ese saber y sentir de que todo aquel que traspasa las puertas del Temp:. por primera vez ya no es sabio o ignorante, militar o cardenal, ingeniero o abogado, diseñador o estudiante, economista o profesor, detective o médico, astrólogo o astrónomo, vendedor o comerciante, militante de izquierda o capitalista declarado, presidente de república o mecánico de buques, no, desde ese momento es un QH:. Mas:., como si se hubiera despojado de todos sus títulos y bolsas de monedas, de su fama y de su arrogancia.

Por eso, QQ:. HH:., tan importante es mantener a mano martillo y cincel para pulir la piedra, como tener siempre a punto la espada para proteger esta riqueza que está en la misma base del edificio Mas:.

Luchemos para que no caigamos en la tentación de los aduladores, de los cazadores de celebridades para traerlos a engrosar nuestras CCol:., para sentirnos importantes por codearnos con ellos, por llamarlos QQHH:., mientras les tiramos tapetes rojos invisibles a su paso o les lanzamos aleluyas serviles para buscar beneficios profanos. Si ellos se lo merecen, si son capaces, ellos vendrán por caminos que sólo el devenir del tiempo y los sucesos pueden abrir y cuando lleguen y toquen las puertas, y se les abra, ayudémoslos a entender la importancia de cuidar y hacer brillar esa pieza de lujo del Tesoro Masónico: La Igualdad de todos los HH:.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

Masonería: Grados Simbólicos y Grados Filosóficos

Posted by cosmoxenus en 15 abril 2005

Es evidente que nuestra institución está formada por hombres de todas las nacionalidades, razas, orígenes, posición económica, grado de instrucción, profesión, oficio, etc., y solamente guiados por un interés común: el amor a la verdad y a los orígenes y fines del hombre, sin distinción de raza, religión, idioma, u otras categorías discriminativas.

Por lo tanto, es normal que surjan diferencias de criterio en cuanto a valorar ciertos aspectos de la misma, por cuanto no existen directivas u ordenanzas que determinen los modos de actuar para existir como logias masónicas. Solamente el respeto a los Rituales, Ritos, Usos y costumbres, con la mas absoluta libertad. No creo que en ese aspecto exista otra institución mas libre.

Es por ello que en cada país y en cada logia, existen ciertas diferencias mínimas en cuanto al respeto absoluto por las normas tradicionales históricas de la institución. Y muy en particular, en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado.

Para poder responder a la pregunta motivo de este trabajo, deberemos hacer una traslación al mundo profano, y comparar por ejemplo la instrucción de las escuelas comunes, que se dividen en primaria, secundaria y especial o universitaria. Allí por ejemplo se estudia la historia de cada país, pero en cada etapa de esa instrucción se va profundizando el estudio. Así por ejemplo: en la primaria los hechos históricos fundamentales; en la secundaria las razones que produjeron esos hechos y cambios, y en la universitaria otros aspectos políticos, sociales, económicos, etc. mas profundos.

Por lo tanto, es de presumir, que el estudiante universitario, conoce (o debiera) conocer mejor esos hechos históricos que el estudiante de la primaria. Pero no a todos les interesa profundizar estos temas. Muchos se conforman con la enseñanza primaria. Y algunos menosprecian la secundaria y la universitaria. Allá ellos. Son dueños de pensar así. Nadie les obliga a nada.

Volviendo al tema: en consecuencia, es de suponer que el H.·.Masón de mayor antigüedad en la orden, debe (o debiera) conocer mejor ciertos aspectos de la docencia o instrucción masónica.

Los altos grados fueron creados precisamente porque se constató que las enseñanzas del simbolismo dejaban “vacíos” en la formación de los hombres. Teóricamente no, pero en la práctica si. Aquí podríamos aplicar el viejo aforismo que dice “el diablo sabe mas por viejo que por diablo”.

Pero la Masonería Universal es una sola y se divide en Masonería Simbólica y Filosófica, al solo efecto administrativo. Para poder pertenecer regularmente a la rama filosófica, se debe estar afiliado y en regularidad absoluta en una logia simbólica. Es decir: se supone que los mayores conocimientos que este Hermano Masón debe poseer (o se supone debe poseer), se transmitirán a los HH.·. de menor jerarquía con mayor facilidad y profundidad. Caso contrario no tendría razón de ser. Sería una reunión de autoconvencidos. La obligación de pertenecer a una logia del simbolismo, es justamente para tener oportunidad de irradiar o impartir sus conocimientos a los HH.·. mas jóvenes, con su palabra señera.

Así también, para ser Vigilante de una Logia, se debe poseer el Grado de Maestro, se debe estar en condiciones de poder saber impartir la instrucción a los HH.·. de su columna. En síntesis: en todos los órdenes de la vida la capacidad e idoneidad es el requisito esencial para ocupar cargos. No se trata de altos o bajos grados. Es el hombre que debe dignificar al cargo o el grado que posee y no al revés. Los grados no se regalan, se ganan o se los merece. Allí reside aparentemente el problema planteado por el autor de la pregunta que da origen a esta respuesta.

Por lo tanto, por mas que la institución es muy libre y solo basada en la filosofía hemética-iniciática y antiguos rituales, usos y costumbres, es evidente que es muy difícil poder lograr cierto grado de uniformidad en la capacitación de todos. Por eso surgen distintas opiniones sobre asuntos que debieran ser la base del conocimiento y no existir ninguna duda sobre el particular.

El masón que pertenece a los Cuerpos Filosóficos, está en claro sobre los principios filosóficos que nos responden a estas preguntas: “¿quién?, ¿cómo? ¿donde?, ¿cuando? ¿Porque? ¿Para que?”. Y obra en consecuencia. Aun en el simbolismo debiera obrarse así. Ganarían en profundidad sus conocimientos.

El buen masón debe conocer y practicar el Código Moral Masónico, y tener en cuenta que los masones que nos han precedido en el Siglo XVIII y XIX han influido enormemente en la sociedad de su época, en cambio en el siglo XX son pocos los frutos trascendentes logrados. Han “vivido del recuerdo de los que han sido” repitiendo con cierto orgullo: “fulano de tal fue masón”. Pero ellos ¿que han hecho por el bien de la humanidad?, como si ya se hubiese cumplido lo que dice el último párrafo del Código Moral citado. Si así fuera la masonería estaría demás como institución, ya habría cumplido su labor para con la humanidad.

Craso error, queda mucho por hacer por la paz mundial, por ayudar a eliminar el fanatismo religioso, por evitar las guerras, el hambre, la miseria, las enfermedades, la desigualdad social, y sobre todo la justicia con equidad y que los pueblos supieran elegir a las autoridades que los gobernarán.

Por lo tanto, estimo que mas de discutir sobre quién es mas que otro, pienso que sería mejor que nos dedicáramos a nuestra tarea específica, cual es el pulimento de la piedra bruta, para ser dignos de pertenecer a la institución y poder propagar ante el mundo los ideales de perfección del ser humano que vayamos logrando a medida que “pulamos” y “formemos” nuestra propia personalidad.

Y por último no olvidar que la institución no es la ejecutora de nada. Son sus hombres, que en los templos con el continuo batir de sus mazos sobre la piedra bruta, eliminan las imperfecciones y dejan a la luz la piedra cúbica piramidal, que es el prototipo del hombre ideal que busca la masonería.

Adonai Menniti – M:.M:.
Gran Logia de España

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

El Honor

Posted by cosmoxenus en 15 abril 2005

“El Honor, sentimiento de dignidad que acompaña a todo Hombre que vive de modo íntegro e intachable”

El renombrado Barón de Montesquieu, en su ya clásico tratado de filosofía política El espíritu de las leyes, señalaba que el sentimiento que predominaba en los despotismos era la servidumbre; en las repúblicas, la virtud; y en las monarquías, el honor. Determinado por la posición social, el honor personal se remonta al antiguo sistema de lealtades de los pueblos germánicos, con su entramado de relaciones de parentesco, posesiones y poder.

Con el resquebrajamiento de la sociedad estamental, el honor no desaparece, sino que comienza a ser asumido por aquellos que otrora conformaban la plebe, que carecían de un árbol genealógico que los respaldara, pero sí plenamente conscientes de sus derechos y su valía intrínseca como hombres. La nueva movilidad social se asentaba en el mérito, la iniciativa, el estudio y la erudición, por lo que poco empezaban a valer los viejos blasones del medioevo.

El progreso ético de los últimos siglos, que se desarrolló a la par de una sociedad cada vez más compleja y dinámica, fue depurando el concepto del honor de todos aquellos residuos propios de la aristocracia nobiliaria. Surge, así, el honor como un sentimiento de dignidad personal que acompaña a todo Hombre que vive de modo íntegro e intachable. Lejos de la banalidad superficial de la altivez y el orgullo, el honor caracteriza al verdadero Hombre libre que, deseoso de alcanzar su plena realización personal, permanece firme y sereno ante los embates de lo que intenta apartarlo del camino de la rectitud.

La libertad -en tanto ausencia de coacción- y el honor se entrelazan para brindar al Hombre las condiciones fundamentales para que pueda emprender su marcha vigorosa por el sendero de su continuo perfeccionamiento, utilizando las herramientas de la educación y la atenta observación de la experiencia que nos rodea.

Dr. Jorge A. Vallejos

M:.R:.Gran Maestre de la Gran Logia de Argentina

Buenos Aires, Marzo de 2005

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »