El Amarna

Colección de artículos sobre filosofía primordial, sophia perennis, ocultismo, esoterismo, geometría sagrada, mitología, historia oculta y misticismo.

LIBRO DE LA VIDA

Posted by cosmoxenus en 8 enero 2005

“…Entre la consciencia y el sueño, me deparé con una gran sala.

Al aproximarme percibí un guardián en la puerta que me dijo:

– Nadie puede entrar. Aquí están guardados los “Libros de la Vida”. Aquél que consiga pasar por ésta puerta, podrá tener acceso a su libro y modificarlo a su gusto.

¡Mi curiosidad era enorme! Finalmente, podría escoger mi destino.

Debido a mi insistencia, el guardián resolvió ceder un poco, y me dijo:

– Está bien. Te doy cinco minutos, pero ni un solo segundo más.

¡Yo no podía creerlo! Cinco minutos eran más que suficientes para que yo pudiera decidir el resto de mi vida, finalmente, podría borrar y agregar lo que yo quisiera en el “Libro de mi vida”…

Entré y la primera cosa que vi fue el libro de la vida de mi mayor enemigo.

No resistí la curiosidad. ¿Que estaría escrito en el libro de la vida de él ? ¿Qué sería lo que el destino reservaba para aquella persona que yo no soportaba?

Abrí el libro y comencé a leer. No quedé conforme:

– Verifiqué que su vida le reservaba muchas cosas buenas y no tuve la menor duda. Borré las cosas buenas y re-escribí su destino con una porción de cosas malas.

Luego vi otro libro. De otra persona que no me caía bien e hice la misma cosa…

¡De repente me deparo con mi propio libro!

No podía creerlo. Este era el momento… Iba a cambiar mi destino… Iba a borrar todas las cosas malas e iba a re-escribir solamente cosas buenas. ¡Iba a ser la persona más feliz del mundo!

Cuando agarré el libro, alguien golpeó en mi hombro:

– ¡Tu tiempo acabó! Puedes salir.

¡Me quedé atónito!

– Pero…ni siquiera tuve tiempo de abrir mi libro.

– Así es, dijo el guardián. Yo te di cinco minutos preciosos y tu pudiste haber modificado tu libro, sin embargo, tu solo te preocupaste por la vida de los demás y no tuviste tiempo de ver la tuya.

Agaché mi cabeza, me cubrí la cara con las manos… y salí de la sala.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: