El Amarna

Colección de artículos sobre filosofía primordial, sophia perennis, ocultismo, esoterismo, geometría sagrada, mitología, historia oculta y misticismo.

Reverencia al Destino

Posted by cosmoxenus en 3 enero 2005

-Versión en español por Eduardo e Irany Lecea-

Hablar es completamente fácil, cuando se tienen palabras en mente que expresan tu opinión. Es difícil expresar con gestos y actitudes lo que realmente queremos decir, cuánto queremos decir, antes de que la persona se vaya.

Fácil es juzgar personas que están siendo expuestas por las circunstancias. Difícil es encontrar y reflexionar sobre sus errores, o intentar hacer diferente algo que ya se hizo muy equivocado.

Fácil es ser compañero, hacerle compañía a alguien, decir lo que él desea oír. Difícil es ser amigo en todos los momentos y decir siempre la verdad cuando fuera necesario. Y con confianza en lo que se dice.

Fácil es analizar la situación ajena y poder aconsejar sobre ésta situación. Difícil es vivenciar ésta situación y saber lo que se debe hacer. O tener valor para hacerlo.

Fácil es demostrar rabia e impaciencia cuando algo te deja irritado. Difícil es expresar tu amor a alguien que realmente te conoce, te respeta y te entiende. Y es así que perdemos personas especiales.

Fácil es mentir a los cuatro vientos lo que intentamos camuflar. Difícil es mentirle a nuestro corazón.

Fácil es ver lo que queremos distinguir. Difícil es saber que nos eludimos de lo que creímos ver. Admitir que nos dejamos llevar, otra vez, eso es difícil. Fácil es decir “hola” o “¿Cómo estás?”. Difícil es decir “adiós”. Principalmente cuando somos culpados por la partida de alguien de nuestras vidas…

Fácil es abrazar, apretar las manos, besar con los ojos cerrados. Difícil es sentir la energía que es transmitida. Aquella que toma cuenta del cuerpo como una corriente eléctrica cuando tocamos a la persona correcta.

Fácil es querer ser amado. Difícil es amar completamente y ya. Amar de verdad, sin tener miedo de vivir, sin tener miedo del después. Amar y entregarse. Y aprender a valorar realmente a quien te ama.

Fácil es oír la música que toca. Difícil es escuchar tu consciencia. Alertándote siempre, mostrando nuestras elecciones equivocadas.

Fácil es dictar reglas. Difícil es seguirlas. Tener la noción exacta de nuestras propias vidas, en lugar de tener noción de las vidas de los demás.

Fácil es preguntar lo que deseas saber. Difícil es estar preparado para escuchar ésta respuesta. O querer entender la respuesta.

Fácil es llorar o sonreír cuando dan ganas. Difícil es sonreír con ganas de llorar o llorar de reír, de alegría.

Fácil es dar un beso. Difícil es entregar el alma. Sinceramente, por entero.

Fácil es salir con varias personas a lo largo de la vida. Difícil es entender que poquísimas de ellas van a aceptarte como eres y hacerte feliz por completo.

Fácil es ocupar un lugar en la agenda telefónica. Difícil es ocupar el corazón de alguien. Saber que se es realmente amado.

Fácil es soñar todas las noches. Difícil es luchar por un sueño.

Eterno, es todo aquello que dura un fracción de segundo, pero con tanta intensidad, que se petrifica, y ninguna fuerza lo libera jamás.

Anuncios

Una respuesta to “Reverencia al Destino”

  1. Geddon said

    Hermoso fragmento, muy cierto, muy místico, muy real.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: